Bolivia, con b de baldosa

radioevomorales.jpg

Tarde de jueves y habitual sección baldosera en Maldita Radio (Rock & Pop Beach, FM 98.9, Mar del Plata).
En vísperas del encuentro entre Argentina y Bolivia por las Eliminatorias Sudamericanas, hoy realizamos un informe sobre los futbolistas del altiplano que aterrizaron en nuestro país en los últimos 20 años.
Recordando a algunos que dejaron un buen recuerdo como Ramiro Chocolatín Castillo, Lorgio Álvarez, Oscar Sánchez, Julio César Baldivieso y Milton Melgar, hicimos un contrapunto con otros que pasaron sin tanto suceso como Milton Coimbra, Limberg Pizarro, Miguel Ángel Rimba, y Marco Antonio Sandy (el que lo rompió a Franco) y Joaquín Botero. Tampoco faltó oportunidad para mencionar el extraño caso de Leo Fernández, arquero argentino que, en su desesperación por obtener la ciudadanía boliviana, contrajo matrimonio con una mujer que conoció segundos antes de la boda.

Otras emisiones:

#1– Nota a Sebastián Ablín.
#2– Informe sobre los Gatti’s.
#3– Nota a Darío Dubois.
#4– Informe sobre los que cambiaron de deporte.
#5– Nota a Luciano Zaidelis.
#6– Informe sobre los brasileños ladris.
#7– Informe sobre los futbolistas y sus mujeres.
#8– Nota a Rodolfo de Paoli.
#9– Informe sobre los futbolistas que estuvieron presos.
#10– Informe sobre los europeos que pasaron por nuestro país.
#11– Nota a Orestes Katorosz.
#12– Informe sobre los “hijos de”.
#13– Nota a Edgardo Mazzeo.
#14– Informe sobre los que pasaron a la fama por un gol.
#15– Allegue y Homero Simpson.
#16– Nota a Guillermo Malbrán (Independiente de Madariaga).
#17– Informe sobre los pases que quedaron en la nada.
#18– Informe sobre los asiáticos en la Argentina.
#19– Informe sobre baldoseros con sitios web.
#20– Nota a Oscar Tubio.
#21– Informe sobre los hermanos baldoseros.
#22– Informe sobre los futbolistas en la política.
#23– Informe sobre chilenos en la Argentina.
#24– Nota a Horacio Stringa, ex defensor/arquero.
#25– Informe sobre los proyectos Badajoz y Leganés.

En Una Baldosa

10 comentarios en “Bolivia, con b de baldosa

  1. Ufffffff, voy a destacar solo dos cosas:
    1- EVO MORALES JUGANDO DE ENGANCHE POR DIOSSSSSSSSSSSSSSSS
    2- La vida de Leo Fernández. Para conseguir la nacionalización boliviana (chan) dejó a una modelo y se casó con una desconocida, admitió que fue por conveniencia y posó en bolas a lo Vampeta (bueno, es un decir). Avalo la decisión de este muchacho de nacionalizarse boliviano, porque para tener un argentino asi…

    Sigan así muchachos. Hasta que el término “baldosero” sea aprobado por la real academia española no paramos!

    Me gusta

  2. oscar sanchez siempre seras recordado en argentina un gran jugador nos deja se respeta y se te reconoce gracias por toda la categoria que siempre dejaste en cada juego

    Me gusta

  3. Óscar Carmelo Sánchez jugaba cada partido dándolo todo de principio a fin. Daba la sensación de que el físico nunca se le agotaba, que siempre podía dar más. Lo mismo ocurría en cualquier día de semana, cuando después de un entrenamiento, mientras sus compañeros se dirigían presurosos rumbo a las duchas, porque el ensayo había concluido, él se quedaba sobre el terreno de juego a ejercitar tiros libres, su especialidad, o lanzamientos penales.

    Óscar Carmelo no está más. Una enfermedad cancerígena hizo que ayer -cerca de las 13:30- se despidiera definitivamente, haciendo reposar tanto la camiseta con el número cinco que lució y transpiró como también los cachos para partir hacia la eternidad.

    El gran zaguero nacional será trasladado hoy desde La Paz hasta Cochabamba y mañana será enterrado.

