Las 3 G (Gordo, Grasa y Gasalla)

malvestittigasallaymaradona.jpg

Al borde de cumplir su sanción por doping, Diego Maradona disfrutaba de sus últimos días como condenado. Aquel junio de 1992 lo mostraba con un pico de hiperactividad, típico de su personalidad. Mientras negociaba su situación contractual con el Nápoli de Ferlaino, también jugaba en Ritmo de La Noche, compraba jugadores como Charles y hasta tenía tiempo para ir a ver “la verdá de la milanesa“, el espectáculo de Antonio Gasalla. Esa noche, en honor al nombre del show, se comió una milanga tan aceitosa como la camisa que llevaba puesta.

Juan Pordiosero

11 comentarios en “Las 3 G (Gordo, Grasa y Gasalla)

  1. el detalle del cinturon¡¡¡¡¡. y el vello del cuello

    estaba peinando la clauida, que no fue capaz de decilre que ponerse y no tremenda mersada

    Me gusta

  2. para ser el diego, estaba discreto.

    Calculo que a esa altura de la noche ya había dejado el tapado de piel, la papota, las cadenas de oro y los 2 relojes de oro en el camarín de algúna bailarina o de gasalla.

    Me gusta

  3. Me mato lo de “disfrutaba sus ultimos dias como condenado” ajajj

    Y no se por que (bah creo q si se por que) pero esa camisa de D10s me hace venir a la cabeza unos omelets

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .