Pereyra Norman

Norman Pereyra
Portador de un nombre de pila poco usual en el fútbol argentino, aprovechó su corpulento físico para transformarse en defensor central.
Sus primeras armas las hizo en Almirante Brown donde jugó partidos en el ascenso que lo ayudaron a ser considerado por equipos de otra divisional. Fue así que en agosto de 1998 tuvo la fortuna de pasar al Platense del “Profe” Córdoba.
Hasta allí, una historia poco relevante, pero que con dos descensos en forma consecutiva, llegó a ser motivo de este humilde homenaje.
En aquel año, las bajas en el equipo titular del Calamar le dieron la chance para debutar en primera división. Sin embargo, no en cualquier partido sino ante Boca, en la Bombonera, puntero y con la misión de marcar a Palermo, el jugador del momento y goleador del Apertura.
“Todavía no lo puedo creer. Es un sueño hecho realidad”, decía muy entusiasmado el defensor sin analizar demasiado la difícil tarea que tendría ese fin de semana. De todos modos, al ser consultado aseguró que el entrenador le había dado toda la confianza y aconsejado pensar que se trataba de un juego más y que el 9 era “un jugador común y corriente, que simplemente tiene la suerte de que se le estén dando las cosas y por eso es el máximo artillero del campeonato”.
En ese sentido, aseguró estar “muy tranquilo. El Profe me da toda la fe y la moral que necesito, y no me pesa para nada tener que marcarlo porque creo que estoy preparado para hacerlo. En el ascenso he tenido que tomar a jugadores con características muy similares a las suyas, y lo hice sin ningún tipo de problemas. ¿Por qué tendría que tenerlos con él?”, declaraba en esperanzado Norman.
El día del encuentro llegó y el jugador se llevó su triunfo personal. Palermo no hizo ningún gol, aunque el Xeneize ganó 3 a 0. En aquella ocasión dijo que al menos “el sistema defensivo funcionó”. Se sumó a ello el “Pipi” Váttimos, quien agregó que “había que tomar a Guillermo y a Palermo y a mi entender con Pereyra lo hicimos bien, ya que ninguno de ellos dos pudo entrar en nuestra área ni hacer goles. Lo que pasó es que aparecieron otros jugadores que no estaban en los planes y que desnivelaron. Si no, el partido terminaba 0 a 0”.
Tras ello, no fueron repetidas ni continuas las apariciones de lungo en la primera de Platense, que terminó perdiendo la categoría tras varios años de agonía.
Abandonó la institución llevándose al menos buenos recuerdos de Lorenzón, Mandrini, Landriel, Sardi, Loyola, Coyette, Colliard, Rivarola, Miranda, Zanello, Bocchio, Santo, Cristian Verón, Formidábile, Zeballos y José Barbas.
Retornó al ascenso y se calzó la camiseta del Deportivo Morón (1999-2000) para afrontar un Nacional B que lo vería descendido a final de temporada. Fueron 34 partidos jugados con apenas 3 triunfos, 13 empates y 28 derrotas con 28 goles a favor y 58 en contra.
Tras su segunda pérdida de categoría en forma consecutiva y en medio de una carrera tobogán, desapareció completamente del mundo futbolístico. Y como no queremos pensar lo peor, ni echarle un vistazo a los avisos fúnebres, dejamos este post abierto a nueva información.

Cucu

10 comentarios en “Pereyra Norman

  1. norm:) :
    T queria dcir q aunque el texto de arriba sea un poco exagerado t quiero un monton y t felicito x tdo tu historia en el futbol auq t lo tube q decir hace 10 añetes bueno t quiero un monton tu futura cuña
    Mechi 🙂

    Me gusta

  2. lOS CHICOS QUE HOY SOMOS PADRES, Y TE CONOCEMOS AGRADECEMOS QUE NUNCA DEJASTE DE CAMINAR POR LA PLAZA DE SAN NICOLAS OJALA LA MAYORIA TENGA LA MITAD DE TU VOLUNTAD SOS MOMI Y NUNCA LO CAMBIASTE ASTA BUENO…

    Me gusta

  3. EL MONO ES UN PELOTUDO, no le des bola, yo tambien te deje afuera de mi equipo y años depues me lo dijiste y de buena manera, apreciamos mucho a toda tu flia, tu viejo fue un fenomeno te dijeron. si fueras la mitad de el, con eso te sobra te vi jugar en reserva de Almirante, tenes un corazon hijo dios te lo cuide….

    Me gusta

  4. Tio dios te ayudo mucho a pesar que no tengas fortuna en el juego. es facil salir campeon con equipo, lo dificil es lo contrario saber donde y cuando parar la pelota. te felicito para dejar de ser jugador tambien es necesario tener pelotas. igual no entendi por que no quisistes quedarte en españa. abrazo grande…

    Me gusta

  5. Hola norman espero que tu vida continue como yo la conoci encontre este lugar y me sorprendiste, nunca me contaste de esto, igual un abrazo grande donde estes…

    Me gusta

  6. sos de esas personas que odias en contra, e imposible no quererte como amigo.
    siempre tenes esa llama prendida y eso se noto siempre…ojala nunca se te apague, fuiste un leon en el gallo….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .