Montreal Impact 1 (1) – River 1 (3) (2009)

En su gira por Canadá, en 2009, el River de Gorosito enfrentó al Montreal Impact.¿Cómo le fue? Recordemos ese gran encuentro.

El Millonario venía de disputar y ganar dos trofeos amistosos en muy pocos días: la Carlsberg Cup ante el Toronto FC y la Edmonton Cup frente al Everton inglés. En esa pretemporada, todavía había lugar para una copa más y esa era la Montreal Cup.

El 4 de agosto de ese año, River salió a la cancha con los siguientes jugadores: Gonzalo Marinelli; Ferrari, Gustavo Cabral, Maximiliano Ángel Coronel y Orban; Barrado, Abelairas; Augusto Fernández y Mauro Díaz; Diego Buonanotte y Cristian Fabbiani. Luego, ingresaron Musacchio, Villagra, Lamela, Gustavo Fernández, Archubi y Gustavo Bou. Sí, 6 cambios.

Por su parte, los locales contaban, entre otros, con Tiki Tiki Di Lorenzo y con David Testo, un volante estadounidense que fue noticia por haber declarado abiertamente su homosexualidad en un ambiente tan cerrado como el del fútbol.

El partido, disputado bajo la lluvia en el estadio Saputo, finalizó 1 a 1, gracias a los goles del Ogro Fabbiani, a los 20 minutos; y de Roberto Brown a los 63.

En los penales,  Montreal tuvo más de uno desviado y River se terminó quedando con la copa.

 

Independiente amarilla (2014)

El paso por la B Nacional en la temporada 2013/14, no le impidió a Independiente desarrollar algunas estrategias marketineras, como el lanzamiento de nuevas camisetas, incluyendo una de color amarillo con vivos azules que remitía al pasado.

El cuadro de Avellaneda había vestido esos colores por primera vez en una gira por Asia en 1975, pero lugo siguió usándola en el torneo local, amistosos e incluso en una de las finales de la Libertadores de ese año, ante la Unión Española de Chile.

La remake de aquel modelo, salió a la luz en el verano de 2014, cuando el Rojo enfrentó a equipos de Primera División. El debut de esa casaca (acompañada con pantalones y medias azules) fue en Mar del Plata, con un empate 0 a 0 ante Newell’s.

Unos días más tarde, el equipo de Omar De Felippe volvió a recurrir a ese atuendo y cayó 2 a 0 ante Belgrano, en Córdoba. Suficiente para despedir el conjunto de la marca Puma y volver al tradicional rojo.

Argachá Adrián

Adrián Argachá

Lateral uruguayo que se dio el lujo de baldosear por triplicado en el fútbol argentino, con el agregado de haber sumado 11 instituciones a su currículum en apenas una década. ¿Qué fue de la vida de Argachá?

Nació en 1986 en la ciudad de Sarandí del Yí, la misma que parió a Juan Ramón Carrasco. Y aunque no compartieron el talento a la hora de tratar la pelota, al menos Adrián incorporó enseguida aquel concepto de la vaca y el pasto: ¿Jugar por abajo? ¡Ni a palos! Aprendió a vender humo.

Formado en las inferiores de Nacional, donde llegó a debutar en 2007, pasó luego por Tacuarembó (2007/08), Wanderers (2008 a 2010) y Defensor Sporting (2010/11), antes de recalar en el fútbol argentino para sumarse al Independiente del Turco Mohamed, que aún gozaba de buen clima por la obtención de la Sudamericana y las otras copas que se le venían.

Lo bueno es que el uruguayo fue medido antes de su debut en Argentina: A mí me gusta mucho Juan Pablo Sorin. Me siento identificado con él y varias veces me dijeron que soy parecido. Él es mi referente, pero de todas formas yo prefiero construir un estilo propio. Otro jugador al que miro mucho es a Abidal, del Barcelona”. Y vaya si lo copió (?).

A nivel internacional, tuvo su estreno en la Copa Suruga Bank, cuando ingresó por Maxi Velázquez en la derrota por penales ante el Jubilo Iwata. Después, el Rojo jugó la Recopa Sudamericana ante Inter de Porto Alegre, pero Argachá fue al banco en ambos encuentros. Sí le tocó jugar como titular, en cambio, en la serie ante la Liga de Quito por la Sudamericana 2011. Y todo terminó en eliminación.

Por el torneo local, el charrúa sumó 12 encuentros en la temporada 2011/12, dejando en claro que por su nivel se parecía a Juampi Sorín, pero en la actualidad. O sea, un homeless.

Para coronar semejante experiencia, luego se iría a Racing…de Montevideo (2012). Y en su país seguiría sumando escudos a su CV, con pasos por River Plate (2013) y Sudamérica (2013 a 2015), para tomar el envión necesario y volver a la Argentina, como si nadie su hubiese percatado de su anterior delito.

A comienzos de 2016, llegó a Córdoba para sumarse al Belgrano del Ruso Zielinski, que necesitaba una alternativa para el puesto que ocupaba Federico Álvarez. La chance por fin le llegaría en la fecha 4, ante Banfield, pero lo expulsaron luego de perder la marca en un lateral y entonces todo se le hizo cuesta arriba. Apenas pudo ser titular en 4 encuentros con el Pirata y al final terminó perdiendo el lugar con el chileno José Rojas.

Ese mismo año, el uruguayo se resignó a jugar en una categoría más acorde a sus desempeños: la B Nacional. Vistió la camiseta de Central Córdoba de Santiago del Estero durante 29 partidos de la temporada 2016/17. ¿Cómo terminó todo? Con un descenso al Federal A.

