Athletic de Bilbao 2 – Huracán 1 (1978)

Nacido en 1961 como Trofeo Internacional Costa del Sol, el torneo amistoso organizado por el Málaga se convirtió en un clásico del verano español, del que participaron varios equipos argentinos e incluso la Selección. Acá, la vez que le tocó a Huracán.

En agosto de 1978, el Globo contaba en su plantel con un par de recientes campeones del mundo (ya se había ido Ardiles al Tottenham, pero continuaban Baley y Houseman). Representando a nuestro fútbol, era favorito en las apuestas frente a los europeos.

Invitados por los malagueños, los de Parque Patricios interrumpieron su andar en el Torneo Metropolitano y partieron a la aventura en el Viejo Continente, para participar del cuadrangular junto a los locales, el Athletic de Bilbao y Talleres de Córdoba, el otro convidado argentino.

Tras ganale al Málaga por 2 a 0, los Quemeros jugaron la final frente a los Vascos, en la Rosaleda. Huracán formó ese día con Baley; Cheves, Longo, Ojeda y el Polaco Daulte; Úbeda, De Marta y Babington; Houseman, Cabrera y Ferrero.

Las crónicas del encuentro dicen que Huracán estuvo muy cerca de quedarse con el trofeo, ya que arrancó ganando con un gol del Inglés Babington, pero el Athletic se lo terminó dando vuelta en la prórroga.

El conjunto vasco terminó posando con la gran copa veraniega e incluso algunos lo hicieron con las camisetas del Globo que habían intercambiado.

Después, el cuadro argentino seguiría con la mini gira, participando del Trofeo Naranja, otro torneo amistoso organizado por el Valencia. Y a la vuelta, claro, continuaría el torneo Metropolitano como si nada. Terminó 15º, a sólo 7 puntos del descenso.

Ferro 0-Daewoo Royals 2 (1994)

Las bellas imágenes de Cachito, rescatadas por La Ferropedia, nos muestran un maravilloso choque noventoso, cuando la dolarización de la economía argentina permitía que vinieran bandas y artistas internacionales de renombre, pero también equipos falopa de cualquier parte del mundo.

El equipo coreano, ganador de la Champions de Asia en 1986 y perteneciente a la empresa automotriz (entre otros rubros) Daewoo, viajó a nuestro país en el verano de 1994 para realizar una pretemporada que incluía una serie de amistosos, entre ellos uno ante Racing, en Mar del Plata.

Pero los porteños también tuvieron la suerte de ver al conjunto de Corea del Sur, cuando visitó Caballito para enfrentar a Ferro Carril Oeste de Burgos, Garré, Mandrini, Pobersnik y Sava, entre otros.

En la velada del 8 de febrero de 1994, los coreanos salieron a la cancha con un atuendo azul cerceta (?), prácticamente verde, para jugar contra los locales, que obviamente estaban tradicionalmente vestidos…de verdolagas.

¿Y las camisetas alternativas? Aquella noch, las blancas fueron destinadas a los músicos que tocaron para entretener a los presentes. Ganó el Daewoo Royals 2 a 0. Y sí, Ferrito fue una banda.

Ecuador 6 – Talleres 3 (1985)

Disputar un Mundial era todavía una utopía para Ecuador, de hecho faltaban 17 años para que eso sucediera por primera vez. Pero aún así, siendo una de las peores selecciones de la región (solo cosecharía 1 punto en la clasificación para México ’86), se las arregló para golear a un equipo argentino. Acá, el recuerdo.

El amistoso se disputó el 31 de enero de 1985, en Quito. El equipo ecuatoriano recibió a Talleres de Córdoba, en un partido preparatorio para las Eliminatorias, que comenzarían casi un més después (La Tricolor compartía grupo con Chile y Uruguay).

Los argentinos, mientras tanto, estaban a dos semanas de arrancar el Campeonato Nacional, donde integraban el Grupo C, junto a Independiente, Huracán y Guaraní Antonio Franco.