    Nadie que lo vio jugar olvida aquel trotecito que lo caracterizaba antes de frenarse y pegarle al balón engañando a los arqueros. Así hizo muchos goles, como también los anotó dándole al esférico con la precisión de todo un maestro para mandarlo por encima de la barrera haciendo imposible la estirada de los goleros.

    Desde 1991, cuando el técnico peruano Moisés Barack lo hizo debutar en el “Tigre”, el “Cabezón” -llamado así de cariño por sus compañeros y amigos- fue un fuerte zaguero, de aquellos que imponen presencia, pero también con técnica y enorme temperamento. De esa manera fue abriéndose campo en el fútbol para, con los años, convertirse en una de las figuras del balompié boliviano, de los dos equipos nacionales en los que jugó y de los que tuvieron la suerte de contar con él en el exterior.

    Luciendo por lo general el cintillo de gran capitán, no había partido imposible para él, ni siquiera hace poco, cuando aun sabiendo que su cuerpo soportaba una grave enfermedad, siguió jugueteando con el balón, divirtiéndose en el terreno de juego como siempre le aconsejó Xabier Azkargorta.

    Pero sus últimos esfuerzos por ganar una vez más, como tantas otras, fueron vanos. Después de lucir por última vez la camiseta de su “Tigre” querido el pasado 13 de junio, en un partido ante Blooming, Óscar Carmelo pasó a disputar el partido más difícil de su vida. No quiso irse del fútbol sin antes dar algo más de él, y como las fuerzas ya le fallaban en el terreno de juego, fuera de él comandó al equipo “atigrado” y lo llevó a la mejor racha ganadora que tuvo este año.

    Sin embargo, cuando salía de Achumani, o del “Hernando Siles”, lo hacía para enfrentarse con el rival más peligroso de todos, y aunque luchó contra él, no pudo más, por eso ayer su corazón dijo basta y dejó de latir.

    El perfil

    Óscar Carmelo Sánchez nació en Cochabamba el 16 de julio de 1971. Fue futbolista profesional durante 16 años. Murió ayer, a la edad de 36 años. Estuvo casado con Corin Zambrana, con quien tuvo cuatro hijos: Brian (17 años), Alejandro (15), Óscar (13) y Gabriela (8). Su mamá, Anselma Sánchez, su hermana, Miriam Sánchez y su novia, Shirley Tellería, también lo acompañaron en los últimos días.

    Especialista en penal

    Aunque fue zaguero, Óscar Sánchez se caracterizó también por convertir goles. En 15 temporadas en el fútbol boliviano anotó 51 veces, 12 de tiro penal, una de sus especialidades (solamente tres arqueros le atajaron penales en nuestra Liga: Hamlet Barrientos, Yadín Salazar y Daniel Vaca).

    En 1991 convirtió su primer gol, fue el 15 de diciembre de 1991 ante San José de Oruro. Desde entonces, con la camiseta del “Tigre” anotó 33 veces y con la de Bolívar, 18.

    Lo expulsaron en 11 ocasiones. Tuvo un primer año atroz (tres rojas, la primera de ellas mostrada por René Marcelo Ortubé), luego tres años sin expulsiones, otras dos rojas en 1995, y otros tres años sin rojas. Las otras seis rojas le fueron mostradas entre 2001 y 2005.

    La congoja nos envuelve”
    Por: Óscar Galdo Arévalo

    defensa Óscar Sánchez, cuando jugaba para Independiente de Avellaneda.

    En este momento comenzarán a extrañarlo todos sus amiguitos del segundo lustro, allá por la década del 70, sus compañeros de los días de triunfos y hazañas, como queriendo ingresar en la noche de los tiempos pasados y que nunca volverán. Hoy nos queda una imagen grabada en que la congoja nos envuelve a todos, en un instante dramático que no quisiéramos anunciarlo, el desenlace fatídico de lo que quizás algunos aún desconocen: el deceso de un enorme gladiador en el Verde césped del Capriles, el Hernando Siles, el estadio de la doble visera o el escenario de los jujeños. Del que popularizó a Las Cuadras, por la 9 de Abril, el “Marraqueta” Sánchez, para los amigos de su infancia.

