Tchami Bertrand

Bertrand Raphaël Tchami Kamagan
Como lo indica su apellido, es el mismísimo hermano de Alphonse, aquel camerunés que tuvo buen y pintoresco paso por el fútbol argentino.
Nacido en 1977, cayó con 17 años en nuestro país para seguir los pasos de su hermano. Copió la posición de delantero, lo siguió en Dinamarca y hasta intentó recalar en Boca Juniors, club donde él estaba y en el que creyó tener mayores chances. Sin embargo sus condiciones no fueron las suficientes para quedar en el club. Sin darse por vencido siguió paseando por Buenos Aires con la novia de su hermano que le hacía de traductora y probó suerte en San Lorenzo. Pero las bajas temperaturas le jugaron una mala pasada, y en pocas palabras, el morocho se murió de frío, tal cual lo muestra la foto.
Originario del Unisprt Bafang de Camerún y con un paso por el OB Holdbillede de Dinamarca (1996) entendió que al igual que varios africanos, Francia sería el sitio por excelencia donde podrían desenvolverse futbolísticamente pero también a nivel social, obviamente por hablar el mismo idioma.
Su carrera se desarrolló en varios equipos de divisiones de ascenso. Así fue vistiendo los colores del Visé (1999-2000), Romorantin (2000-2001) de la CFA, Grenoble (2001-2002) (D2) con 3 goles en 24 partidos y el Reims 2002-2003 (D2) en donde marcó nuevamente tres conquistas en 29 encuentros.
Poco a poco se fue conviertiendo en un jugador eficaz, muy ligero que desbordaba y ejecutaba buenos centros. Por eso para la temporada 2004-2005 el más conocido Pau de la división Nacional lo contrató. Por tercera vez consiguió 3 goles en 21 presentaciones.
Esta es la poco interesante historia del hermano de Tchami, es decir, de Tchami.

Cucu

5 comentarios en “Tchami Bertrand

  1. Pobres los Tchamí, no cazaban un fulbo con el castellano y tenían un frío de morirse en Baires – data cortesía del Beto Mágico, su gran amigo y único con el que hablaban por su pasado betocarrancista en La France. También el susodicho desveló que Alphonse tenía la infraestructura “como un bebé” (sic) y por tanto se ganó el apodo en el vestuario de “falso negro”. Entrañable!

    Me gusta

  2. Estaria bueno que los comentarios se escribieran en algún idioma conocido o al menos entendible… qué es el pasado betocarrancista? Desveló? acaso sufría de insomnio? que infraestrucutura tenía????????

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.