Fuera de stock: las definiciones por penales de la 1988/89

penales08

En tren de una mejora en los espectáculos deportivos, la AFA sacó un conejo de la galera para la temporada 1988/89 y metió mano a fondo en el torneo de Primera División. ¿Cómo? Muy simple. Con el caramelito (?) de que los partidos que terminaran empatados, pasarían a definirse por penales, poniendo en disputa un punto extra para el ganador.

Con más contreras que adeptos desde el vamos, a una semana del comienzo del campeonato todavía no estaba bien definido cómo iba a implementarse el sistema en la práctica, cosa que provocó la veloz organización de un amistoso para el domingo 4 de septiembre de 1988. La prueba piloto entre Boca e Independiente, en la Bombonera, por suerte (?) terminó 1 a 1 con goles de Latorre y Ubaldi y se llegó al momento tan esperado por todos: la definición por penales. Pero el desconcierto copó la escena.

El bochorno de la prueba piloto

Desde que terminó el partido hasta que Walter Perazzo pateó el primer penal de la serie pasaron 9 minutos. Si a eso le sumamos que hasta el último penal, el número 18 pateado y convertido por Bochini, pasaron 24 minutos, el chiste duró algo más de media hora. Un bodrio mayúsculo con poca emoción, justamente todo lo contrario a lo que se buscaba. Hasta hubo hinchas de ambos equipos que comenzaron la retirada en medio de la tanda de penales. ¿Qué fue concretamente lo que ayudó muchísimo a hacer la definición un homenaje al aburrimiento? Lo que hasta ese momento pretendía la AFA: que cada equipo pateara su tanda de penales con una pelota distinta y en arcos diferentes.

Así fue como el Rojo pateó sus penales en el arco de Casa Amarilla y Boca en el que da espaldas al Riachuelo. Por consiguiente entre penal y penal se daba una lenta e interminable caminata de Juan Bava y uno de sus ayudantes, el línea Aragno, para cambiar de escenario. Algunos fotógrafos ya tenían su lugar pero hubo otros, evidentemente pichis, que corrían a lo loco todo el tiempo. Si a eso le sumamos una multitud de periodistas en el campo de juego, más los alcanzapelotas, cables y algunos colados pidiendo autógrafos, el escenario era como mínimo caótico.

penales09

En esa insólita espera entre penal y penal pasó de todo. Los arqueros aprovecharon para poner nerviosos a los pateadores y algunos jugadores se deban consejos entre sí. Así fue como como Navarro Montoya le atajó el penal a Pedrito Massacessi, luego de los sabios consejos de Marangoni en una amena conversación a la vista de todos.

Como si todo esto no alcanzara, se dio otra situacion extraña. El punto penal del arco de Brandsen donde pateaba Boca, estaba muy poceado. Entonces los jugadores de Boca acomodaban la pelota donde podían y no donde debían. Sergio Vargas protestó cada penal, mitad en serio y mitad buscando poner nervioso a los ejecutores, cosa que le dio resultado con Tapia y con José Luis Villarreal.

El resultado final fue 8 a 7 a favor de los de Avellaneda, pero la polémica explotó en los vestuarios. Y uno de los más exaltados fue el técnico de Independiente, el Indio Solari: “…los árbitros deberían contar los pasos y no guiarse por los puntos marcados en el campo. Podría darse el caso de que estuvieran marcados más lejos o más cerca de los arcos, según convenga al cuadro local. O tener pozos hechos a propósito. También revisar las dos pelotas con que se ejecutan las series de tiros. La que no está en juego debería tenerla el linesman para evitar que la desinflen…”. Medio paranoico el Indio. Y eso que había ganado. La revista El Gráfico fue más lejos y hasta sugirió que los travesaños podían tener alturas distintas. La semilla de la duda estaba instalada y viendo el bochorno llevado a cabo, la AFA cambió a último momento la reglamentación y decidió finalmente patear con la misma pelota y en el mismo arco todos los penales. Sentido común que le dicen.