    Óscar Sánchez, después de popularizar un dicho de Almafuerte: “No te des por vencido, ni aun vencido”, fue un luchador hasta lo indecible contra la muerte. Finalmente no pudo ante lo que nadie puede resistirse, la muerte, la que seguramente se ocupará de nosotros en su momento.

    Contra esa odiosa que dicen que siempre viene vestida de negro, no pudo el chiquilín de Las Cuadras. El que hacía sus primeras gambetas en la cancha de la “Guttemberg”, muy cerca de su barrio, rodeado del cariño de su tío, porque era huérfano de padre y madre.

    Ese niño de los sueños, imaginando con ser un futbolista de nivel, a lo que llegó y cuando todavía contaba con renovadas ilusiones, se fue en las primeras horas de una tarde de viernes 23 de noviembre, sorprendiendo a quienes lo querían e idolatraban, por su coraje y hombría cuando vestía la camiseta de cualquier equipo y ni que se diga de la selección boliviana…De la Verde que con orgullo siempre lució, si hasta se dio el lujo de convertir el último gol jugando para la selección de “Todos”, frente a la selección de El Salvador, la noche del miércoles 15 de noviembre de 2006 y fue paradójicamente en noviembre de 2007 que dejó de existir. Óscar Sánchez….Simplemente Óscar Sánchez, hasta que en Argentina descubrieron lo de Carmelo y así nacía lo de Óscar Carmelo Sánchez, cuando lo anunciaba el locutor de circunstancia, tal vez el inolvidable Grover Echavarría o el de la nueva generación Carlos Enrique Rivera.

    ¡Cuántas evocaciones, cuántos domingos de sol, cuántos miércoles de luna llena, llevándose vendavales de goles y gritos emocionados por un triunfo inolvidable!… Recuerdos de una infancia feliz, en su barrio de Las Cuadras, de su primer equipo Aurora, en los albores de los 90, de su primer entrenador, el profesor Raúl Vera, de quién se dice es el autor del sobrenombre de “Marraqueta”. Fue algo que nació en un entrenamiento: “Pareces una marraqueta, porque no sabes “driblear””. Algo que con el paso del tiempo, habrá de convertirse en una leyenda.

    Más recuerdos…Fue uno de los que estuvo en el Mundial de 1994, no jugó, pero siempre estuvo junto a su querido protector, Xabier Azkargorta, el que lo catapultó a figura en su adorado The Strongest, posteriormente en Bolívar. Hasta que llegó a ser el gran capitán de esos equipos y en el equipo compatriota.

    Se inunda la memoria de pasajes hermosos protagonizados por Óscar Carmelo Sánchez, es cuestión de hacer clic y retrotraer imágenes valiosas, como el gol de tiro penal que le hizo a José Luis Chilavert, con la casaca “albiceleste” de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, los goles de tiro libre a los arqueros de Rosario, Argentinos y con la casaca del rey de Copas” Independiente, en el estadio del popular barrio de Avellaneda.

    Nos contaba Milton Camacho en una noche de tertulia que Oscar Carmelo Sánchez era un confeso hincha de Aurora y que su mayor deseo era volver a vestir la casaca del “Equipo del Pueblo”, Aurora, su querido Aurora, del que salió sin proponérselo porque así estaba trazado su destino. De Las Cuadras al residencial barrio de Achumani. Del Capriles al estadio Siles. De Avellaneda a Jujuy. Siempre exitoso y triunfador y respetado por su potente disparo. Dice la historia que le hizo un gol al arquero del colegio Juan de Dios Balderrama de Cliza, vistiendo la casaca del colegio San Rafael, con un fulmíneo tiro libre. Ya era campeón desde los añorados intercolegiales, como lo fuera con la del Tigre y la Academia paceña. Siempre ganador, siempre campeón.

    Como si estuviéramos con los ojos semicerrados, con un suspiro de amargura, estamos recordando a Óscar Sánchez, el amigo, el futbolista. Con las manos temblorosas y la voz entrecortada. Como queriendo maldecir al destino que traza el camino de los hombres, tratando de perdonarle, porque lo hizo morir como un eterno ganador, o como el noble campeón que conocimos y al que estamos despidiendo en su viaje a la eternidad.

    Honor a su sacrificio, porque fue un empedernido ganador. Patrimonio del fútbol de aquí a la eternidad. Óscar Carmelo Sánchez nació el l6 de julio de 1971 y se fue el 23 de noviembre de 2007, a los 36 años. Muy joven todavía. Así es la muerte cruel y sin límites.

