Padra Juan Carlos

Juan Carlos Padra
Petiso, flaco, flequillo prolijo, gambeta endiablada. As√≠ asomaba Juan Carlos Padra en la Primera de Hurac√°n a fines del milenio pasado. Claro que su historia en el f√ļtbol ven√≠a de antes, del baby de Franja de Oro de Pompeya, al lado de su amigo Leandro Romagnoli, de las divisiones inferiores en el Quemero y una prueba en el Barcelona de Espa√Īa, que a los 16 no lo pudo fichar por no tener la doble ciudadan√≠a.
Debut√≥ en 1999 en la B Nacional jugando unos minutos ante Deportivo Espa√Īol. Al a√Īo siguiente se gan√≥ el puesto de enganche a fuerza de talento y los hinchas comenzaron a ilusionarse.
Tras lograr el ascenso a la A, se cumpli√≥ su sue√Īo de jugar en Primera. Pero con el paso del tiempo y los t√©cnicos qued√≥ marginado detr√°s del Rolfi Montenegro y Lucho Gonz√°lez. Babington lo colg√≥ y no le qued√≥ otra que buscarse club.
A fines de 2002 estuvo en Corea. El Daewoo Football Club estaba interesado en contratarlo, pero el clima asi√°tico le jug√≥ en contra. Durante estos d√≠as de licencia que ped√≠ en Hurac√°n estuve en Corea, en Se√ļl. El club Daewoo me hab√≠a hecho una oferta inmejorable, viaj√© para concretar la transferencia, pero decid√≠ no aceptar cuando vi que el lugar era casi inhabitable. Imposible sobrevivir ah√≠, hac√≠a 14 grados bajo cero, as√≠ que prefer√≠ quedarme ac√°. Tal vez psicol√≥gicamente no iba a poder aguantar“, dijo cuando peg√≥ la vuelta. D√≠as despu√©s pas√≥ a pr√©stamo al Logro√Īes del ascenso espa√Īol. A cambio de 10.000 d√≥lares y con una opci√≥n de compra de 400.000 parti√≥ seis meses rumbo al Viejo Continente para jugar, por problemas burocr√°ticos con su pase, apenas 9 partidos y convertir un gol.
Cuando retorn√≥, el Globo ya hab√≠a descendido y se qued√≥ a pelearla en la B Nacional. Sus n√ļmeros totales en el club de Parque Patricios cerraron en 90 partidos y 12 goles (58 encuentros con 10 tantos en la A).
Tras haber estado en carpeta de Los Andes y Cobreloa de Chile, a mediados de 2004 se mudó a Caballito. En Ferro disputó 4 cotejos y no convirtió goles. Sin embargo le alcanzó para conocer a figuras de la talla de Carlos Bangert, Cristian Ayala, Muhamed Nsubuga, Ibrahim Sekagya, Juan Pablo Caffa, Roberto Molina, Diego Cochas, Félix Décima, Mariano Campodonico y Federico Lagorio.
Para 2005 volvió a sacar el pasaporte a la luz y luego de fracasar su pase a Millonarios de Colombia fue hasta México. Fichó con el Lobos B.U.A.P, donde redondeó 14 encuentros y 3 anotaciones.
A mediados de a√Īo coquete√≥ con Olimpo de Bah√≠a Blanca, pero termin√≥ en Defensa y Justicia, donde apenas reparti√≥ 163 minutos entre 5 partidos.
En 2006 recal√≥ en All Boys, para jugar el primer semestre del a√Īo, sin embargo no descoll√≥ y volvi√≥ a probar suerte en Europa.
En Italia defendi√≥ los colores del poderos√≠simo Nuovo Campobasso de la Serie D. Me fue muy bien en el aspecto futbol√≠stico. Pero en el club hab√≠a muchos problemas entre los dirigentes y no me sent√≠a c√≥modo. Adem√°s tengo una familia y ellos (su esposa y su hijo Rom√°n) no pod√≠an acostumbrase a la vida de Europa. Por eso preferimos volver y probar suerte ac√°“, declar√≥ meses despu√©s.
A principios de 2007 estuvo a prueba en Temperley, pero no llegó a un acuerdo económico. También anduvo por Deportivo Morón, donde no convenció al cuerpo técnico. Por estos días está libre, buscando su destino en alguna cancha de nuestro país.
Hasta acá llegó la carrera de Juan Carlos Padra, un pibe que podría haber conocido el mundo y terminó conociendo gran parte de Buenos Aires a la perfección.

KeyserSoze

Espa√Īa tambi√©n baldosea

Mientras terminamos de pulir algunos detalles de la mudanza que tanto necesit√°bamos, queremos compartir con ustedes la aparici√≥n de otro blog que se une a la Comunidad. Se trata de Renaldinhos y Pavones, un sitio espa√Īol de estirpe baldosera que desde hace algunas semanas amenaza con dejar en evidencia los grandes chascos que han pasado por el pa√≠s ib√©rico, combinando tan gratificante tarea con verdaderos homenajes a jugadores veteranos como Amadeo Carboni y camisetas dignas de placard.
¬°Salud!

