Viewing Category : Baldoseros

Montes Alberto

19 marzo 2015

Eduardo Alberto Montes

Este planeta esta lleno de hechos incoherentes o absurdos: la hija de Shakespeare era analfabeta, Thomas Edison, inventor de la bombilla el√©ctrica, le ten√≠a miedo a la oscuridad y el ferrocarril Roca, muy de vez en cuando, funciona con una demora menor a 15 minutos. El f√ļtbol no es ajeno a estos acontecimientos que carecen de toda l√≥gica, sino no se explica como N√©stor Lorenzo jug√≥ una final de un Mundial, el Ogro Fabbiani cobr√≥ un sueldo como futbolista profesional o un hombre que no sab√≠a hablar ingl√©s fue durante a√Īos vicepresidente de una gigantesca multinacional. A todos estos sucesos carentes de l√≥gica y, por qu√© no, de justicia, se le puede agregar el Caso Montes (?), otra muestra de la mezcla de generosidad e incoherencia del noble deporte del balomp√¨√©.

Este arquero hizo su debut en Primera Divisi√≥n el 28 de febrero de 1982, cuando River Plate visit√≥ a Gimnasia de Jujuy. Montes tuvo una correcta actuaci√≥n, respondiendo a la confianza otorgada por Alfredo Di St√©fano. Sin embargo, s√≥lo se mantuvo en el arco Millonario por 3 partidos: el 7 de marzo, en el cl√°sico, Boca le propin√≥ cinco goles y ese fue el prematuro final para el guardameta en el club de Nu√Īez Belgrano, perdiendo el puesto a manos de Jorge Ferrero (el Pato Fillol estaba con el seleccionado que jugar√≠a el Mundial’ 82).

En 1983 se march√≥ a V√©lez Sarsfield, donde Pumpido era titular indiscutido. Las oportunidades fueron tan pocos que apenas disput√≥ un partido y, en busca de continuidad, se march√≥ a Bolivia (estuvo en Universitario de Sucre). Cuando peg√≥ la vuelta, lo hizo para jugar en San Telmo, Atlanta (ascendi√≥ al Nacional B en 1990, pero luego terminar√≠a perdiendo el puesto a manos de Bernardo Ragg y descendiendo a la Primera B) y Defensa y Justicia. En 1998 su nombre volvi√≥ a aparecer en los diarios, cuando se lo mencion√≥ como una conexi√≥n entre River y un club barrial para efectuar la transferecia de un pibe de ¬°9 a√Īos!

A partir de 2005 se sum√≥ a las divisiones inferiores del Millonario. Lleg√≥ 2012, Almeyda dej√≥ la direcci√≥n t√©cnica del equipo de Primera Divisi√≥n y asumi√≥ Ram√≥n Diaz. ¬ŅY qu√© tiene que ver esto? Que entre la gente que tra√≠a el Pelado no hab√≠a ning√ļn entrenador de arqueros. ¬ŅY quien ocup√≥ ese lugar? Alberto Montes. El mismo sitio en el que alguna vez estuvieron mundialistas como Fillol y Roa, pero tambi√©n ex porteros como Alejandro Saccone o Javier Sodero, lo ocup√≥ entonces un tipo con un pu√Īado de partidos (o menos que eso) en ese arco gigante. Un nuevo ejemplo de lo loco e irracional de este mundo.

Peralta Yonny

12 febrero 2015

Yonny Michel Peralta Godoy

Uruguayísimo, empezando por el nombre. Limitado, para confirmar su nacionalidad (?). Y raro, por sobre todas las cosas, porque un marcador de punta alto y de pelo largo es una rareza, más allá de su país de origen.

Nacido el 4 de abril de 1988, arranc√≥ en Paysand√ļ FC, pas√≥ por algunas selecciones juveniles y lleg√≥ de pibe a Espa√Īa, para probarse en el Sevilla B. All√° dicen que ni jug√≥, pero de todas formas aparece en su curr√≠culum. Ese antecedente ib√©rico, le permiti√≥ asegurarse un futuro en otros equipos de Sudam√©rica. No sabemos si es bueno, pero conoce Europa, bo.

Desembarc√≥ en Newell’s para el Apertura 2007, en un equipo que ten√≠a jugadores de la talla de Villar, Schiavi, Husa√≠n y Santiago Salcedo. Al charr√ļa, ni bien cay√≥ le dieron la camiseta n√ļmero 3, aunque s√≥lo simb√≥licamente, porque en su lugar sol√≠a jugar Ansaldi o hasta el Negro Lucero.

