Duda existencial Nº 200

¿Qué explicación tienen los incendios en Chile?

Chivo Peinado: Chris Waddle

El once ideal de penales fallados en las Copas del Mundo

Con la Copa del Mundo de Brasil 2014 cada vez más cerca, es el momento de recordar la lista de penales fallados más importantes de la historia de la competición. Presentamos una lista con los errores más famosos que hará a más de uno temblar de vergüenza. Una lista que forma parte de las muchas que ha elaborado Bwin Deporte para su campaña “World Cup Series 11”.

Portero – Sergio Goycoechea – Argentina – 1990
Comenzamos con un guardameta que se ganó la vida parándolos. Sergio Goycoechea obtuvo el estrellato internacional en 1990 al salvar a Argentina de quedar eliminada del Mundial. Salvó tres penaltis contra Yugoslavia y luego, en las semifinales ante Italia, detuvo otras dos penas máximas, acumulando un total de cinco penaltis parados en la fase final de una Copa Mundial. Este parapenaltis, que tenía la extraña costumbre de orinar discretamente sobre el campo justo antes de un lanzamiento, se hizo con la titularidad de la portería argentina por la lesión del arquero titular del equipo, Nery Pumpido. Finalmente, se convirtió en el héroe de su equipo llevándolo hasta la final del torneo.

Defensa – Paul Bodin – Gales – 1993
El 17 de noviembre de 1993 es una fecha de infausto recuerdo para los aficionados al fútbol en Gales. Ese día se celebraban los últimos partidos de clasificación para el Mundial de Estados Unidos 1994 y Gales necesitaba vencer a Rumanía para clasificarse para la fase final. Con 1-1 en el marcador, el defensa del Swindon Paul Bodin tenía la oportunidad de marcar el penalti que Gales necesitaba para firmar su clasificación… Pero su disparo pegó en el larguero y salió despedido. Al final, la victoria de Rumanía sumió a Gales en la miseria y, en las dos décadas que han pasado desde entonces, no ha vuelto a tener una oportunidad igual para clasificarse para un gran torneo.

Defensa – Stuart Pearce – Inglaterra – 1990
1990 fue el año de los penaltis fallados y “Psychho” no fue diferente. Tras el empate en el tiempo reglamentario, la semifinal entre Inglaterra y Alemania Occidental llegó a la tanda de penaltis. Inglaterra anotó los tres primeros lanzamientos y los alemanes también. Pero en el turno de Stuart Pearce, el futbolista inglés optó por disparar fuerte y al centro, y su lanzamiento fue detenido por el portero alemán, Bodo Illgner.

Defensa – Antonio Cabrini – Italia – 1982
En el Mundial de 1982, Italia desplegó un juego muy defensivo y apenas dio un paso adelante para lanzar un penalti en la eliminatoria contra Alemania Occidental. En realidad, el jugador de la Juventus no estuvo ni cerca de anotar la pena máxima y envió su disparo muy alto, por lo que el guardameta no tuvo que hacer absolutamente nada. Fue una auténtica lección de cómo no lanzar un penalti. Por suerte para él, los italianos terminaron ganando el torneo… Aunque no fue gracias a Carboni.

Defensa – Diana Ross – Estados Unidos – 1994
Aunque no sea una futbolista, Diana Ross tiene un hueco en la historia de los mundiales con uno de los momentos más cómicos de Estados Unidos 1994. Era la protagonista de la primera actuación de la ceremonia de inauguración del Mundial y la cantante cruzó corriendo el campo para patear un balón que estaba colocado en el punto de penalti. Lo golpeó con convicción, pero lo envió fuera de la portería en lugar de al fondo de la red. El truco del larguero partiéndose por la mitad como si el disparo de la cantante lo hubiera roto tampoco ayudó a que se sintiera menos avergonzada.

Centrocampista – Chris Waddle – Inglaterra – 1990
La misma funesta noche que Stuart Pearce falló su penalti, Chris Waddle puso un balón en órbita tras lanzar una pena máxima que eliminó a Inglaterra en las semifinales del torneo. Fue una lástima por Waddle, pero siempre será recordado por ser el hombre que le costó a Inglaterra un puesto en la final del Mundial. El lado bueno de la historia es que Waddle llegó a protagonizar un anuncio de pizzas por aquel penalti.

