Chivo Peinado: Chris Waddle

El once ideal de penales fallados en las Copas del Mundo

Con la Copa del Mundo de Brasil 2014 cada vez m√°s cerca, es el momento de recordar la lista de penales fallados m√°s importantes de la historia de la competici√≥n. Presentamos una lista con los errores m√°s famosos que har√° a m√°s de uno temblar de verg√ľenza. Una lista que forma parte de las muchas que ha elaborado Bwin Deporte para su campa√Īa ‚ÄúWorld Cup Series 11‚ÄĚ.

Portero – Sergio Goycoechea ‚Äď Argentina ‚Äď 1990
Comenzamos con un guardameta que se gan√≥ la vida par√°ndolos. Sergio Goycoechea obtuvo el estrellato internacional en 1990 al salvar a Argentina de quedar eliminada del Mundial. Salv√≥ tres penaltis contra Yugoslavia y luego, en las semifinales ante Italia, detuvo otras dos penas m√°ximas, acumulando un total de cinco penaltis parados en la fase final de una Copa Mundial. Este parapenaltis, que ten√≠a la extra√Īa costumbre de orinar discretamente sobre el campo justo antes de un lanzamiento, se hizo con la titularidad de la porter√≠a argentina por la lesi√≥n del arquero titular del equipo, Nery Pumpido. Finalmente, se convirti√≥ en el h√©roe de su equipo llev√°ndolo hasta la final del torneo.

Defensa ‚Äď Paul Bodin ‚Äď Gales ‚Äď 1993
El 17 de noviembre de 1993 es una fecha de infausto recuerdo para los aficionados al f√ļtbol en Gales. Ese d√≠a se celebraban los √ļltimos partidos de clasificaci√≥n para el Mundial de Estados Unidos 1994 y Gales necesitaba vencer a Ruman√≠a para clasificarse para la fase final. Con 1-1 en el marcador, el defensa del Swindon Paul Bodin ten√≠a la oportunidad de marcar el penalti que Gales necesitaba para firmar su clasificaci√≥n‚Ķ Pero su disparo peg√≥ en el larguero y sali√≥ despedido. Al final, la victoria de Ruman√≠a sumi√≥ a Gales en la miseria y, en las dos d√©cadas que han pasado desde entonces, no ha vuelto a tener una oportunidad igual para clasificarse para un gran torneo.

Defensa ‚Äď Stuart Pearce ‚Äď Inglaterra ‚Äď 1990
1990 fue el a√Īo de los penaltis fallados y ‚ÄúPsychho‚ÄĚ no fue diferente. Tras el empate en el tiempo reglamentario, la semifinal entre Inglaterra y Alemania Occidental lleg√≥ a la tanda de penaltis. Inglaterra anot√≥ los tres primeros lanzamientos y los alemanes tambi√©n. Pero en el turno de Stuart Pearce, el futbolista ingl√©s opt√≥ por disparar fuerte y al centro, y su lanzamiento fue detenido por el portero alem√°n, Bodo Illgner.

Defensa ‚Äď Antonio Cabrini ‚Äď Italia ‚Äď 1982
En el Mundial de 1982, Italia desplegó un juego muy defensivo y apenas dio un paso adelante para lanzar un penalti en la eliminatoria contra Alemania Occidental. En realidad, el jugador de la Juventus no estuvo ni cerca de anotar la pena máxima y envió su disparo muy alto, por lo que el guardameta no tuvo que hacer absolutamente nada. Fue una auténtica lección de cómo no lanzar un penalti. Por suerte para él, los italianos terminaron ganando el torneo… Aunque no fue gracias a Carboni.

Defensa ‚Äď Diana Ross ‚Äď Estados Unidos ‚Äď 1994
Aunque no sea una futbolista, Diana Ross tiene un hueco en la historia de los mundiales con uno de los momentos más cómicos de Estados Unidos 1994. Era la protagonista de la primera actuación de la ceremonia de inauguración del Mundial y la cantante cruzó corriendo el campo para patear un balón que estaba colocado en el punto de penalti. Lo golpeó con convicción, pero lo envió fuera de la portería en lugar de al fondo de la red. El truco del larguero partiéndose por la mitad como si el disparo de la cantante lo hubiera roto tampoco ayudó a que se sintiera menos avergonzada.

