Gracias, decimotercera edición

Calor, calor, calor. Calor humano, pero fundamentalmente del otro. El Complejo Municipal Club Malteria Hudson fue nuevamente escenario de un nuevo Encuentro Baldosero, el número de 13, uno de los más ardientes de la historia. ¿Jugar al mediodía en diciembre? Claro que sí, pasen y vean.

13eb1

La cosa arrancó bien temprano en Constitución. Tren hacia Berazategui y charter especial hasta el escenario de las últimas tres citas. Club Maltería Hudson, ideal para tomarse una birra en la cervecería. ¿Qué hicieron los enfermitos? Se pusieron a jugar a la pelota a pleno rayo de sol.

eb13arco

El nivel futbolístico, como siempre, estuvo a la altura de las circunstancias y fue un buen homenaje a los jugadores del Chapecoense. Si hasta un integrante del staff llevó la camiseta del Furacão do Oeste y se comió varios goles, desatando todo tipo de crueles improperios por parte de los que miraban al costado del campo de juego.

eb13morfi

Lo mejor, sin lugar a dudas, estuvo bajo la sombra, con una larga mesa en la que no faltó bebidas (ojo que este año hubo Coca), bebida y hambre, sobre todo hambre. Dantesca imagen de los baldoseros abalanzándose sobre las hamburguesas, como si hubiera un mañana (?).

eb13rosa

La figura de la jornada fue la querida Panther Rosarote, en su primera intervención en un Encuentro Baldosero, a pesar de que hace años que nos acompaña. E incluso fue homenajeada por un bostero rosado al que todos quisieron fajar por obvias razones.

eb134

Luego llegó el momento de los sorteos, donde entregaron varios elementos de primera necesidad, como remeras, gorras y el último ejemplar de El Veraz del Fútbol, más camisetas de dudosa procedencia y todo tipo de basura que teníamos en casa (?).

¿El campeón de la jornada? No hubo. Imposible jugar en serio con ese calor, así que el título quedó en manos del campeón vigente, el Staff (?).

Gracias a todos por estar, nos vemos el año que viene.

Fotos del 13º Encuentro Baldosero:

Álbum de En Una Baldosa.

Voy al Arco: Gabi (2014)

El Atlético de Madrid tenia un difícil compromiso en su visita al Estadio de los Juegos Mediterráneos: con la punta de la Liga Española en juego, debía enfrentar al Almería, que cumplía una discreta campaña. Pero lo peor para el equipo de Simeone pasaba por su propia portería: el confiable arquero belga Thibaut Courtois era baja por lesión y su lugar lo debía ocupar el inseguro Dani Aranzubía.

Y así fue hasta el minuto 84, cuando el dubitativo guardameta (que no se había mostrado firme en el primer gol del partido) falló al momento de jugar con los pies y le cometió penal a Zongo. O por lo menos eso fue lo que interpretó el colegiado (?), que encima le mostró la tarjeta roja. Con los tres cambios realizados, Gabi ocupó el arco del Aleti y no pudo hacer nada ante el disparo de Verza.

Los minutos restantes solo sirvieron para cumplir con el reglamento: no hubo más ocasiones de gol, para alivio del pobre mediocampista devenido en reemplazante del reemplazante del arquero bueno.

Palermo con nombre y número dorado (2011)

palermonumerodorado

No fue su partido homenaje. Ni siquiera fue su último partido como profesional. Pero sí fue la última actuación oficial de Martín Palermo en La Bombonera y eso motivó la creación de una camiseta con toque de distinción, incluso fuera de reglamento.

En aquel primer semestre de 2011, el Titán había experimentado miles de sensaciones. Como si hubiese mal asimilado que el Clausura era su torneo despedida, superó su peor racha y estuvo 953 minutos sin convertir. Luego de sacarse la mufa ante Huracán, metió una seguidilla que incluyó un gol en el Superclásico que le daría un empujón más a River en su camino a la B Nacional. En ese momento de recuperación, muchos pensaron que Martín seguiría unos meses más. Pero el final ya tenía fecha.

palermocapa

En la jornada 18, el Xeneize de Falcioni recibió a Banfield. Terminó 1 a 1. Fue un partido de verdad, por los puntos, pero por momentos pareció un amistoso para homenajear al goleador. Y no sólo por las plaquetas, la capa y el arco de regalo, sino también por la indumentaria.