Su √ļnico partido en La Lepra fue ante Boca, en la und√©cima fecha, cuando Caruso Lombardi lo meti√≥ por el propio Lucero a los 64 minutos. Fue victoria 1 a 0 del rojinegro en el Parque Independencia y signific√≥ la despedida oficial del uruguayo, que antes hab√≠a ido al banco en un match ante Tigre.

Sin chances, permaneci√≥ en la ciudad, pero baj√≥ al Nacional B para vestir los colores de Tiro Federal, a pr√©stamo por 6 meses. Su DT, el Chaucha Bianco, lo quiso elogiar de entrada, pero lo termin√≥ matando: “Peralta es un buen jugador, con proyecci√≥n, y tendr√° sus chances. Lleg√≥ en buena forma porque estaba haciendo la pretemporada en Newell‚Äôs, aunque tiene un ritmo algo distinto al nuestro, que empezamos antes” (?).

De más está decir que jugó nada en ese semestre, pero al menos conoció a Pillud, Bordicio, Charles Pérez y Armani, entre otros.

En la temporada 2008/09 pas√≥ a San Mart√≠n de San Juan, reci√©n descendido al Nacional, a pedido de Pablo Marini, que lo conoc√≠a de Newell’s. Y la apuesta pareci√≥ salirle bien al DT, porque en su debut Yonny marc√≥ un gol de cabeza que signific√≥ el triunfo 1 a 0 ante Atl√©tico Tucum√°n.

Sin embargo, las sonrisas se terminar√≠an r√°pidamente, ya que Peralta sufri√≥ una fractura que lo dej√≥ afuera varias semanas y entonces la dirigencia sali√≥ a buscar a otro lateral por izquierda. “Si viene un jugador, tiene que ser de jerarqu√≠a”, dijo Pomelo. Y cay√≥…Cristian Tavio.

De vuelta en sus pagos, actu√≥ en Durazno FC (2009), Miramar Misiones (2010), Pe√Īarol (2011) y Liverpool (2012), sin destacarse. Es m√°s, en el Manya pr√°cticamente no jug√≥. Primero, porque estaba por delante el gran Dar√≠o Rodr√≠guez. Y segundo, porque prefer√≠an inventar a Emiliano Alb√≠n en esa posici√≥n. Se ve que mucha confianza no lo ten√≠an al Yonny.

Desde hace un par de a√Īos, su paradero es una inc√≥gnita.

Hurtado Jefferson

9 febrero 2015

Jefferson Javier Hurtado Orovio (La Sombrita)

Tan solo uno de los miles de futbolistas de apellido Hurtado que ha dado Ecuador. Vino a la Argentina a mediados de 2011 y casi no tuvo tiempo para dejar su huella. Zaguero, negro, alto. Generaba respeto el simple hecho de verlo parado dentro de la cancha. Claro que todo se venía abajo cuando el tipo se empezaba a mover.

Nacido en Guayaquil en 1987, se formó en las inferiores del Barcelona (2008 a 2011) y asomó la cabeza bajo una era llamada La Renovación, en la que el club invirtió mucho dinero en jugadores e infraestructura, pero sin conseguir logros deportivos.

En junio de 2009, cuando era todav√≠a una promesa, a la Sombrita le detectaron un problema en la rodilla izquierda, as√≠ que tuvo que ir a cuchillo. El tema es que en agosto del mismo a√Īo, cuando se estaba recuperando, los problemas volvieron y otra vez tuvo que ser intervenido quir√ļrgicamente. ¬ŅAlguien dijo roto?

El 2010, sin embargo, fue el gran a√Īo de Jefferson, que pudo compilar las jugadas suficientes como para armar un buen DVD y mandarlo a nuestro pa√≠s, donde lo vieron los dirigentes de Argentinos Juniors. As√≠ fue como, en el segundo semestre de 2011, el marcador central lleg√≥ a La Paternal y se puso a las √≥rdenes del entrenador Pedro Troglio.