    El dolor en la espalda comenzó a aparecerle hace poco más de un año, en octubre de 2006, cuando todavía jugaba en Bolívar. Entonces le restó importancia. Pero recrudeció poco después de la Copa AeroSur de este año, que él alzó como campeón ya siendo jugador de The Strongest.

    Un día, tras la práctica cumplida en Achumani, Óscar Carmelo Sánchez no dio más. Habló con el cuerpo técnico, encabezado por Eduardo Villegas, y también con la dirigencia “atigrada”, en especial con el presidente Jorge Pacheco, para solicitarles permiso a fin de hacerse un chequeo médico.

    Poco después, el insoportable dolor que sentía en la espalda arrojó un diagnóstico inesperado: un tumor canceroso, detectado en unos análisis a los que se sometió en Santiago de Chile, estaba incrustado en uno de sus riñones.

    “Fui a Chile a hacerme unos exámenes complementarios por el tema de la anemia. En los exámenes salió un tumor en los riñones. Necesito hacerme una cirugía, me tienen que operar”, anunció él mismo a su retorno de la capital chilena.

    Después de los tratamientos de rigor, el jugador se sometió a una operación en la que le extirparon el riñón afectado (26 de marzo). A pesar de que los médicos dijeron que era improbable que pudiera volver a jugar, Sánchez lo hizo en el nivel competitivo con The Strongest.

    Tras acabar el torneo Apertura, dejó el fútbol en silencio. Los médicos habían detectado que el cáncer avanzó más y, entonces, ya no quedaba nada más que hacer, sólo esperar.

    La dirigencia “atigrada” lo designó coordinador general técnico a fines de julio y el 1 de agosto asumió, con ese cargo, la dirección técnica del primer plantel. Lo dirigió durante toda la primera fase del torneo Clausura de la Liga y logró clasificarlo al hexagonal final.

    Su cada vez más delicado estado de salud no le permitió seguir en el banquillo y Óscar Carmelo optó por recluirse en su domicilio de la zona sur, rodeado de su familia y sus más cercanos amigos, donde ayer cerró los ojos por última vez.

    EL ÚLTIMO AÑO

    15-11-2006

    Juega su último partido en la selección nacional en La Paz (Bolivia 5 – El Salvador 1) y anota su último gol con la camiseta Verde.

    26-12-2006

    Firma con The Strongest y regresa al equipo boliviano en el que inició su carrera como futbolista profesional.

    04-02-2007

    Con el “Tigre” gana la Copa AeroSur. En su condición de capitán gualdinegro alza el trofeo de campeón.

    01-03-2007

    Un cuadro aparentemente anémico le impide recuperar su estado físico y anuncia su baja por al menos un mes.

    13-03-2007

    Su enfermedad parece grave. Los médicos señalan que Sánchez será baja por todo el torneo Apertura.

    15-03-2007

    El jugador “atigrado” regresa de Chile, y confirma que le fue detectado un cáncer renal y anuncia que será operado.

    26-03-2007

    Óscar Sánchez es sometido a una intervención quirúrgica para extirparle un riñón afectado por el cáncer.

    01-05-2007

    Se desarrolla un festival deportivo solidario con Sánchez en el estadio Siles. Participan la selección mundialista de 1994, la selección actual, las glorias stronguistas del pasado y el primer plantel de The Strongest. Óscar Sánchez juega luciendo tanto la camiseta de la selección, como la “atigrada”.

    20-05-07

    A pesar del tumor extirpado, vuelve a jugar en el ámbito competitivo luciendo la camiseta de The Strongest.

    13-06-2007

    Juega por última vez un partido de fútbol en el profesionalismo. The Strongest vs Blooming, en La Paz.

    01-08-2007

    Asume la dirección técnica del “Tigre” en su calidad de coordinador general técnico. Gana la primera fase del torneo Clausura.

    23-11-2007

    Óscar Carmelo Sánchez fallece en su residencia de la ciudad de La Paz a la edad de 36 años, víctima de un cáncer renal.

    En la Liga disputó 15 temporadas, 10 de ellas con el “Tigre”, incluida la de 2007 y las restantes cinco en la Academia.

