Mundial Cervecero – El inicio

Nos gusta el fútbol y la birra, tan simple como eso. No somos sommeliers de cerveza y tampoco somos amantes de los análisis periodísticos llenos de conceptos tácticos. Nos gusta el fútbol para jugar, para mirar y para hablar. Y nos dimos cuenta de que cada vez que conjugamos algunos de esos verbos con la pelota como protagonista, la cerveza está presente. Es por eso que decidimos reunir esos dos grandes temas en este proyecto llamado Mundial Cervecero. En el horizonte está Rusia 2018, pero tranquilos que aún falta mucho.

Durante este año previo a la Copa del Mundo, nos encargaremos de contar historias. De equipos, de ciudades, de jugadores, de hinchas. Siempre con la birra como hilo conductor. Y lo haremos país por país, para entender por qué esta combinación trasciende épocas, clubes, marcas y fronteras.

Quienes nos hayan seguido en nuestra anterior aventura llamada Mundial Baldosero (donde inauguramos #MundialCervecero como sección), sabrán más o menos de qué se trata la cosa. No, esta vez no los vamos a bolsiquear (?). Quienes no tengan la más absoluta idea sobre lo que se viene, pueden quedarse tranquilos. Vayan pidiendo otra, que vamos a escribir sobre fútbol.

Especiales: Las piernas de Maradona

Una medianoche, en el extinto Mar de Fondo, entrevistaron a Diego Maradona y posteriormente Alejandro Fantino confesó que no logró concentrarse durante el programa porque quedó hipnotizado con la pierna izquierda del Dié y no dejó de mirarla ni diez segundos.

Las Piernas de Maradona, al igual que las de María Concepción César (?), son patrimonio cultural argentino y en 1994 representaron el dolor de toda una nación cuando el hermano de Lalo inmortalizó la frase “Me cortaron las piernas” luego del positivo en el Mundial de Estados Unidos.

Quince años después en un bosque de Canals, provincia de Córdoba, unos flacos que estaban recreando “Secreto en la Montaña” de campamento encontraron Las Piernas de Maradona tiradas entre unos troncos y por asociación directa se las ofrecieron a Cristian Nasutti con la promesa de ponerlo en El Gran DT.

Este aviso tuvo dos futbolistas como protagonistas: Cristian Nasutti y Damián Giménez. Al ídolo de River (?) se lo puede ver claramente colgando del ángulo un tiro libre. Al otro encarnando el papel mas importante del comercial: Las Piernas de Maradona.

Damián Corto Giménez es un volante central que nació en 1984 y, al igual que el Diego de la gente, hizo las inferiores en Argentinos Juniors, club en el que se mantuvo hasta el año 2005, cuando pasó a Comunicaciones, que en esa época peleaba el descenso en la B Metropolitana.

En el año 2007 bajó una categoría para defender los colores de General Lamadrid, donde los hinchas después de ver el aviso de El Gran DT flashearon al ver a Las Piernas de Maradona repartiendo mil murras en el mediocampo y esperaron en vano que Las Piernas de Giménez justificaran el nombre artístico.

El Corto se quedó hasta el 2010 en el Carcelero,  que en la temporada siguiente lograría el último ascenso de su historia a Primera B, confirmando la teoría de Humberto Grondona.

En La Matanza suena como el sucesor de Verónica Magario (?)

El doppelgänger maradoneano pasó a Ferrocarril Midland, club que defendió con entrega y violencia bien entendida hasta la temporada 2012/13. Luego se unió a Juventud Unida, que estaba en el último escalón de AFA.

En el Lobo Rojo fue capitán y figura fundamental del histórico ascenso a Primera C, categoría que parece ser su lugar en el mundo y donde Las Piernas de Giménez destacan por su juego áspero y rudo.

