Una mancha más al Tigre

garecacamisa.jpg

Se comenta que allá lejos y hace tiempo, un vestuarista de dudosa reputación entabló una relación profesional con Adrián y los Dados Negros. Con el tiempo le fue presentando varios modelos de camisas: floreadas, rayadas, a cuadros y hasta con dibujos psicodélicos. El líder de la banda se fascinó con casi todas las prendas. Menos con una. El diseño era realmente feo, sobre todo por los arabescos dorados que impregnaban el blanco. La leyenda cuenta que ese artículo rechazado viajó varios kilómetros, fue rematado en una feria americana y un día llegó a la casa de Ricardo Gareca. Y lo que es peor, un día el Tigre se la puso.

Juan Pordiosero

Valdés Santiago

valdessantiago11.jpg

Santiago Ramón Valdés
No habrá faltado el ocurrente cordobés que le gritase “¡Vo’ para jugar en Taiere tení que pagar la renta!”. Santiagueño de nacimiento y volante central por adopción, surgió en la Primera de Talleres en el Clausura 2000, cuando disputó 4 partidos que le dejaron sabor a poco. Casi siempre reemplazando a otros delanteros como Marzo y Pronetto, al menos se dio el lujo de disputar una milésima de segundo de un 0 a 0 ante Belgrano y como premio, recibió la titularidad en un encuentro ante River Plate, en el que tuvo la responsabilidad de seguir de cerca a Pablo Aimar y, de yapa, custodiar a Saviola. “Cada vez que tiene que marcar a alguien, le deja los tapones marcados en los tobillos, no se cansa de pegar“, decían sus compañeros por entonces. Ese día Pablito metió una asistencia y el Millonario ganó 2 a 0. Valdés no volvió a tener una oportunidad y pasó a Defensa y Justicia (2000/01), en el Nacional B.
En Panamá hallaría un lugar ideal para su juego, aunque vale decir que su incursión por el club Plaza Amador (2001/02) no fue tan ladri como la que tuvo después, cuando blanqueó su situación y sin ponerse colorado firmó con el Municipal Chorrillo (2002 a 2004 y 2007).
Si bien regresó a la Argentina para actuar en Sarmiento de Junín (2004/05), Mitre de Santiago del Estero (2005/06) y el fútbol pampeano (2007), el año pasado reforzó las filas de Técnico Universitario de Ecuador junto a 2 compatriotas, Mariano Ramírez y Gabriel Mussón. Pero, como suele ocurrir en algunos sectores de Sudamérica, comenzaron a surgir las deudas por parte de los dirigentes y los argentinos rescindieron sus contratos. Hoy, al mejor estilo Ron Damón, quizás Valdés esté desocupado o trabajando de ropavejero.

Juan Pordiosero

El Mató y la Baldosa

Los pibes de El Mató a Un Policía Motorizado se zarpan de buena onda. Otra vez, como suele ocurrir en las encuestas de fin de año, la ligamos de rebote gracias a Santiago, el cantante del grupo platense, que no se cansa de recomendarnos (tampoco se cansa de putear a Favale).
Desde ya, estamos agradecidos. El día que tengamos mucha guita y hagamos un Encuentro Baldosero a todo trapo, los vamos a contratar para que toquen un par de temas (si aceptan ser teloneros de la banda de Dubois, claro).

Ver: Encuestas El Día y Encerrados Afuera.

En Una Baldosa

Boca Clausura 2003

bocacentral2003.jpg

El 6 de julio de 2003 mientras el plantel profesional festejaba la obtención de la Copa Libertadores, Boca Juniors cerraba su participación en el torneo Clausura enfrentando a Rosario Central. Dirigido por Oscar Regenhardt el conjunto xeneize formó con Gustavo Eberto, Raúl Osella, Joel Barbosa, Federico Carballo, Víctor Magnago, Leonardo Verón, Matías Silvestre, Juan Pablo Caffa, Jonathan Fabbro, Mauro Boselli y Héctor Bracamonte. Luego ingresaron Víctor Ormazabal y Edilio. Mientras que desde el banco lo vieron Adelquis Ruffini, Pablo Álvarez y Mauro Zanotti.
En un partido ninguneado hasta por los medios (sin TV y casi sin radios) el resultado fue un anecdótico 7 a 2 a favor del equipo rosarino con 5 tantos de Luciano Figueroa -goleador del campeonato-, César Delgado y Mariano Messera, mientras que Hector Bracamonte y Jonathan Fabbro descontaron para Boca.