Gracias a un pedido especial del club a la AFA, la camiseta de Palermo pudo ser diferente al resto de sus compañeros de campo, algo que por reglamento no está contemplado. Fue así que Martín pudo lucir el 9 y el apellido en dorado, distinguiéndose por sobre sus compañeros, que usaron los dorsales en blanco como era habitual en ese entonces.

palermogimnasia2011

Unos días más tarde y sin la casaca especial, por fin llegaría el adiós definitivo del Loco, nada menos que en La Plata, ante el Gimnasia de Guillermo Barros Schelotto. Ese día, Palermo le vio hacer dos goles a Cellay y entendió que había decidido bien, era momento de irse.

Aldosivi 1 – Shangai Shenhua 0 (2013)

ciognaquilmes

A ver, no hay que ser Sherlock Holmes, Batman, Indiana Jones o un miembro de Los Simuladores para encontrar, en cualquier época del año, un contingente repleto de chinos en Mar del Plata… Y cuando decimos “chinos” nos referimos a esos diminutos y peculiares seres humanos nacidos en el milenario gigante asiático y no a los millares de jóvenes que se aglomeran en las playas del sur para tener una amena conversación con El Creador, entre tantas otras sensaciones…

Todo aquel que, por la razón que fuere, desee hallar chinos en La Ciudad Feliz sabe que la mecánica es muy simple: hay que caminar una medianoche cualquiera hasta el puerto -más específicamente hasta la intersección de la calle 12 de Octubre con la Avenida Martínez de Hoz, ahí donde habitaban los payasos con sus circos– y aguardar a que una bandada de asiáticos con un aroma particular e indefectiblemente calzados con pantuflas aparezcan, súbitamente, en búsqueda de sus tesoros más preciados: cigarrillos de marcas alternativas, señoritas de buena vida y caninos regordetes para cualquier tarde de gula… como hace cualquier trabajador de la pesca cuando se encuentra varado en suelo extranjero. Bueno, salvo por la parte de los caninos.

En enero de 2013, inesperadamente, se pudo divisar a una manada de chinos en otra zona de Mar del Plata. Fue cuando el Shangai Shenhua de la Superliga comearroz (?) se apareció en la cancha de Cadetes de San Martín para jugar un encuentro amistoso frente a Aldosivi, que por aquel entonces se encontraba en la B Nacional.

Ante tamaño acontecimiento de gala –el primer enfrentamiento del club portuario frente a un equipo asiático– Fernando El Teté Quiroz puso en la cancha a lo mejor que tenía a mano, a saber: Pablo Campodónico; Nahuel Roselli, Ricardo Villalba, Darío Cajaravilla y Walter Zunino; Ignacio Malcorra, Mariano Herrón, Hernán Lamberti y Leandro Aguirre; Matías Gigli y Pablo Vázquez.

Por su parte, el Shenhua formó con: Kiu; Lin, Dai Lin, Li Jianbin y Fan Linjiang; Wang, Kaimu, Xu y Son; Sae Kon y Sae. Incomprobable.

ciognaquilmes

Las crónicas de la época destacan un baile del Tiburón del Puerto sobre sus lejanos visitantes. Sin embargo, en encuentro finalizó apenas 1 a 0 gracias a un tanto de Matías Gigli.

Pese a eso, los asistentes se pudieron deleitar con el colombiano Gio Moreno corriendo con una pelota al costado de la cancha y con la presencia estelar de Rolando Schiavi, quien recientemente había dejado su lugar en Boca para transformarse casi en agregado comercial en la tierra de La Gran Muralla.

ciognaquilmes

Vale destacar, también, el conservador accionar de los vernáculos, quienes al ver a más de 20 chinos en el mismo lugar actuaron por carácter transitivo y colgaron una bandera que rezaba “Piñón Presente”, seguramente, vinculando el trapo a Sergio El Checho Batista, entonces entrenador del Shangai Shenhua. Porque, para el marplatense, donde hay chinos siempre hay un payaso cerca. Y los marplatenses somos los más tradicionalistas de la Argentina.

13º Encuentro Baldosero – Anuncio oficial (4/12)

afiche13

El Encuentro Baldosero, esa tradicional cita de los seguidores de En Una Baldosa, ya tiene fecha y lugar para su décimotercer capítulo. ¿Fuiste a todas las ediciones? ¿fuiste a una y tenés ganas de repetir? ¿nunca fuiste? Tomá, leé.

Para todo aquel que se quiera acercar, el encuentro es el domingo 4 de diciembre, desde las 12.30 h, en el predio del Club Maltería Hudson, ubicado en Avenida Otto Bemberg 5800 (Hudson, Berazategui). También lo pueden encontrar como Calle 55 y 158.

entradaclubmalteriahudson

¿Hasta cuándo nos quedamos? Hasta que tengamos ganas (?). La cancha tiene luz artificial, así que no hay drama por eso.