El estreno

En la jornada inaugural, el 11 de septiembre de 1988, los hinchas se levantaron temprano y aunque ninguno lo reconozca (?), hasta hubieran puesto guita para estrenar ese mismo domingo la novedad. En especial los de Boca luego de ver la chapa final en derrota 1 a 0 contra Deportivo Armenio, en la Bombonera. Sin embargo los elegidos fueron apenas cuatros equipos.

penales01

La primer definición empezó a patearse en Caballito tras un 0 a 0 entre Ferro y Newell’s. Tiró Almirón pero se lo atajó Vivalda. Luego le tocó a Miranda pero el Gringo Scoponi se ganó el sueldo. El tercer penal fue para un especialista del gol como Víctor Rogelio Ramos, pero lo tiró afuera. Venía media dura la mano hasta que el Mudo Itabel por fin desvirgó al sistema. Tras el triunfo 3 a 1 para los de Oeste, los micrófonos pusieron a Vivalda ante una prueba de fuego. Y el uno demostró tener los pies sobre la tierra: “…sí, claro que hoy fui el héroe, pero esto dura una semana. El domingo que viene tengo que escribir otra historia…”. Igual lo de los pies sobre la tierra seguramente fue porque ya para la segunda fecha volvía al once titular Teresa Cancelarich, así que no hubo mucho más lugar para las historias de Vivalda.

Mientras tanto, en Córdoba todavía había empujones que demoraban el inicio de la definición. Es que en el 1 a 1 entre Talleres y Mandiyú, a los correntinos, por ser debutantes, les hicieron pagar derecho de piso mal pasó de todo. Ganaba Mandiyú 1 a 0 hasta que, a los 90′, el árbitro Mario Gallina cobró un penal medio dudoso para Talleres. Pateó el Colorado Vieta, atajó Medrán, pero en el rebote el mismo Vieta la mandó adentro rompiendo red y todo. Medrán salió corriendo a protestarle al juez ya que suponía que como se había cumplido el tiempo reglamentario no debía haberse convalidado la segunda jugada. Ante el intento de apriete, el juez lo expulsó, hizo sacar del medio y terminó el partido. Mandiyú se había quedado sin cambios y su técnico Don Juan Manuel Guerra habrá extrañado más que nunca sus tardes de Ascenso.

Tras unos minutos de deliberación en pleno campo de juego, el uruguayo Wilmar Cabrera, número nueve debutante esa tarde, se calzó el buzo y fue por la hazaña. Pero no pudo hacer absolutamente nada en los penales de Pochettino, Zabala y Váttimos. Pero en el match point que tuvo el Tallarín, volvió a armarse la goma. Tiró Apud, Cabrera voló hacia su derecha y lo atajó. Sin embargo, Gallina, con la gorra puesta lo hizo patear nuevamente por adelantamiento del arquero (?). Volvió a patear el Turco Apud y volvió a atajar Cabrera. Pero el árbitro, ya hecho un forro hizo ejecutar el penal por tercera vez, previa amonestación para el improvisado guardameta. El triunfo final fue 4 a 2 para Talleres pero las suspicacias le empezaban a dar de comer a todos menos a la AFA.

Para todos los gustos

En la segunda fecha hubo más empates que en la primera jornada, pero el foco de atención y bizarrez estuvo sin dudas en la cancha de Deportivo Español, donde el Gallego empató 2 a 2 con Independiente. Se patearon 28 penales, Sergio Vargas atajó tres, el Puma Rodríguez erró dos, ganó el Rojo 12 a 11 y la decepción fue enorme en la platea local. Tras 18 minutos de fusilamientos, un vitalicio habló a corazón abierto: “… acá ya inventaron el dulce de leche y la birome. Ahora los argentinos inventaron ésto. Qué país..”. La modalidad ya estaba en marcha pero evidentemente no cerraba. El Gráfico hizo una encuesta entre los jugadores y técnicos de primera división y un abrumador 79% le dijo NO a los penales. Hasta hubo urnas en algunas canchas y los primeros 14.000 votos confirmaron una tendencia generalizada en contra del nuevo sistema. Pero recién iba la quinta fecha, así que todavía faltaba mucho por ver.

