Mal Pase: Calzada a Independiente (2015)

Tras varios años en Nacional, donde había debutado en 2009 y fue pieza importante en la conquista de varios títulos, Maximiliano Calzada sintió que era hora de dar el salto al exterior. Tampoco era cuestión de dar un salto muy alto: con cruzar el Río de la Plata alcanzaba.

En aquel verano de 2015, Godoy Cruz fue el club que pico en punta para quedarse con sus servicios. Sin embargo, cuando estaba todo encaminado para viajar a Mendoza, Wilson Pírez, representante del jugador, avisó que había recibido un llamado de Independiente. Según sus palabras, si desde Avellaneda mostraban un interés firme, el Rojo sería la prioridad.

Efectivamente, la institución presidida por Hugo Moyano comenzó a negociar y el acuerdo parecía alcanzarse. Por 4.000.000 de pesos de la época (?), se adquiriría el 50% de su pase, mientras que el mediocampista firmaría un vínculo por tres temporadas. Con todo resuelto, Calzada viajó a nuestro país y fue sometido a la revisión médica, la cual aprobó sin inconvenientes.

Sin embargo, quedaba un pequeño detalle: firmar el contrato, algo que nunca sucedió. Tras unos días de incertidumbre, el uruguayo finalmente concretó su llegada al fútbol argentino, pero su destino fue Banfield.

¿Qué pasó en el medio? La versión oficial indicó que los directivos de Independiente decidieron dar marcha atrás luego de haber recibido referencias negativas del futbolista, algo que incluso fue confirmado por su representante.

Sin embargo, otra versión sostuvo que del lado del charrúa exigieron cobrar en dólares billetes y no en moneda argentina al cambio oficial. Uruguayos, pero no boludos.

Argentina Sub-20 (2013)

Las selecciones juveniles argentinas suelen ser sinónimo de éxito y prestigio. Sin embargo, tras las etapas de José Pekerman, Francisco Ferraro y Hugo Tocalli, llegaron tiempos complicados. Fueron las épocas de los muchachos del ’86: Trobbiani, Brown, Olarticoechea, Garré. El primero de ellos tuvo a su cargo este equipo, que buscaba la clasificación al Mundial Sub-20, a disputarse en Turquía. Y, si se podía, quedarse con el sudamericano.

“La expectativa es jugar muy buen fútbol, porque tengo un muy buen equipo”, comentaba el DT antes del campeonato. “Si jugamos bien, ganaremos la mayoría de los partidos”. El optimismo de Trobbiani era el mismo del público y de la prensa.

Motivos para ilusionarse no faltaban: la base del plantel había ganado el torneo de L’Alcudia el año anterior. Además, Argentina contaba con varias figuras del fútbol local y la ventaja de la localía, ya que todos sus partidos se jugarían en Mendoza.

El debut fue una inesperada derrota frente a Chile por 1 a 0. Esa noche, salieron a jugar los once de la imagen. Parados: Juan Iturbe, Lautaro Gianetti, Alan Ruiz, Lisandro Magallán, Walter Benítez y Matías Kranevitter. Agachados: Ricardo Centurión, Luciano Vietto, Manuel Lanzini, Lucas Romero y Carlos Ruiz.

También formaron parte de ese plantel Andrés Mehring, Juan Musso, Alan Aguirre, Eros Medaglia, Jonathan Valle, Lucas Rodríguez, Agustín Allione, Marcos Fernández, Federico Cartabia, Juan Ignacio Cavallaro y Lucas Melano.

Luego de esta caída, llegó el cruce ante Paraguay, en el que Argentina se puso en ventaja gracias a un gol de Vietto. Sin embargo, Derlis González y Cecilio Domínguez lo dieron vuelta, para que la Albirroja ganara 2 a 1.

Obligados a sumar, los pibes enfrentaban a Bolivia, el rival más débil del grupo. Una vez más, no se pudo obtener el deseado triunfo. Fue empate 2 a 2, y a sacar la calculadora.

Finalmente, la única victoria albiceleste llegó en la última fecha: fue 3 a 2 ante Colombia, aunque de nada sirvió. De hecho, al momento de jugarse este partido la Selección ya no tenía chance alguna de avanzar de fase. El fracaso estaba consumado.