Centrocampista ‚Äď Chris Waddle ‚Äď Inglaterra ‚Äď 1990
La misma funesta noche que Stuart Pearce falló su penalti, Chris Waddle puso un balón en órbita tras lanzar una pena máxima que eliminó a Inglaterra en las semifinales del torneo. Fue una lástima por Waddle, pero siempre será recordado por ser el hombre que le costó a Inglaterra un puesto en la final del Mundial. El lado bueno de la historia es que Waddle llegó a protagonizar un anuncio de pizzas por aquel penalti.

Centrocampista ‚Äď David Batty ‚Äď Inglaterra ‚Äď 1998
En uno de los mejores partidos de un Mundial en los √ļltimos a√Īos, un desconocido David Batty fall√≥ el penalti que le dio a Argentina la victoria despu√©s de que el tiempo reglamentario y la pr√≥rroga acabaran con empate a dos. Los argentinos ganaron 4-3 tras los errores de Paul Ince y Batty desde el punto de penalti. Durante el partido, David Beckham fue expulsado y Michael Owen marc√≥ ‚Äúaquel‚ÄĚ gol, pero todo termin√≥ con el coraz√≥n de los ingleses roto cuando Carlos Roa par√≥ el penalti de Batty.

Centrocampista ‚Äď Frank Lampard ‚Äď Inglaterra ‚Äď 2006
Los cuartos de final de la Copa del Mundo del a√Īo 2006 de Alemania es otro mal recuerdo para Inglaterra cuando Frank Lampard, Steven Gerrard y Jamie Carragher fallaron sus penaltis permitiendo que Cristiano Ronaldo lograra la victoria para los portugueses. Lampard fue el que peor asimil√≥ el error y declar√≥ al peri√≥dico ‚ÄúThe Sun‚ÄĚ que √©l hab√≠a eliminado a su pa√≠s y ese recuerdo a√ļn le persegu√≠a en la Copa del Mundo de Sud√°frica 2010. Los ingleses esperan que si Frank Lampard va a la Copa del Mundo de Brasil no recuerde a√ļn aquella noche.

Centrocampista ‚Äď Michel Platini ‚Äď Francia ‚Äď 1986
El gran centrocampista franc√©s y actual presidente de la UEFA, Monsieur Platini, fue un futbolista brillante. Tan delicado como la seda pero con gran fuerza en el centro del campo franc√©s, fue a menudo el encargado de llevar a los ‚Äúbleus‚ÄĚ a la victoria. Sin embargo, su penalti en los cuartos de final de la Copa del Mundo de 1986 contra Brasil no fue nada inspirador y a√ļn se espera que aquel bal√≥n aterrice. Este error ha quedado algo difuminado porque Francia gan√≥ aquel partido‚Ķ ¬°Pero no vamos a dejar que Platini se olvide de √©l tan f√°cilmente!

Delantero ‚Äď Roberto Baggio ‚Äď Italia ‚Äď 1994
Posiblemente uno de los penaltis errados m√°s famosos y m√°s crueles de toda la historia de los mundiales es el que Roberto Baggio mand√≥ a las nubes y le cost√≥ a Italia la gloria de la Copa del Mundo del 94. Despu√©s de haber guiado a su equipo hasta la final con cinco goles en las rondas de eliminaci√≥n, Baggio fall√≥. El delantero se acerc√≥ al bal√≥n con la mirada fr√≠a y su famosa coleta, pero su lanzamiento se fue por encima del travesa√Īo y envi√≥ a Italia a casa en el √ļltimo obst√°culo.