Debut√≥ en la primera fecha del Torneo Apertura, siendo titular en el empate 1 a 1 ante Uni√≥n, en Santa Fe. Despu√©s lo mandaron al banco y volvi√≥ a jugar un pu√Īados de partidos m√°s, aunque no con mucha fortuna. En un match ante Tigre, por la octava fecha, sufri√≥ un golpe y se resinti√≥ su famosa rodilla. ¬ŅResultado? Le diagnosticaron un s√≠ndrome meniscal y nunca m√°s volvi√≥ a actuar en el Bicho.

Entre el campeonato y la Sudamericana, el ecuatoriano disput√≥ 8 partidos para Argentinos. ¬ŅEl dato? Su equipo no gan√≥ ni una vez.

Tras finalizar su contrato, a mediados de 2012 se incorporó al Deportivo Quito de Ecuador, pero apenas jugó 12 encuentros. Lo curioso es que, a esa altura, los clubes de su tierra seguían confiando en su potencial.

Fue al a√Īo siguiente que pas√≥ a El Nacional, donde no tard√≥ en tener problemas con el DT Carlos Sevilla, quien lo acus√≥ de fingir lesiones y lo borr√≥ del equipo. ‚ÄúTuve un dolor en el abductor y por ello no pude jugar un partido. √Čl me dijo que me hago el lesionado por el tema econ√≥mico. Eso me molest√≥ ya que no es verdad y le reclam√©‚ÄĚ, cont√≥ Hurtadito.

En ese 2013 también tuvo que entrar nuevamente a quirófano, aunque no por su rodilla, ya que se resistió al robo de su celular y fue herido de bala en un brazo. Toda la suerte, toda.

Con su carrera cada vez más en bajada, intentó tirar el ancla en el Deportivo Cuenca (2014), pero apenas si se puso la camiseta en 10 ocasiones y encima no cobró durante varios meses. Una vez más, le mostraban la puerta de salida.

En este 2015, la Sombrita firmó para el Deportivo Azogues, de la Serie B. Es probable que se vuelva a repetir la historia, con alguna lesión, falta de pago o alguna situación desgraciada que alimente su desdicha. Lo mismo que vimos en Argentina.

Porque casi todos los ecuatorianos que pasaron por nuestro país, por no decir todos, han hurtado.

Omisolo Ariel

19 enero 2015

Ariel Rubén Omisolo

Ser juvenil en los a√Īos 90 era un poquito m√°s complicado que ahora. En general, los planteles estaban conformados por futbolistas entrados en a√Īos y otros de mediana edad que prefer√≠an seguir jugando en la Argentina porque no hab√≠a demasiada diferencia econ√≥mica con las ligas mediopelo del extranjero. En ese contexto, los pibes que reci√©n arrancaban deb√≠an conformarse con alg√ļn que otro partido amistoso, no era nada sencillo ganarse un lugar.

Hab√≠a excepciones, claro, y Newell’s era una de ellas. El cuadro rosarino, acostumbrado a sacar jugadores de su cantera durante la era de Jorge Griffa (1972 a 1995), intent√≥ continuar la l√≠nea cuando el DT formador se fue a Boca (1996 a 2004). Para principios de 1998, La Lepra era dirigida por el croata Mirko Jozińá y ten√≠a algunos jugadores for√°neos como Ricardo Rocha y Josemir Lujambio, pero a su vez contaba con hombres made in casa como Sebasti√°n Cejas, Fernando Crosa, Daniel Fagiani y Dami√°n Manso.

En aquel entonces, la estaci√≥n ideal para mostrarse era el verano. Exist√≠a el tradicional torneo de Mar del Plata, tambi√©n el de Mendoza, pero adem√°s estaba la poco prestigiosa Copa de Necochea, a la que siempre eran convidados los equipos exclu√≠dos de las grandes fiestas estivales. Lan√ļs, Hurac√°n, Gimnasia, Estudiantes, Central y Newell’s, entre otros, fueron protagonistas de pretemporadas en las playas del suave declive.

Fue en la edici√≥n del 98 que Newell’s derrot√≥ a Central por 1 a 0, con gol de Carucha M√ľller, ganando su zona y accediendo a la final del Hexagonal de Necochea, donde se enfrentar√≠a a Gimnasia. Ese duelo, aunque nos parezca extra√Īo a la distancia, hab√≠a generado algo de expectativa en la ciudad costera, pero el rojinegro decidi√≥ abandonar no presentar a los titulares, que se quedaron en Rosario para jugar un amistoso con Argentino que serv√≠a de excusa para inaugurar una bandeja de su remodelado estadio.