Desde 2015, es una de las figuras mas destacadas de Deportivo Laferrere y según sus propias palabras intentó corregir su pasión por los roces y el juego físico. Este año, el Villero hizo una temporada para el olvido y el Corto es de los pocos que se salva del incendio, frase que conociendo a la barra del equipo puede dejar el sentido figurado en cualquier momento.

Bonus Track:
No conforme con hacer de Maradona en el año 2009, tres años después hizo del Chelo Delgado (?) en este aviso de Nutregal donde le pone un centro de película a Martín Palermo, que define el partido sobre la hora.

Huracán genérica (2014)

Corría julio de 2014. Huracán venía de perder la posibilidad de ascender a Primera en un duelo ante Independiente, pero seguía subido a esa ola de partidos a todo o nada que lo tendrían caminando en la cornisa durante los próximos tres años, disputando finales y sufriendo con el promedio. Todo al mismo tiempo.

En el inicio de esa etapa, el Globo cambió de proveedor de indumentaria. Dejó de usar Joma y firmó un nuevo convenio con TBS, empresa que se tomó un tiempo lógico para presentar la nueva ropa. Pero claro, para ese Huracán que jugaba casi todos los días, el tema era algo urgente.

El 27 de julio, el equipo de Parque Patricios salió al Bicentenario de San Juan completamente vestido de blanco, sin marca, ni sponsor en su pecho. Apenas unos pocos detalles en rojo, para dar la pauta de que estábamos en presencia de un Huracán clásico, que sorprendió a varios eliminando de la Copa Argentina al Boca de Bianchi.

La pilcha casi inmaculada (tenía las mangas vendidas) se usó en algunos partidos más del torneo Transición de la B Nacional, hasta que en la cuarta fecha debutó la casaca TBS en el duelo ante Patronato de Paraná. Con esa marca, el Globo ascendería, ganaría dos títulos, llegaría a la final de la Sudamericana y daría la vuelta en Venezuela.

Tulsa Roughnecks 1 – Independiente 2 (1985)

Con el rótulo de Campeón Intercontinental vigente, Independiente encaró una gira por los Estados Unidos a mediados de 1985, que lo llevó a enfrentar a rivales de renombre y a otros un tanto desconocidos. Tal es así, que algunos ni siquiera eran equipos en competencia.

El 25 de mayo de ese año, el Rojo se vio la cara ante los Roughnecks de Tulsa, una ciudad de Oklahoma que se caracteriza por sus fuertes tornados. ¿Y se jugaba al fútbol ahí? Más o menos. Para 1985, la NASL ya se había desarticulado y los muchachos locales apenas si mantenían el plantel para armar amistosos internacionales. Ese año, por ejemplo, disputaron partidos ante Linfield de Irlanda del Norte y el Sheffield inglés.

La asistencia récord de esa temporada fantasma la lograrían con el cuadro de Avellaneda, que ya no era dirigido por Pastoriza, recién desembarcado en Fluminense. Unas 8000 personas quisieron ver al conjunto argentino que tenía en sus filas a jugadores como Marangoni y Percudani.

Independiente venció 2 a 1 sobre el sintético a los de la America’s Most Beautiful City (un poco agrandados, sí) y dos días más tarde se presentaría en Nueva York ante el famoso Cosmos.

Ring Ring Balvorín: Fallo cantado

Siguiendo la línea editorial, que más que editorial es discográfica, los protagonistas de esta sección de narices chatas se tomarán una revancha histórica e intentarán hacer sangrar los oídos de quienes tengan la valentía de darle play al reproductor. Boxeadores dejando su huella en el mundo de la música, acá.

Track 1: Oscar Natalio Bonavena – Señor López

Bonavena fue y sigue siendo una marca registrada. “Trato de hacer todo lo que siento. Por eso grabé un disco: no tengo nada de voz, pero me gusta cantar”, decía. Ringo fue un adelantado en todo. De los más encumbrados rings del mundo, donde enfrentó a los mejores, saltó sin escalas a la televisión y al teatro de revistas. Palito Ortega le escribió el famoso “Pío-Pío” y Ringo, sin ponerse colorado, la cantó junto a los Shakers. En total fueron cuatro canciones las que grabó la banda. Además del mencionado Pío Pío: Larila som som, Se fue y Señor López.