    Debutó en la Liga en 1991, cuando el técnico de The Strongest era el peruano Moisés Barack. En ese equipo tuvo como compañeros, entre otros, a Eligio Martínez, Sergio Luna, Óscar Arce, Álvaro Guillermo Peña y Gustavo Quinteros, todos ellos hoy retirados.

    Ganó seis torneos de Liga. Aunque se identificó siempre con The Strongest, con éste sólo logró un título, el correspondiente a 1993. En cambio, con Bolívar dio cinco vueltas olímpicas: las dos del año 2002, una en 2004, otra en 2005 y la última en 2006.

    Su gran presencia en la zaga stronguista le permitió dar el salto al fútbol del exterior y militó en dos equipos de Argentina. Entre 1997 y 1999, primero jugó en Gimnasia y Esgrima de Jujuy y después en Independiente de Avellaneda.

    Tanto en The Strongest como en Bolívar, jugó en total 41 partidos de Copa Libertadores de América (hizo un gol); y solamente vistiendo la camiseta celeste disputó 24 partidos de Copa Sudamericana, y convirtió dos goles.

    En el “Tigre” jugó la primera etapa entre 1991 y 1997, hasta que fue transferido al fútbol argentino. Volvió a The Strongest para lucir esta camiseta en las temporadas 2000 y 2001. A partir de 2002 pasó a Bolívar, hasta el año pasado. Este año, regresó al “Tigre”, donde acabó su carrera.

    Símbolo de la “Verde”

    partido Óscar Sánchez (centro), en un partido de eliminatorias ante la selección de Venezuela.

    La Prensa y Los Tiempos

    Fue capitán de la selección nacional en muchos partidos. De hecho, cuando jugó con la Verde por última vez, el 15 de noviembre del año pasado, lució el cintillo.

    Óscar Sánchez disputó con la selección 78 partidos desde que debutó el 20 de abril de 1994, en Bucarest, ante la selección de Rumania. El primer entrenador que lo convocó fue Xabier Azkargorta.

    No estuvo en las eliminatorias del año 1993, pero fue uno de los jugadores que representó a Bolivia en el Mundial de Estados Unidos, en 1994. No tuvo la suerte de disputar ninguno de los tres partidos de la selección en ese certamen.

    Desde entonces, fueron pocas las veces que no fue convocado a lucir la Verde, porque se convirtió en un jugador imprescindible de la zaga.

    Esos 78 partidos disputados lo convirtieron en el jugador con más presencias en el equipo nacional después de Marco Antonio Sandy, Luis Héctor Cristaldo, Milton Melgar, Carlos Fernando Borja, Julio César Baldivieso y Miguel Ángel Rimba.

    En su carrera en la selección, que incluye partidos amistosos, de eliminatorias y Copa América, anotó en total cinco goles. El primero fue ante Uruguay en la Copa América de 1995.

    Cuando Sánchez disputó, sin saberlo, su último partido con la Selección, en noviembre pasado, también anotó su último gol.

    Wilder Arévalo, Capitán The Strongest.

    “Era espectacular”

    “Yo lo conocí en The Strongest, donde me ayudó bastante con su experiencia, que había adquirido en sus años de futbolista, como compañero era espectacular, bastante colaborador, tenia un carácter bastante fuerte, era temperamental cuando le molestaba algo”, señaló Wilder Arévalo, jugador de filas de The Strongest.

    El capitán del cuadro atigrado dijo que Sánchez nunca se daba por vencido porque luchaba hasta el final. “Era todo un profesional, un ejemplo para todos en el campo de juego y prácticas. Fue una persona muy sociable y no se amilanaba ante nadie, luchaba por el compañero, no le gustaba la injusticia; además le gustaba molestar, hacer bromas a los compañeros… hacía reír a todo momento”.

    Marcelo Carballo, Capitán de Wilstermann

    “Extrovertido”

    “Conocí a Óscar Sánchez en 1990, cuando formábamos parte de la selección juvenil de fútbol cochabambina, era una persona que se esforzaba mucho, por eso llegó donde llegó, lo rescatable que salió de una familia humilde y supo ganarse su espacio, en el fútbol llegó a grandes equipos nacionales”, comentó Marcelo Carballo, ex compañero de Sánchez en The Strongest.