Si bien varios futbolistas no pudieron acudir al certamen porque no fueron autorizados por sus clubes (Icardi, Dybala, Ocampos), hubo una ausencia llamativa: la de Leandro Paredes, por entonces mediocampista de Boca. Trobbiani lo había dejado afuera de la convocatoria, indicando que era “lagunero e irregular”. Luego de la mala campaña, no se mostró arrepentido: «en su club, no demostró nada», declaró.

Tras la decepcionante actuación de sus elegidos, el entrenador dejó su cargo. Unos días después, se animó a dar explicaciones: “me pasó lo que a Marcelo Bielsa en el Mundial de Corea-Japón: llegamos con todas las expectativas y no pasamos la primera ronda».

Más allá del frustrante torneo, se supone que el principal objetivo de los combinados juveniles, es la formación. Y, en este sentido, esta experiencia sirvió para que jugadores como Musso, Kranevitter y Lanzini supieran lo que es ponerse la camiseta de su país. Aunque, de aquel grupo, el que mayor recorrido tuvo con su selección fue Juan Manuel Iturbe, quien llegó a disputar Eliminatorias y Copa América… con la camiseta de Paraguay.

Insfrán Jorge

Jorge Pantaleón Insfrán (El Ropero)

Corpulento delantero paraguayo nacido el 27 de julio de 1950 que cumplía con las típicas características del futbolista oriundo de ese país: juego aéreo, cabezazo y potencia física. Suficiente para construir una buena carrera que lo llevó a vestir las camisetas de Sportivo Luqueño, Olimpia, Zaragoza y Granada antes de llegar a Boca Juniors, en 1980.

Su paso por el Xenieze fue tan breve como poco recordado: apenas disputó 5 partidos en aquel Campeonato Nacional, siempre entrando desde el banco de suplentes. En total, ni siquiera llegó a transpirar la camiseta durante 90 minutos.

Continuó con su profesión en Libertad, Jorge Wilstermann, The Strongest y nuevamente Sportivo Luqueño, donde colgó los botines.

También tuvo su paso por la Selección de Paraguay: con la Albirroja se lo recuerda por haber convertido el gol decisivo en la única victoria en La Paz por eliminatorias, en 1973.

Si el Ropero tuvo una trayectoria más que digna, no se metió en escándalos ni vivió otros hechos que merezcan destacarse, ¿por qué ocupa un lugar en este sitio? La respuesta tiene nombre y apellido: Guillermo Coppola.

Antes de alcanzar la fama al lado de Diego Maradona, el representante era amigo de varios jugadores de Boca. En octubre de 1980, el plantel le hizo un regalo por su cumpleaños: por un día sería uno más del equipo. Esto sucedió en un amistoso ante Acerías Bragado, en el que posó como parte de la formación inicial antes de ubicarse entre los suplentes.

Pero la sorpresa no estaba completa: en el segundo tiempo, el cumpleañero entró a la cancha y jugó unos minutos. Según sus palabras, esta travesura fue posible gracias a que “en la planilla me habían anotado como el paraguayo Insfrán, que ni estaba ahí”.

La anécdota termina con el relato de una jugada en donde Guillote enfrentó al arquero, remató al arco y la pelota pegó en el palo. Eso fue lo más cerca que estuvo Insfrán de hacer un gol en Argentina.

Voy Al Arco: Bonifacio (2016)

Pasarán los años, los jugadores y los torneos. Sin embargo, el futbolero promedio nunca podrá olvidarse de la hermosa batalla campal entre los futbolistas de Gimnasia y Estudiantes en el verano de 2016. Antes de eso, hubo un partido. Y, mientras la pelotita rodaba, también pasaron cosas raras.

Porque ver a un jugador de campo vestido como guardameta no es algo precisamente normal. Y eso fue lo que pasó con Ezequiel Bonifacio durante apenas unos segundos.

Tras la expulsión de Enrique Bologna por una inexistente mano afuera del área, el Pincha, que ganaba 1 a 0, tenía una buena oportunidad para estirar la ventaja. Con los cambios agotados, el defensor tuvo que ocupar una posición a la cual no parecía adaptarse bien… ¡si ni siquiera se había puesto los guantes! Ni los de arquero, ni los de boxeo.

