Viewing Category : Baldoseros

Liendo Luis

20 abril 2015

Luis Antonio Liendo Asb√ļn

Muestra testigo del semillero Xeneize de la d√©cada de los noventa -donde en el puesto de volante central no surg√≠a ni por casualidad un Andr√©s Cubas ni un Pichi Erbes y mucho menos un Gago, Banega o Battaglia- el boliviano Luis Liendo (25/02/1978) apareci√≥ en la Primera de Boca Juniors gracias al incansable motor de la solidaridad. Aqu√≠ su olvidado paso por nuestro f√ļtbol‚Ķ

Hijo de un ex futbolista argentino y de madre boliviana, con origen palestino, pero nacido en La Serena, Chile; la posibilidad de tener otro futbolista de origen inentendible a lo Trezeguet se cristaliz√≥ cuando Liendo se decant√≥ por la nacionalidad altipl√°nica. Con 18 a√Īos reci√©n cumplidos y tras hacer sus primeros palotes en Chaco Petrolero, su padre se lo trajo a probar suerte a la Argentina, donde ya ten√≠a todo cocinado para jugar en Platense pero, tras una prueba en Casa Amarilla, Jorge Griffa lo invit√≥ a sumarse a Boca Juniors, donde obviamente iba a sentirse como en su casa (?).

Y así, a fines de abril de 1998, un Bambino Veira en la cuerda floja lo sumó a una delegación que viajó al Chaco para llevar donaciones ante las trágicas inundaciones que sufrió esa ciudad y para jugar dos partidos de medio tiempo contra Huracán Corrientes y contra Chaco For Ever. Liendo apareció en la delegación para suplir la ausencia de Riquelme quien, aunque pocos lo recuerden, ya estaba proscripto por el entrenador y apartado del plantel por temas contractuales. Además de tener en ese entonces poca onda con la gente, como para acabar con el chamuyo del Romance Eterno

En fin, volviendo a ese viaje, nuestro homenajeado particip√≥ del primer mini encuentro ‚Äďvictoria 2 a 0 sobre los correntinos- cuya formaci√≥n Xeneize fue con: C√≥rdoba; Solano, Berm√ļdez, Hern√°n Florent√≠n y Matell√°n; Fernando Navas, Liendo, Serna (de enganche) y Emanuel Ruiz, Caniggia y Guillermo Barros Schelotto. ¬ŅC√≥mo le fue? Ni idea, pero seg√ļn el Diario Clar√≠n, el pibe fue uno de los m√°s destacados de la jornada. Tras aquel, su gran momento de fama, el volante volvi√≥ a la Reserva y aguard√≥ a Carlos Bianchi, quien le dijo: ‚ÄúGracias, felicidades y hasta nunca‚ÄĚ.

Lo curioso del asunto por tratarse de un jugador desconocido y con escasa experiencia, es que el Bambino Veira lo apoy√≥ como hizo con tantos otros j√≥venes en el pasado y a mediados de 1999 lo incluy√≥ en la lista de Bolivia que particip√≥ de la Copa Am√©rica de Paraguay junto a exponentes de la generaci√≥n dorada de ese pa√≠s como: El Diablo Echeverry, Platini S√°nchez, Cristaldo, Pe√Īa y Quinteros. Liendo solo jug√≥ 8 minutos contra Per√ļ en el segundo encuentro, perdi√≥ una marca a los 42 minutos y permiti√≥ el gol de Ysrael Zu√Īiga que decret√≥ la victoria final de los incaicos por 1 a 0. Completito‚Ķ

Después de eso, el volante se sumó al Bolivar (1999/2000) y entre medio volvió a sentir todo el apoyo del Bambino, quien lo puso de titular en el Preolimpico de Londrina, donde Bolivia fue eliminada en Primera Ronda producto de 4 derrotas en igual cantidad de encuentros.

