Ledesma Cristian

Cristian Rolando Ledesma (La Pantera)

En el mundo, se sabe, hay unos 4 millones de Cristian Ledesma, de los cuales s√≥lo la mitad se dedica al f√ļtbol de manera profesional, algunos hacen carrera en Europa, otros se conforman con seguir envejeciendo en el √°mbito local, y una porci√≥n no menos importante adopta la costumbre de baldosear. En este √ļltimo escalaf√≥n ubicamos a Cristian Ledesma ¬ŅCu√°l de todos? El que pas√≥ sin suerte por Independiente.

Nacido el 11 de febrero de 1987 en la localidad paraguaya de Lambar√©, en el Gran Asunci√≥n, Cristian se form√≥ como futbolista en Olimpia y creci√≥ al lado de su abuela, quien lo cri√≥ para que llegara a ser un hombre hecho y derecho. “Okaru por√£, ha’uka chupe kumanda so’o, ipokue, vorivori, pollo, oval√©va la pena, rokaru √°pe o√Īondivemi” (?), lleg√≥ a decir la √Ďa Antolina al ser consultada por la prensa, que enseguida encontr√≥ una nota de color con el futbolista que a√ļn viv√≠a con su nona…¬°que encima era fan√°tica de Cerro Porte√Īo! “Che cerrista de coraz√≥n, toperde operdeh√°icha jepera’e” (?). M√°s o menos se entiende todo. Traductor de Google, LTA.

En 2005 debut√≥ en su club y r√°pidamente el periodismo guaran√≠ lo puso en el pedestal de los jugadores con m√°s futuro. Exageraban un poco, porque en los foros del Decano no se cansaban de putearlo. Tras un par de a√Īos en el que hizo algunos goles, en 2007 le lleg√≥ la gran oportunidad de su carrera: jugar en Argentina. ¬ŅEl equipo? Un grande, Independiente. Parec√≠a que aquello del gran futuro se hac√≠a realidad, pero no.

En plena pretemporada con el equipo que dirig√≠a Troglio, el juvenil atacante sufri√≥ la rotura de meniscos en una de sus rodillas, una dura lesi√≥n que lo alej√≥ de las canchas durante dos meses. De esa manera, reci√©n pudo debutar en la 9¬ļ fecha del Apertura ’07, en la victoria 3 a 1 ante Col√≥n, en Santa Fe. Ese d√≠a reemplaz√≥ en el segundo tiempo al goleador Germ√°n Denis.

Ya en el Clausura 2008 Ledesma sigui√≥ estando disponible en el plantel, pero las oportunidades que le dieron fueron m√≠nimas. Jug√≥ algunos minutos en las √ļltimas cuatro fechas del torneo, aunque no tuvo incidencia en el juego. Peor le fue en el Apertura de ese a√Īo, donde apenas fue al banco una vez. Lastimosamente pobre, como dicen los paraguayos.

De nuevo en Olimpia (2009 a 2010), intent√≥ recomponer su imagen pero no pudo hacerlo. Pas√≥ todo el 2011 y de Ledesma casi no hubo noticias. Reci√©n a comienzos de 2012 reapareci√≥ en una prueba de Sportivo Luque√Īo…donde no qued√≥. Lo peor de todo es que a esa altura segu√≠a perteneciendo a Independiente, que reci√©n ah√≠ se acord√≥ que ten√≠a un jugador boyando por el mundo y entonces la dirigencia mand√≥ un escribano al entrenamiento rojo para constatar su ausencia y poder dejarlo libre, sin (?).

Con nada de ritmo futbol√≠stico, en 2012 el delantero se sum√≥ al Rubio √Ďu de su pa√≠s, pero unos meses m√°s tarde peg√≥ un viaje a Chile para incorporarse al Coquimbo Unido, elenco de la Primera B. Tras unos amistosos, lo dejaron ir al Naval de Talcahuano, otro equipo de ascenso cuyos hinchas son denominados Los Choreros. No sabemos si le habr√°n querido decir algo (?).

