Gomazo, súbete

En esta época del año, mientras los (equipos) grandes se arman pensando en ganar la Superliga o alguna copa internacional, los (jugadores) grandes buscan cómo mantenerse en actividad y ganarle al paso del tiempo. Campeonatos de bajo nivel de algún país subdesarrollado, torneos semi profesionales, alguna de esas ligas picantes del interior. Cualquier cosa suma para despuntar el vicio. Incluso, formar parte de equipos que hasta hace unos meses no existían.

  • El ejemplo de esto último es el Club Ciudad de Bolivar. Aunque se trate de una exitosa institución en vóley, no acredita ningún antecedente en fútbol. ¿Esto impide que juegue el próximo Torneo Regional Federal Amateur? Para nada, ya que recibió una invitación sin haber participado en ninguna Liga. ¿Cómo pudo ser esto posible? La respuesta tiene nombre y apellido: Marcelo Tinelli.

El Cabezón peló billetera y sumó a varios hombres de experiencia, entre los que se destaca Leonel Toti Ríos, de 37 años, y Juan Martín, delantero con largo recorrido en el ascenso, quién admitió el poder de seducción que ejerce el actual presidente de San Lorenzo y su entorno: “Influyó el llamado de Scoltore”, confesó. Como si fuera poco, en el proyecto también anda metido Antonio Piergüidi, radicado desde hace varios años en la ciudad. Nada puede salir mal.

  • En la misma categoría se encuentra San Martín de Mendoza, conjuntó que no dudó en contratar a Alexis Ferrero. Después de un paso por el San Luis de Quillota (Primera B de Chile), el ex defensor de River aseguró que estuvo esperando algunos llamados para jugar en la Primera Nacional (!) “pero por distintos motivos no se dieron. Mi hermano tuvo un contacto con la gente de San Martín, ya que ellos buscaban un marcador central de experiencia. Ahí me puse en contacto con varias personas y me hablaron muy bien de la gente que está ahora en el club”, reconoció en su llegada a Cuyo.

  • Más nombres para la misma competencia: después de su paso por Atlético Elortondo, Paulo Rosales jugará en General Paz Juniors. El habilidoso mediocampista todavía tiene mucho para dar: acaba de cumplir 36 años. El que ya sopló 40 velitas es Cristian Grabinski. Tranquilos: el ex defensor de Newell´s y Racing hace tiempo colgó los botines. Esta temporada será DT de Social Bañado de Ovanta.

  • Mientras tanto, el interminable Leandro Zárate suma una nueva camiseta a su larga colección: la de Antonio Guaraní Franco, que después de un buen tiempo volverá a tener a Rosamonte como sponsor, recordando épocas de Primera División.

  • La Chancha, que compartirá plantel con el Chipi Vera y Enzo Bruno, llegó a Misiones y prendió el ventilador: En el Regional Amateur, el que pone más plata es el que asciende, es una realidad y no estoy mintiendo.” Como para que Tinelli no se ilusione.
  • Con este hermoso photoshop lo recibieron al Chipi Gandín en Sportivo Norte de Rafaela, después de que lo echaran de Atlético de la misma ciudad, por haberse ido a Paraguay a ver a Colón en la final de la Copa Sudamericana. Estaba trabajando como captador de talentos.

Chau, 2019

ENERO

  • Arrancamos hablando de los refuerzos que pintaban para baldoseros del 2019, con una nueva sección: Menos 10.

FEBRERO

  • Iniciamos la campaña #UnApodoParaGaich en el Sudamericano Sub 20. La rompió toda y llegaron miles de sobrenombres para el goleador.
  • El querido @Guashito nos empapó en la cultura del groundhopping, yendo a ver cualquier partido que se le cruzara por la cabeza. Y en el Dia de los Enamorados, fue a ver Celtic-Valencia. El último romántico.

ABRIL

  • Comenzamos a laburar en la cobertura de la Copa América y lo anunciamos de la mano de los gordos más queridos.

MAYO

  • Cumplimos 15 años y tiramos la casa por la ventana, a lo River 2004. Ah, no era una casa (?). Para arrancar, hicimos una cheta producción de fotos en Puerto Madero, Buenos Aires.

También hicimos una fiesta, donde no faltaron invitados especiales, gente escabiada, tortas y sillas.