En la cancha, sin embargo, la historia no pesó. Los locales se impusieron 6 a 3, con una gran actuación de Ermen La Pantera Benítez, el máximo goleador de la Serie A de Ecuador. Un joven Ángel David Comizzo, lo tuvo que sufrir. Pobrecito.

Newell’s 2 – Argentina 2 (1977)

Los torneos de verano de Mar del Plata, a esa altura, ya eran una tradición. No se jugaba en el estadio José María Minella, todavía faltaba para eso. El escenario para esos enfrentamientos entre los grandes, pero también entre otros clubes locales y combinados internacionales, era el estadio General San Martín, luego demolido. Ahí, en ese mismo lugar donde hoy funciona un supermercado, la selección argentina disputó la Copa de Oro.

Fue la única vez que el seleccionado nacional participó de un torneo de esas características en nuestro país. El equipo de Menotti se preparaba para el Mundial del año siguiente y necesitaba competencia. ¿Los rivales? Aldosivi, River, Boca y Newell’s.

El debut albiceleste (ese día vestido de blanco) se produjo el 30 de enero de 1977, ante los rosarinos. Esa noche, Argentina alineó a Gatti; Tarantini, Olguín, Killer y Carrascosa; Ardiles (Ludueña), Gallego y Villa; Felman (Alderete), Bravo y Bertoni.

Por su parte, los leprosos entrenados por José Yudica formaron con Carrasco; Rebottaro, Pavoni, Sperandío y Aguerópolis; Giusti, Berta y Bulleri; Montes, Moyano e Irigoyen.

Sin embargo, el partido no terminaría ese día. A los 27 minutos, cuando iban 0 a 0, un apagón obligó al árbitro a suspender el juego, que se reanudaría al día siguiente, en la misma cancha. ¿El resultado final? Empate 2 a 2, con goles de Moyano e Irigoyen para el rojinegro, mientras que Villa y Bertoni marcarían para Argentina.

Días más tarde, la Selección seguiría su camino en el torneo: victoria 1 a 0 frente a Aldosivi, empate 2 a 2 con River y triunfo 1 a 0 ante Boca, para quedarse con el trofeo.

Montreal Impact 1 (1) – River 1 (3) (2009)

En su gira por Canadá, en 2009, el River de Gorosito enfrentó al Montreal Impact.¿Cómo le fue? Recordemos ese gran encuentro.

El Millonario venía de disputar y ganar dos trofeos amistosos en muy pocos días: la Carlsberg Cup ante el Toronto FC y la Edmonton Cup frente al Everton inglés. En esa pretemporada, todavía había lugar para una copa más y esa era la Montreal Cup.

El 4 de agosto de ese año, River salió a la cancha con los siguientes jugadores: Gonzalo Marinelli; Ferrari, Gustavo Cabral, Maximiliano Ángel Coronel y Orban; Barrado, Abelairas; Augusto Fernández y Mauro Díaz; Diego Buonanotte y Cristian Fabbiani. Luego, ingresaron Musacchio, Villagra, Lamela, Gustavo Fernández, Archubi y Gustavo Bou. Sí, 6 cambios.

Por su parte, los locales contaban, entre otros, con Tiki Tiki Di Lorenzo y con David Testo, un volante estadounidense que fue noticia por haber declarado abiertamente su homosexualidad en un ambiente tan cerrado como el del fútbol.

El partido, disputado bajo la lluvia en el estadio Saputo, finalizó 1 a 1, gracias a los goles del Ogro Fabbiani, a los 20 minutos; y de Roberto Brown a los 63.

En los penales,  Montreal tuvo más de uno desviado y River se terminó quedando con la copa.

 

River juvenil con refuerzos (1983)

En 1983, las selecciones juveniles argentinas andaban a los tumbos (y a las piñas) por el mundo, y aún así recibieron una invitación para participar en un cuadrangular en Corea del Sur, junto a la selección local, la mexicana y Flamengo de Brasil.

Por cuestiones organizativas, la AFA no pudo enviar un combinado para ese compromiso, entonces fue que el presidente de River, Rafael Aragón Cabrera, ofreció enviar una grupo de juveniles del Millonario, pero reforzado con algunos pibes que ya venían teniendo rodaje en Primera División, incluso en otros clubes.