Tras un paso semestral por The Strongest (2001), Liendo inici√≥ un recorrido por la Segunda y la Tercera Divisi√≥n de Italia que lo llev√≥ por Ascoli (2001/02), Taranto (2002/03), Spezia (2003/04), Novara (2004/06) y Gela (2006/07). Despu√©s se fue a Estados Unidos para jugar para Atlanta Silverbacks (2007/08) de la NASL y finalmente regres√≥ a Bolivia para defender los colores de La Paz F.C (2008/09), Universitario de Sucre (2009/13) y Sport Boys Warnes (2013/14), donde fue compa√Īero y colg√≥ los botines junto al Bichi Fuertes, al Ogro Fabbiani (¬Ņo no?) y a Evo Morales.

Hoy, Luis Liendo est√° recientemente retirado, trabaja como representante en Bolivia de una empresa yankee que busca nuevos talentos y hace el curso de entrenador por Internet. Adem√°s, destaca en cuanta entrevista conceda unos ficticios 4 partidos jugados para Boca por el campeonato local junto a un supuesto paso por el Real Madrid Castilla o ‚ÄúReal Madrid B‚ÄĚ en alguna parte del a√Īo 2000, dato que -tras buscar en todos los registros, diarios y formaciones de los a√Īos 1999,2000 y 2001 y tras hablar e intercambiar material con historiadores y foreros espa√Īoles especializados en ese equipo- nos otorga el beneficio de la duda‚Ķ beneficio de la duda que vamos a utilizar a nuestro favor, a no ser que el aludido presente pruebas. Mentiros√≠n, mentiros√≠n‚Ķ

S√°nchez Portugal Hugo

16 abril 2015

Hugo S√°nchez Portugal

Para bien o para mal y muy a pesar de cada quien, los humanos -m√°s tarde o m√°s temprano- terminamos asemej√°ndonos a nuestros progenitores. De alguna u otra manera. Esto, claro, es algo l√≥gico, natural y hasta dir√≠amos, inexorable. Lo triste del asunto es cuando los supuestos defectos de los padres son marcados a fuego sobre los hijos por la inescrutable mirada ajena: padre garca ‚Äď hijo garca, padre borracho ‚Äď hijo borracho, padre boludo ‚Äď hijo boludo‚Ķ y as√≠ hasta que se acaben los r√≥tulos‚Ķ

Por esa prejuiciosa actitud ante la vida, no fue de extra√Īar que a muchos nos cayese mal Hugo S√°nchez Portugal a√ļn antes de saber nada del propio pibe. ¬ŅPor qu√© raz√≥n? B√°sicamente por ser hijo de Hugo S√°nchez M√°rquez alguien que, para completar el c√≠rculo, le ca√≠a bastante mal a nuestros padres.

De m√°s est√° decir que Hugol fue uno de los mejores delanteros de Am√©rica y el m√°ximo exponente hist√≥rico del f√ļtbol mexicano. Pero tambi√©n era el portador de, a la vista ajena, una orgullosa personalidad individualista, egoc√©ntrica, narcisista y poco solidaria desde la mirada deportiva. Adem√°s, por supuesto, de vivir c√≥modamente en un estado de constante bronca, acusaciones y pol√©mica contra compa√Īeros, rivales, t√©cnicos, dirigentes y periodistas. Casi a la medida del programa de Tinelli.

Hugo S√°nchez Jr naci√≥ en Madrid en 1984 ‚Äďcuando su padre jugaba para el Atl√©tico- y durante sus primeros seis a√Īos de vida pudo ver como El Macho consegu√≠a 5 premios Pichichi, ya con la camiseta del Real. Pese a lo cual, los hijos de Butrague√Īo, Sanch√≠s, Schuster y Tendillo todav√≠a se negaban a jugar a la escondida con √©l (?).

El tiempo pas√≥ y el chavito comenz√≥ a jugar en las fuerzas b√°sicas de Los Pumas de la UNAM al mismo tiempo que su padre se convirti√≥ en el entrenador del primer equipo. A veces defensor, a veces delantero, la √ļnica certeza era que no ten√≠a ninguna condici√≥n valedera para la pr√°ctica del f√ļtbol profesional. Esto poco le import√≥ al Hugo Senior quien, en 2004, se mand√≥ La Gran Emiliano y lo hizo debutar a los 88 minutos de una victoria por 3 a 2 sobre Monterrey.

Adem√°s -en el lapso de un a√Īo y medio- lo incluy√≥ en otros cuatro partidos con lo cu√°l el v√°stago se proclam√≥ bicampe√≥n del f√ļtbol mexicano. Cuando su padre se alej√≥ del equipo, se acab√≥ la buena estrella de Hugo Jr y, tras pasar por el Atlante sin jugar un segundo, a mediados de 2006 decidi√≥ colgar los botines para dedicarse a la comunicaci√≥n y el modelaje; no sin antes manifestar que la culpa de su fracaso deportivo fue: ‚Äúde mis compa√Īeros‚ÄĚ, ‚Äúde mi club‚ÄĚ, ‚Äúde haberme cruzado con demasiados lavolpistas‚ÄĚ y, por √ļltimo, ‚Äúde mi padre, quien no me dej√≥ hacer mi propio camino‚ÄĚ.

La historia de Hugo S√°nchez Portugal se vincul√≥ con nuestro f√ļtbol cuando, a mediados de 2007, el empresario mexicano Fabi√°n Ventura habl√≥ con Antonio Mohamed para que le permitiese entrenar con Hurac√°n, que se encontraba realizando la pretemporada en tierras aztecas.

Pese a que el jugador llevaba m√°s de un a√Īo retirado y tal vez por la imagen del legendario Hugol, El Turco acept√≥ que el pibe se sumase pero, eso si, de entrada le aclar√≥ al jugador que no se hiciera grandes ilusiones de permanecer con el plantel.

Y as√≠, el 19 de julio de 2007, El Globo enfrent√≥ a Pioneros Potrillos de Canc√ļn formando con: Gast√≥n Monz√≥n, Angel Puertas, Hugo S√°nchez Jr, Dami√°n Nieto y Walter G√≥mez; Javier Pastore, Nicolas S√°nchez, Al√°n S√°nchez y El Mono Gordillo; Mat√≠as De Federico y Andr√©s Franzoia. La victoria de los mexicanos en el primer tiempo por 2 a 0 por fallas del hijo de la leyenda no dejaron mayores dudas: a S√°nchez Portugal no le daba la nafta para ser considerado un futbolista. M√°s evidente a√ļn, cuando sali√≥ en el entretiempo y Hurac√°n termin√≥ ganando por 5 a 2‚Ķ

Herido en su orgullo por no haber dado la talla, cuando El Globo se volvi√≥ a la Argentina, S√°nchez Jr estall√≥ contra el empresario: ‚ÄúNo s√© por que me enga√Ī√≥, quiso lucrar con mi imagen. Me dijo que ya iba a jugar en Hurac√°n, pero habl√© personalmente con gente de la AFA y no estoy anotado en ning√ļn lado. Es todo culpa de esta mafia del f√ļtbol. Ahora voy a terminar mi carrera de arquitectura‚ÄĚ.

Por su parte, Ventura se defendi√≥ de una manera lapidaria: ‚ÄúNunca hubo contrato. Yo solo le tend√≠ una mano por que se encontraba solo y todos le hab√≠an dado la espalda. Mohamed le abri√≥ las puertas para que se entrenara y se volviera a motivar. Es m√°s, lo quiso probar de delantero y Hugo quiso ser defensor. Todos lo queremos ayudar, pero la verdad es que a √©l le falta y todav√≠a no lo entiende‚Ķ‚ÄĚ.

Tras no volver a insistir con la pelota y con la apariencia de quien no encuentra su lugar en el mundo, Hugo Sánchez Portugal se convirtió en un reconocido personaje de la farándula mexicana. Además, trabajó un tiempo como analista deportivo para Televisa, posó desnudo, salió con la Miss Universo Ximena Navarrete y en 2012 se convirtió en Director de Cultura Física y Deporte de la Delegación Miguel Hidalgo del México D.F.