Sin embargo, cuando todo parecía perdido, una oferta del ascenso español lo llevó a su lugar en el mundo a mediados de 2017. ¿El equipo? El Lorca Fútbol Club, de la Tercera División. Todo lo que vino después, estaba cantadísimo: porque si hay lorca, juega Argarchá. Y los resultados, tardaron 9 meses en llegar.

 

[A la inversa] Voy al Arco: Pepe Reina (2006)

El 29 de julio de 2006, el Liverpool de Inglaterra disputó su último amistoso antes de comenzar la temporada oficial de la Premier League. ¿El rival? El Kaiserslautern de Alemania. ¿Lugar? Eschen, Liechtenstein. ¿Resultado? Victoria del equipo germano, por 3 a 2. Por supuesto que este hubiese sido un partido más, de no ser por una rareza ocurrida en su desarrollo.

Para analizar el caso, pongámonos en contexto: era un encuentro final de preparación, jugaban muchos suplentes, nadie quería arriesgar a los titulares: ideal para agarrar una computadora, ver cómo venían las apuestas y tipear new betting site Moplay’s free bet courtesy of OLBG.com para hacerse unos pesos de ariba. Tratándose de un encuentro de esas características, el entrenador Rafa Benítez optó por probar alternativas en algunos puestos. Una prueba de ello era la presencia del ex Banfield Gabriel Paletta entre los convocados. Apenas disputó 8 encuentros oficiales con The Reds, pero ese día fue titular.

Ojo que no fue el único en sorprender en esa alineación: otro de los zagueros fue un joven de 17 años llamado Jack Hobbs, quien al terminar el encuentro sería señalado como el culpable de la derrota, al haber cometido fallas importantes en los goles (“es un niño que aprenderá de esto”, dijo el director técnico luego del juego). Y medio que lo enterró, porque Hobbs recién hizo su debut oficial un año después y luego se convirtió en un nómade del ascenso inglés. El camino de un verdadero baldosero.

El otro hecho insólito que le da vida a esta historia, ocurrió cuando faltaban unos 15 minutos para el final de aquel encuentro ante el Kaiserslautern. ¿Qué pasó? Veamos:

El Liverpool ya no tenía jugadores de campo entre sus suplentes. Fabio Aurelio y Luis García se habían lesionado y tuvieron que dejar la cancha, por lo que hubo que buscar a dos hombres dispuestos a reemplazarlos para que el equipo no terminara con 9 futbolistas.

Uno de ellos, gracias a la buena voluntad del rival, fue el atacante Robbie Fowler, quien había salido unos minutos antes. Sí, entró después de haber salido, como en un picado de barrio.

El otro, quizás, fue el menos esperado. Rafa Benítez miró hacia el banco y solo quedaba Pepe Reina, arquero de profesión. No quedó otra. Le hizo una seña para que entrara y el ex Villarreal se tuvo que cambiar de apuro, ya que no se imaginaba pasar por esa situación.

El arquero que sería campeón del Mundo con España en Sudáfrica 2010 (sin jugar, por supuesto), se paró en la mitad de cancha y hasta estuvo cerca de anotar un gol, cuando quedó de frente al arquero rival y sacó un remate que salió desviado. Por lo menos, el peligro lo generó en el arco de enfrente…

“Aunque no es normal que un portero juegue de centrocampista, yo me vi obligado a hacerlo”, declaró luego del partido.  “Me gusta jugar de vez en cuando en los entrenamientos, pero prefiero estar bajo los palos. Estuve cerca de marcar, pero no hubo suerte”, agregó el pelado.

Las risas luego de la malograda situación de gol marcaban el estado de ánimo del equipo con respecto al español, quien un par de meses antes había sido el héroe en la obtención de la FA Cup, al detener tres penales en la victoria sobre el West Ham. Y así, se salvó de los reproches.

River juvenil con refuerzos (1983)

En 1983, las selecciones juveniles argentinas andaban a los tumbos (y a las piñas) por el mundo, y aún así recibieron una invitación para participar en un cuadrangular en Corea del Sur, junto a la selección local, la mexicana y Flamengo de Brasil.

Por cuestiones organizativas, la AFA no pudo enviar un combinado para ese compromiso, entonces fue que el presidente de River, Rafael Aragón Cabrera, ofreció enviar una grupo de juveniles del Millonario, pero reforzado con algunos pibes que ya venían teniendo rodaje en Primera División, incluso en otros clubes.

Arriba: Alejandro Montenegro, Esteban Ricardo Solabarrieta (Kimberley), Jorge Cacho Borelli (Platense), Adrián Rodriguez, Carlos Nicosia y Oscar Olivera (Independiente).
Abajo: Héctor Enrique (recién llegado de Lanús), Roberto Oscar Zarate (All Boys), Daniel Messina, Néstor De Vicente y Pipo Gorosito.

Lejos de sacar ventaja con tantos pibes que se consagrarían años más tarde, la actuación de conjunto de Núñez en Seúl dejó mucho que desear. En su debut, el representante argentino cayó 1 a 0 con México. En la segunda fecha, jugó ante los locales y cayó por el mismo marcador. Lo peor, sin dudas, ocurrió en la última jornada, cuando River perdió 3 a 0 ante Flamengo.

Dacko, Cochela, Enrique, Medina, Solaberrieta, Borelli, Olivera, Gorosito, Rodríguez ,Zarate, Montenegro, Trillo, Dalla Libera, Karabín, De Vicente, Nigro, Nicosia.

Los de la banda (aunque sin banda, con una camiseta que pide placard a gritos), terminaron el torneo con 0 puntos y 0 goles a favor. El campeón fue el Flamengo, que en la final se impuso por 1 a 0 ante Corea.

 

Ale_Carro