Delantero ‚Äď Asamoah Gyan ‚Äď Ghana ‚Äď 2010
Ghana sorprendi√≥ a medio mundo en Sur√°frica al superar a muchas selecciones europeas para alcanzar los cuartos de final, donde se enfrent√≥ a Uruguay con muchas ganas. √Āfrica enter√≥ respir√≥ al un√≠sono cuando en el √ļltimo minuto del partido se decret√≥ un penalti a favor de Ghana. Era la √ļltima ocasi√≥n del partido y cab√≠a la posibilidad de que Ghana se convirtiera en el primer semifinalista africano en un Mundial. Gyan sinti√≥ sobre sus hombres el peso de todo un continente. Su lanzamiento se encontr√≥ con el palo y el partido se fue a la pr√≥rroga y a la tanda de penaltis. Gyan fue valiente, lanz√≥ y anot√≥ el primer penalti de su equipo pero Uruguay termin√≥ imponi√©ndose por 4-2.

Hasta ac√°, el once ideal con algunos de los protagonistas de los penales fallados en los √ļltimos mundiales. A lo mejor haya algunos cambios despu√©s de lo que suceda en Brasil 2014.

Mundial Baldosero

Despu√©s de mucho tiempo de dedicarnos al proyecto #UnMundialParaEnUnaBaldosa, lleg√≥ la parte final, la m√°s interesante, la de meterse de lleno a la cobertura de Brasil 2014. Para tal prop√≥sito inauguramos un nuevo espacio llamado MundialBaldosero.com, en el que iremos relatando nuestro periplo por tierras brasile√Īas.

El sitio, adem√°s, contar√° con notas de nuestro estilo (partidos ins√≥litos, selecciones que dieron pena, minitas de cracks mundialistas, camisetas extra√Īas, rarezas en general) que tambi√©n compartiremos ac√°, como venimos haciendo desde que arrancamos esta campa√Īa.

Bienvenidos a esta nueva etapa y qu√©dense tranquilos que en la Baldosa, al menos hasta que empiece el Mundial, seguiremos publicando historias del f√ļtbol argentino, que son las que m√°s nos gusta contar.

Placard: Las camisetas de Japón (1988-1998)

13 abril 2014

Desde 1975 hasta la actualidad, el seleccionado japon√©s de f√ļtbol ha tenido s√≥lo tres proveedores de indumentaria: adidas, Puma y Asics. Esas empresas vistieron a los Samur√°is Azules en varios per√≠odos, pero durante una d√©cada tuvieron que atenerse a una premisa bastante inusual: el dise√Īo se manten√≠a, fuera cual fuera la marca. Repasemos este particular caso. 

Si uno piensa en la camiseta de Argentina, enseguida la asocia con los bastones celestes y blancos. Si uno piensa en la de Brasil, enseguida piensa en el amarillo con vivos verdes. Lo mismo pasa con la blanca de Alemania o con la naranja de Holanda. Ahora bien, ¬Ņde qu√© color es tradicionalmente la camiseta de Jap√≥n? La respuesta no es tan sencilla. 

Se podr√≠a decir que la casaca nipona es azul, porque en gran parte de su historia ha usado ese color y lo ha mantenido en los √ļltimos tiempos, pero si hacemos foco en los a√Īos 50, 60, 70 y 80, nos damos cuenta de que la camiseta blanca ha sido su principal estandarte. ¬ŅY entonces? Banquen un poco, que todav√≠a no hablamos de la roja.

  
En 1988 los japoneses dejaron de alternar el azul y el blanco como camiseta titular, adoptando el rojo para su uniforme. Pero eso no fue todo, ya que a partir de ese momento decidieron que el dise√Īo (bastante simple, por cierto) se mantuviera al margen del cambio de proveedor. 

