Guirland Carlos

Carlos Alberto Guirland Báez

Lo que tenía de talentoso lo tenía de desafortunado. Carlos Guirland era un volante de creación con técnica depurada y facilidad para los firuletes, grandes condiciones que balanceaba con escaso poder de gol y una marcada tendencia a volverse invisible cuando la mano venía torcida. Humano al fin, en su Paraguay natal fue todo un predecesor. Precedió a Nelson Cuevas en eso de jugar pocos minutos, a Larissa Riquelme en hacer calentar a todo un estadio, y a Fernando Lugo en aquello de escaparse por la puerta trasera.

Luis Cubilla lo hizo debutar en la época más próspera de Olimpia y en 1990 apareció sonriendo en la foto del campeón de la Libertadores y haciendo pucherito tras perder la Intercontinental ante el Milán. Claro que en ambos retratos posó con la pechera amarilla puesta, de minutos en cancha mejor ni hablar. Lo mismo le pasó en su Selección cuando integró la lista en las copas América de 1989 y 1991, eclipsado por Guido Alvarenga, Gustavo Neffa y Luis Monzón.

El punto de inflexión en su carrera fue la serie final de la Libertadores 91 ante Colo Colo. Guirland fue titular en el primer partido por la lesión de Raúl Amarilla y desperdició tres claras ocasiones en el empate 0 a 0. En la revancha fue reemplazado por Félix Torres, pero debió ser el primer relevo ya que el otro delantero, Adriano Samaniego, se había pegado un tiro en el pie en la previa al encuentro. Así como suena, sin (?). Y Guirland se comió dos goles más. Y si, cuando un equipo chileno sale campeón es como para que los rivales se peguen corchazos en las patas.

Convivió los siguientes doce meses con la burla y la humillación. Trasca (?) en la Supercopa de ese mismo año desvió el penal con el cual perdieron la definición ante Cruzeiro en semifinales. Guido Alvarenga, en un intento por ganarse el cielo, les recomendó su contratación a los dirigentes de Mandiyú y así, de momento, Guirland terminó con su calvario. El Paraguayo comenzó el Apertura 92 como titular, pero con el correr de las fechas fue perdiendo terreno hasta quedar relegado a quedarse en su departamento a la hora de los partidos. En total fueron 20 encuentros en Primera, sin goles y con el placer de haber jugado junto a leyendas como Roberto Lugo, Héctor Morán y Rubén Beninca.

Regresó a Olimpia, donde respondió con fútbol a los silbidos iniciales y tuvo la oportunidad de redimirse en la final del campeonato de 1994. Tras el empate 0 a 0 con Cerro Porteño, el título se definió con tiros desde el punto penal. En la cuarta ejecución y ante un Defensores del Chaco expectante, Guirland se paró frente a Danilo Acebal, tomó aire, lo miró a los ojos, volvió a tomar aire, se abalanzó sobre la pelota y… ¡Por arriba del travesaño! Luego el mismo arquero marcó el penal definitivo y El Ciclón salió campeón. Cuando la suerte que es grela, decía un tango.

Tras seis meses exiliado en Sol de América, Guirland regresó a la Argentina, pero ahora para jugar en la B Nacional para Atlético Tucumán (95/96). En El Decano fue suplente de aquel equipo dirigido por Jorge Higuaín que pecheó perdió la semifinal por el segundo ascenso ante Instituto y que estaba conformado por: Pogany; Morales, Pedro Monzón, Jeréz y Moner; Camote Acuña, Lenguita, Andrés Bogado y Cristian Favre; Aballay o Graciani y La Rata Rodríguez además de Camilli, Jorge Gabrich y Portugal como reemplazos.

Buscando alejarse aún más de Paraguay, Guirland se fue a Chacarita, donde mostró un nivel discreto y hasta convirtió los 4 penales que ejecutó. El Funebrero terminó en mitad de tabla de la zona permanencia en aquel cachivache organizativo llamado Primera B Nacional 96/97 y de esta manera culminó la aventura del Paraguayo por estas tierras.

Tras un paso por Audax Italiano (1997/1998) y Deportes la Serena (1999) de Chile, tuvo el valor para culminar su carrera en Los Estudios Universal de la segunda paraguaya. Luego desapareció en el más absoluto de los silencios. Seguramente para que nadie le recuerde aquella serie ante Colo Colo. O el penal ante Cruzeiro. O el penal ante Cerro Porteño ¿Quién sabe? Por ahí se cambió la cara. Lo concreto es que para la fiesta por el 20° aniversario de la obtención de la Copa Libertadores de 1990, una invitación jamás encontró destinatario…

24 comentarios en “Guirland Carlos

  1. Volver de bailar a las 6 de la mañana , entrar a la pagina y ver el post de guirland con la figurita del album 93 es algo que no tiene precio, no lo cambio por nada. Otro extranjero de olvidable actuacion en este pais que figuraba en ese plantel de mandiyu y por ende en el album era el uruguayo kanapkis.