Se jugó ese tiro libre, la pelota rebotó en la barrera y el contragolpe terminó en un poético murrazo de Santiago Ascacíbar. Las imágenes que se vieron a continuación aún están en la memoria de todos. Y nunca está de más volver a verlas.

Trapasso: «Que gane Newell’s. La 22»

Pocas sensaciones más placenteras que la victoria. Y hay varias maneras de alcanzarla. Por ejemplo, entrar a Bet 365, ponerle una fichita a un equipo y que este se lleve el triunfo. En definitiva, se trata jugársela por lo que uno cree, igual a lo que hicieron los hinchas de Gimnasia y Esgrima La Plata en 2004.

“Que gane Newell’s”, rezaba el lienzo colgado en la popular visitante del Coloso del Parque Independencia. El mensaje estaba firmado por “La 22”, el apodo con el que se conoce a la barra brava del Tripero. Y su intención era evitar por todos los medios posibles que Estudiantes ganara ese Apertura.

El trapo vio la luz por única vez en la anteúltima fecha del mencionado torneo, cuando el Lobo tuvo que visitar a la Lepra, el líder del campeonato. A la misma hora, el Pincha, que estaba a 3 unidades de la punta, recibía a Vélez.

El pensamiento de la gente de Gimnasia tenía su justificativo, ya que en la última jornada su clásico antagonista visitaría a Rosario Central. Y el público Canalla haría lo mismo que estaban haciendo ellos en ese momento: exigir la derrota para que el otro equipo de su ciudad no sea campeón. Por lo tanto, era mejor no arriesgarse. Apostar por el rival de turno, una opción válida.

En estas condiciones, se jugaron los 90 minutos y Newell’s se quedó con el triunfo. No fue fácil para los dirigidos por el Tolo Gallego: el conjunto platense hizo un muy buen partido, convirtiendo en figura a Justo Villar y hasta anotando un gol que fue anulado.

Mientras tanto, Estudiantes también perdió, y sus chances de dar la vuelta olímpica se esfumaron. Y los hinchas de Gimnasia, fueron felices a cobrar sus apuestas.

Especiales: los baldoseros de Gallardo

La salida de Marcelo Gallardo de River luego de 8 años de gestión, deja en el recuerdo un buen número de éxitos. Además de los títulos conseguidos, se puede mencionar una amplia cantidad de jugadores que debutaron con el Muñeco y lograron consolidarse.

Sin embargo, como no podía ser de otra manera, también hubo de los otros. Los que no se ganaron la confianza del DT, jugaron poco, no rindieron tan bien o debieron buscar un rumbo no tan prestigioso.

A continuación, una breve mención de algunos de estos casos. El tiempo dirá si remontan o vuelven a aparecer en este sitio con una biografía más completa.

Nacido para triunfar

Un capricho del DT. Y casualmente, con su mismo apellido. Se trata de Nahuel Gallardo, su hijo, que disputó 7 partidos entre 2017 y 2019. Suficientes para formar parte de los planteles que ganaron cinco títulos. Luego jugó en Defensa y Justicia, donde sumó dos vueltas olímpicas más. Pasó por Colón y actualmente está en Once Caldas (Colombia).

Solamente una vez

Un solo partido, 90 minutos como máximo. Y todo gracias al Muñeco. En esta categoría (?) se pueden enumerar a Claudio Salto (2015), Lautaro Arellano (2015), Maximiliano Velazco (2017) y Zacarías Morán Correa (2017).

“Yo jugué en River”, podrán contar. Y, aunque parezca imposible de comprobar, es cierto.

Se quedaron en promesas

Para cualquier chico de la cantera Millonaria, es difícil afianzarse. Por las pocas oportunidades, y por la competencia en el puesto, están obligados a demostrar rápidamente sus habilidades. De lo contrario, «muchas gracias y buena suerte».

Algunos apellidos olvidados que pasaron por esta situación fueron Alan Marcel Picazzo (2 partidos), Santiago Vera (2 partidos), Franco López (3 partidos), Kevin Sibille (4 partidos), Matías Moya (4 partidos) y Pablo Carreras (5 partidos).