Fue as√≠ que la misma pilcha roja (o en su defecto, la alternativa blanca con vivos rojos) se us√≥ con el logo de Puma, adidas y Asics. Y todo con diferencia de pocos d√≠as. De no creer. 
La costumbre siguio varios a√Īos, hasta que en 1992 adidas se hizo cargo de la ropa de Jap√≥n por cuarta vez y volvi√≥ a la carga con la camiseta azul. S√≥lo que el dise√Īo innovador (modelo equipment) no dur√≥ mucho y ese mismo a√Īo fue presentado otro template que marcar√≠a una √©poca. 

La nueva camiseta de los asi√°ticos se destacaba por sus m√ļltiples figuras irregulares que combinaban el azul de fondo con los colores de la bandera. El pantal√≥n blanco tambi√©n segu√≠a la misma l√≠nea. ¬ŅY las tres tiras? Por ning√ļn lado. Pese a tener el logo de adidas, no se trataba de un dise√Īo de la marca alemana. Y eso qued√≥ bien en claro entre 1993 y 1995, cuando Puma y Asics le pusieron su firma a la misma casaca.


El recambio visual lleg√≥ en 1996, con una camiseta menos estridente, que apenas manten√≠a una especie de llama en cada una de sus mangas. Esa indumentaria repiti√≥ la combinaci√≥n de marcas: llev√≥ el logo de Puma y adidas, para finalmente debutar en la Copa del Mundo de Francia ’98 con la japonesa Asics. El template del Mundial ten√≠a algunas modificaciones con respecto al original, pero eran m√≠nimas. En esencia, la camiseta era la misma.

A partir de 1999 adidas comenz√≥ una relaci√≥n m√°s estable con Jap√≥n (desde entonces no se interrumpi√≥ el v√≠nculo) y aquella costumbre de rotar las marcas y mantener el dise√Īo ha quedado en desuso. ¬ŅHasta cu√°ndo? No lo sabemos, pero estemos atentos porque en cualquier momento lo vuelven a hacer.

Deformaciones: Zaire (1974)

La participación de Zaire en el Mundial de 1974 quedó marcada en la memoria de todos los futboleros por una serie de hechos muy particulares. En principio por ser el primer seleccionado africano subsahariano en clasificar a una Copa del Mundo y segundo por lo triste que fue su actuación en este certamen, que incluyó escenas dantescas.

Pero los leopardos no llegaron ah√≠ de casualidad. El resurgir del f√ļtbol zaire√Īo empez√≥ una d√©cada atr√°s, a mediados de los 60‚Äôs, cuando el dictador Joseph Mobutu ‚Äďbasado en el modelo ghan√©s- encontr√≥ en el deporte la forma de incrementar su popularidad. De esta forma, permiti√≥ la profesionalizaci√≥n de jugadores y dej√≥ que regresaran varios de los que se hab√≠an ido para jugar en pa√≠ses menos enquilombados como B√©lgica.

El plan de Mobutu Sese Seko, como se hizo llamar un pu√Īado de a√Īos m√°s tarde, era bastante ambicioso y fue m√°s all√°: contrat√≥ a un t√©cnico extranjero. La cosa iba en serio y los t√≠tulos a nivel continental empezaron a llegar. Por eso no muchos se sorprendieron cuando, antes de la obtenci√≥n de la copa africana de 1974, los muchachos del ex arquero yugoslavo Blagoje Vidinic se aseguraron un lugar en el Mundial de Alemania.

En las eliminatorias, Zaire hab√≠a dejado en el camino a Togo y Camer√ļn y en la fase final se cruz√≥ con Zambia y Marruecos, que tampoco ofrecieron demasiada resistencia ante el poder√≠o zaire√Īo. Los leopardos, c√≥modos, terminaron con puntaje ideal.

Ya en territorio europeo, nadie esperaba demasiado de los africanos, que pese al r√°pido avance del f√ļtbol en esa regi√≥n estaba a a√Īos luz incluso de las selecciones m√°s flojas. Para colmo, el sorteo los mand√≥ a un grupo bien complicado: Brasil, Yugoslavia y Escocia.

