Vestuario Local: La alternativa

En caso que no lo recuerden, esta sección se basa fundamentalmente en analizar los comportamientos sociológicos del hincha del fútbol argentino usando la moda como excusa.

El tema que hoy nos convoca – digno de una tesis- es “¿Qué patrones usa el hincha para elegir una camiseta cuando la primera opción no está disponible?”.
Ya sea porque el perfume de la prenda ya supera los olores característicos de la popular, por daño o porque ya es hora de cambiarla por un temita llamado talle, todos pasamos alguna vez por este momento.

05excursionistas

El criterio de elección más popular es el cromático: básicamente que los colores de tu primer equipo matcheen casi al 100% con los del segundo. Dentro de ese espectro siempre ganará la hinchada mas amiga del club de tus amores.
Por ejemplo, a Atlético Nacional -al parecer la hinchada mas amiga de la Latinoamérica unida- se los conoce amigos de Banfield, Ferro y, basados en esta foto, también de Excursionistas.

04boca

Otra forma de acortar la lista de “compartimos los mismos colores”, es basándote en la historia de tu club. Los colores de Boca se inspiran en la bandera de un barco sueco, así que el resto es sumar dos mas dos y encontrar donde te venden la camiseta de este seleccionado nórdico.

02aaaj

Cuando el ropero no te ofrece nada con los colores correctos, pero esa camiseta vintage del 97 ya no te baja por los pectorales, siempre podés acudir a lo que voy a llamar “La simpatía ideológica”.

En el fútbol hay dos tipos de clubes: los que producen estrellas y los que las compran. Argentinos Juniors es apodado el semillero del mundo y el Borussia Dortmund es saqueado de jóvenes promesas todos los años por el millonario Bayern Munich. Razón suficiente para ser el único vestido de amarillo en un mar de casacas rojas.

06boca

Si todo falla, siempre te podés poner la camiseta de la Selección, aunque !Ojo! En estos últimos años sin visitantes, la albiceleste se convirtió en la vestimenta universal del infiltrado undercovered y ya todos lo saben, así que por lo menos aprendete el cancionero.

03atlanta

Y al final..¿Es en realidad el hincha del fútbol argentino tan formulaico? Este hincha de Atlanta y simpatizante del Pescara nos demuestra que no necesariamente.
Mientras no te pongas los colores que cada hinchada sabe que no puede usar, no improvises camisetas de clubes que militan a menos de 2 categorías de distancia (arriesgandote a que te manden a casa a cambiarte) y no lleves camisetas de clubes locales cuando la Selección juega en River, el cielo es el límite.

Robledo Gonzalo

Gonzalo Sebastián Robledo

Marcador central surgido de las inferiores de Chacarita que, tapado por una gran cantidad de jugadores, tuvo que emigrar en quinta división en busca de oportunidades. Las encontró en Banfield (2006 a 2010, con intermitencias) aunque no le fue nada fácil. Primero porque el Funebrero no quería saber nada con largarlo gratis y segundo porque en el club de la zona sur debería correr desde atrás al incansable Javier Sanguinetti.

Catalogado como uno de los baluartes más interesantes de la cantera del Taladro, Robledo, nacido en Laferrere en enero de 1987, ascendió al plantel profesional de la mano de Carlos Leeb, a mediados de 2006. El Gatito, incluso, lo mandó al banco de suplentes en la primera fecha del torneo Apertura, ante Boca, nada menos que en La Bombonera.

Su debut llegaría en el Clausura del año siguiente y justamente por una lesión del Archu, en el entretiempo del duelo en el Monumental ante River Plate, por la fecha 11. El pibe hizo lo que pudo, pero no consiguió evitar la derrota por 2 a 1. Para colmo, Banfield jugaba con diez hombres casi desde el principio por la expulsión del Pimpo Roberto Salvatierra.

Bajo la dirección de la dupla técnica Hernán Lisi – Pablo Vitamina Sánchez, que había agarrado el fierro caliente tras la salida de Patricio Hernández, Robledo disputó 6 encuentros en aquel campeonato –lo suficiente como para armar un video de cinco minutos-, generalmente reemplazando a los experimentados Sanguinetti y Carlos Galván.

A mediados de 2007, la llegada de Juan Manuel Llop como entrenador, sumada a los arribos de Diego Armando Herner y el paraguayo José Devaca, le hizo perder espacio y apenas fue dos veces al banco de suplentes durante el Apertura. Tras un tiempo largo en Reserva, en enero de 2009 se marchó a préstamo al Oriente Petrolero de Bolivia.