El Pogba ecuatoriano

En 2015, con solo 17 años, Abel Casquete se convirtió en el extranjero más joven en debutar con la camiseta de River. En aquel torneo, se ganó la exagerada comparación con el mediocampista francés y rapiñó minutos en un par de juegos más.

Sin embargo, perdió terreno en la consideración del Muñeco, quedó relegado y tuvo que buscar nuevos horizontes. A los 25 años, ya pasó por ocho clubes. ¿Va por el récord de Abreu?

La faltó madurar

Sería injusto mencionar solo a los que tuvieron pocas chances de mostrarse. También se puede baldosear habiendo jugado más de 1000 minutos, como el caso de Tomás Andrade. A pesar de ser volante ofensivo o delantero, no convirtió goles.

No estaba preparado mentalmente para jugar en River”, reconoció más adelante. Este año defendió los colores de Audax Italiano (Chile).

Gracias al Covid

La última camada de jóvenes que siguen esperando repuntar, aparecieron por emergencia en 2021. Por culpa de un brote de Coronavirus en el plantel del Millonario, hubo que apurar el debut de varios pibes ni más ni menos que en un clásico frente a Boca.

Alan Díaz, Daniel Lucero, Agustín Gómez y Felipe Peña Biafore fueron algunos de los convocados de urgencia en aquella ocasión. Su futuro es una incógnita, aunque no sorprendería que vuelvan a aparecer por acá.

Voy Al Arco: Cerutti (2018)

Antes de irse a Arabia Saudita tentado por el proyecto deportivo (?), Ezequiel Cerutti concluyó su primera etapa en San Lorenzo con una sonrisa.

Fue el 20 de enero de 2018, en un amistoso de verano, cuando no convirtió un gol fenomenal ni realizó una jugada inolvidable, sino que hizo algo más habitual: festejar ante Gimnasia. Aunque para esto tuvo que ocupar un terreno desconocido.

Con el partido igualado 1 a 1, hubo que definir por penales. Y ahí pasó lo inesperado: Sebastián Torrico sintió un dolor al detener el remate de Nicolás Colazo, y no pudo continuar. No era para menos: el arquero había sufrido una luxación en su hombro izquierdo. Sin la posibilidad de realizar cambios, uno de los jugadores de campo debió ocupar su lugar. Y ese fue el Pocho.

En su última intervención como jugador del Ciclón, le hizo frente al remate de Agustín Bolivar. El disparo del hombre del Lobo se estrelló en el poste, dando por finalizada la historia del partido y la de Cerruti en San Lorenzo, hasta su regreso un año y medio después.

Especiales: descensos patrocinados

Desde que las marcas se volvieron una habitual presencia en las camisetas de fútbol, todos los gerentes comerciales sueñan con ver el nombre de su empresa en la foto del campeón. Sin embargo, son muchos más los casos en los que ocurre lo contrario, y terminan auspiciando a un rejunte de voluntades que pierden la categoría. Esto es una cuestión lógica, ya que el que da la vuelta olímpica es uno solo, y los que descienden suelen ser más, dependiendo de la voluntad de la AFA.

Sin embargo, como suele decirse que “no hay mala publicidad, solo publicidad”, son muchas las firmas que se animaron a poner unos pesos en la vestimenta de conjuntos que solo aspiraban a mantenerse el Primera División… y no lo lograron.

Desde que en 1982 Sarmiento tuvo el privilegio de ser el primer descendido con una marca en su pecho (Junín TV Canal 2), la mayoría de los equipos que dejaron de pertenecer a la elite lo hicieron en compañía de un sponsor.

A continuación, el repaso de algunos casos que merecen destacarse.

Al Nacional B, pero asegurados

Si hay un rubro que se pone al frente en cuanto a la estadística de descensos, es el de los seguros. Y, como no podía ser de otra manera, La Nueva acumula una buena cantidad: tiene 5 antecedentes. ¿Los perjudicados? Nueva Chicago (2007 y 2015), Chacarita (2010 y 2018) y Huracán (2011).

También es muy meritorio lo de Liderar, que suma 4 caídas. Son los casos de Nueva Chicago (2004), Almagro (2005), Gimnasia (2011) y Argentinos Juniors (2014).

