Jagielka 2006

voyalarcojagielka2006.jpg

Curioso caso el de Philip Jagielka, futbolista inglés del Sheffield United, que además de desempeñarse como defensor y volante tiene la característica de actuar en el arco cada vez que su equipo lo necesita.
La foto corresponde a un partido ante el Arsenal, en diciembre de 2006, cuando debutó en su rol de portero ante la lesión de su compañero Kenny y la ausencia de reemplazante natural, pues el entrenador Neil Warnock no acostumbra llevar arqueros suplentes al banco.
Lejos de ponerse nervioso, Phil se la bancó durante 30 minutos y fue vital para la victoria 1 a 0 ante uno de los conjuntos más poderosos de Europa.

Juan Pordiosero (Gracias Luis Heiras)

Deseos baldoseros

No vamos a ser originales en esto de cerrar el año. En 2007 hicimos de todo. Palpitamos la consagración del Gordo Kenig, nos cambiamos de servidor un par de veces, nos pasamos de Blogger a WordPress, seguimos dando el presente en Maxim, acompañamos a la revista La Acadé, sumamos el apoyo de un nuevo sponsor, completamos el Amor a la Guita de Pirata Czornomaz, tuvimos nuestro 3° encuentro con glorias invitadas, entrevistamos a varios protagonistas en la radio, conocimos Rosario, nos alegramos por el ascenso de un equipo denominado Baldosero FC en los torneos de Cantilo y por la entrega de Baldoseros FC en los campeonatos de EDEBA, vimos nacer otras filiales en el resto del Mundo (la última en Grecia) y muchas cosas más.

vallejosnoeli.jpg
Para el 2008 tenemos algunos objetivos, que esperamos ir cumpliendo de a poco. Desde nuevas secciones (esta semana estrenaremos una), hasta postergados anhelos, como el Amor a la Guita de Betito Carranza. Ojalá que a fines del año que se aproxima podamos hablar de la consolidación del Karateca Vallejos como DT (será entrenador de Peñarol de Rafaela) y de la consagración definitiva de su hija Noelí (la chica de la foto), una importante figura de la Pelota a Paleta que merece todo nuestro reconocimiento, como continuación natural de una de los personajes más queridos de este sitio. Con o sin planchas al pecho, sigue llevando bien alto el apellido Vallejos.

Gracias por el 2007. Buen 2008.

En Una Baldosa

Troche Franco

Franco Hernán Troche
Cumpliendo parcialmente con el oportuno sentido común que nos pedía que canonicemos a Troche y Mouche, sacamos a la luz a un rezagado sobreviviente de la mítica camada baldosera de Independiente de comienzos de siglo.
Llegó desde el Chaco a Buenos Aires con la idea de sostener económicamente a su familia, como tantos otros que la pelean dentro y fuera del fútbol. Tras aprobar una evaluación no muy rigurosa en Banfield, desestimó la posibilidad de quedarse y buscó un horizonte más prometedor: el Rojo de Avellaneda.
Allí insinuó como pocos, integró el selectivo, fue comparado con el Negro Rubén Galván (volante central de los 70’s) y contó con el guiño complice de Ricardo Bochini, que no dudó en aprovecharlo en la Primera División cuando asumió interinamente con Néstor Clausen, a fines de 2001.
Su debut en la máxima categoría se produjo en la 8º fecha del Clausura 2002, cuando ingresó por Gastón Galván en una derrota ante el Chacarita de José Omar Pastoriza. Después tendría la chance de actuar en otros 4 encuentros (2 como titular) pero nunca pudo llevarse una victoria.
Para colmo, a la hora de hacer su balance en la elite, se dio cuenta de que uno de los partidos lo había perdido ante Argentinos con gol del Chispa Cogliandro y por dentro habrá dicho “es demasiado”.
Su paso por Independiente (2001 a 2004) no fue muy distinto al que tuvieron otras desvanecidas figuras como Maxi Vallejos, Juan Carlos Tissera y Pablo Trecco. Por eso no es casualidad que cuando se menciona “Franco Hernán” en el estadio Libertadores de América todos recuerden al Pichi y no a Troche, que siendo mediocampista se volcaba hacia la derecha.
Ya sin esperanzas pasó a All Boys (2004/05), donde se lució ante Temperley marcando un gol de tiro libre, y luego de que su club de origen lo dejara libre, continuó su descendente trayectoria con la camiseta de La Plata FC (2005) en el Torneo Argentino A.
Saciado de placer ocasional por haberse reencontrado con Maxi Ayala y por haber conocido a Barney Barbas, buscó algo más duradero y a comienzos de 2006 inició una relación sentimental con el anonimato. Dicen que fueron novios y que se casaron con el olvido y la indiferencia como testigos.
En teoría, la unión es para toda la vida. Pero sólo en la teoría.

Juan Pordiosero

El Beto tiene la…

malvestittimarcico.jpg

…cara más dura que una piedra.
…vista atrofiada.
…camisa negra.
…cadera un poco ancha.
…panza hinchada de tanta Coca-Cola.
…melena de Lion-O.
…pinta de una tía solterona.
…colita contra la pared, por las dudas.

Juan Pordiosero (Gracias Cazador)

Maradona Diego

Diego Armando Maradona
Actor y conductor televisivo que gracias a la portación de apellido (es hermano de los ex jugadores Lalo y Hugo) tuvo un curioso y poco difundido paso por el fútbol.

Surgido en la cantera de Argentinos Juniors a mediados de los 70’s, se vio beneficiado por la calidad del plantel que lo rodeaba y por eso pudo ser transferido, inesperadamente, al Boca de Silvio Marzolini en 1981. Allí casi dejó a su equipo sin el campeonato luego de errar un penal decisivo ante Rosario Central. Claro que esa acción no sería una excepción, sino que se repetiría a lo largo de su carrera (desperdiciaría 5 de manera consecutiva en su segunda etapa en la institución).

Después de hacer sapo en el Barcelona de España, recaló en Italia para vestir los colores del Nápoli. Si bien su tarea no fue destacada, al menos tuvo la suerte de formar parte del elenco que ganaría un par de títulos en Europa.
Un conflicto algo confuso (algunos medios amarillistas mencionaron la droga) derivó en una inactividad de 15 meses que se cortó a mediados de 1992, cuando firmó para el Sevilla español y jugó un tiempito bajo el mando del Doctor Bilardo, a quien incluso llegó a cuestionarle un cambio con una frase contundente: “Discúlpeme, Carlos, pero creo que no es conveniente que me saque en este momento del partido“.

Superado el disgusto, llegó al club de sus amores, Newell’s Old Boys (1993), y pese a haber disputado sólo 5 cotejos oficiales, marcó un gol que definió un trofeo internacional ante el poderoso Emelec de Ecuador.

De nuevo en Boca (1995 a 1997), fue tapado por otros volantes como Silvio Rivero y César La Paglia, y por esa razón jugó de forma salteada hasta el último de sus días como profesional, cuando fue reemplazado en el entretiempo de un encuentro ante River Plate.

Además, fue convocado un par de veces para concentrar con la Selección Argentina, llegando a integrar el plantel que obtuvo la Copa del Mundo en 1986 gracias a la brillante tarea de Ricardo Bochini.
En los últimos tiempos ha sido difícil seguirle el rastro, pero presumimos que se sigue dedicando a la representación de futbolistas y a escribir libros.

Juan Pordiosero