En 2013 regresó a Coquimbo y ahí permanece, esquivando catástrofes en el under trasandino.

Placard: Las camisetas de Japón (1988-1998)

13 abril 2014

Desde 1975 hasta la actualidad, el seleccionado japon√©s de f√ļtbol ha tenido s√≥lo tres proveedores de indumentaria: adidas, Puma y Asics. Esas empresas vistieron a los Samur√°is Azules en varios per√≠odos, pero durante una d√©cada tuvieron que atenerse a una premisa bastante inusual: el dise√Īo se manten√≠a, fuera cual fuera la marca. Repasemos este particular caso. 

Si uno piensa en la camiseta de Argentina, enseguida la asocia con los bastones celestes y blancos. Si uno piensa en la de Brasil, enseguida piensa en el amarillo con vivos verdes. Lo mismo pasa con la blanca de Alemania o con la naranja de Holanda. Ahora bien, ¬Ņde qu√© color es tradicionalmente la camiseta de Jap√≥n? La respuesta no es tan sencilla. 

Se podr√≠a decir que la casaca nipona es azul, porque en gran parte de su historia ha usado ese color y lo ha mantenido en los √ļltimos tiempos, pero si hacemos foco en los a√Īos 50, 60, 70 y 80, nos damos cuenta de que la camiseta blanca ha sido su principal estandarte. ¬ŅY entonces? Banquen un poco, que todav√≠a no hablamos de la roja.

  
En 1988 los japoneses dejaron de alternar el azul y el blanco como camiseta titular, adoptando el rojo para su uniforme. Pero eso no fue todo, ya que a partir de ese momento decidieron que el dise√Īo (bastante simple, por cierto) se mantuviera al margen del cambio de proveedor. 

Fue as√≠ que la misma pilcha roja (o en su defecto, la alternativa blanca con vivos rojos) se us√≥ con el logo de Puma, adidas y Asics. Y todo con diferencia de pocos d√≠as. De no creer. 
La costumbre siguio varios a√Īos, hasta que en 1992 adidas se hizo cargo de la ropa de Jap√≥n por cuarta vez y volvi√≥ a la carga con la camiseta azul. S√≥lo que el dise√Īo innovador (modelo equipment) no dur√≥ mucho y ese mismo a√Īo fue presentado otro template que marcar√≠a una √©poca. 

La nueva camiseta de los asi√°ticos se destacaba por sus m√ļltiples figuras irregulares que combinaban el azul de fondo con los colores de la bandera. El pantal√≥n blanco tambi√©n segu√≠a la misma l√≠nea. ¬ŅY las tres tiras? Por ning√ļn lado. Pese a tener el logo de adidas, no se trataba de un dise√Īo de la marca alemana. Y eso qued√≥ bien en claro entre 1993 y 1995, cuando Puma y Asics le pusieron su firma a la misma casaca.


El recambio visual lleg√≥ en 1996, con una camiseta menos estridente, que apenas manten√≠a una especie de llama en cada una de sus mangas. Esa indumentaria repiti√≥ la combinaci√≥n de marcas: llev√≥ el logo de Puma y adidas, para finalmente debutar en la Copa del Mundo de Francia ’98 con la japonesa Asics. El template del Mundial ten√≠a algunas modificaciones con respecto al original, pero eran m√≠nimas. En esencia, la camiseta era la misma.

A partir de 1999 adidas comenz√≥ una relaci√≥n m√°s estable con Jap√≥n (desde entonces no se interrumpi√≥ el v√≠nculo) y aquella costumbre de rotar las marcas y mantener el dise√Īo ha quedado en desuso. ¬ŅHasta cu√°ndo? No lo sabemos, pero estemos atentos porque en cualquier momento lo vuelven a hacer.

Fuera de stock: los cabezones de Francia ’98

Con motivo de la XVI Copa Mundial de F√ļtbol, en 1998 la empresa Coca Cola lanz√≥ una promoci√≥n en Argentina que ten√≠a como protagonistas a los jugadores de la Selecci√≥n. No a ellos en s√≠, sino a unas figuras de cabeza prominente que los caricaturizaban. Hoy recordamos a los Cabezones de Francia ’98.

Para entender el fen√≥meno de los Cabezones nos tenemos que remontar hacia mediados de la d√©cada del 90, cuando surgieron en Inglaterra los Headliners, unas figuras que personificaban a los mejores hombres de la Premier League. El √©xito se acentu√≥ mucho m√°s a finales de esa d√©cada, cuando la empresa ProStars lanz√≥ los mu√Īequitos de 7 cent√≠metros llamados Corinthian, que hasta el d√≠a de hoy dominan el mercado mundial. En la Argentina, esa rama del coleccionismo nunca goz√≥ de demasiada popularidad, a excepci√≥n de lo que sucedi√≥ en el Mundial de 1998 con la propuesta de Coca Cola.

  

La promoci√≥n de la gaseosa era bastante sencilla: hab√≠a que conseguir una tapita con la leyenda “1 Gol” y agregarle 75 centavos para que en los comercios habilitados nos dieran un mu√Īequito de Argentina. Eso s√≠, nada nos aseguraba tener un jugador mundialista, porque de los 16 cabezones albicelestes fabricados, un par no hab√≠an ingresado a la lista oficial confeccionada por Daniel Passarella, DT de la Selecci√≥n. 

 
En la foto podemos ver todos los mu√Īecos que formaron parte de la colecci√≥n. Arriba: Astrada, Ver√≥n, Gallardo, Berti, Ortega, Claudio L√≥pez, Crespo y Delgado. Abajo: Simeone, Burgos, Cavallero, Ayala, Chamot, Sensini, Berizzo y Hern√°n D√≠az.

Todo muy lindo, salvo por el detalle de que la Hormiga D√≠az y el colorado (?) Berizzo no llegaron a integrar el plantel nacional en Francia. 

Algunos jugadores como la Brujita Ver√≥n, el Burrito Ortega, el Rat√≥n Ayala  y el Mono Burgos estaban bastante bien logrados, aunque tal vez por carater√≠sticas f√≠sicas bien reconocibles y no tanto por talento del escultor (?). El resto, por lo general, s√≥lo eran identificados al leer el apellido en la base de la figura. El Negro Astrada todav√≠a le debe estar jurando a sus hijos que ese cara de nada es √©l . Y tambi√©n que fue al Mundial (?).

Además, se perdieron de tener su propio cabezón otros futbolistas que sí acudieron a la cita mundialista, como Roa, Vivas, Pineda, Pablo Paz, Almeyda, Balbo y Zanetti. Tal vez por no tener carisma, vaya uno a saber.

Lo que no se explica es la omisión de Gabriel Batistuta. O sí, a lo mejor los derechos de imagen fueron los culpables de que Bati no apareciera en la colección.

Despu√©s de la eliminaci√≥n a manos de Holanda, nuestro pa√≠s volvi√≥ a la normalidad y en las calles se dej√≥ de hablar de f√ļtbol internacional, aunque en las repisas, estantes, bibliotecas, heladeras y televisores de miles de hogares argentinos permanecieron durante a√Īos los cabezones de Francia ’98, fieles testigos de otro sue√Īo que termin√≥ en Cuartos de Final.

Dobler Mauro

Mauro Javier Dobler

Arquero de pelo largo y de la misma raza que Bernardo Leyenda: suplente por naturaleza. De todas maneras, supo llamar la atención en Primera División gracias a un par de participaciones que, por supuesto, fueron de la línea de cal hacia afuera. Todas esas caraterísticas lo convierten en un baldosero deluxe. Repasemos su historia.

Nacido el 3 de enero de 1983 en la localidad entrerriana de Gualeguaych√ļ, Maurito lleg√≥ a las inferiores de Estudiantes de La Plata con edad de Quinta y ah√≠ permaneci√≥ varios a√Īos, esperando que la lesi√≥n o la venta de un compa√Īero lo posicionara en el arco del Pincha. Eso nunca sucedi√≥, claro, y tan s√≥lo tuvo la posibilidad de ir al banco en un partido ante Rosario Central, en 2005.