  • Twitter nos convocó para dar una serie de charlas, bajo el lema #EmpiezaConEllos. Ahí contamos la historia de cómo conseguimos una identidad y una audiencia en las redes.

JUNIO

  • También contamos nuestra experiencia en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Pobres pibes (?).
  • Cubrimos la Copa América y recorrimos Brasil para mostrarte todo. @Guashito, @nomeduermo, Leo y Luigi estuvieron en Salvador de Bahia, Belo Horizonte, Rio de Janeiro y Porto Alegre, consiguiendo algunas notas increíbles, como la de esta hermosa familia.

JULIO Y AGOSTO

  • Por primera vez, cubrimos los Juegos Panamericanos. Nuestro enviado, @tronproduc, siguió el camino de la selección de fútbol y, en especial, de Adolfo Gaich, que nos terminó mostrando la medalla dorada.

SEPTIEMBRE

  • Lo mandamos a @Bollino a cubrir el clásico uruguayo. Nos trajo patadas y algo más.

NOVIEMBRE

  • Se jugó la final única de la Copa Libertadores y Piero (@prainuzzo) hizo la cobertura desde Lima.
  • Al mismo tiempo, @Guashito viajó a Chile para mostrarnos #LaFinalVacía y el difícil momento que atraviesa Chile.

DICIEMBRE

  • Nos mandaron muchas cosas, así que decidimos devolverlas al pueblo (?). Hicimos un gran sorteo de Navidad y Fin de año.
  • Llevamos a cabo una nueva edición de los Premios Baldoseros y Efmamjjasond Gonzáles se llevó el premio mayor.

¡Felicidades! Nos vemos en 2020.

Premios Baldoseros 2019

Después de una semana de urnas abiertas para nuestros lectores, llegó el turno de dar a conocer a los ganadores en las distintas categorías de la Encuesta Baldosera 2019.

Premio “Claudio Benetti” al baldosero de 2019:

Efmamjjasond Gonzáles (43%)

Uno de los tantos extranjeros que tuvo San Lorenzo este año. Colombiano, llegó a prueba, firmó contrato pero aún no debutó en Primera. ¿Por qué tantos votos, entonces? Su nombre está formado por las iniciales de cada mes del año, por lo que se ganó el apodo de “Calendario”. Ya está, ni hace falta verlo jugar.

Premio “Gordo Kenig” al jugador más excedido de peso en 2019:

Cristian Fabbiani (51%)

Este año, no tuvo rivales. Tampoco el anterior, ni el otro… lo del Ogro es un monólogo, aunque parece que esta será su última participación. No, no va a bajar de peso: anunció su retiro. Se lo va a extrañar.

Premio “Casigol Herrera” a la jugada más baldosera de 2019:

Heinze poniendo y sacando al mismo jugador en 7 minutos (Estudiantes – Velez) (36%)

Se juegan 32 minutos del segundo tiempo: Gabriel Heinze manda a la cancha a Cristian Nuñez. El reloj llega a los 40 minutos: el mismo jugador, sin haber sufrido una lesión ni nada que parezca justificarlo, es reemplazado. ¿Qué dijo el DT? Ellos pusieron un nueve que hace mucho daño y Núñez estaba de más ahí, tenía que poner a alguien que pudiera seguirlo”. ¿Qué hizo el jugador? De la bronca, perdió la billetera cuando subió al micro.

Premio “Beto Carranza” al jugador que más betocarranceó durante 2019:

Sebastián Abreu en Boston River (Uruguay) (20%)

El Loco arrancó el año con la doble función de jugador y técnico en el Campeonato Uruguayo. Lo terminó como conductor de TV, al frente de “Trato Hecho” y el Show de la Libertadores. Tiene 43 años, aunque esto aún no es motivo para detener su marcha.

Premio “Matías Almeyda” al Mal Pase de 2019:

Zlatan Ibrahimovic a Boca (59%)

Un dirigente del Xeneize afirmó que estaban en conversaciones con el sueco, pero el representante del jugador lo desmintió de inmediato. Si hasta el propio Zlatan se hizo un tiempito para contestar (?) . Y así, Alfaro se quedó con ganas de ponerlo de 8.