penales02

Aparecieron goleadas (?) como el 4 a 1 de Ferro a River luego de empatar en un gol. Hubo partidos parejos (?) como el CentralTalleres que terminó 2 a 1 para los rosarinos, luego de empatar 1 a 1 en los 90′. Esa tarde, Lanari y Ruiz Díaz se mataron palo y palo atajando penales y sobre nueve ejecuciones los únicos que pudieron meterla fueron el Patón Bauza, Váttimos y Di Leo.

Hubo fechas plagadas de definiciones como la tercera, donde ocho partidos terminaron empatados y hubo también fechas con una sola definición, que encima dejó un enorme sabor a injusticia, el caballito de batalla favorito de los detractores de la nueva modalidad. Fue en la sexta fecha, cuando Argentinos y San Lorenzo empataron 1 a 1 en cancha de Ferro. El tema es que esa tarde Silvio Rudman la rompió, fue la figura de la cancha, hizo el gol del empate a los 85, pero en la serie erró el último penal y el Ciclón del Bambino festejó el punto extra. Igual Veira demostró su afecto (?) palmeando a la joven estrella y endulzándole los oídos con un “…pibe siga así, hoy la rompió…”.

penales03

También hubo casos de tipos en los que evidentemente el destino les guiñó un ojo. O como llamarse Carlos Fortunato y ser tapa. En el PlatenseRacing de la primera rueda, cuando el micro Calamar llegó a la cancha de River donde hizo de local, su arquero Manuel Serrano bajó, firmó la planilla, se metió en el vestuario, pero empezó a sentir mareos. Cuando le preguntaron si estaba para jugar, fue bastante claro: “…estoy destruido. Ayer me dieron una inyección con vitaminas porque estoy engripado y me provocó el efecto contrario. En estas horas bajé como 4 kilos…”. El técnico José Manuel Ramos Delgado no lo pensó dos veces y mandó a la cancha a Carlos Fortunato, quien terminó siendo figura y hombre clave en el 6 a 5 por penales al taparle el penal a Colombatti.

Por supuesto que hubo películas de alto contenido emotivo. Como el clásico platense en 1 y 57. Tras empatar 1 a 1, Estudiantes y Gimnasia pusieron en juego mucho más que el punto extra. O sea, el poder caminar tranquilo por la calle al día siguiente. Y Moriconi, ese 7 de mayo de 1989 se vistió de superhéroe y pasó a la historia al atajar en fila los cuatro penales pateados por Dalla Líbera, Ponce, Nardoni y Trotta. Tras el 2 a 0 final del Lobo al Pincha, el uno Tripero no pudo contenerse y reveló por dónde pasaba el tema: “…los arqueros terminamos luciéndonos en este tipo de definición, pero como no tenemos nada que perder corremos con ventaja. Ojo, no tengo secretos. Veo los videos y me tengo una gran confianza…”.

penales04

También hubo definiciones que dieron lugar a enormes vendidas de humo para salvar la ropa. Como la de Menotti tras el empate de River en el Parque Independencia que terminó siendo derrota en los penales: “…en los entrenamientos es muy dificil atajarle un penal a Balbo o a Basualdo. Los nombro a ellos porque son los que fallaron contra Ñuls. Pero de ninguna manera los hago responsables del resultado. Yo lo que cuestiono es el sistema…”. Más allá del chamuyo, lo cierto es que Scoponi le atajó sus penales a los ex Lepra y River quedaba bastante relegado en la lucha por la punta.