El 8 de noviembre de 2014, Hugo S√°nchez Portugal fue encontrado muerto en su departamento a ra√≠z de intoxicaci√≥n por mon√≥xido de carbono. Estaba distanciado de su padre, sobre quien en una de sus √ļltimas entrevistas declar√≥: ‚ÄúNunca tuve mucho de √©l como padre, aunque si como entrenador. Casi no lo conoc√≠ hasta los seis a√Īos y nunca jug√≥ conmigo, por eso me daba bronca verlo jugar con otros ni√Īos en los comerciales. De √©l, no quiero dinero. Lo √ļnico que me importa es recibir un poco de cari√Īo‚ÄĚ.

Fern√°ndez Santiago

11 abril 2015


Santiago Andrés Fernández (El pájaro loco)

Una serie de malas decisiones convirtieron a este otrora ni√Īo prodigio del f√ļtbol rosarino en otro talento desperdiciado, cuya historia se escribe en este compendio de relatos truncos llamado En Una Baldosa.

Nacido en junio de 1990, apenas tres a√Īos m√°s tarde ya pateaba la pelota enfundado en la camiseta del Club Provincial de Rosario. A los 4, lo llevaron a Newell‚Äôs Old Boys, donde lentamente se convirti√≥ en una de las joyitas de las divisiones inferiores.

‚ÄúEmpec√© junto con Federico Laurito, entre otros. Ni me acuerdo qu√© hac√≠a y si jugaba en aquel tiempo, pero comenc√© a los tres a√Īos. Despu√©s fui a Newell¬īs y as√≠ segu√≠. Jugu√© en infantiles y juveniles de volante central y hace un par de temporadas pas√© de delantero‚ÄĚ, contaba Fern√°ndez en las entrevistas.

Para esa altura, el enganche ya era un habitu√© de las convocatorias de las selecciones juveniles argentinas y hasta se daba el lujo de participar de entrenamientos con la Primera de Newell‚Äôs. Por aquel entonces, el pibe se presentaba como un jugador r√°pido, h√°bil, que manejaba ambos perfiles y que pod√≠a retrasarse si as√≠ lo ped√≠an las circunstancias del juego. La pr√≥xima gran promesa del f√ļtbol rosarino estaba lista para dar el zarpazo. Era solo cuesti√≥n de tiempo.

En el verano de 2007 disputó el Sudamericano Sub 17 en Ecuador y se aseguró un lugar en el Mundial de la categoría en Corea del Sur, en el que Argentina alcanzó los cuartos de final, cuando fue eliminada por Nigeria, que luego se quedaría con el título. Allí, Fernández, que tuvo una participación discreta, convivió con jugadores como Mateo Musacchio, Patito Rodríguez, Franco Zuculini, Guido Pizarro, Gastón Sauro, Alexis Machuca y futuros baldoseros como Fernando Godoy, la Tortuga Fernández, Pablo Rolón y Leandro Basterrechea, entre otros.

Sin embargo, la oportunidad de debutar en la m√°xima categor√≠a con la camiseta de la Lepra no llegaba y el tiempo pasaba. En el verano de 2008, un abogado rosarino le ofreci√≥ irse al f√ļtbol europeo mediante la patria potestad y el pibe no dud√≥. Un pu√Īado de semanas despu√©s, estaba prob√°ndose en el Real Madrid. No qued√≥ ‚Äúpor un tema de papeles entre los clubes‚ÄĚ. S√≠ lo hizo en el Mallorca, aunque nunca pas√≥ del equipo B.