Premio “Fibronazo” a la camiseta más fea de 2019:

Huracán con glorias estampadas (29%)

“Huracán sale a la cancha con las Gloriosas Estrellas de todos los tiempos. Nueva camiseta alternativa.” De esta manera, TBS presentaba una edición especial para el Globo, con imágenes de las figuras más destacadas de su historia.  La usaron en Copa Argentina.

Premio “Negro Marchetta” a la declaración baldosera de 2019: 16%

Diego Maradona: “Cuando vos estabas en los huevos de tu papá, yo estaba en las cámara boludo” (16%)

En 2019, el 10 tuvo momentos de lucidez, y de los otros. Aceptar ser DT de Gimnasia estaría entre estos últimos (?). El Lobo perdió el clásico y la Gata Fernández fue el principal receptor de la bronca de Diego. Andá a saltar, canguro.

Premio “Seguro te lo afana El Gráfico” al mejor post de 2019:

Duda existencial 216: ¿Los jugadores de antes eran más friolentos? (15%)

Ni investigación, ni producción, ni redacción. Una foto de hace 20 años recibió más votos que cualquier otra publicación. Confirmado: nuestros seguidores son de la generación que no lee.

Premio “¿Por qué no te hacés un blog?” al comentarista de 2019:

Peter Crouch (18%)

En un mano a mano sin precedentes (?), el bueno de Peter le ganó el duelo a PEPE GRILLO y se quedó con el rubro por tercer año consecutivo. Año 2019 y hay gente que sigue comentando en blogs. Felicitaciones (?).

Premio “FAV a tu vieja” al mejor tuit de @enunabaldosa en 2019:

Salen 11 pibes por la manga del Diego. La vida misma. (26%)

Un destacado momento del año que se va: el homenaje de Argentinos Juniors al más grande procreador jugador que dio su semillero.

Encuesta Baldosera 2019

Por duodécima vez consecutiva, ofrecemos a nuestros lectores la posibilidad de elegir lo mejor/peor del año. Como siempre, apuntamos al costado baldosero del fútbol y dejamos de lado lo que seguramente, por estos días, se cansarán de ver en todos lados. A votar.

Premio “Claudio Benetti””

Premio “Gordo Kenig””

Premio “Casigol Herrera””

Premio “Beto Carranza””

Premio “Matías Almeyda””

Premio “Fibronazo””

Premio “Negro Marchetta””

Premio “Seguro te lo afana El Gráfico””

Premio “¿Por qué no te hacés un blog?””

Premio “Fav a tu vieja””

AVISO: La encuesta quedará abierta hasta las 23:59 del 29 de diciembre. Si alguna de tus respuestas no está entre las opciones, podés hacerla llegar a través de los comentarios.

Ecuador 6 – Talleres 3 (1985)

Disputar un Mundial era todavía una utopía para Ecuador, de hecho faltaban 17 años para que eso sucediera por primera vez. Pero aún así, siendo una de las peores selecciones de la región (solo cosecharía 1 punto en la clasificación para México ’86), se las arregló para golear a un equipo argentino. Acá, el recuerdo.

El amistoso se disputó el 31 de enero de 1985, en Quito. El equipo ecuatoriano recibió a Talleres de Córdoba, en un partido preparatorio para las Eliminatorias, que comenzarían casi un més después (La Tricolor compartía grupo con Chile y Uruguay).

Los argentinos, mientras tanto, estaban a dos semanas de arrancar el Campeonato Nacional, donde integraban el Grupo C, junto a Independiente, Huracán y Guaraní Antonio Franco.

En la cancha, sin embargo, la historia no pesó. Los locales se impusieron 6 a 3, con una gran actuación de Ermen La Pantera Benítez, el máximo goleador de la Serie A de Ecuador. Un joven Ángel David Comizzo, lo tuvo que sufrir. Pobrecito.

Maradona al Barcelona de Ecuador (1997)

No fue extenso el lapso en el que Abadalá Bucaram fue Presidente de Ecuador: apenas desde agosto de 1996 a febrero de 1997. Sin embargo, en ese breve período se las arregló para presidir también al Barcelona de Guayaquil e intentar contratar a Diego Armando Maradona. Acá, la historia.

Polémico y con perfil alto, Bucaram llegó al poder después de haberlo intentado tres veces. En 1996, ganó las elecciones en su país y prometió, por sobre todas las cosas, combatir la corrupción, mejorar la economía (lo terminó llamando a Cavallo como referente de la convertivilidad) y ocuparse de los más necesitados. Algo que nunca escuchamos (?).

