River 3 – Os Belenenses 0 (1978)

river Belenenses

El Trofeo Villa de Bilbao, en su edición de 1978, se desarrolló entre 4 equipos. River Plate fue el invitado de estas tierras y en su debut enfrentó al PSV, cayendo por penales, por lo que quedó condenado a jugar por el tercer y cuarto puesto. Su rival fue el Clube de Futebol Os Belenenses, de la ciudad de Lisboa, que en ese momento acumulaba como máximo logro la obtención de una Liga Portuguesa en 1945/46. Y en este momento, también (?).

La cuestión es que las crónicas de la época afirman que no hubo equivalencias entre un equipo y otro. River impuso su jerarquía y ganó sin mayores esfuerzos, con dos goles de Passarella (uno de penal, en la imagen) y otro de Marchetti. Miles de vascos presenciaron este partido que sirvió de aperitivo para la final del torneo jugada a continuación, entre el Athletic y el PSV.

Quisiera ver a Mandra para siempre (?)

mandraupdateando

“…baldoseando por toda la eternidad” (?). Una triste noticia para el mundo del fútbol: se retiró Martín Mandra. Bueno, en realidad la novedad vendría a ser que seguía jugando, algo que pasó desapercibido para muchos en nuestro país. Y no se vayan a creer que la cosa fue muy distinta en Ecuador, porque la convocatoria no estuvo a la altura de un jugador de su talla (?).

mandradespedida

El Buitre tuvo su partido despedida en el Estadio Olímpico Atahualpa, donde supo ser campeón con el Deportivo Quito. Al homenaje asistieron ex compañeros del delantero y otras glorias de La AKD, como el Gordo Alejandro Kenig. El tema es que había más gente adentro que afuera de la cancha. Cosas que pasan.

mandrachicago

El match, promocionado por varios medios en los días previos, finalizó 4 a 3 a favor del equipo de 2008, con dos goles del homenajeado, que además se dio el lujo de ponerse la camiseta de Nueva Chicago durante algunos minutos. Inolvidable.

Independiente error de utilería (1976)

independiente1976

Cuenta la leyenda (?) que la primer camiseta Adidas de un equipo argentino en la que aparecían las clásicas tres tiras fue usada por Independiente, a mediados de los 70’s. La curiosidad radicaba en su color: era una prenda amarilla, que había sido adquirida en 1975 en una gira por Asia. La clásica casaca roja recién se vería al año siguiente, aunque con alguna desprolijidad menor. La imagen corresponde a la igualdad sin goles frente a Boca, por el Metropolitano 1976.

Aquella tarde, Pavoni, Palomba y Bochini jugaron sin el adidas en el margen derecho, mientras que el resto (incluyendo al arquero Quiroga) sí llevaba impreso el nombre la marca alemana. Queda a criterio del lector el caso de Semenewicz, quien prefirió taparse para que quede la duda y, 40 años después, abrir este apasionante debate. Los leemos (?).

Sacachispas con pechera y camiseta blanca y verde (2014)

sacachispaspecheras

Cosas que pasan en el fútbol de ascenso, aunque el motivo del encuentro haya sido la Copa Argentina. Sacachispas recibía a Luján, en el cierre de la Fase Inicial Metropolitana IV. La visita llegó con su vestimenta alternativa: negra con detalles rojos. El local, solo contaba con un juego de camisetas para afrontar el encuentro. Hete aquí (?) el problema: las casacas azules con las que contaba Saca eran, a criterio del árbitro Rodrigo Pafundi, muy similares a las del Lujanero. Caos en Soldati.

sacachispasblancayverde

Después de media hora donde reinó la confusión, se decidió arrancar el juego con la solución más inmediata posible: pecheras grises, sin número ni inscripción alguna para los jugadores del Lila, que en el segundo tiempo se vestirían con una camiseta blanca con vivos verdes, sin marca, escudo o algo que las identificara como propias. Por lo menos, estas tenían números. Porque la humildad tiene un límite (?).

Baldosa hay una sola, oooh (?)

mudanzabaldosa

¿Nos extrañaron? Nosotros tampoco (?). Bueno, un poco sí. La cosa es que en las últimas dos semanas estuvimos offline para encargamos de algo que teniamos pendiente desde hace años: la actualización del sitio. Esto incluye un montón de mejoras técnicas que no viene al caso contar, pero además trae aparejado un cambio estético, el que posiblemente ya estén puteando (?), pero se van a acostumbrar enseguida, créannos.

La principal diferencia, con respecto a la estructura anterior, es que ahora también van a poder ver los posteos de las secciones clásicas en el home. Esto significa que, en un solo pantallazo, van a tener todas actualizaciones. Menos vueltas, más posteos. En Una Baldosa, inteligencia (?).

Once años de archivo, como se imaginarán, no se acomodan de un día para el otro. Tuvimos que mudar todo. Desde los textos, pasando por las fotos, hasta los comentarios de ustedes. Así que es probable que en las próximas horas noten algunas fallas o detalles que iremos resolviendo a la brevedad. Lo importante es que volvimos y que tenemos casa nueva. Recórranla y vayan tomando sus lugares. Bienvenidos, putos.

Frágola Gabriel

fragola

Gabriel Pablo Frágola

Jugando al papi fútbol en torneos amateurs y dando notas a algún canal de cable zonal. Así transcurrió la mayor parte de la vida futbolística de este mediocampista que sólo registró unos minutos en la elite del fútbol argentino. Fue con la camiseta de Platense, en un partido histórico para el Calamar: victoria 2 a 1 frente a Rosario Central, el 15 de mayo de 1994. ¿Por qué lo de “partido histórico”? ¿Se salvaba del descenso? No, porque con ese triunfo se transformaba en el único líder del Torneo Clausura, luego de 48 años. Más que un hecho histórico, un hecho raro.

Esa tarde, por la 9° fecha de aquel campeonato, en Vicente López, el local formó con: José Miguel; Saraiba, Mayo, Loyola, Broggi; Villoldo, Amodeo, Maisterra, Bustos; Espina y Spontón. Ingresaron Marchi y Frágola, y en el banco quedaron Parada, Hanuch y Diego Díaz, al lado de Ricardo Rezza, el entrenador. Luego, Platense entraría en una racha más acorde a lo que su historia dicta (?) y de los siguientes 10 partidos sólo ganaría un par.

Mientras tanto, Frágola no sumó más minutos en el equipo y se iría a Excursionistas (1996/97), que militaba en la Primera C. Pronto dejaría el fútbol en cancha grande, y pasaría a despuntar el vicio entre oficinistas, estudiantes y monotributistas (?) a los que podría contarles que una vez Platense estuvo arriba de todos. Y él, lo vivió desde adentro.