‚ÄúEstuve dos a√Īos y fue algo muy bueno, una experiencia incre√≠ble, la ciudad, el club‚Ķ Jugaba en Reserva y en un torneo que organizaron los de Mallorca jugu√© para la Primera. Adem√°s, compart√≠ entrenamientos con jugadores argentinos que estaban en ese momento como Ariel Ibagaza, Lionel Scaloni, Germ√°n Lux, √ďscar Trejo, Guillermo Pereyra y varios m√°s. Tambi√©n estuve con jugadores de otros equipos, por ejemplo el ‚ÄúKun‚ÄĚ Ag√ľero, a quien conoc√≠a de la selecci√≥n, y Ever Banega. Con ellos estuve en el hotel que se alojaba el Atl√©tico de Madrid y fue algo inolvidable‚ÄĚ, dec√≠a.

Sin chances de progresar en el f√ļtbol europeo, en enero de 2010 peg√≥ la vuelta a Newell‚Äôs Old Boys a pr√©stamo por un a√Īo y medio, aunque era la cuarta o quinta opci√≥n en la lucha por su puesto y tuvo que conformarse con sumar algunos minutos en Reserva.

En agosto de 2011, con el pase en su poder, se sumó a Atlético Tucumán, que se había armado para volver rápido a Primera luego de su excursión en la temporada 2009/10. Pero las cosas no salieron bien, el equipo del Chocho Llop terminó en la parte baja de la tabla y Fernández fue uno de los que pagó los platos rotos con Mariano Martínez, Federico Barrionuevo, Alejandro Espinoza, Federico Nicosia y Héctor Cardozo.

En 2012 recal√≥ en Tiro Federal de Rosario, del Argentino A, pero tampoco estuvo mucho, eh. En 2013 lo encontramos prob√°ndose en el Lyubimets 2007 de Bulgaria. Esa es la √ļltima certeza que tuvimos sobre √©l.

Quizás por estos días el Pájaro loco siga tratando de levantar vuelo.

Sachetto Nahuel

8 abril 2015

Nahuel Sachetto

Dicen los que saben que una imagen vale m√°s que mil palabras. Y la foto que ilustra este post, con Nahuel Sachetto vendado y sacado entre dos compa√Īeros de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, podr√≠a ahorrarnos la escritura de esta historia.

Mediocampista por derecha surgido de la categoría 1988 de las divisiones inferiores de Arsenal de Sarandí, Sachetto tuvo un estreno inmejorable: en julio de 2008 en Japón, ante el Gamba Osaka, el día que el conjunto de la familia Grondona levantó la prestigiosa Suruga Bank. Aquella noche nipona, Daniel Garnero lo mandó a la cancha en tiempo de descuento en lugar del Papu Gómez.

Parecía que era el despegue del pibe de Los Cardales, pero no. En aquel Apertura 2008 apenas disputó tres encuentros (ante Gimnasia LP, Newell’s e Independiente, siempre desde el banco y sobre la hora) y tuvo que conformarse con actuar en Reserva al lado de futuras figuras como Hugo Martín Nervo, Víctor Cuesta, Damián Pérez, Iván Marcone, Darío Benedetto y Franco Jara, entre otros.

El panorama no cambi√≥ para el Clausura 2009, en el que tambi√©n particip√≥ en tres partidos (Godoy Cruz, Rosario Central y V√©lez Sarsfield, este √ļltimo como titular). Sin mayores oportunidades para mostrarse, en enero de 2010 pas√≥ a pr√©stamo a Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

‚ÄúHabl√© con Burruchaga y me dijo que no me iba a tener en cuenta y me coment√≥ que hab√≠a una posibilidad de venir a Jujuy. Vi a Gimnasia en la √ļltima temporada en Primera y me dio toda la impresi√≥n de que es un equipo grande del interior que merece tener un lugar en Primera por todo lo que ya demostr√≥”.