Ya en ese entonces pintaba para ser tercera opci√≥n for ever, por eso lo dejaron ir a Atlanta (2005/06), el √ļnico club que realmente le dio la chance de jugar como titular. En el Bohemio, Dobler disput√≥ 23 partidos y comparti√≥ vestuarios con Juli√°n Mosquera, Sergio Meza S√°nchez, Ezequiel Andreoli y Walter Ferrero, el hermano menor de Alexis. ¬ŅLa performance del equipo? Muy pobre, como era de suponer.

Despu√©s de aquel episodio de la B Metro en el que por fin descubri√≥ que hab√≠a que ba√Īarse despu√©s de jugar un partido, Maurito regres√≥ a Estudiantes…para seguir siendo suplente. O mejor dicho, tercer arquero, porque generalmente actuaba en la Reserva, donde permaneci√≥ hasta el Clausura 2009 inclusive. En el medio, le toc√≥ ir al banco de la Primera en algunas oportunidades e incluso en la √ļltima etapa le dieron el buzo n√ļmero 1. Ir√≥nico el utilero.

La gran chance de su carrera le llegar√≠a en el Apertura 2009, cuando Caruso Lombardi llev√≥ adelante, como de costumbre, una prueba de jugadores para tratar de reforzar de forma barata a su equipo. En este caso, el Racing Club de Avellaneda. ¬ŅAlguien dijo 15%? No sean mal pensados, tal vez haya sido mucho m√°s (?). De hecho La Academia no necesitaba sumar hombres en ese puesto.

Detr√°s de Santillo, De Olivera y Mart√≠nez Gullota, el pobre Dobler se tuvo que conformar con ser el cuarto en discordia…y rezar para que Mat√≠as Pi√Īal no siguiera escalando posiciones. Imaginate encarando en un boliche diciendo que sos quinto arquero…¬°y en Racing! No da (?).

Un a√Īo m√°s tarde las cosas cambiaron un poco, pero no demasiado. Si bien se fueron un par, tambi√©n lleg√≥ el Gatito Fern√°ndez desde Paraguay. ¬ŅY Dobler? Ah√≠, metiendo banco de vez en cuando, pero de atajar ni hablemos.

Fue entonces que en 2011 su nombre salt√≥ a la fama. ¬ŅPor un partido? No, por situaciones fuera de lo normal que ocurrieron en las pr√°cticas. Bah, un muerto y una pelea, tampoco tan fuera de lo normal si pensamos en Racing (?).

El primer cimbronazo se dio en enero de 2011, cuando un rayo cay√≥ en el entrenamiento, provocando la muerte del masajista C√©sar Nardi. Dobler, que estaba a pocos metros, zaf√≥ de casualidad: ‚ÄúMe aturd√≠a el o√≠do derecho, sent√≠ un cosquilleo en las piernas y cuando me di vuelta v√≠ dos personas tiradas, pero a m√≠ no me alcanz√≥ a tirar‚ÄĚ.

Dos meses m√°s tarde el arquero volvi√≥ a vivir una situaci√≥n tensa, aunque en este caso por pelearse con su compa√Īero Teo Guti√©rrez. Poco se sab√≠a en aquel tiempo del car√°cter del colombiano y entonces nadie imagin√≥ que ser√≠a un anticipo de lo que vendr√≠a un a√Īo m√°s tarde.

Ya con Saja afirmado como titular y De Olivera haciendo la plancha, Dobler siguió estando relegado hasta mediados de 2012, cuando no le quedó otra que marcharse en busca de un mejor horizonte. O al menos un banco más cómodo.

Lo mejor que encontr√≥ fue Almirante Brown, elenco de la B Nacional. ¬ŅY ah√≠ s√≠ le toc√≥ jugar? Ni a palos. Estuvo detr√°s de Gast√≥n Losa desde que arrib√≥ y reci√©n en abril de 2013 pudo debutar oficialmente gracias a una suspensi√≥n del titular.