penales06

Y así, penal va, penal viene, llegamos a un aborto de la naturaleza ocurrido el 20 de noviembre de 1988. Fecha histórica, y no porque San Martín de Tucumán haya metido seis goles en cancha de Boca, sino porque se dio lo que en su momento fue bautizado como el partido más largo del mundo. Fueron 90 minutos de un emotivo 2 a 2 entre Argentinos y Racing en Caballito, más el entretiempo, más el break antes de los penales, más 44 penales ejecutados en poco más de 45 minutos de lotería a mansalva. En la serie inicial de cinco, sólo erraron Wálter Fernández y Dertycia. En la tortura de el que hace el gol gana, tras una infinidad de goles y la conversión de Lamadrid, erró Chupete Vázquez. Pero el match point para el Bicho quedó en las manos del uruguayo Balerio al atajarle el penal a Ereros. Tras varios goles más, erró Racing en los pies del Panza Videla y aseguró Gáspari dándole el triunfo 20-19 a los de La Paternal. De más está decir que el aburrimiento había ganado por goleada y a los protagonistas no les hacía ninguna gracia patear tres rondas de penales o ser los villanos rifando un buen partido con un penal desviado.

penales07

Cierre a toda orquesta

Hubo muchos más penales, y claro que hubo vencedores y vencidos. En la antepenúltima fecha el Rojo empató 0-0 con Racing  pero se impuso 4 a 1 en los penales y se llevó un punto clave para escaparse al campeonato y casi enterrar al Boca de Pastoriza. En la última jornada hubo varios shows de penales pero se destacó el Talleres 10 – Argentinos 9, tras un aburridísimo 0 a 0. Se patearon 22 penales en el Chateau, pero la AFA a esa altura ya tenía tomada la decisión. Haciéndose eco de las encuestas y del malestar general, discontinuó inmediatamente el sistema de poner en juego un punto extra mediante la definición por penales, volviendo para la temporada 1989/90 al sistema de competición tradicional. Hay que decir que si las intenciones incluían hacer al fútbol más ofensivo, la realidad mostró que los equipos que habitualmente se colgaban del travesaño, pusieron un poco más de empeño, ya que encima tenían la chance de robar un puntito más.

Para el recuerdo quedaron equipos que se transformaron en récord (?) como Mandiyú con 19 definiciones disputadas, Vélez con 12 ganadas o Instituto que, haciendo gala de su poca puntería, ganó una sola vez desatando un festejo conmovedor. Y como los arqueros fueron obviamente los protagonistas, el podio quedó conformado por Moriconi de Gimnasia con 22 penales atajados, Sarmiento de Deportivo Armenio con 20 y Bartero de Vélez con 19. Todos datos que no aportan casi nada a excepción de que cualquiera podía tener una tarde de gloria gracias a las definiciones por penales en caso de empate.

42 comentarios en “Fuera de stock: las definiciones por penales de la 1988/89

  1. La definición por penales es épica, justamente, porque sirve para definir instancias excepcionales. Finales, eliminaciones de octogonales, Libertadores, mundiales, Copa América…Pero definir por penales TODOS los partidos le quita el aire de “cosa excepcional” que tienen. Qué carajo tienen en la cabeza algunos directivos del AFA es una pregunta que hace años nos da vueltas la cabeza a muchos.

    Excelente posteo. Saludos baldoseros.

    Damian.

    Me gusta

  2. En Brasil se opusieron; empataron no me acuerdo quienes eran, y lo dejaron al árbitro con el pito en la boca y se fueron por el túnel sin patear los penales. En Argentina era la época del River de Menotti, quien anticipó que no le interesaba la definición desde el punto del penal, que para él el partido terminaba en el minuto 90, bla, bla. A pesar de ello, River cosechó el puntito en una recordada definición en la ribera, la tarde que fue robado por un árbitro que le anuló un gol a Passarella y Comizzo se consagró en la valla millonaria.
    Los penales fueron un “anuncio-divino” de lo que nos ocurriría en el Mundial de Italia…

    Me gusta

  3. En la segunda rueda de ese campeonato empataron en Córdoba Talleres y Central 5 a 5 (luego ganó Talleres por penales 3 a1). Hubo más goles durante los 90 minutos que en los penales.