Con una fuerte tendencia a los desgarros, Sachetto tampoco encontr√≥ en el norte de nuestro pa√≠s la continuidad deseada, aunque en lo poco que jug√≥ mostr√≥ algunos destellos interesantes. Por ejemplo, luego de la derrota ante Olimpo de Bah√≠a Blanca (en la que sali√≥ lesionado, claro), el t√©cnico del Lobito, H√©ctor Arzubialde, destac√≥ que ‚Äús√≥lo Nahuel Sachetto hab√≠a interpretado c√≥mo jugar. El resto no estuvo a la altura para pelear desde el arranque el encuentro‚ÄĚ.

Quiz√°s por eso no llam√≥ la atenci√≥n cuando en octubre de 2010 Talleres de C√≥rdoba, dirigido por Arzubialde, intent√≥ contratarlo para disputar el Torneo Argentino A. ‚ÄúYo tengo mucho inter√©s en sumarme a Talleres, porque necesito lograr la continuidad que no he tenido en Arsenal y en Gimnasia. Gabriel Ruiz, que fue compa√Īero m√≠o en Gimnasia, me habl√≥ muy bien de Talleres, pero ni bien me llam√≥ Arzubialde le dije que quer√≠a venir, porque s√© muy bien lo que significa ese club en el f√ļtbol nacional y la gente que convoca en el Argentino A”, declar√≥ un humeante Sachetto ante los micr√≥fonos. Y agreg√≥: ‚ÄúDebe ser hermoso jugar con 20 mil personas en cancha‚ÄĚ.

Claro que apenas faltaba un detalle: superar la revisi√≥n m√©dica. ¬ŅY c√≥mo creen que le fue? S√≠, no la pas√≥. “Los √©xamenes generaron muchas dudas. Hab√≠a secuela de lesiones (meniscos) y Talleres no puede darse el lujo de arriesgar”, dec√≠an allegados a La T. Sachetto sigui√≥ entonces en la Reserva de Arsenal por lo menos hasta 2012, cuando particip√≥ de la pretemporada con el plantel profesional. A mediados de ese a√Īo son√≥ como posible refuerzo de Atlanta y esa fue la √ļltima noticia suya que tuvimos. Un desgarr√≥n.

Bonilla Breyner

1 abril 2015

Breyner Bonilla Monta√Īo

Apenas tres partidos le bastaron a Breyner Bonilla para ganarse un lugar en la historia negra del f√ļtbol argentino. A mediados de 2009, Boca Juniors crey√≥ encontrar en este moreno espigado categor√≠a ’86, de presunto buen juego a√©reo y con llegada al gol al que apodaban Caballo, al sucesor ideal de Juan Forl√≠n, que dejaba un hueco importante en la zaga central tras su partida al Espanyol de Barcelona.

Y no era para menos, el colombiano, que acreditaba pasos por el Depor Jamundi (2006/07) y Atl√©tico Bucaramanga (2008/09) y que ven√≠a con un t√≠tulo de t√©cnico en mantenimiento de computadoras bajo el lomo, lleg√≥ a la Ribera por recomendaci√≥n de Jorge Berm√ļdez, con el aval de Carlos Bianchi y la ilusi√≥n de convertirse en el nuevo Patr√≥n del mal que pusiera un poco de orden en la defensa del equipo dirigido por Alfio Basile, que se desmoronaba domingo a domingo.

Pero para el Coco, el morocho todavía no estaba listo para la Primera y, pese a la insistencia del Virrey para que lo tuviera en cuenta, lo mandó a la Reserva de Abel Alves. Allí, Bonilla tuvo algunos momentos interesantes y fue parte del grupo que se terminó quedando con el título de Tercera al final de la temporada.

La oportunidad de debutar, al menos extraoficialmente, le llegó en el verano de 2010, nada menos que en el clásico ante River, tras la renuncia de Basile, cuando Alves se hizo cargo del plantel profesional y lo llamó de urgencia ante la falta de defensores centrales. Si bien el Millonario se quedó con el triunfo por penales, Bonilla redondeó un partido correcto y comenzó a abrirse paso en la lucha por un lugar entre los grandes.

