Fernández Eber

fernandezeber

Eber Fernández (El Pájaro)

Futbolista de la misma raza que Hilario Navarro. ¿Pesetero y traidor? No precisamente. Mas bien es el típico argentino que realiza su carrera en la tierra de la chipa con cocido, a tal punto que para muchos es considerado paragua.

Eber Fernández nació el 10 de febrero de 1976 en Formosa. Y ya de pequeño pintaba para crack…o al menos para hacer ruido. Hizo las inferiores en Boca Juniors pero cuando tuvo edad de debutar se dio cuenta de que jamás iba a tener una chance y se marchó al fútbol paraguayo.

En 1997 llamó la atención por primera vez cuando, jugando para Cerro Porteño en un partido amistoso ante el club de sus inicios, dirigido por el Bambino Veira, le dio una patada a Claudio Caniggia que derivó en una escaramuza de la que participó Diego Maradona. El árbitro Ángel Sánchez no quiso ganarse enemigos pesados y lo echó a Eber.

Ya para 1998, Fernández era conocido como “El Pájaro“, favorecido por su pelo largo, aunque morocho. Y volvió a enfrentar al Xeneize, pero oficialmente, en un match correspondiente a la Copa Mercosur. Eber, vengándose de aquella expulsión, marcó un gol en la victoria 3 a 2 de Cerro, en Asunción.

Pero no todo lo que pasó en la carrera de Fernández tuvo que ver con Boquita. En Paraguay también jugó con los colores de Libertad (2001), Sport Colombia (2003) y Sportivo Luqueño (2004), aunque allí no regalaría tanta magia como lo hizo en la Primera División de nuestro país.

En 2002 lo repatrió Talleres de Córdoba con la intención de engordar el plantel que afrontaría el torneo local (jugó 9 partidos y no marcó) y la Copa Libertadores (1 gol en 2 encuentros). La lucha por un lugar no era taaaan jodida, sólo tenía que ganarle la pulseada a Federico Astudillo o Perico Ojeda. Pero una serie de infortunios lo postergaron durante algunas semanas. Primero, una distensión de ligamentos en su rodilla derecha le negó la posibilidad de debutar oficialmente. Y después, se abriría uno de los capítulos más gloriosos de mundo baldoseril.

En la noche previa a su estreno, ante Unión de Santa Fe, unos ladrones ingresaron al hotel Riviera de Villa Carlos Paz, donde concentraban los Tallarines, y se llevaron: bolsos, ropa, elementos personales y…el DNI más el pasaporte de Eber Fernández, quien tuvo que estampar su impresión dígito pulgar para poder jugar.

Luego del partido, el técnico Mario Ballarino y los dirigentes cordobeses, salieron desesperadamente a pedir la devolución de los documentos. El delantero tenía que actuar en la Copa Libertadores ante el América de México y dudaban de la obtención de un permiso.

Esa misma semana, el formoseño faltó a las prácticas para tramitar un duplicado que consiguió pronto…pero no todo terminaría ahí. Dos personas que decían haber “encontrado” el DNI del futbolista, fueron hasta la casa de Horacio Humoller (a quien también le habían robado) y se lo entregaron…¡a cambio de 30 pesos!

Pero faltaba lo mejor. No contentos con los 30 mangos de la extorsión, los chorros revisaron bien el bolso de Fernández y encontraron la llave de su departamento. A partir de ahí, planearon el robo del siglo: se vistieron con la ropa del jugador para no levantar sospechas y se mandaron al domicilio del pobre Eber.

Pero, como en las mejores historias, siempre aparece el héroe. El encargado del edificio se dio cuenta de la treta y los detuvo en el hall. Y sí. Eber Fernández, por primera vez en su vida, se alegró por la buena labor de un portero ajeno al club.

14 comentarios en “Fernández Eber

  1. la historia es fenomenal, y ese si es baldosero de corazon por lo que le paso.

    lo peor es que justo fui a carlos paz y tambien estuve en el riviera pero un par de semanas despues y el bolonki no habia pasado del todo. desconfiaban de todos obviamente

    Me gusta

  2. Este blog es genial, no solo hablan de jugadores baldoseros sino que tambien hay historias de vida como esta, con un final a toda orquesta. Felicitaciones a los moderadores y al que escribio el articulo, genial. Lo de Eber es impresionante, baldosero top ten, en parte me hizo acordar al baldosero Ruben Castillo en lo de la patada jaja. Un abrazo

    Me gusta

  3. yo lo tenia de paraguayo. muy qe no se acuerda nadie aca en cba de este guaso, yo ni de la historia me acordaba.
    pero me acordaba de el, aunqe en vez de eber fernandez lo recordaba como eber martinez.
    era una verga, pero uso la 9 me acuerdo

    Me gusta

  4. eber es de Clorinda, responde al apodo (?) de “PIti”, cuando era ídolo de Cerro, me lo encontré en el Falopa’s Bar de esa ciudad absolutamente mamado. Gran Baldosero.

    Me gusta

  5. ese pajaro es mi tio se fue de mi casa cuando tenia 7 años despues no lo vi nunca mas nose nada de el espero poder volcer a verlo pronto!!! flia gauto..

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s