Fue de esa manera que se les abrieron las puertas a varios suplentes y juveniles que venían pidiendo pista, como Ariel Omisolo, un volante que apenas llegó a disputar 9 encuentros en Reserva y sólo asomó el cuello en la Primera en aquella olvidada final de la que también participaron baldoseros como Martín Pisonero, Pablo Villar, Sebastián Bodnar y Ariel Ruggeri.

La Lepra se puso 2 a 0 arriba, con goles de Quintanita y Liendo, pero en el segundo tiempo empat√≥ el Lobo, gracias a los tantos de San Esteban y Guglielminpietro. Para definir al ganador del hexagonal, entonces, hubo que recurrir a la definici√≥n desde el punto del penal, un espect√°culo aparte si tenemos en cuenta que se hizo sobre la despoblada popular de Gimnasia (la de Newell’s estaba igual), favoreciendo el papel del micr√≥fono de ambiente, que tomaba con claridad todo tipo de improperio, como “Terremoto, chupame el choto” (?).

Por esas cosas del f√ļtbol, todos fueron convirtiendo hasta que le toc√≥ el turno al Pampa Sosa…que la mand√≥ al Parque Miguel Lillo (?). Oportunidad √ļnica para el pibe Omisolo (que hab√≠a entrado por el uruguayo Alsina) para meter el √ļltimo penal de la serie y darle una copa al club en su primer partido. Sin dudas, estaba tocado por la vara.

Pero claro, por algo estamos contando esta historia en este sitio (?), as√≠ que Omisolo hizo lo que ten√≠a que hacer: patearlo a las manos de Enzo Noce. La definici√≥n se extendi√≥ y termin√≥ ganando Newell’s 7 a 6 en los penales, gracias al gol de Pisonero, que se cruz√≥ toda la cancha para festejar y ocupar el lugar de h√©roe que no hab√≠a conseguido su compa√Īero. De todos modos, tampoco zaf√≥ de aparecer en la Baldosa.

¬ŅQu√© fue de la vida de Omisolo? Al a√Īo siguiente se march√≥ a Argentino de Rosario (1999/2000), para jugar el Nacional B con toda una banda de Newell’s: √Ālvarez, Fretes, Damiani, Pablo Pooli, Ardanza, Bartolucci, Pavlovich, Mauro Gerk, Ariel Ruggeri, Sebasti√°n Bodnar, Mat√≠as Gigli, V√≠ctor Toledo, Pablo Villar, Andr√©s Malvestitti, Dami√°n Teres y Romano.

¬ŅDespu√©s? Poco y nada se supo, pero es evidente que no pudo hacer pie en el f√ļtbol argentino. Ser juvenil en los a√Īos 90 era un poquito m√°s complicado que ahora.

Cometto Walter

17 enero 2015

Walter Daniel Cometto

Se ofrec√≠a a jugar, siempre. Se mostraba disponible, con ganas. Y, por si quedaban dudas de sus intenciones, hasta llegaba a gui√Īar un ojo. Pero nada. No lo entendieron. Por una letra en el apellido, no lo entendieron. Fueron limpios, decentes, se movieron dentro de las leyes. Y no le dieron lugar. Entonces, tuvo pocas oportunidades.

Delantero oriundo de Santo Tomé, provincia de Santa Fe, hizo sus inicios en Unión, donde llegó a jugar 18 partidos en Primera División en la temporada 1991/92, convirtiendo una sola vez (fue en la 9ª fecha del Clausura 91, en un empate frente a Estudiantes).

Siguió en el Tatengue para jugar en el Nacional B, pero las chances de mostrarse escaseaban. Y probó más abajo. En el mapa futbolero, y en el geográfico también. Apareció jugando el Torneo Argentino A para Deportivo Patagones (1996/97), y más tarde en Junin, con los colores de Mariano Moreno (1998), en ese caso disputando el Torneo Argentino B.

Y no hay mucho m√°s. Ah√≠ se le perdi√≥ el rastro. Mala suerte. Si su apellido terminaba en otra vocal, y se cruzaba con alg√ļn DT de barba candado (?), su historia podr√≠a haber terminado de una manera diferente. No hubo caso. El f√ļtbol, en este caso, fue honesssssto.

 Page 1 of 342  1  2  3  4  5 » ...  Last » 
Necesit√°s Flash Player 8
Necesit√°s Flash Player 8



Powered by Wordpress   |   Lunated es un diseño de ZenVerse