Un plan de viviendas llamado “Un solo toque” y una leche subsidiada llamada “Abdalact” (sí, el sachet venía con su cara) fueron sus caballitos de batalla para ganarse al pueblo, pero las cosas no funcionaron del todo bien. Pese a entregar miles de casas en la Ciudad de Durán, fue muy criticado por no contar con una buena planificación y, como si fuera poco, la leche del Presi fue sacada del mercado por no contar con el mínimo de calidad.

No caían bien en ciertos sectores de Ecuador las medidas populistas de Bucaram, mucho menos cuando se dedicaba a cantar, así que sus opositores empezaron a abonar la idea de que el Presidente estaba loco. Y medio que Abdalá los apoyaba.

Basándose en sus facultades como mandamás del Barcelona de Guayaquil, ideó un equipo repleto de figuras, entre las que se encontraban Carlos Valderrama (o Valdeggggama, según él), Giovanni Hernández, Claudio Caniggia y Gabriel Batistuta. Pero claro, todos los cañones apuntaban a Maradona, por el cual hizo gestiones.

Un emisario de los Canarios viajó a la Argentina y se reunió con Guillermo Coppola, representante del Diez, para tenerlo en Ecuador. Y Diego, que en ese momento jugaba salteado y se encontraba en el final de su carrera, se entusiamó con la idea, según se refleja en el video del periodista Diego Arcos, que recopiló testimonios de los protagonistas de esa historia.

Maradona acordó jugar un partido amistoso con la camiseta del Barcelona y dejó abierta la posibilidad de sumarse oficialmente al plantel, tal como quedó registrado en un cruce televisivo que tuvo con el papá del baldosero Dalo, si hasta dicen que había pedido vivir en las Islas Galápagos, para disfrutar de las focas (?).

Según Bucaram, depositó anticipadamente medio millón de dólares en la cuenta del argentino, quien nunca jugó en Barcelona y tampoco devolvió el dinero.

Pocas semanas después, Bucaram sería destituído por el Congreso Nacional, por “incapacidad mental para gobernar”. Sí, lo voltearon por loco y se vio obligado a irse del país. Recién en 2017, cuando prescribieron todas sus causas, pudo volver a Ecuador.

Bottinelli: los pintados de Riquelme

Los botines negros son, en esta era del marketing y la exaltación del deportista como si fuera un modelo de alta costura, uno de los pocos elementos que remiten al fútbol de antaño. Y nos aferramos a ellos como si nos fueran a salvar no sé de qué cosa.

No importa si el que los porta es un habilidoso como Dybala o un limitado como Grimi: si usa botines clásicos, entonces es un jugador de antes, un distinto. Y esa particularidad, que generalmente suele ser circunstancial entre los futbolistas y no una condición sine qua non, se instaló como un diferencial del bien entre los que reniegan – o renegamos- de las nuevas tendencias.

Ahora bien, hay un peldaño más arriba, un upgrade en la escala del jugador anti modernidad, y eso es pintar de negro los botines negros, eliminando todo registro de marcas, tiras, pipas, vivos blancos o de colores. ¿Tiene sentido? Claro que sí. Y también está ligado a lo comercial. En esta era, que un tipo tenga los timbos totalmente negros, no está relacionado directamente con el espíritu amateur, más bien es un llamado de atención para que le pongan más tarasca. Pero de alguna manera, esa simple acción nos sigue emocionando a los hinchas.

Lo hizo Diego Armando Maradona, alguna vez, cuando había finalizado su vínculo con la empresa que lo vestía, pero también lo hizo otro grande como Juan Román Riquelme, en varios tramos de su carrera.

En este punto y simplemente utilizando la memoria, ¿podrías apostar que Roman usó toda la vida botines clásicos? Podés aprender todo lo que necesitás saber sobre las tragamonedas en línea para realizar tus apuestas en un casino o en una máquina tragamonedas en línea, para mejorar tus posibilidades de ganar.

Si bien Riquelme quedó asociado a adidas por los últimos años de su carrera (2004 a 2014), en su juventud supo vestir otras marcas en sus pies: Reebok (1996), Mitre (1997 a 1999) y Nike (2000 a 2003).