    Me gusta

  2. jajaja el ejemplo clasico del talentoso pero gelido, combinado con una habilidad palermica (?) para los penales. lo que mas me mato fue “Y si, cuando un equipo chileno sale campeón es como para que los rivales se peguen corchazos en las patas.” jajajajaja y la definicion en el 94, tal vez queriendo hacerle un homenaje a Baggio, que crack!

    ah, y con Beninca no, manga de putos! idolo eterno del Emelec campeon del 88, el estadio/basurero mas grande de la costa del Pacifico lo inauguro el.

    Me gusta

  3. Para el 25º aniversario de la obtención de la Copa Libertadores de 1990 faltan unos años, salvo que haya cambiado tanto la aritmética.

    Me gusta

  4. Fernando Kanapkis integró el plantel de Danubio que salió campeón del fútbol uruguayo en 1988 teniendo como compañeros a algunos jugadores que estuvieron en la Argentina con dispar suerte (Javier Zeoli, Ruben Pereira, Eber Moas, Ruben Da Silva, Gustavo Dalto). También integró el plantel que disputó la Copa Libertadores en 1989, la mejor actuación de la institución de Maroñas (fue el primer equipo de otro país que le ganó a Cobreloa en el desierto de Calama; llegó a semis, donde fue eliminado por aquel gran equipo de Atlético Nacional que en Medellín le ganó 6 a 0 con 4 goles de Albeiro Usuriaga).

    Me gusta

  5. Ruben Beninca es ídolo en el azul y plomo de Guayaquil. Integró el plantel campeón de la Copa Guayaquil y del Campeonato de 1988 junto a otros uruguayos (Javier Baldriz, Miguel Falero).

    Me gusta

  6. Justicia Blanquiceleste el otro día miraba “El Secreto de sus ojos” y en la parte en que Francella está en el bar y el choborra le relata la biografía de cada uno de los personajes que aparecen en las cartas que escribió el asesino, te me venías a la cabeza, aunque no te conozca. Es medio puto el mensaje este pero quería demostrarte la admiración hacia tus conocimientos.

    Del homenajeado no puedo decir mucho: Un paragua jugando de diez, hmmmm

    Me gusta

  7. Esto da para comentar de todo, y eso está buenisimo!!!
    A proposito de lo que dice profesor sobre “El Secreto de sus ojos”, y dirigido a Justicia Blanquiceleste:¿Notaste en el relato del partido en cancha de Huracan,cuando Muñoz dice:El Gringo Scotta? El gringo Scotta jugaba por entonces en San Lorenzo,y el Scotta que nombra(lamentablemente falllecido en Colombia en un terremoto), es Nestor “el tola”
    Scotta,hermano del gringo.
    Capaz que ya lo sabias, y hablo al cuete.
    Saludos y abrazos para todos!!!

    Me gusta

  8. Cuatro recuerdos con relación a la participación de Olimpia en la copa de 1989. El primero es que participó de un sospechoso partido que perdió 4-5 contra Sol de América (sospechoso porque en la última fecha de la fase de grupos, debían jugar los paraguayos entre sí y los chilenos de Colo Colo y Cobreloa; a los 25 minutos se suspendió el partido entre Olimpia y Sol de América por un corte de luz y lo reanudaron al día siguiente cuando ya se conocía el 2-2 entre los chilenos y que resultado debía darse para que clasificaran los dos equipos guaraníes y dejara afuera a Colo Colo). El segundo es el emocionante partido entre Boca y Olimpia en el partido de vuelta de la segunda fase (Olimpia había ganado en la ida 2 a 0 en Asunción en un partido diurno -con dos goles de Raúl Amarilla- y en la vuelta, faltando un par de minutos para terminar, Walter Perazzo logró poner el 5 a 3 en favor de Boca que le posibilitaba llegar a la definición desde el punto del penal, que finalmente perdió; el recuerdo está en como temblaba la cámara del viejo canal 9 luego de convertirse el gol) y el tercero es la vibrante final contra Atlético Nacional en El Campín de Bogotá (en Asunción había ganado Olimpia 2 a 0 y en Bogotá el equipo “paisa” por el mismo marcador; se ejecutaron 18 penales, René Higuita atajó 4, Ever Almeida 2, el equipo dirigido por Francisco Maturana se impuso por 5 a 4 en la definición con tiros desde el punto penal). El último recuerdo es que ese equipo olimpista tenía jugadores como Ever Almeida, José Chamas, Roberto Krausemann, Jorge Guasch, Gabriel González, Raúl Amarilla, Alfredo Mendoza, Miguel Sanabria (quien en 1991 -jugando para Bolívar- le hizo los dos goles conque el equipo celeste le ganó a Boca 2 a 0 en La Paz), Rafael Bobadilla (quien pasó por Unión en la temporada 1987/1988 junto a Anthony De Ávila y por San Lorenzo en la 1989/1990), Carlos Vidal Sanabria, Gustavo Neffa, Félix Torres.