Tan solo 50 minutos de una actuación desastrosa en el clásico ante Blooming por la Copa AeroSur le bastaron a Víctor Hugo Antelo para frenar su contratación y mandarlo de regreso a la zona sur del Gran Buenos Aires. De nuevo en el Taladro, el juvenil formó parte del plantel que se consagró campeón de Tercera en la temporada 2008/09, al lado de Enrique Bologna, Gustavo Toledo, Nahuel Yeri, Facundo Ferreyra y Lautaro Bugatto –asesinado por un policía en 2012-, entre otros.

Tras un paso incomprobable por Sportivo Italiano (2009), tendría su segunda experiencia internacional. En el verano de 2010, River Plate de Puerto Rico se encontraba de pretemporada en Argentina y Robledo se incorporó a prueba para tratar de convencer al DT, Fabián Zermattén. Si bien contó con varias oportunidades para mostrarse, su rendimiento dejó bastante que desear y en el segundo semestre estaba de nuevo en Banfield.

En enero de 2011, Hernán Lisi, aquel que le había dado sus primeras chances en el profesionalismo, asumió la dirección técnica del Unión Comercio, club que el año anterior había ganado el torneo más improbable del mundo, la sagrada Copa Perú, que otorga un cupo en la máxima categoría. Hasta allí llegó Robledo, que rápidamente se ganó un lugar en el once titular.

Lisi fue eyectado de su cargo en la fecha 12 tras perder ante Melgar, con un récord de cuatro victorias, dos empates y seis derrotas. El ex Banfield continuó en la defensa algunos partidos más hasta que, de un día para el otro, dejó de estar entre los convocados. Nunca más lo vimos en una cancha. Todo parece indicar que el fútbol no era lo suyo.

Mal Pase: Severino al DIM (2010)

severinoaldim

Su gran capacidad goleadora (máximo anotador de la D en 2005) y su participación en el reality “Atlas, la otra pasión”, lo llevaron a ser un jugador identificable del mundo del ascenso, aún para los que no siguen el under nacional. ¿Quién no conoce a Wilson Severino? ¡Si hasta a Colombia llegó su fama!

Corría el año 2010 cuando al Negro le ofrecieron ir a probarse al Deportivo Independiente Medellín. Parecía una locura que un jugador de una quinta división pasara a una Primera de un salto, pero todo era posible en el universo del programa que iba por su séptima temporada y necesitaba generar contenidos nuevos para no aburrir.

Fue así que Severino, con 30 años recién cumplidos, aprovechó sus vacaciones de empleado ferroviario y viajó a Colombia para medir sus condiciones durante 10 días en el ámbito internacional. El DIM, que en ese entonces era dirigido por Leonel Álvarez, participaba de la Copa Libertadores y ya tenía armado su plantel, pero aún así le dio lugar al argentino.

Algo que de entrada emocionó al goleador, fue el hecho de compartir entrenamientos con Choronta Restrepo, ídolo del DIM y dueño de uno de los mejores apodos de la historia. Pero ojo, porque también valoraba a su reconocido DT.

“Un visto bueno de Leonel sería lo máximo, pero si no quedo acá esta experiencia no me la quitará nadie y se la contaré a todos mis amigos y compañeros del Atlas”, repetía Wilson, con humildad y sabiendo que él era una pieza más en la movida marketinera del programa.

Los días de evaluación terminaron de acuerdo a lo imaginado. Le dieron las gracias por todo, pero no lo aprobaron. Wilson armó el bolso y volvió a la Argentina para seguir trabajando en el ferrocarril. Hace 10 años que tanto él como Atlas viven cosas inimaginables, pero nunca se fueron de la D.

Voy al arco: Taddei (2001)

VoyAlArcoTaddei2001

En São José do Rio Preto, por la fecha 25 del Brasileirão 2001, Palmeiras y Vasco Da Gama protagonizaron un partido bastante entretenido. Casi sin chances matemáticas de avanzar a los cuartos de final, los dos salieron decididos a buscar el triunfo para mantener la ilusión. Fue el Verdão, que venía de seis derrotas consecutivas, el que pegó primero a través del paraguayo Francisco Arce. En el segundo tiempo, Romário puso el empate y, enseguida, Ely Thadeu lo dio vuelta para Vasco.

Faltaban poco menos de diez minutos para el final cuando el eterno arquero de Palmeiras, Marcos, salió a cualquier lado y lo bajó a Dedé fuera del área. Roja directa. El mediocampista Rodrigo Taddei, que había entrado un rato antes, se puso el buzo y tuvo buenos reflejos para despejar el tiro libre de Romário.

El duelo se repetiría sobre la hora, cuando tras una falta tonta de Magrão sobre Ely Thadeu, el Chapulín remató desde los doce pasos y, pese al esfuerzo del goleiro improvisado -que adivinó el palo-, esta vez no falló. Fue victoria por 3 a 1 para el cruzmaltino.

Under Ladrón: Eduardo Rergis Borja

rergisborja

Eduardo Rergis Borja (Lalo)

Bajarse un programa para editar video, crackearlo, pegar 4 ó 5 pases bien dados, algún que otro desborde, un quite oportuno y, en el mejor de los casos, un golcito en Primera, así fuese el descuento de un 5 a 1. El siguiente paso es agregarle música, en lo posible música electrónica bien chota, esa que les gusta a los que le siguen diciendo marcha, como si los 90 no hubiesen muerto. Después hay que exportar todo y subirlo con un link oculto a Youtube, cosa de estar preparados para mostrárselo a algún empresario de México y cumplir el sueño del baldosero argentino promedio, que es ir a jugar un tiempito a esa liga donde dicen playera y futból, así con acento en la o. Ahora bien, ¿cómo es el camino inverso?

Es raro ver a un mexicano en el fútbol de nuestro país. Primero, porque ellos están muy cómodos allá. Segundo, porque acá no tenemos un buen concepto de ellos, un poco por prejuicio, pero también fundamentado debido a los jugadores que marcaron antecedentes. Es una rareza, entonces, que alguien se cruce todo el continente para venir a jugar a la Argentina. ¡Y encima en el ascenso!

borja

En julio de 2010, Eduardo Rergis Borja llegó a Córdoba para reforzar las filas del Instituto de Claudio Vivas. En su currículum, traía un puñado de presencias en el Tri de La Volpe (2003) y pasos por Veracruz (1997), América (1997 a 1999), León (2000 a 2002), Atlante (2002/03 y 2006/07), Tigres (2003 a 2005), Pachuca (2005/06) y Atlas (2007 a 2010). Casi todos, bah (?).

Actuaba como lateral por izquierda, pisaba casi los 30 años y arrastraba una inactividad prolongada debido a lesiones en ambas rodillas. Nada indicaba que fuera a tener un buen pasar por estas tierras. Y él se encargó de confirmalo.

Aquel plantel de La Gloria tenía figuritas como Jorge Carranza, Iván Furios, Pucho Barsottini, Raúl Damiani, Facundo Erpen, René Lima, Martín Zapata, Sebastián Arrieta, Ramón Lentini, Wanchope Ábila y Leandro Lázzaro. Nombres le sobraban, pero se suponía que Borja (sí, como el ídolo del Chavo) podía agregarle experiencia internacional…si jugaba.

En toda la temporada, el mexicano apenas pudo disputar 3 encuentros y sólo 1 como titular, tapado generalmente por Franco Canever, pero también por su propia condición física, ya que nunca se pudo poner al 100%. Otra cosa que lo tenía mal a Lalo era el frío, demasiado para lo que estaba acostumbrado. Pero no era lo único que sentía diferente.

“En México, la gente es muy futbolera. Lo que sí, de repente aquí es a pecho, allá no tanto. Acá son fanáticos de su equipo y a mí me gusta, pero en México ves sentado, en un clasico, a un aficionado de Chivas junto a uno del América y no pasa nada, la tribuna esta abierta para todos y es raro que se peleen entre ellos. Acá la gente lo vive tan intensamente que si se cruza uno de Instituto con otro de Talleres, se dicen ‘retirate ahorita’ (?), llegó a declarar en una de las pocas entrevistas que le hicieron.

Es probable que al darse cuenta de que nadie le había entendido una goma,  Borja haya abierto el Google Translate para pasar “Retirate ahorita” al cordobés básico, obteniendo un “Retirate ahora, culiao” que supo interpretar a la perfección, ya que colgó los botines a fines de ese 2010.

Sí, sin haberlo soñado nunca, un futbolista mexicano pudo retirarse en Argentina. La magia de un video bien editado.