En el debut en Dortmund, ante Escocia, Zaire cayó 2 a 0. A pesar del resultado adverso, y de haber sido partícipe necesario en uno de los tantos, el arquero Muamba Kazadi fue una de las figuras del encuentro, se bancó el peloteo europeo como un duque y salvó su valla de una verdadera masacre.

Las cosas comenzaron a ponerse (todav√≠a) m√°s oscuras antes del segundo match, contra Yugoslavia, cuando un asesor del gobierno que viaj√≥ con el plantel les avis√≥ que no iban a cobrar la plata que les hab√≠an prometido por disputar el Mundial. Los morochos llegaron a pensar en no presentarse, pero finalmente decidieron salir a la cancha sin muchas ganas. Se comieron ¬°nueve! “Podr√≠amos haber ca√≠do por 20, hab√≠amos perdido nuestra moral”, coment√≥ despu√©s N’Daye, una de las estrellas de aquel equipo.

En ese partido estall√≥ una pol√©mica en torno al arquero Kazadi, que se fue reemplazado tras el tercer gol yugoslavo. No fueron pocos los que pensaron que se trataba de una maniobra del t√©cnico Vidinic para beneficiar a su pa√≠s de origen. Encima, en la jugada posterior al cambio, Yugoslavia clav√≥ el cuarto. En realidad, Vidinic recibi√≥ instrucciones de los dirigentes zaire√Īos que estaban en Alemania para sacarlo en ese instante. Obviamente, nunca se atrevi√≥ a pedir explicaciones. 

Tras el 4 a 0, N’Daye se fue expulsado por patear al árbitro, aunque el que pateó al juez fue Ilunga Mwepu, pero viste que los negros estos son todos parecidos… (?)

“Los √°rbitros no nos distinguen y ni siquiera lo intentan. Ellos s√≥lo ven nuestro color y piensan que somos todos iguales. Le dije que no fui yo el que lo golpe√≥. Mi compa√Īero le dijo que hab√≠a sido √©l, pero no quiso escucharnos. Llor√© terriblemente tras aquella injusticia”, exclam√≥ N‚ÄôDaye tras el encuentro.

El 0-9 no cay√≥ muy bien entre las autoridades. Motubu prohibi√≥ el ingreso de los periodistas al hotel donde se concentraban los jugadores y envi√≥ a sus guardias a que pusieran un poco de orden. Bebote style. El mensaje fue clarito: ‚ÄúSi pierden por cuatro goles contra Brasil, son boleta‚ÄĚ.

El tema es que para un equipo que no llegaba ni a casi amateur comerse cuatro contra el campeón vigente era algo bastante probable y entonces, el 22 de junio de 1974, ya eliminada y con la soga al cuello, Zaire salió a jugar contra los reyes del jogo bonito con un cagazo padre.

A los 12 minutos, Jairzinho puso el 1 a 0. Después, durante un buen rato, los sudamericanos se dedicaron a prestarse la pelotita ante la mirada nerviosa de los morochos. A los 66’, Rivelino marcó el 2 a 0. Y el tercero, a través de Valdomiro, no tardó mucho en llegar.

Cuando faltaban solamente cinco minutos para el final, el árbitro pitó un tiro libre para Brasil en el borde del área. Rivelino la acomodó y todos se alborotaron. No les alcanzaban las religiones para rezar y pedir que esa pelota se fuera a cualquier lado, pegara en el palo, se estrellara en la barrera o, en el peor de los casos, terminara muerta en las manos del arquero después de controlarla en dos tiempos.

Apenas escuch√≥ el silbatazo, Mwepu enloqueci√≥, corri√≥ desencajado y mand√≥ el bal√≥n a la mierda, gan√°ndose la tarjeta amarilla. Lo que en ese momento para la prensa mundial fue tomado como una muestra gratis del salvajismo africano y una completa ignorancia del reglamento del f√ļtbol, no se trataba de otra cosa que un intento desesperado por salvar su vida y la de sus compa√Īeros.

Y sirvió, porque después de la ejecución, los leopardos pudieron mantener la valla en -3. Tras el Mundial, la generación dorada de Zaire regresó a su país, donde convivieron para siempre con el olvido y la indiferencia.