Track 2: Sergio Víctor Palma

Nacido en La Tigra, provincia del Chaco, Palma siempre tuvo inquietudes filosóficas y artísticas. En su paso por el periodismo escrito dejó su marca por analizar finamente desde lugares poco comunes y por tener una visión muy particular del boxeo. De hablar prolijo y palabras claras, cuando en 1981 comenzó a grabar estas canciones era campeón mundial Súper Gallo de la AMB. Se sintió Identificado con el autor Carlos Alberto Fernández Melo, dueño de éxitos como: “Un día de paseo en Santa Fé”, “Salta, Salta pequeña Langosta” y “Buenas Noches queridos Conejos” entre otros. Palma, no lo hacían nada mal, como en el ring, donde era un peleador contundente.

Track 3: Jorge Rodrigo Barrios – El conejo

En el ranking musical, La Hiena Barrios ocupará seguramente el último lugar. Aprovechando su desfachatez y cinco minutos de fama en el programa de Marcelo Tinelli, se animó cantar “El Conejo”, que era algo así como hablar de sí mismo. Las risotadas de Tinelli y de la enana Feudale hicieron el resto.

Track 4: Roberto “Mano de Piedra” Duran – Bon Jour Madame

Esta gema de la música salsa pertenece, por si hay algún desprevenido en la sala, a Roberto Mano de Piedra Durán, quien fue, quizás, el mejor Latino de todos los tiempos. Miembro del salón de la fama del boxeo, cinco veces campeón mundial en cuatro categorías diferentes. Un monstruo. Apasionado de la música, en especial de la salsa. Cuenta la leyenda que antes de alguna nota en su casa, Roberto sometió a más de un periodista a escuchar sus canciones. En este tema canta en español y en francés junto a Camilo Azuquita (El campeón de la Salsa) y la orquesta Felicidad (en honor a su esposa). La foto de tapa del disco, tiene una producción digna de cualquier gimnasio del conurbano.

Track 5: Oscar de la Hoya – Ven a mí

En el año 2000, Oscar de la Hoya grabó su primer y único disco. El álbum producido por Diane Warren y los Bee Gees se llamó, como no podía ser de otra manera, Oscar de la Hoya. El long play (?) tenía trece canciones y contaba con el respaldo de la poderosa discográfica EMI. El estilo musical del boxeador va de Chayanne a Luis Miguel sin escalas, en un álbum meloso, baboso y olvidable. La canción elegida, Ven a mí, es un clásico de los Bee Gees pero en español.

Track 6: Manny Pacquiao – La Bamba

Político, actor y cantante. Así se lo podría nominar tranquilamente a Emmanuel Dapidran Pacquiao, más conocido como Manny Pacquiao. Amado por su pueblo filipino, en 2006 Pacquiao lanzó Laban Nating Lahat Ito, un álbum interpretado en tagalo, lengua muy común en Filipinas y que fue su debut absoluto como cantante. Para 2011, el single Sometimes when we touch rotó poco antes de su pelea mundialista con Shane Mosley. Da la sensación de que donde haya una banda de música y esté Pacquiao merodeando, seguramente tomará el micrófono y se pondrá a cantar.

Track 7: Ernie Terrell

Cuando Ernie Terrell consiguió su pelea con Muhammad Ali, este hacía poco tiempo había migrado a su nombre musulmán. Terrell se negaba a llamarlo de esa manera y continuaba diciéndole Cassius Clay, su nombre de esclavo. Ali le prometió a Terrell una paliza (y asi lo hizo). Terrell, antes de la pelea, cantó esta canción para referirse a la situación. Gran cantante de joven, en la escuela ya comandaba su grupo musical llamado “Ernie Terrell and His Heavyweights”. Su hermana, Jean, fue la cantante principal del famoso grupo “The Supremes”, entre 1970 y 1973. Tras retirarse del boxeo, Ernie Terrell se dedicó a ser entre otras cosas a ser productor musical.

