Rocco Leonel

Leonel Rocco

Generalmente el arquero es el puesto con mayor vida dentro de un mismo club. Algunos suelen realizar campa√Īas completas en una misma instituci√≥n. Sin embargo, no siempre se cumple esa costumbre. Algunos deben peregrinar en busca de un sueldo que los mantenga vivos y no tienen tiempo para encari√Īarse con una camiseta (o mejor dicho, con un buzo). Es el caso de Leonel Rocco, un guardametas de condiciones dudosas pero con un currilum bastante importante. Debut√≥ en su pa√≠s, en el arco de Progreso (1990-91). De ah√≠ pas√≥ a Mandiy√ļ de Corrientes, que contrataba todo lo que anduviese m√°s o menos bien en tierras lim√≠trofes. Estuvo un a√Īo en la Argentina (1991-92) y jug√≥ 14 partidos. Suficiente para un pibe que hab√≠a llegado como uno m√°s. Volvi√≥ a Uruguay y se sum√≥ a un grande, Nacional de Montevideo. Pero estuvo poco tiempo. La temporada 1994-95 la jug√≥ para Rampla Juniors. All√≠ provoc√≥ el gran salto profesional de su trayectoria, ya que al a√Īo siguiente se lo llev√≥ el Tampico de M√©xico. Muchos creyeron que no volver√≠a. Y por varios a√Īos Rocco les di√≥ la raz√≥n. Jug√≥ en distintos pa√≠ses (con un regreso en el ’99, en Bella Vista). En 2000 se fue a Colombia, y pas√≥ por Independiente Santa Fe, Bucaramanga e Independiente de Medell√≠n. De √©ste √ļltimo elenco colombiano fue dejado en libertad por bajo rendimiento. La 2003-04 la jug√≥ en el Melgar de Per√ļ, en lo que ser√≠a (hasta el momento) su √ļltimo paso por el extranjero. Actualmente es el portero de Rentistas de Uruguay. Ataj√≥ varios penales en su carrera y eso le da un plus que lo distingue.

Juan Pordiosero

Calcaterra Fernando

Fernando Daniel Calcaterra
Es uno de los valores surgidos en Newell’s (1991-1994) durante la era Bielsa, aunque este delantero no tuvo muchas chances. Apareci√≥ en la lepra y tuvo la gracia divina de jugar en 1993 junto a Diego Maradona unos pocos partidos. En ese entonces intent√≥ formar una dupla letal con Cristian Ruffini en las que alternaban Claudio Enr√≠a e Iv√°n Gabrich. Su jornada inolvidable fue en un cl√°sico frente a Central en el que ganaron 2 a 0 con un gol suyo y otro de Diego Garay. En aquella oportunidad Fernando declar√≥ que “Cuando anot√© me sent√≠ como si fuera el due√Īo de la ciudad, fue una sensaci√≥n incre√≠ble”.
Sabida la cantidad de jugadores que surgen de la lepra, sali√≥ a probar suerte a la liga chilena que por ese entonces estaba en franco ascenso. Firm√≥ para el O’Higgins de Chile y seg√ļn su propio parecer tuvo su mejor rendimiento futbol√≠stico. Volvi√≥ al pa√≠s hecho un goleador y apareci√≥ luego en Platense (1995-1996). Bien de punta con Adri√°n Coria o Esteban Fuertes, tuvo su noche de gloria cuando hizo un par de goles frente a la Selecci√≥n de Rusia que anduvo de gira por el pa√≠s. Sin embargo en el Clausura solo marc√≥ dos goles a Argentinos Juniors y a Belgrano de C√≥rdoba. Poco se supo de el durante un tiempo, y no queda muy claro si efectivamente pas√≥ por Deportivo Mor√≥n, pero lo cierto es que para 1998 lleg√≥ al f√ļtbol peruano. En el Deportivo Municipal donde estuvo un a√Īo no la pas√≥ bien. Jug√≥ con otro Maradona, esta vez con Lalo y alguna vez se√Īal√≥: “Lalo es un gran tipo, pero no se le puede comparar con su hermano”. Durante la temporada y en un momento an√≠mico p√©simo, pidi√≥ a la dirigencia que regresaran los jugadores que hab√≠an sido removidos del plantel porque los suplentes eran juveniles a los que iban a quemar. Salieron √ļltimos, marc√≥ muy pocos goles y debieron jugar una promoci√≥n contra Hijos de Yurimaguas en la que se salvaron en el alargue. Pero hay otra historia muy particular aparecida en un medio peruano. El argentino habr√≠a invitado a un compa√Īero a cenar y cuando baj√≥ a comprar pizza, el hu√©sped con mucha mala leche le habr√≠a encarado a la novia ense√Ī√°ndole sus tarjetas de cr√©dito y dici√©ndole: “Qu√© hac√©s con ese muerto de hambre”. Calcaterra lo quiso matar cuando su prometida se lo cont√≥ y hasta dirigentes del club se enteraron del tema. Tratando de olvidar ese mal trago fue adquirido por el Sport Boys (1999-2000) donde hizo buenas migas con Gustavo Tempone aunque alguna vez tentado por Osvaldo Piazza para ir a Universitario y son√≥ en Atl√©tico Rafaela. Si bien fue inscripto por el Caracas FC de Venezuela nunca m√°s se supo de √©l. Tampoco queda en claro la totalidad de clubes en los cuales jug√≥ sin embargo este delantero que so√Īaba con llegar al Real Madrid siempre tuvo la idea de que una vez finalizada la carrera abandonar todo y ponerse a estudiar Ciencias Econ√≥micas. Vale destacar que se confes√≥ simpatizante de River Plate, rompiendo un poco ese mito barato de las hinchadas rosarinas sobre que los jugadores de inferiores son fan√°ticos de la instituci√≥n que representan.