    Carballo calificó al ex destacado futbolistas como una persona bastante extrovertida, muy sincera y bastante frontal en sus decisiones, como “todo buen cochabambino, ayudaba a los jugadores juveniles que comenzaban a hacer sus primeras armas”.

    Mauricio Soria, D.T. Real Potosí

    “Aguerrido”

    El entrenador de Real Potosí, Mauricio Soria sostuvo que Óscar Sánchez (Marraqueta) fue una persona genial y bastante sincera y bastante frontal. “En 1991 fue su primera convocatoria a la selección boliviana. Esa época participó en el Torneo de la Copa América; recuerdo que él era bien jovencito, aunque ya se le notaba su ímpetu y el temple que tenía, además era bastante aguerrido y encaraba de frente lo que decía, no se venía con rodeos, era bastante sincero, demostraba sus cualidades técnicas y futbolísticas en el campo de juego”, afirmó.

    El DT del cuadro potosino señalo que Sánchez era bastante juguetón como todo buen cochabambino y le gustaba ser el líder del grupo. “Sacaba cara por el grupo, pero esta enfermedad maldita se lo llevó”, puntualizó.

    Edson Zenteno, Defensor de Aurora

    “Era juguetón”

    “Óscar Sánchez fue una persona bien respetuosa, tranquila amable. También fue atento tanto con las personas mayores y menores, no se fijaba la edad, pero cuando te iba conociendo más a fondo o congeniabas seguido con él, era bastante juguetón, le daba su lugar a cada uno”, afirmó Edson Zenteno, jugador de Aurora.

    El volante del cuadro celeste explicó que no tuvo la oportunidad de jugar en el mismo equipo con Sánchez, porque “el año que yo estaba en The Strongest, él jugaba en Bolívar; me hablaba en quechua en pleno partido, nos molestábamos”, añadió.

    Zenteno contó que la sobrina de Óscar está casada con su cuñado, circunstancia que le permitió conocer al ex destacado futbolista cochabambino.

    Me gusta

  4. Oscar, fuiste un grande y te recordaremos como tál, muchas gracias por mostrarnos tu futbol, y por ser esa buena persona que se ponía a jugar con los niños de las cuadras en la calle cada vez que llegabas a Cochabamba

    Me gusta

  5. Este indio de mierda mal parido e hijo de puta llamado evo morales, es un pobre cocainero que le proveia droga a maradona. es un pobre ignorante que se hace al futbolista, la verdad este pobre nunca pateo ni un ladrillo, pero como el alcahuete hijo de puta cocainero que es y con la guita que le mete el macaco chavez por el culo se da el gusto de jugar partidos con moratti, etcheverry, maradona y otros fracasados mas.

    Evo te odiamos con todo el corazón, ojalá que te mueras y te pudras en el infierno indio loco de mierda, Bolivia de por sí ya es retrasada pero con tu llegada hijo de puta estamos retrocediendo 500 años atrás, tienes asesores que no saben ni mierda de política y tienes al maraco de garcia linera como vicepresidente.

    Respecto al futbol, indio mediocre de mierda no le hagas daño a este hermoso deporte, ya que tu no juegas nada, si no te diste cuenta que cuando juegas nadie te cubre y todos te dejan pasar. HIJO DE LAS REMIL PUTAS QUE TE PARIERON, ediondo, sarnoso por lo menos lavate las patas cabron

    Me gusta

  6. Me interesa curiosear siempre la historia reciente dejugadores bolivianos, ojala vengan mas y de mejor calidad a la argentina. lamentablemente, en estos ultimos 10 o 15 años se cuentan con los dedos de la mano.

    Me gusta

  7. Evo Morales jugando al fútbol es una pesadilla, eso sí, un apasionado. Se dio el gusto de jugar con Maradona y cada tanto inaugura canchas de césped sintético en poblaciones pobres…para alimentar su ego usa la número 10 e incluso en una película (muy mal hecha) se mostraban secuencias de ficción donde Evo se gambeteaba a 5 o 6 (?). Limitado técnicamente y con una mochila al estilo Gaby Mercado, Evo le pega fuerte de punta. Evo y el fulbo.

    Me gusta

  8. Pingback: “No soy Robin Hood” | En Una Baldosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.