Desde hace un a√Īo, ya con el pelo corto, pelea el puesto con Ezequiel Cacace en La Fragata y, aunque hoy sale a la cancha con el once inicial, no sabemos cu√°nto le puede durar. Ya sabemos que la suplencia se lleva en la sangre.

Toja Juan Carlos

Juan Carlos Toja

Se√Īalado en su momento como una verdadera promesa del f√ļtbol colombiano, no demor√≥ mucho en estrellarse frente a sus compatriotas, apurando de esa manera un largo periplo internacional que se inici√≥ en Argentina.

Hab√≠a debutado con la camiseta roja de Santa Fe en 2003 y r√°pidamente llam√≥ la atenci√≥n. ¬ŅPor su juego? No, por un doping positivo por consumo de marihuana. Doce partidos de suspensi√≥n tuvo que comerse el volante multifunci√≥n, comprometiendo el futuro de su carrera. Sin embargo, lograr√≠a despegar…para tener un vuelo fugaz.

Algunos rendimientos positivos en su club lo llevaron a la Selecci√≥n sub 20 a comienzos de 2005. Tras un buen Sudamericano, en el que Colombia obtuvo el t√≠tulo con nombres como Radamel Falcao y Freddy Guar√≠n, tambi√©n particip√≥ del Mundial de la categor√≠a y agrand√≥ a√ļn m√°s su curr√≠culum. S√≥lo faltaba que alg√ļn equipo grande del extranjero cayera en la trampa se embelesara con su talento. Y esa instituci√≥n fue ni m√°s ni menos que River Plate.

Toja recal√≥ en el Millonario a principios de 2006, donde tuvo que ponerse las √≥rdenes de Mostaza Merlo. De entrada, el colombiano hizo un gol contra Oriente Petrolero y gener√≥ algo de entusiamo. Pero fue lo √ļnico aceptable que hizo en sus 3 partidos por Copa Libertadores, porque tambi√©n lo expulsaron en el choque ante Libertad, en Paraguay, cav√°ndose la fosa para siempre en el cuadro que, ya en aquel entonces, dirig√≠a Daniel Passarella.

Por torneos locales s√≥lo fue al banco en un match ante Gimnasia del Clausura 2006. ¬ŅY en el Apertura? Nada de nada, apenas deambul√≥ por la Reserva. Su destino ya estaba marcado.

Aceptando a temprana edad su condici√≥n de baldosero, viaj√≥ hasta los Estados Unidos para defender la camiseta del Dallas FC (2007 a 2008). Despu√©s peg√≥ el salto a Europa, pero no hablamos de Espa√Īa o Italia, sino de la poco prestigiosa liga rumana. Ah√≠, aunque sea, pudo vestir los colores de un grande: el De este agua no he de beber Steaua de Bucarest (2008 a 2010). Dos a√Īitos se la banc√≥ en el pa√≠s de Dr√°cula. Chupando sangre, obvio.

¬ŅY despu√©s? M√°s equipos falopa: Aris Sal√≥nica de Grecia fue su casa en la temporada 2011/12. En el medio, el mundo recibi√≥ una dura noticia: hab√≠a muerto Juan Carlos Toja, pero no √©l, sino su abuelo, antiguo jugador del C√ļcuta. Luego, la crisis econ√≥mica europea empuj√≥ al ex River a volver al √ļnico lugar donde pod√≠a pasar desapercibido: la MLS.

De nuevo en el f√ļtbol yanqui, Toja jug√≥ y durmi√≥ con el New England Revolution (2012 a 2013), hasta que los directivos lo dieron de baja mucho antes de terminar el a√Īo.

Pese a que en 2014 se lo mencionó como posible refuerzo de algunos equipos, el Rockstar no ha firmado con ninguno y en la actualidad es un futbolista libre. Libre de todo, menos del humo.

 Page 1 of 234  1  2  3  4  5 » ...  Last » 
Necesit√°s Flash Player 8



Powered by Wordpress   |   Lunated es un diseño de ZenVerse