El lugar, que ya fue sede del Encuentro Baldosero en los últimos dos años, cuenta con parilla, quincho y una cancha profesional de sintético, para la práctica de eso que intentamos que se parezca al fútbol. La idea, como siempre, es reunirnos para jugar un rato a la pelota y después hacer lo que mejor nos sale: comer, tomar y cagarnos de risa un rato.

Todo aquel que quiera participar del 13º Encuentro Baldosero sólo debe enviar un mail a encuentrobaldosero@gmail.com con el asunto Encuentro y los siguientes datos:


– Nick o usuario de Twitter:
– Nombre y apellido:
– Teléfono:

Les pedimos confirmar la participación cuanto antes, para que se nos haga más fácil la organización. También se puede prender todo aquel que no quiera ir a jugar y solamente le interese ir a comer y criticar a los demás (?). La lista, esta vez, la limitamos a 70 personas, así que no duerman.

Fundamental para todo aquel que vaya al encuentro:

– Zapatillas o botines.
– Dinero para pagar comida y bebida (costo a confirmar).
– Buena onda
– Puntualidad, para poder disfrutar de toda la jornada.

mapahudson

Transporte

Como imaginamos que no todos saben cómo llegar al lugar, un grupo de baldoseros se va a reunir en un punto estratégico (?) de Capital, para meter tren y charter (?) especial.

Junto con el mail que recibirá cada uno de los anotados, también tendrán el horario y el punto de encuentro.

Para aquellos que deseen ir por su cuenta en bondi, las líneas desde Capital son: 129 (Ramal C), 195 (Camino Centenario) y 159 (Ramal Pueblo Nuevo o el que va por Autopista-Hudson). Desde Quilmes, 219 (Ramal rojo).

Si desean llegar en auto, también les enviaremos unas instrucciones para que no se pierdan. Está hecho a prueba de boludos, lo probamos (?).

hudson

Yo nunca fui, tengo miedo de no conocer a nadie, ¿puedo ir?

Claro, papá. Acá nadie se conoce con nadie hasta que va a un Encuentro Baldosero. Esa es la idea. Pueden utilizar el hashtag #EncuentroBaldosero para ir haciendose de amiguitos en Twitter.

¿Puedo ir si soy minita?

Obvio, ma. Está todo piola con el #NiUnaMenos y te vamos a respetar como si fueras nuestra hermana (?).

¡Nos vemos en el Encuentro!

Otras ediciones:

1º Encuentro Baldosero (2005).
2º Encuentro Baldosero: Copa Lorna (2006).
3º Encuentro Baldosero: Copa Presidente Max Higgins (2007).
4º Encuentro Baldosero: Copa Ciudad de Funes (2008).
5º Encuentro Baldosero: Copa de La Fat (2009).
Encuentro Baldosero 6.0: Carlit Cup (2010).
Encuentro Baldosero 6.1: Copa Una hierba en Mar del Plata (2010).
8º Encuentro Baldosero: Copa Mumu ♥ (2011).
9º Encuentro Baldosero: Copa Free Benetti (2012).
10º Encuentro Baldosero: Copa Vamos Manaos (2013).
11º Encuentro Baldosero: Copa Paty sin pan (2014).
12º Encuentro Baldosero: Copa Coca no hay (2015).

Nueva imagen

eublogopost

“Tiempo de cambio, de lluvia, de sol, tiempo de hacer el amooor” (?), cantaban los de Erreway, banda teen baldosera por excelencia. Y sacando la parte de hacer el amor, el resto lo venimos cumpliendo a rajatabla. Es por eso que nos actualizamos.

El pulgar para abajo es nuestra marca registrada. Lo mismo que los colores. Uno ve eso y ya identifica a la Baldosa. Por eso los mantuvimos, pero dándonos una refrescada, ahora que se viene el verano (?). Y acompañando al logo, también renovamos la web, para que la mariconada sea completa. Todo gracias al gran laburo de Paladar Negro, sitio que recomendamos visitar, si es que ya no lo conocen.

Pronto iremos comunicando otras novedades. Por lo pronto, pueden entretenerse con la línea histórica de En Una Baldosa, para que recuerden lo feos que fuimos alguna vez.

 


2004—————–2004/2005———–2005/2007


2007——————-2007/2008———-2008/2011


2011/2015——————-2015/2016———–2016 –