Se comió todos los amagues y vomitó el buen gusto

goycocamisaimpresentable.jpg

Mandiyú era un escritorio. No había club ni estructura. Y encima le alquilé la casa al peor tipo de Corrientes, un sinvergüenza de primera categoría que me hizo pasar uno de los momentos más ingratos de mi vida. El club debía pagar el alquiler. Como se atrasó, le dije que me hacía cargo de la deuda, aunque no me correspondía. Para eso debía cobrar el anticipo de mi contrato con el Inter. Salí en camioneta hacia Buenos Aires y me paró la policía. El guacho me había metido un embargo contra la camioneta. Estaba relacionado con la política y quiso ganar chapa conmigo. Pasé una vergüenza bárbara en Curuzú Cuatiá, al entrar en la comisaría. Como el club era un desastre, ni siquiera pedían recibo de lo que pagaban, así que puse hasta la guita que ya le habían pagado. La joda me salió 54.000 dólares. Recuperé la camioneta embargada tres meses después. Y no estaba en la comisaría, ¿eh? La tenía el tipo ése en la casa“, declaró alguna vez Sergio Goycochea en la revista El Gráfico.
Lo que no dijo el caradura es que lo detuvieron por la camisa que llevaba puesta. Y que agradezca que lo largaron.

(Gracias Nano)

Vélez logo Sportlandia 1983

velezsportlandiadiportto.jpg

A simple vista es una formación común y corriente, al margen de la imagen de Carlitos Bianchi sentado sobre la pelota. Lo curioso, en este caso, es que Pedro Larraquy haya salido a la cancha con una camiseta distinta a la de sus compañeros. Como se aprecia, la mayoría luce sobre la V azul la palabra Sportlandia. Pedrito, en cambio, sólo muestra el logo redondo. ¿Que estamos hilando muy fino? Puede ser, para eso estamos.

Gimnasia y Tiro 1993 (el más feo de la historia)

gimnasiaytirofeo.jpg

Un gran equipo, eso no se discute. Ganó el Torneo del Interior en 1992 y un año más tarde obtuvo el ascenso a Primera División. Pero vayamos a lo realmente importante: jamás en la historia de la humanidad otro club pudo juntar tantos cucos en una misma formación.

amayatigre.jpg
El Tigre Amaya
Garantía de gol y cagazo en el rival de turno. Con esa pinta podía hacer temblar a cualquier marcador central con fama de duro. Jamás alguien se atrevió a hacerle un chiste.

gonzalezalfredo.jpg
Alfredo González
Otro tanque del área. Pesado y potente. Dicen que la semana previa a los partidos le hacían oler prendas con olor de los adversarios para que los sábados se los devorara en la cancha.

rodriguezviejo1.jpg
El viejo Rodríguez
Nos cae bien porque se encargó de poner bien alto el uso del bigote. Pero no era para nada serio ver a un empleado provincial de 37 años en pantalones cortos todos los fines de semana. Él mismo recordó una frase que alguna vez salió de la boca del Negro Marchetta: “Son un gran equipo, tocan bien, pero tienen un gran defecto: tienen que jugar adentro de una carpa porque son todos muy feos“.

gimnasiaytirofeo5.jpg
Ramón Benito Álvarez
El fachero del plantel. Llamaba la atención por su buzo rosa fluo, siempre haciendo juego con sus guantes. Un coqueto. Se cree que fue uno de los primeros metrosexuales del país.

herrerapopeye.jpg
Popeye Herrera
Un cavernícola al que sólo faltaba el garrote en la mano. Aquí lo vemos mostrando su fiereza ante su gente, después de ganarle al Deportivo Italiano.

gytfeos.jpg
Feos sí, horribles no
Desde acá nuestro respetuoso homenaje para este grupo de buenos futbolistas que colocó al conjunto del norte en la máxima división del fútbol argentino. Con o sin belleza, el Albo de Salta ganó la admiración de muchos. He aquí un compilado de imágenes (hay más en GyTSalta.com.ar) que vienen bien a la hora de presionar a los niños que no quieren tomar el jarabe. ¡Abrí la boca o te muestro al Tigre Amaya!

gimnasiaytirofeo4.jpg

gimnasiaytirofeo6.jpg

gimnasiaytirofeo2.jpg

gimnasiaytirofeo3.jpg

De Lorenzo Martín

delorenzomartin.jpg

Martín Jorge De Lorenzo
Volante que no supo o no pudo aprovechar las pocas pero buenas ocasiones que le dieron en la Primera de Ferro Carril Oeste. Su debut se produjo en la fecha 11 del Clausura ’92, cuando fue titular en un partido ante Talleres de Córdoba que terminó 0 a 0. De manera consecutiva tendría otras 2 chances de integrar el once inicial de Griguol, pero su rendimiento no estuvo a la altura del momento y comenzó a ingresar en los segundos tiempos, de manera breve y salteada.
Se fue de Caballito con 11 cotejos en el lomo y un tiempo después lo encontramos en el duro mundo del under. En la temporada 1994/95 pasó a reforzar las filas de Atlanta junto a otros jugadores de la talla de Lucho Malvárez y Luis Marabotto, bajo la conducción técnica del Ruso Ribolzi. Su nivel, vale decir, no fue espectacular ni mucho menos. Apenas disputó 12 encuentros y marcó 2 goles, pero tuvo la fortuna de incluir su apellido en la lista de hombres que ascendieron al Nacional B, con figuras como José Luis “para jugar con estos muertos no hace falta comer pastas” Campi, Luis Bonnet y el Cabezón Alcami.
Además sudó casacas en Ferrocarril Midlan (1996/97), Defensores de Belgrano (1997 a 1999) y Argentino de Quilmes (2000/01) en la tercera categoría de nuestro fútbol. En el exterior, para no perder la costumbre, también conoció el bajo fondo cuando pasó al Real Unión de Irún, España (en 2001), y permaneció varios años tratando de memorizar los nombres de sus compañeros Azpilicueta, Etxaniz, Etxarri y Oier Larraínzar.

Argentinos en la Copa Columbus 1986

repartidosargentinosmilan.jpg

En el verano europeo de 1986, Argentinos Juniors emprendía una gira por el viejo continente. Por aquellos tiempos los Bichitos Colorados eran bastante solicitados, tras su gran actuación en la final Intercontinental ante Juventus. Fue así que, en la ciudad de Génova, Argentinos enfrentó al Milan, en el primer partido que se disputó el 12 de agosto. El encuentro finalizó 1 a 1 – gol del Panza Videla para Argentinos- y en los penales prevaleció el equipo italiano, con un score de 5 a 4.

argentinossampdoria.jpg

Mientras tanto, la Sampdoria jugó el clásico ante el Genoa, venciendo este último 6-5 en definición por penales tras igualar en un tanto por bando. Un par de días más tarde el Bicho se vio las caras con el equipo organizador. Sampdoria venció 1 a 0, y el plantel genovés presentó jugadores de la talla de Vierchowod, Vialli, Cerezo y Mancini. Esa gira fue fundamental para que el equipo ‘Rossonero‘ pusiera sus ojos definitivamente en Claudio Borghi. Además, Hugo Hernán Maradona era el centro de todas las miradas, aunque solo tenía 4 partidos y 1 gol en Primera División.

Doctor_JR