    Me gusta

  9. Bruce Lee decia que desde que se invento la polvora se terminaron los guapos. Yo digo, desde que se invento Google se terminaron los memoriosos. Lo que hace Justicia Blanquiceleste es simplemente buscar informacion en Google. Ladron de ideas, tipico argentino.

    Me gusta

  10. Chichichichile, algunos datos (la mayoría) los aporta mi memoria, otros los busco por Internet. Desde luego es incomprobable para quienes leen mis comentarios, pero si mis datos sirven para la memoria colectiva, bienvenidos sean. Y para culminar amistosamente con la afrenta del estimado lector chileno (espero que no seas otro embustero como Pepincachai), tampoco creo que todo lo que aparece en Google sea confiable.

    Me gusta

  11. Chichichichile, te encomiendo una búsqueda por Internet (aparte de algún aporte que hice en esta página y que se encuentra replicado en otras): Aldo Horacio Bochini en Racing, Daniel Aparicio Godoy en Racing. Si lo encontrás, publicalo acá. Saludos.

    Me gusta

  12. chichichilelele , vos no podes aportar casi ningun dato futbolistico de tu pais, ni utilizando la memoria ni recurriendo al google, ya que nunca ganaron nada.

    Me gusta

  13. Otra cosa Chichichilelele, y ahora sí doy por terminada la cuestión, nunca me presenté como un especialista o un sabihondo del fútbol, solo comparto lo que recuerdo o se (tampoco todo te lo da Google). Por último, ¿en qué te basás para afirmar que todo aquello que es ilícito es típicamente argentino? Hay argentinos que tienen un comportamiento social que merece ser repudiado, es cierto, pero no son los únicos (sobre todo en Latinoamérica) que lo tienen estimado Chichichilele. Estamos en una página en la que se escribe sobre fútbol. Abrazo.

    Me gusta

  14. Soy chileno y este tipo tuvo buenos pasasjes en nuestro fútbol, no a niveles altos, pero lo recuerdo como un buen jugador en Audax Italiano sobretodo

    Me gusta

  15. Blanquiceleste tu porte, tu compostura y tu respeto son admirables en como te dirigis a este chileno, debes ser todo un gentleman y es fabuloso, te acompaño en tu andar, pero dejame complementar tus respuestas al chileno con mi perfil, CHILENO DE MIERDA, MUERTE DE HAMBRE, FEO, INDIGENA Y LA RECONCHA DE TU PUTA MADRE, MORITE AHOGADO POR UN TSUNAMI, LADRON Y CROTO, ahora si estoy mas descargado!!!

    Me gusta

  16. parece que Pepín tiene una fijación con nosotros los chilenos en lugar de asumir su verdadera nacionalidad. Saludos a Justicia Blanquiceleste, no debiste molestarte en contestarle a ese pobre tipo que te agredió gratutitamente

    Me gusta

  17. ¿Que datos futbolisticos, o de otros deportes, pueden aportar los chilenos, si nunca ganaron nada, salvo las hazañas que leemos en la revista “Condorito” ?
    En cambio los argentinos, tenemos historias para comentar,sin nececidad de goglearla, está escrita en libros,diarios,revistas, y los nombres en todos los deportes, abundan.

    Me gusta

  18. Soy chileno y reconozco que envidio a los argentinos, no solo por los éxitos deportivos, sino que por su periodismo, sus mujeres, su nivel cultural, su mentalidad, etc.

    lo digo abiertamente y con la mayor sinceridad.

    Me gusta

  19. Este tipo la rompió en Atletico Tucumán. Uno de los mejores 10 que vi en el decano. No corría jamás, pero ojalá volvamos a tener un enganche con tanta categoría

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s