Siempre estuvimos en las malas

Existen casos que merecen ser resaltados por la fidelidad a una misma camiseta. Son aquellos sponsors que, aunque experimentaron la amarga sensación del descenso, insistieron con dejar su estampa bajo el mismo escudo.

El caso emblemático es el de Bingo Bahía, presente las 4 veces que Olimpo fue condenado por el promedio (2006, 2008, 2012 y 2018).

Ahí nomás se queda Quilmes, que, publicitando al equipo de esa ciudad, pasó por lo mismo en 2007, 2011 y 2017.

Otras marcas que repitieron la costumbre, además de los casos de La Nueva mencionados anteriormente, fueron San Juan Minero (con San Martín en 2008 y 2013), Sancor (con Atlético Rafaela en 2004 y 2017) y Flecha Bus (con Unión en 2003 y 2013).

Mención especial para Tersuave y Banco de Córdoba, que compartieron el pecho de la casaca de Belgrano en 2007 y 2019.

Más allá de los colores

El caso opuesto es el de los sponsors que descendieron más de una vez, pero con clubes diferentes.

En este sentido se destaca lo de Flecha Bus, con 4 caídas en tres camisetas diferentes: Unión en 2003 y 2013, Atlético Tucumán en 2010 y Colón en 2014.

También merece ser resaltado lo de Secco, que tiene el récord de haber metido un par de descensos en el mismo campeonato. Esto lo logró con Arsenal y Temperley en 2018. Además, sumo uno más al acompañar a San Martín de Tucumán en 2019.

Otros ejemplos de estos casos fueron Rosamente (con Chaco For Ever en 1991 y Crucero del Norte en 2015), Lotería Correntina (con Mandiyú en 1995 y Huracán de Corrientes en 1997), Esco (con Belgrano en 1996 y Patronato en 2022), Amanco (con Huracán en 1999 y Argentinos en 2002), Tarjeta Cordobesa (con Talleres en 2004 e Instituto en 2006) y Macro (con Gimnasia de Jujuy en 2009 y Tigre en 2019).

Cantidad no es calidad

Desde que se descubrió que al frente de una prenda cabía más de una inscripción, varios equipos aprovecharon para convertir su vestimenta en un auto de carreras. Menos estética, más ingresos. Aunque esto no asegurara la permanencia.

Hasta ahora, los que se fueron al descenso con tres main sponsors son Crucero del Norte (2015), Temperley (2018) y Patronato (2022). Sin embargo, la tendencia indica que esta lista se puede incrementar.

Por otro lado, los que lucieron su camiseta sin publicidades al momento de perder la categoría, fueron Racing (1983), Atlanta (1984), Rosario Central (1984), Temperley (1987), San Martín de Tucumán (1989), Argentinos (1996), Deportivo Español (1998) e Instituto (2000).

La tabla histórica (1982 – 2022)

1º – Sin sponsor: 8

2º – La Nueva Seguros: 5

3º – Bingo Bahía, Flecha Bus, Liderar: 4

6º – Quilmes, Secco: 3

8º – Amanco, Banco de Córdoba, Cordobesa, Esco, Lotería Correntina, Macro, Rosamonte, San Juan Minero, Sancor, Tersuave: 2

18º – Adial, Afisa, Autocrédito, Banco del Noroeste, Bingo Lomas, Blister Pack, Castell, CATA, CETEC, Cerveza Salta, Cerveza San Carlos, Ciudad Ribera Ingeconser, Climafin, Colorín, Comodín, Crown Mustang, Dapsa, Decker, El Cronista Comercial, El Delfín Turismo, Emilio Luque, Erwin, Esso, Fiat, Fides, Gilera, HC Personal, Ingenio San Juan, Junín TV Canal 2, La Perseverancia Seguros, Lácteos Barraza, La Pequeña Familia, Lotería de Santa Fe, Lotería de Tucumán, Lotto, Lurocard, Mendoza, Mitre, Motomel, Municipalidad de Lomas de Zamora, Naldo, OSPAT, Palmar, Parmalat, PC Box, Petrobras, San Juan, Segubank, Seguros Omega, Special Gas, TCL, TKL, TSU cosméticos, Uthgra Sasso, Video Visión, Viva Jujuy: 1