Centrocampista – David Batty – Inglaterra – 1998
En uno de los mejores partidos de un Mundial en los últimos años, un desconocido David Batty falló el penalti que le dio a Argentina la victoria después de que el tiempo reglamentario y la prórroga acabaran con empate a dos. Los argentinos ganaron 4-3 tras los errores de Paul Ince y Batty desde el punto de penalti. Durante el partido, David Beckham fue expulsado y Michael Owen marcó “aquel” gol, pero todo terminó con el corazón de los ingleses roto cuando Carlos Roa paró el penalti de Batty.

Centrocampista – Frank Lampard – Inglaterra – 2006
Los cuartos de final de la Copa del Mundo del año 2006 de Alemania es otro mal recuerdo para Inglaterra cuando Frank Lampard, Steven Gerrard y Jamie Carragher fallaron sus penaltis permitiendo que Cristiano Ronaldo lograra la victoria para los portugueses. Lampard fue el que peor asimiló el error y declaró al periódico “The Sun” que él había eliminado a su país y ese recuerdo aún le perseguía en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010. Los ingleses esperan que si Frank Lampard va a la Copa del Mundo de Brasil no recuerde aún aquella noche.

Centrocampista – Michel Platini – Francia – 1986
El gran centrocampista francés y actual presidente de la UEFA, Monsieur Platini, fue un futbolista brillante. Tan delicado como la seda pero con gran fuerza en el centro del campo francés, fue a menudo el encargado de llevar a los “bleus” a la victoria. Sin embargo, su penalti en los cuartos de final de la Copa del Mundo de 1986 contra Brasil no fue nada inspirador y aún se espera que aquel balón aterrice. Este error ha quedado algo difuminado porque Francia ganó aquel partido… ¡Pero no vamos a dejar que Platini se olvide de él tan fácilmente!

Delantero – Roberto Baggio – Italia – 1994
Posiblemente uno de los penaltis errados más famosos y más crueles de toda la historia de los mundiales es el que Roberto Baggio mandó a las nubes y le costó a Italia la gloria de la Copa del Mundo del 94. Después de haber guiado a su equipo hasta la final con cinco goles en las rondas de eliminación, Baggio falló. El delantero se acercó al balón con la mirada fría y su famosa coleta, pero su lanzamiento se fue por encima del travesaño y envió a Italia a casa en el último obstáculo.

Delantero – Asamoah Gyan – Ghana – 2010
Ghana sorprendió a medio mundo en Suráfrica al superar a muchas selecciones europeas para alcanzar los cuartos de final, donde se enfrentó a Uruguay con muchas ganas. África enteró respiró al unísono cuando en el último minuto del partido se decretó un penalti a favor de Ghana. Era la última ocasión del partido y cabía la posibilidad de que Ghana se convirtiera en el primer semifinalista africano en un Mundial. Gyan sintió sobre sus hombres el peso de todo un continente. Su lanzamiento se encontró con el palo y el partido se fue a la prórroga y a la tanda de penaltis. Gyan fue valiente, lanzó y anotó el primer penalti de su equipo pero Uruguay terminó imponiéndose por 4-2.

Hasta acá, el once ideal con algunos de los protagonistas de los penales fallados en los últimos mundiales. A lo mejor haya algunos cambios después de lo que suceda en Brasil 2014.

Mundial Baldosero

Después de mucho tiempo de dedicarnos al proyecto #UnMundialParaEnUnaBaldosa, llegó la parte final, la más interesante, la de meterse de lleno a la cobertura de Brasil 2014. Para tal propósito inauguramos un nuevo espacio llamado MundialBaldosero.com, en el que iremos relatando nuestro periplo por tierras brasileñas.

El sitio, además, contará con notas de nuestro estilo (partidos insólitos, selecciones que dieron pena, minitas de cracks mundialistas, camisetas extrañas, rarezas en general) que también compartiremos acá, como venimos haciendo desde que arrancamos esta campaña.

Bienvenidos a esta nueva etapa y quédense tranquilos que en la Baldosa, al menos hasta que empiece el Mundial, seguiremos publicando historias del fútbol argentino, que son las que más nos gusta contar.

 Page 1 of 125  1  2  3  4  5 » ...  Last » 
Necesitás Flash Player 8



Powered by Wordpress   |   Lunated es un diseño de ZenVerse