Track 8: Muhammad Ali – Stand by Me

Todo lo que tocaba Muhammad Ali, se convertía en oro. El tema del video fue grabado en el año 1963 para un larga duración llamado “I am the greatest” producido por Columbia Records. Si Ali no se acercaba a la música, la música y los músicos se acercarían a Ali sin ninguna duda. Es por eso que podemos verlo inmortalizado en fotos con The Beatles, Bob Dylan, The Jackson Five o Elvis Presley. El más grande de todos los tiempos se defendía con el micrófono como en sus mejores peleas mundialistas.

Track 9: Roy Jones Jr – And Still

Roy Jones Jr. incursionó en el rap sin ningún tipo de complejos. Multifacético y talentoso, no solo boxeaba de manera brillante, sino que además era un gran basquetbolista. Según las crónicas inicio su carrera como cantante en 2001. Este tema pertenece al álbum Round one, su obra cumbre (?), ya que también grabó algunos singles. El estilo rapero y americano de Roy Jones es bien marcado y no lo hace nada mal.

Track 10: Patrizio Oliva – Miele

El napolitano Patrizio Oliva, fue campeón olímpico en Moscú 1980 y luego campeón mundial súper ligero AMB cuando le arrebató el título a Uby Sacco. Este reinado duró hasta que Látigo Coggi lo puso nocaut prácticamente en el patio de su casa. En 1988 grabó el álbum Me quedare en tí, interpretando doce canciones de estilo napolitano. Más tarde debutó en el cine y luego en el teatro. Elegimos Miele (no es un homenaje a Fernando), de estilo melódico y en una grabación inédita, a dúo con la famosa Giana Caliendo (?).

Bonus Track: Manny Pacquiao vs Juan Manuel Márquez

Manny Pacquiao y Juan Manuela Márquez es uno de los clásicos modernos más atractivos de los últimos tiempos. Pelearon 4 veces en Las Vegas, con todos los resultados posibles. Hubo un quinto enfrentamiento y no fue sobre el ring, fue en México, en el programa La Academia. Allí, Pacquiao hizo una interpretación de Imagine de Lennon para que John se levantase de la tumba y se suicidara inmediatamente. Márquez no se quedó atrás, su voz intentó cantar Sigo siendo el Rey, pero más que Rey pareció un peón. Terminaron la faena a dúo con Canta y no llores y La Bamba, como para prender fuego el estudio con ellos adentro.

Mal Pase: Maradona a Nacional (1993)

En agosto de 1993, algunas semanas después de haber rescindido su contrato con el Sevilla español, y con su futuro incierto, Diego Armando Maradona viajó a Montevideo para someterse a un rápido tratamiento para bajar de peso en una clínica especializada. En medio de esa travesía, Ceferino Rodríguez, presidente de Nacional, aprovechó la presencia del Diez en el estadio Centenario, donde había ido a ver Uruguay – Ecuador por las eliminatorias a Estados Unidos 1994, para tratar de convencerlo y llevárselo al Bolso.

Si bien Diego no podría jugar el campeonato uruguayo por cuestiones reglamentarias, la posibilidad de por lo menos disputar algunos encuentros amistosos con la casaca del Tricolor era más que tentadora. “Vamos a juntarnos y luego decidirá si firma con Nacional o no. Si la reunión no se puede hacer en Montevideo, yo viajaré a Buenos Aires para encontrarme con él”, aseguraba Rodríguez, ilusionado con la chance de tener al más grande de todos en su plantel.

Finalmente, el Diez, hincha confeso de Peñarol, que analizaba una propuesta de San Lorenzo y hasta le había abierto las puertas a una eventual negociación con el Corinthians brasileño, terminó en Newell’s Old Boys de Rosario.