Arriba: Alejandro Montenegro, Esteban Ricardo Solabarrieta (Kimberley), Jorge Cacho Borelli (Platense), Adrián Rodriguez, Carlos Nicosia y Oscar Olivera (Independiente).
Abajo: Héctor Enrique (recién llegado de Lanús), Roberto Oscar Zarate (All Boys), Daniel Messina, Néstor De Vicente y Pipo Gorosito.

Lejos de sacar ventaja con tantos pibes que se consagrarían años más tarde, la actuación de conjunto de Núñez en Seúl dejó mucho que desear. En su debut, el representante argentino cayó 1 a 0 con México. En la segunda fecha, jugó ante los locales y cayó por el mismo marcador. Lo peor, sin dudas, ocurrió en la última jornada, cuando River perdió 3 a 0 ante Flamengo.

Dacko, Cochela, Enrique, Medina, Solaberrieta, Borelli, Olivera, Gorosito, Rodríguez ,Zarate, Montenegro, Trillo, Dalla Libera, Karabín, De Vicente, Nigro, Nicosia.

Los de la banda (aunque sin banda, con una camiseta que pide placard a gritos), terminaron el torneo con 0 puntos y 0 goles a favor. El campeón fue el Flamengo, que en la final se impuso por 1 a 0 ante Corea.

 

Ale_Carro

Talleres 1 – Lausanne 0 (1992)

¿Qué es el fútbol suizo si no es un lavadero de guita? Para nosotros, los argentinos, es imposible imaginarnos otra cosa teniendo en cuenta antecedentes como las cuentas de Néstor las triangulaciones vía Locarno FC (el club que supo inscribir a Gonzalo Higuaín, Fernando Belluschi, el Piojo López y muchos más). Por eso es que la relación Suiza más jugadores, siempre nos dará para sospechar.

Allá por 1992, el Football Club Lausanne-Sport, un tradicional equipo de aquella liga menor europea, llegó a la Argentina para disputar una serie de amistosos. Uno de ellos, fue ante Talleres, en Córdoba.

Los suizos no contaban con demasiadas figuras, apenas con el holandés Frank Verlaat (foto), de pasado en Ajax y futuro en el Stuttgart alemán. Los cordobeses, mientras tanto, tenian a Panchito Rivadero, Daniel Kesman y el paraguayo Catalino Rivarola.

La T se impuso 1 a 0, con gol del Pastor Mario Bevilacqua, en un amistoso que rápidamente pasó al olvido, incluso para los hinchas albiazules. ¿Y para los suizos? Apenas una experiencia exótica, la de probarse en el fútbol sudamericano. Hoy, el Lausanne disputa la Challenge League (segunda división de su país) y tiene en sus filas a Enzo Zidane, el hijo de Zinedine.

¿Y el Locarno? Quebró y ahora intentará volver a ser lo que fue, arrancando desde la quinta división. Capaz que hicieron algo turbio (?).

Talleres 2 – Ajax 3 (1979)

Un año después de la conquista de la primera Copa del Mundo por parte de Argentina, hubo una reedición de la final pero en versión amistoso de clubes. ¿Los rivales? Talleres de Córdoba y el Ajax de Holanda.

El 16 de junio de 1979, La T recibió a los de Amsterdam con 5 campeones del mundo en sus filas: Tarantini, Galván, Oviedo, Valencia y…¡Osvaldo Ardiles! Aunque muchos no lo recuerden, el Pitón se puso la camiseta albiazul (ya lo había hecho en otro amistoso, en 1973), a pesar de que en ese momento era jugador del Tottenham de Inglaterra.

Los holandeses, mientras tanto, tenían a varias figuras de Selección, entre ellas al capitán Ruud Krol, aquel de la carta apócrifa publicada en la revista El Gráfico. En nuestro país todavía seguían saliendo flores de los fusiles

Con dos goles de Schoenaker y uno de Lerby, los europeos vencieron 3 a 2 a los argentinos, que descontaron a través de dos tantos de Chupete Guerini.