En Una Baldosa

Lezcano Pablo

Pablo Víctor Lezcano (El Mono)
A diferencia de quien se autoproclama como el padre de la cumbia villera, a este Pablo Lescano (disparidad ortogr√°fica al margen) no se le dio por robar. Y si lo hizo, trat√≥ de que fuera de la forma menos notoria posible. Sin un tecladito ni el ruido de lata caracter√≠stico de la bailanta y con una pelota n√ļmero 5 en los pies. As√≠ intent√≥ ganarse la vida.
Nacido el 24 de enero de 1980, delantero nato hincha de Chacarita y fanático de las milanesas con papas fritas (no es joda), se formó bien de abajo.
Se destacaba en una liga de Claypole, donde fue goleador, hasta que un cazatalentos lo vio y se lo llevó para las divisiones inferiores de Banfield. Fue subiendo escalones hasta que disputó unos minutos en la temporada 2000/01, en la B Nacional.
Con el ascenso consumado y sin oportunidades de jugar, a mediados de 2001, fue cedido a pr√©stamo a Racing de Olavarria para pelear el Torneo Argentino A. Sin embargo, seis meses despu√©s ya estaba otra vez en el Sur defendiendo los colores de Banfield en Primera Divisi√≥n. El uruguayo Luis Garisto le dio la oportunidad de mostrarse y en su primer partido, ante Rosario Central, anot√≥ el gol que le dio el triunfo a su equipo. Cuando la pelota cruz√≥ la l√≠nea me acord√© de dos cosas: mi se√Īora y mi hijo Nahuel, de cinco a√Īos. Me cost√≥ mucho llegar ac√° y, entonces, lo que me pas√≥ es el sue√Īo de cualquier futbolista, dijo. Como si fuera poco se gan√≥ los elogios de un peso pesado como Josemir Lujambio. La posterior llegada de Julio Falcioni le rest√≥ muchas oportunidades, quedando bastante relegado, y debi√≥ buscar suerte en otros horizontes. En total con la camiseta verde del Taladro disput√≥ 15 partidos y convirti√≥ 2 goles (a Rosario Central y Estudiantes LP).
A comienzos de 2004 se vinculó con Brown de Adrogué, donde tuvo la chance de disputar más minutos en cancha. Al parecer dejó un grato recuerdo en el equipo de la zona sur.
A mitad de a√Īo parti√≥ para Chile para jugar en Rangers llevado por la “Vieja” Reinoso. De entrada la tiraron la n√ļmero 9. Seg√ļn los amigos de “La Rompieron” tuvo muchas oportunidades y no convirti√≥ ning√ļn gol. Para colmo, su mala relaci√≥n con la prensa lo conden√≥ al ostracismo: Primero cuando llegu√© la relaci√≥n era buena…pero no conoc√≠a a nadie, luego, al pasar los partidos y despu√©s de la lesi√≥n… fue lamentable… fueron mala leche conmigo. Trato de no hablar mucho, no me gusta hablar… por eso mismo no me gusta escuchar programas… Yo a las personas las trato bien… delante de m√≠ me trataban bien y despu√©s hablan mal, pero eso conmigo no va. La prensa te puede subir o bajar… si andas mal estas por all√° abajo y luego si marcas un par de goles est√°s por all√° arriba… eres una estrella, por ahora no me interesa la prensa, ya que en un momento me faltaron el respeto, pero mientras hablen de lo futbol√≠stico todo bien, pero no de la persona. Como era de esperarse, antes de finalizar el contrato peg√≥ la vuelta.
Qued√≥ libre de Banfield y pese a las ofertas de Brown de Adrogu√© y Los Andes fich√≥ con Deportivo Mor√≥n y al llegar sigui√≥ refiri√©ndose a su experiencia chilena: No fue una buena experiencia. El clima era muy distinto al nuestro, muy cambiante. Es incre√≠ble pero a veces hab√≠a lluvia, calor y fr√≠o en el mismo d√≠a. Me cost√≥ bastante adaptarme. Adem√°s, fui sin haber realizado la pretemporada, con lo que d√≠ ventajas en lo f√≠sico”. En el Gallito, donde se encontr√≥ con un viejo conocido como Fernando Zaghari√°n, logr√≥ convertir un par de goles y pelear al campeonato hasta las instancias finales aunque no rindi√≥ como se esperaba.
Seis meses m√°s tarde, otra vez se puso la camiseta de Brown. No se sabe c√≥mo fue su desempe√Īo en esta segunda etapa, pero a juzgar por el poco tiempo que permaneci√≥, su rendimiento no fue satisfactorio.
A comienzos de 2006 decidi√≥ bajar un poco sus pretensiones y jugar en el Torneo Argentino B con Central C√≥rdoba de Santiago del Estero, de donde se fue en abril con un pu√Īado de goles en su cuenta personal.
Tras un largo tiempo perdido, apareció en este 2007 jugando contra Cerámica Argentina defendiendo los colores de Independiente de Chivilcoy, en el Torneo Argentino C.

KeyserSoze

Aviso

Estamos mudándonos a un lugar más grande y por ende necesitamos hacer algunas modificaciones en la estructura del blog. No se asusten si no visualizan bien el sitio durante las próximas horas y si no respondemos los mails. Confiamos en que estará todo OK en un par de días. Gracias por la paciencia.

En Una Baldosa

 Page 478 of 726  « First  ... « 476  477  478  479  480 » ...  Last » 

Powered by Wordpress   |   Lunated es un diseño de ZenVerse