Curiosamente, el estreno por los puntos tambi√©n fue en un Supercl√°sico: aquel que debi√≥ suspenderse a los pocos minutos por un fuerte temporal y que se complet√≥ entresemana, en el que Alves no tuvo otra que poner a Bonilla y el brasile√Īo Luiz Alberto en la zaga titular y que Boca venci√≥ por 2 a 0 con goles del chileno Gary Medel, que luego se ir√≠a expulsado.

“Este ha sido el partido de mi vida. Pero me falt√≥ algo con lo que siempre sue√Īo: marcar un gol. Nunca me imagin√© jugar un Supercl√°sico ni jugar en Boca. Las cosas se han ido dando bien, jugar en un equipo como Boca, con la hinchada que tiene, es muy gratificante”, tir√≥ el morocho despu√©s de que fuera ovacionado cuando sali√≥ lesionado a 30 minutos del final. Un pu√Īado de semanas atr√°s, Carlos Bianchi lo hab√≠a frenado cuando ten√≠a casi todo arreglado para sumarse a Quilmes.

Recuperado de la contractura que lo marginó del encuentro siguiente ante Chacarita (victoria funebrera por 4 a 1), el oriundo de Cali regresó a la titularidad ante Rosario Central, en una derrota por 2 a 1 por la fecha 12, en la que su rendimiento dejó bastante que desear.

La despedida llegar√≠a unos d√≠as m√°s tarde, ante Col√≥n de Santa Fe, en el Cementerio de los elefantes. Esa noche perdi√≥ marcas, dej√≥ huecos kilom√©tricos, se cans√≥ de mirarles el n√ļmero a los delanteros del Sabalero y cerca del final coron√≥ una noche negra con una expulsi√≥n por un planchazo a la figura del encuentro, Facundo Bertoglio, por el que recibi√≥ dos fechas de suspensi√≥n. Pero el tema no termin√≥ ah√≠: en el t√ļnel, Eduardo Coudet, enajenado, intent√≥ agredirlo, pero fue agarrado a tiempo por los jugadores de Boca.

D√≠as despu√©s, ante las c√°maras de televisi√≥n y entre l√°grimas, Bonilla denunci√≥ al Bichi Fuertes por haberle dicho ‚Äúnegro de mierda‚ÄĚ. En su defensa, el 9 de Col√≥n aleg√≥ que solamente le dijo ‚Äúahora te voy a agarrar y te voy a romper todo‚ÄĚ. Premio Nobel de la Paz.

Lejos de Argentina, a mediados de 2010, el colombiano continu√≥ su carrera en el f√ļtbol peruano con los colores del Sporting Cristal, donde se present√≥ una vez m√°s como ‚Äúun jugador r√°pido, veloz, de buen juego a√©reo, mucho gol y un l√≠der en el equipo‚ÄĚ. Puede ser que la gran mayor√≠a de esas condiciones tampoco se hayan visto en Per√ļ, excepto una: el gol. Dijo que con la camiseta celeste se le iba a abrir el arco y vaya si cumpli√≥: meti√≥ dos golazos inexplicables en contra.

‚ÄúUn autogol lo convierte cualquier jugador en el mundo. A Puyol le ha pasado infinidad de veces y es uno de los mejores defensas que existen. Uno a veces por apresurado comete errores, luego te das cuenta que podr√≠as haber hecho otra cosa‚ÄĚ, coment√≥ en un extra√Ī√≠simo descargo.

Sin mucho m√°s que hacer en el exterior, regres√≥ a su tierra natal. Desde entonces, no le ha ido mal. En 2011 defendi√≥ los colores del C√ļcuta Deportivo (lleg√≥ para reemplazar al baldosero Pedro Portocarrero) y desde 2012 juega en el Deportes Tolima, donde sigue escribiendo las p√°ginas de su propia novela. Negra, claro.

 Page 1 of 343  1  2  3  4  5 » ...  Last » 
Necesit√°s Flash Player 8
Necesit√°s Flash Player 8



Powered by Wordpress   |   Lunated es un diseño de ZenVerse