    Me gusta

  4. El partido en q Moriconi atajo los penales y lo gano Gimnasia los “periodistas” lo dan como empatado, restando un poroto en los historiales para gelp… ahora yo me pregunto las finales q gano boca por penales son nulas tambien? y algunos andan llorando…

    Me gusta

  5. Aquí en Chile, a inicios de ese año 1988 la Federación de Fútbol mezcló en un campeonato de preparación (símil Copa del Rey) a los equipos de 1ª y 2ª divisones juntándolos en 4 zonas, cada una de ellas integrada por 4 equipos de Primera y 6 de Segunda. El gran atractivo con que se fue presentado el torneo no era el de juntar en un mismo grupo equipos de divisiones distintas, sino la idea de que tras los partidos que terminasen empatados se debía definir por penales, dándole 2 puntos al ganador y 1 al perdedor mientras que al ganador de los ’90 reglamentarios recibía 3 puntos.
    Esta idea no nació de los dirigentes del fútbol, sino que de los militares que por aquéllos años (¡cómo no!) dirigían el organismo gubernamental de deportes que le presentaron a la Federación de Fútbol un proyecto para reorganizar sus competencias, a cambio de un mayor aporte de $ estatal si dicho proyecto era aceptado por los clubes. Era que no, si ese mismo año el dictador innombrable se jugaba en un plebiscito la opción de seguir oprimiéndonos 8 años más.
    Lo loco, era que estos desempates por penales también debían jugarse en los partidos de ida y vuelta de cuartos de final y semifinales, por lo que en una ocasión se produjo el absurdo de ejecutar 2 definiciones de lanzamientos penales distintas al cabo del mismo partido. Dicho campeonato sólo se jugó en 2 ocasiones: al inicio de las temporadas 1988 y 1989 y afortunadamente nadie lo recuerda como para reimplantarlo.
    Para terminar, les cuento que ese torneo tenía un antecedente en 1974. Durante el receso mundialista también se jugó un campeonato por zonas donde estaban reunidos equipos de ambas divisiones con definición a penales al cabo de los empates, sólo que la diferencia era que el ganador de la definición se llevaba 1 punto y el perdedor, nada. Así que la AFA no fue la precursora en este tipo de locuras, muchachos. Saludos!!

    Me gusta

  6. “…Lo que hasta ese momento pretendía la AFA: que cada equipo pateara su tanda de penales con una pelota distinta y en arcos diferentes.
    Así fue como el Rojo pateó sus penales en el arco de Casa Amarilla y Boca en el que da espaldas al Riachuelo. Por consiguiente entre penal y penal se daba una lenta e interminable caminata de Juan Bava y uno de sus ayudantes, el línea Aragno, para cambiar de escenario. Algunos fotógrafos ya tenían su lugar pero hubo otros, evidentemente pichis, que corrían a lo loco todo el tiempo. Si a eso le sumamos una multitud de periodistas en el campo de juego, más los alcanzapelotas, cables y algunos colados pidiendo autógrafos, el escenario era como mínimo caótico…”

    ¿ESTO QUE ACABO DE LEER FUE REAL???, PARECE QUE LOS DISPARATES DE LA AFA NO SON COSA NUEVA. FUE COMO UNA PROFECIA DE ITALIA 90…

    Me gusta

  7. habría que implementar este tipo de definiciones en el clausura inmeditamente anterior a que se juegue cada mundial (En este ya dormimos) para levantar la puntería. La otra es que alguno de todos los ñoquis de la AFA se tome la molestia de estudiar la tendencia de ejecución de los posibles rivales de Argentina a partir de cuartos y se lo anote al arquero de turno en un pelpa. aah.. me olvidaba, la otra es llevar al Goyco de tercer arquero y dejar un cambio siempre a mano para los últimos 10´´ (más no porque más vale arriesgarse a que terminen el partido antes que someter al 1 a que le puedan mandar un centro). Además sería justo que Diego le devuelva el favor al goyco después de que este lo bancará en la Noche del Diez (?)