KeyserSoze

Romano Andrés

romanoandres.jpg

Andrés Sebastian Romano
Olvidado delantero que tuvo sus 15 minutos de fama (o menos) a comienzos de siglo. Nacido en Aguaray (aunque alguna vez dijo que era oriundo de Quilmes), un pueblito salteño ubicado en el límite con Bolivia, este goleador por naturaleza (como se autodefine) hizo sus primeras armas en el fútbol en Gimnasia y Esgrima de Jujuy (1998/2002).
Su estadía en el Lobo jujeño le permitió conocer a sus dos referentes, Mario Lobo y Gustavo Balvorín. Claro que debido a la presencia de ambos, Romano se vio bastante relegado y debió conformarse con unos pocos minutos en cancha, generalmente ingresando como suplente en los segundos tiempos.
Su día de gloria lo tuvo el sábado 22 de abril de 2000. Aquella tarde el Lobo visitaba a Boca Juniors en La Bombonera y pocos acreditaban que Gimnasia se llevaría algún punto. Más teniendo en cuenta que el equipo norteño llevaba 307 días sin ganar en otra cancha que no fuera la propia y para colmo, el Xeneize llevaba un envidiable invicto de casi 2 años sin perder en condición de local. En la previa, el técnico Raúl Sosa había desafectado a David Bisconti, José Luis Almaraz y Fernando Casartelli, para incorporar a Carmelo Ruscitto, Miguel Coronel, y los juveniles Mariano Inglemona y el propio Romano, que ocupó un lugar entre los relevos sin saber lo que le deparaba el destino.
A los 25 minutos de la segunda mitad, Andrés ingresó en reemplazo de Carlos Garnier. Y 660 segundos más tarde, aprovechó un descuido de la defensa, dejó pagando a Walter Samuel y ante la atenta mirada de Oscar Cordoba le dio la victoria al Lobo. Así se convirtió en el hombre más buscado de la tarde: Siento una alegría inmensa, porque todos los días no se le gana a Boca en su cancha. Espero que mi viejo me perdone. Le pido disculpas porque él es fanático de Boca, dijo el pibe después del partido.
A final de cuentas, el Lobo se fue al descenso y Romano se quedó para intentar volver lo más rápido posible a la primera división.
Desheredado por el padre (?) a causa de aquel gol que bajó a Boca de la lucha por el campeonato, en 2002 surgió la posibilidad de robarla descaradamente hacerse algunos dinerillos en el exterior y no lo dudó. A unos pocos kilómetros de su casa, en Bolivia, lo recibió Real Potosí, junto al argentino Rubén Cecco.
Su carrera entró en un agujero negro hasta comienzos de 2004 cuando apareció a prueba en Gimnasia y Tiro de Salta. Quedó, pero en el campeonato jugó poco y a mediados de año se fue. Durante la temporada 2004/2005 vistió los colores de Atlético Ledesma de Jujuy.
En el segundo semestre de 2005 regresó al altiplano para jugar en el poderoso Universitario de Beni de la B boliviana. Acostumbrado al estilo de vida nómade, en 2006 pasó por Deportivo Roca de Río Negro en el Torneo Argentino B, misma categoría que lo cobijó en 2007, defendiendo las camisetas de Estudiantes de Río Cuarto y Maronese de Neuquén.
Cuando ya se daba por descontado que nunca pegaría un viaje importante, a fines de 2007 dio el salto de calidad. Una tentadora oferta del fútbol malayo lo obligó hacer las valijas para firmar con el UPB-My Team FC.
¿Lo curioso? Ese club nació en 2006 mediante la fusión del antiguo Perak UPB FC y el MyTeam, un equipo completamente conformado mediante la realización de un reality show (al mejor estilo Camino a la gloria, pero más baldosero). En la temporada 2006/2007, el UPB-My Team FC fue invitado a participar del torneo de segunda división, logrando el ascenso a la máxima categoría.

KeyserSoze

Boca alternativa 1992

enelplacardboca92.jpg

Sometido a los innovadores diseños de adidas, Boca Juniors estrenó, en 1992, un curioso modelo alternativo con el mismo molde que utilizaba, por ejemplo, la Unión Soviética en su segunda equipación. En la foto, el Manteca Martínez festeja su gol ante Rosario Central, e involuntariamente muestra la pilcha blanca con vivos azules y una delgada franja amarilla.

Juan Pordiosero

Helados

maximenero08.jpg

Para mitigar el insoportable calor de este verano, nada mejor que un confiable producto de Panichelli, aquel delantero de River que se dedicó al rubro de las cremas heladas. Pueden ver su historia en la sección baldosera de la revista Maxim de Enero, que tiene a Jéssica Cirio en la tapa.

En Una Baldosa en Maxim
Diciembre 2007: Tony Gómez.
Noviembre 2007: Germán Arangio.
Octubre 2007: Claudio Benetti.
Septiembre 2007: Alejandro Kenig.
Agosto 2007: Daniel Stremiz.
Julio 2007: Lucas Gatti.
Junio 2007: Toninho “El Bíblico”.
Marzo 2007: “Karateca” Vallejos.
Enero 2007: Kurt Lutman.
Diciembre 2006: Fernando Kuyumchoglu.
Noviembre 2006: “Simpson” Allegue.

En Una Baldosa