Paz Germ√°n

Germ√°n Paz (El Pescadito)

Culo, Orto, Ojete, Cortachurros, Llamamoscas, Ano, Ocote, Caquero, Nalgas, Cachas, Poto, Tirapedos, Pan Dulce, Asterisco, Hoyo, Opi, Manzana, Colectora, Upite, Trasero, Cola, Tot√≤… eso es, precisamente, lo que muchos de nuestros venerados baldoseros ostentaron para llegar a hacer su aparici√≥n en Primera Divisi√≥n… Y no es que uno quiera contradecir a sus defensivos t√≠picos lugares comunes, tales como: ‚Äúesto es un premio al esfuerzo de mi familia‚ÄĚ o ‚Äúal fin pude concretar el sue√Īo de mi vida‚ÄĚ pero, con una mano en el coraz√≥n, la carrera de varios de ellos habla por si sola‚Ķ y la conclusi√≥n la mayor√¨a de las veces es la misma: culo.

Por ejemplo, as√≠ fue caso de Germ√°n Paz, un volante por derecha de Estudiantes de La Plata, quien asom√≥ sus narices contra Banfield por la d√©cima fecha del Clausura 2006, beneficiado por la lesi√≥n de varios compa√Īeros titulares y tambi√©n por su t√©cnico, Jorge Burruchaga, qui√©n decidi√≥ guardar al resto de su ‚Äúprimera l√≠nea‚ÄĚ para el decisivo choque ante Independiente Santa Fe de Bogot√° por la Copa Libertadores.

Y as√≠, de esta manera, el joven categor√≠a ’84 realiz√≥ su debut compartiendo un din√°mico mediocampo de cinco volantes junto al Gatito Esmerado, Marcos Gelabert, Diego Galv√°n y El Chelo Carrusca. Nuestro homenajeado fue reemplazado a los 64 minutos por Lenny Kravitz Cardozo, sin imaginar que esta derrota 1 a 0 ante El Taladro tambi√©n significar√≠a su despedida de la elite, muy a pesar de la cr√≠tica de el diario El Cl√°sico, que le obsequiaba un buen augurio (?): ‚ÄúGerm√°n Paz no termin√≥ de acomodarse nunca en la cancha y estuvo perdido en varios pasajes del partido. Nervios, ansiedad y ganas que esta vez le jugaron en contra; pero no dej√≥ de mostrar mucha garra y actitud para remontar su flojo rendimiento de cara al futuro‚ÄĚ.

Si bien integr√≥ el banco de suplentes de El Pincha en otras cuatro ocasiones; que luego form√≥ parte del plantel de Hurac√°n de Tres Arroyos que descendi√≥ del Nacional B al Torneo Argentino A (2006/07) y que tambi√©n acredit√≥ un paso fantasmal por El Linque√Īo (2008), su nombre desapareci√≥ completamente del mapa hasta que Victoria √Ālvarez nos lo devolvi√≥ en forma de envidia‚Ķ ¬ŅQui√©n? Victoria √Ālvarez, la excelent√¨sima ganadora del Bikini Open Reef Classic 2011 en Mar del Plata‚Ķ

Y as√≠, cuando no lo esper√°bamos, volvimos a tener novedades de Germancito Paz, aquel que alguna vez en su vida disfrut√≥ de un impresionante Culo, Orto, Ojete, Cortachurros, Llamamoscas, Ano, Ocote, Caquero, Nalgas, Cachas, Poto, Tirapedos, Pan Dulce, Asterisco, Hoyo, Opi, Manzana, Colectora, Upite, Trasero, Cola, Tot√≤… y que tambi√©n jug√≥ un partido en Primera Divisi√≥n‚Ķ

 Page 2 of 551 « 1  2  3  4  5 » ...  Last » 
Necesit√°s Flash Player 8



Powered by Wordpress   |   Lunated es un diseño de ZenVerse