    Me gusta

  8. Me imaginó a algunos técnicos dedicándole al menos una hora por día a patear penales..Alguién sabe cual fue el equipo más beneficios sacó de esta reglamentación y su DT.?

    Me gusta

  9. Yo me acuerdo de un partido entre Central y Armenio en el Gigante…A los 40 del ST Armenio ganaba 3 a 0, a los 43 desconto Pizzi, a los 45 Jorge Díaz y ya en el descuento Pizzi puso el 3 a 3. Creo que en los penales, encima, ganó Central….

    Me gusta

  10. El arquero de Racing en la definición con Argentinos fue Balerio y no el Pato Fillol. Y el partido que atajo el culo roto de Fortunato fue increíble, la pelota no entraba por ningún lado.

    Me acuerdo también de Costas y Olarán errando penales una y otra vez todos los fines de semana (contra el Lobo un partido que termino 1 a 1 por ej.) y como iba a la escuelita de Racing de VP los teníamos de técnicos y todos los pibes los delirabamos ¡¡

    Me gusta

  11. Excelente post.
    Falta mencionar que los que ganaban en los 90 obtenían 3 puntos, cuando en temporada sin penales eran 2 las unidades a repartir. Fue la única manera de hacer entrar el punto extra para el que ganaba la definición.

    Me gusta

  12. GALLINA LA PUTA QUE TE PARIO!!!… todos los partidos bombeaba a Mandiyu… uno contra Velez jugado en Corrientes le anulo 3 o 4 goles al albo… y como no podia ser de otra manera lo gano Velez 1 a 0.. el muy hijo de puta o era chaqueño o no nos queria nomas de onda…

    Me gusta

  13. Alguien se acuerda de que los yanquis en la liga de allá (la más importante, la Major) habían hecho algo similar? Creo que se llamaba “Shotouts”, o algo así. Un jugador se jugaba un mano a mano con el arquero, saliendo de mitad de cancha o casi. Al principio parecía buena la idea, pero terminó siendo una cagada.

    Salute!

    Me gusta

  14. Solo para decir que Carlos Fortunato es el primo de mi vieja y padrino de mi hermana. Es mas salio en una foto de En el placard donde River le hace un gol con la camiseta azul de Platense

    Ya hay un famoso familiar en la baldosa (?). Pepito mas respeto que es familia

    Me gusta

  15. Aunque nos beneficiaba a los equipos chicos que,colgandonos del travesaño y con un poco de suerte,nos podiamos llevar los tres puntos contra el equipo del momento,el sistema era una cagada,desnaturalizaba el juego.

    Me gusta

  16. Todo muy didáctico pero “olvidaste” el penal mas importente del campeonato…Checho Batista definiendo el clásico. Y lo nervioso que se puso Daniel Alberto al cruzar la Bombonera bajo un mar de silbidos……

    Me gusta

  17. Por otra parte, como dato interesante a la definición de Racing y el bicho, agregar que el muy pelotudo de Balerio (tipo odiado en el club) se tiro todos los penales para el mismo lado (recurso del Pato Fillol) y los jugadores del bicho onda que a partir del penal 20 se empezaron a dar cuenta y fue todo un boludeo.

    Me gusta

  18. increíble lo de la AFA pretendiendo que se pateara un penal en cada arco, qué imbéciles, encima tuvieron que hacer un partido de prueba para comprobar semejante disparate.

    Yo todavía me acuerdo de las gallinas festejando una mísera victoria por penales contra Boca después de un infumable 0-0, quién lo diría con los cultores del fútbol lírico que tenían en el banco en ese momento.