Cucu

Marinilli Julio

Julio César Marinilli
Eterno defensor que arranc√≥ en Mandiy√ļ de Corrientes en 1992. Soport√≥ el descenso en 1995 con la posterior desafiliaci√≥n por lo que pas√≥ con la mayor√≠a de los jugadores a Hurac√°n de esa misma provincia. Jugaron el a√Īo en la B y ascendieron con una goleada en el Ol√≠mpico de C√≥rdoba. No obstante al tiempo volvieron al Nacional e inclusive bajaron hasta el Argentino A. Su destino parec√≠a estar signado en Corrientes por toda la eternidad. Sin embargo en 1999 pens√≥ haber dejado el calvario de campa√Īas duras y complicadas. Lleg√≥ como figura a Atl√©tico Tucum√°n por la temporada 1999-2000 junto a Daniel Peinado, Cosme Ubaldo Juli√°n Zaccanti y Cristian Favre pero la falta de pago implic√≥ que quede libre. Quilmes lo tent√≥ pero opt√≥ por seguir por el interior del pa√≠s. Recal√≥ en Independiente Rivadavia de Mendoza (2000-2002) y hasta le fue ofrecido jugar tambi√©n en la liga local durante el receso. Pero se cruz√≥ de vereda y firm√≥ en Godoy Cruz (2002-2003). No estuvo mucho tiempo y se arrepinti√≥. Retorn√≥ a Independiente Rivadavia (2003), entre otros, con el ex Boca Andr√©s Bogado.
Siempre deambul√≥ por el interior y casi no conoce Capital Federal, sin dudas una gran decisi√≥n. Marinilli, juegue donde juegue es, al igual que Umpi√©rrez, sin√≥nimo del f√ļtbol correntino, y eso no lo consigue cualquiera.

Cucu

Marcelo Mario

Mario Marcelo

Defensor de poca t√©cnica y gordo, que de alguna forma pudo mantenerse durante mucho tiempo. Pese a todas sus limitaciones, logr√≥ ser √≠dolo de Chicago, donde todo comenz√≥, en los principios de la d√©cada ¬ī90.
Después de mucho tiempo y en reconocimiento a su trayectoria, fue dejado libre.
Fue contratado por Ferro, en el 95, donde de alguna forma fue reconocido. Pero lo increíble es que llegó a jugar junto con Claut, un gran baldosero.
Otra vez libre, se transform√≥ en otro jugador que peregrin√≥ por el ascenso. Talleres (Cba.), Chicago, Gimnasia y Tiro, Aldosivi (con el cual descendi√≥ al Argentino A), Ferro, en 1era “B”, Barracas Central y hoy es √≠dolo absoluto de Independencia de Gonzalez Ch√°ves, que perdi√≥ las finales por el ascenso al Argentino A.
Ignorante total de lo que pasaba en la TV, hace 8 a√Īos (ya que viv√≠a en Mardel y sin cable), yo escuchaba “Mario Marcelo” y cre√≠a que hablaban de este jugador. No era as√≠ (menos mal), sino que se refer√≠an a “Todo x $2″.

Oreiro Hern√°n

Hern√°n Oreiro

Le pes√≥ el mote de “el nuevo Redondo”. Su estilo de juego fino y atildado provoc√≥ el inter√©s de aquellos que suelen descubir cracks antes de que se consoliden. Y Oreiro cumpl√≠a con todos los requisitos. Jugaba de volante central, era h√°bil y ten√≠a un gran futuro por delante. Pero fracas√≥ a lo grande. Hab√≠a surgido de Chacarita, en el Ascenso. All√≠ dicen que la descos√≠a. Pero le cost√≥ mucho el salto de categor√≠a. En 1992 lo compr√≥ Racing, d√≥nde debut√≥ en Primera Divisi√≥n. Ese primer partido tambi√©n fue la despedida. Jam√°s volvi√≥ a ponerse la albiceleste. Volvi√≥ al under. Se sum√≥ a All Boys, d√≥nde logr√≥ destacarse. Eso provoc√≥ la reacci√≥n de River, que lo incorpor√≥ en 1995 con la ilusi√≥n de que explotara con la camiseta de la banda roja. Pero los Millonarios obtuvieron el mismo resultado. Oreiro jug√≥ un solo partido oficial y nunca m√°s pis√≥ Nu√Īez. Ram√≥n D√≠az lo hizo jugar un amistoso en Uruguay ante la selecci√≥n local (que venci√≥ 3 a 0), en Maldonado. Oreiro jug√≥ de titular pero fue reemplazado por el hijo del Beto Alonso en la segunda parte (algo bastante jodido).
En el √ļnico lugar d√≥nde se destac√≥ es All Boys (d√≥nde regres√≥ en 2002 tras cinco a√Īos). Se desconoce que hizo en gran parte de su carrera, d√≥nde figuran baches en los que parece no haber jugado al f√ļtbol.

Juan Pordiosero

 Page 509 of 579  « First  ... « 507  508  509  510  511 » ...  Last » 
Necesit√°s Flash Player 8
Necesit√°s Flash Player 8



Powered by Wordpress   |   Lunated es un diseño de ZenVerse