Aunque muchos no lo recuerden, fue en su etapa con la marca de las tres tiras que el ídolo de Boca comenzó a experimentar con los colores: pasando desde los dorados, azules, violetas o naranjas, hasta los elegantes blancos. Ninguno, por supuesto, logró una identificación con el 10 en el imaginario colectivo. Si uno piensa en Riquelme, piensa en botines totalmente negros.

Fueron varias las veces que Román usó botines total black y todas fueron para renegociar su contrato con la firma de calzado. Aún estando en Europa: lo hizo jugando para el Barcelona, en 2002, y dos años más tarde lo hizo en el Villarreal. Y le sirvió.

De nuevo en Argentina y después de haber levantado su última Copa Libertadores con Boca, cayó nuevamente en el viejo truco de borrar la marca, haciéndolo en 2011 y 2013, por citar un par. Román siempre habló en la cancha. Y con sus pies.

Ya en su despedida, cuando vestía la camiseta de Argentinos Juniors, Riquelme lo hizo de nuevo, aunque le agregó unos detalles inolvidables: botines adidas con las tres tiras pintadas, soquetes Nike y medias Joma cortadas. Realmente, un distinto.

Pierce Leonel

Michael Leonel Pierce

¿Jugador de fútbol o ilusionista? Quizás las dos cosas. Este criterioso volante central con nombre de tenista extranjero supo construir una carrera a la que no le falta nada: debut en Primera División, paso por el ascenso, experiencia internacional y, por supuesto, una situación por demás insólita que le da el rango de baldosero premium.

Nacido en 1993 en la localidad bonaerense de Chacabuco, se formó en las divisiones inferiores del Racing Club de Avellaneda y, después de un tiempo en Reserva, finalmente fue subido al plantel de Primera División, donde tuvo un estreno amistoso bastante particular: ingresó en el segundo tiempo del empate 1 a 1 ante Santamarina de Tandil, la noche que Mostaza Merlo se negó a definir por penales, enojado porque el rival se había excedido con los cambios. Lindo para haber apostado en betway y haber acertado ese desenlace inesperado.

Ese mismo año y ya por los porotos, Pierce entró a la cancha oficialmente, pero ahí ya no hubo sorpresas para betway: ese Racing andaba a los tumbos y Pierce fue titular en la derrota 1 a 0 ante Quilmes, en la 16º fecha del Torneo Final. Después del gol del Cervecero, marcado por Gonzalo Ríos, el 5 de marca fue reemplazado por el colombiano Roger Martínez. Solo jugó 80 minutos en La Academia. Además de su debut, fue su despedida.

Fue en ese momento que comenzó el camino del futbolista errante. Primero, pasó a préstamo a All Boys, donde disputó 15 encuentros entre la B Nacional y la Copa Argentina. Además, pudo compartir una cancha con su tocayo con futuro de Selección: Leonel Di Plácido.

Aunque claro, lo que pocos se enteraron durante ese 2015 es que Pierce se hizo un tiempito para ponerse la camiseta de La Nueva Academia de Chacabuco. Y ahí, en su tierra natal, aprovechó para tirar un poco de magia y tapar el recuerdo de las patadas que había tirado en su corta experiencia en Primera.

Según informó un medio zonal, en un partido ante Alumni por el Torneo 4 Ligas, Leonel Pierce firmó la planilla como Juan Gianone. ¿Qué? Sí, jugó con otra identidad, pero la cosa no se detuvo ahí.

Cuando el partido estaba 1 a 1, el ex hombre de Racing tuvo otra gran idea: abandonar la mitad de la cancha para ir al arco, así que se puso el buzo de Campagnuolo de 2001 y atajó. O mejor dicho, intentó atajar. Le metieron dos goles y su equipo perdió 3 a 1. Hola, betway, esta si garpa mucho.

Después de ese episodio que salió a la luz, algunos periodistas informaron que Pierce ya había cambiado su nombre en otros partidos. De no creer.

Ya con su nombre verdadero, en 2016 se fue a Santamarina de Tandil y jugó con continuidad durante 3 años, ganándose la posibilidad de actuar en el extranjero. ¿España? ¿Italia? Nada de eso: la liga rumana. Desde junio de este año defiende los colores del Botosani FC.

¿Nuestro sueño? Que meta un partido como arquero bajo el nombre de Piercescu. Nadie lo notaría.