    Me gusta

  19. Uno de los mejores insultos que escuche en la cancha fue para Mario Gallina, uno le grito : Gallina hijo de Mazorin! justo habia sido el quilombo ese de los pollos en el gobierno de Alfonsin. No lo olvido mas.

    Me gusta

  20. Fui uno de los alcanzapelotas en ese Ferro 0 – Newell’s 0 y en el Ferro 1 – River 1… Golazo de Balbo y empate con otro golazo de Garré… uno de los penales lo erró Passarella para ellos atajaba Comizzo y los patearon en el arco que da Martin de Gainza… muchos recuerdos… nosotros los pendejos de inferiores que hacíamos de alcanzapelotas en Ferro estabamos en el 7º cielo con los penales…

    Es increible volver a ver tambien aunque en fotos… aquellos viejos arcos “cuadrados”!!!

    al de Nick Ferrito: en aquella época era muy jodido hacerle un gol a Ferro en caballito… me acuerdo de las puteadas de muchos tecnicos por ese motivo.

    Me gusta

  21. otros fuera de stock podrían ser:

    *el arquero líbero

    *el líbero (último defensor y único central que si era el caso tenía que correr toda la cancha)

    *los carrileros

    *Y POR ULTIMO una mala costumbre que se instaló en los 70s y hasta finales de los 80s y era LA DE CELEBRAR COMO GOL un penal favorable durante los 90 minutos de juego……….ANTES DE IR A PATEARLO Y CONVERTIRLO!!!

    Me gusta

  22. Bueno..un hinca d boca hablando de festejar misera victoria por penales…el mejor chiste de 2010…3 copas libertadores x penales, una supercopa, una intercontinental y una sudamericana…sin palabras.

    Me gusta

  23. robce, creo que una cosa festejar una victoria por penales que te da una Copa o la eliminacion del clasico rival y otra cosa es festejar una victoria por penales que te da 1 puntito que no sirve para mucho.

    Me gusta

  24. las victorias x penales no se debn festejar nunca….una cosa es ganar en la cancha en los 90 minutos o en un alrgue y otra muy distinta es hacerlo casi x azar…!!! tiene razon robce , pero claro como los bosteros todo lo ganaron a penales no lo van a entender nunca lo sucios malparidos hijos de recontramilputas……!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

  25. No rompan las pelotas.

    Si eliminan del recuento los campeonatos ganados por penales, Boca igual tiene más Libertadores e Intercontinentales que River.

    Me gusta

  26. Respecto a las dificultades que los equipos tenían para convertirle goles a Ferro Carril Oeste, me acuerdo que “El Gráfico” en 1987 publicó un informe preguntándose si el fútbol estaba empeorando (o algo parecido, pero en ese sentido) como crónica de un encuentro en que el verde de Caballito y Boca Juniors igualaran 0 a 0.

    Me gusta

  27. Yo me acuerdo ese año… el punto extra que ganabas por la definicion por penales no contabilizaba para el decenso.
    Me acuerdo porque Gimnasia de La Plata era uno de los equipos que mas definiciones por penales tuvo, y mas definiciones ganaba (ademas, creo, tenia el arquero que mas penales atajo), pero mientras subia lentamente en la tabla del campeonato, decendia cada vez mas en el promedio.

    Me gusta

  28. Increible que haya pasado esto en el futbol argentino.. y mas todavia lo del amistoso!! jajaja… yo tenia 1 año nomás pero me encanta el futbol de fines de los 80 y de los 90.. repleto de bizarreces.
    Pobre Mandiyú y su arquero improvisado.. que manera de robarlos
    Otra oportunidad para que Menotti venda humo

    Me gusta

  29. Estaria bueno saber quien fue el equipo que vas efectividad tuvo en (en %)… no el q mas ganó (xq si ganó 10 y disputó 18 no es muy efectivo) y el arquero que mas efectividad tuvo… El de Gimnasia fue el q mas atajó pero habría que ver cuantos le patearon.. algo copado para algun amante de la estadistica..

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s