Bevilacqua a Boca 1988

bevilaqua

Mayo de 1988. Boca busca reforzar su delantera, y para eso posa sus ojos en uno de los puntas más codiciados de la época: Mario «Pastor» Bevilacqua. Las negociaciones venían viento en popa, y parecía estar todo arreglado. De hecho, el jugador hasta posó con Heller para las cámaras. La operación ya estaba arreglada: Talleres lo iba a ceder en 350.000 dólares, 250.000 en efectivo y el resto en dos partidos amistosos a jugarse en Córdoba, más un jugador a elección. Un empresario pagaba los 250.000 dólares, lo adquiría para sí, y luego se lo presta a Boca. Pero algo pasó, porque Bevilacqua nunca se puso la azul y oro. Al contrario, esa misma temporada terminó jugando para River Plate.

9 respuestas a “Bevilacqua a Boca 1988

  1. Marche un Malvesttiti para Heller, menos mal que en su campaña predicó que nel resistiríaa cvualquier archivo, si siguen apareciendo fotos de esta calanea, los mismols compañeros de bancada le van a pedir que renuncie.
    El pastor no se queda atras para el Malvesttiti.

    Me gusta

  2. Vaya, y pensar que un jugador tan cotizado, jugo aca en Ecuador en Filanbanco, hizo una buena campaña, eso fue por el 85, parece que se cotizo bien.

    Me gusta

  3. Periodista—¿Y del fútbol grande, cuándo te retiraste?

    Bevilacqua—Cuando ascendimos con Talleres en el 94. Y no fue por decisión mía. Talleres no me renovó el contrato y en ese momento llegó Saporiti, él me quería en el plantel. Pero algunos directivos le dijeron que yo no debía estar y rescindieron el contrato. Talleres aún me debe ese ascenso, y yo no quiero llegar al juicio, pero estoy intentando cobrar como sea. Después me fui a Paz Juniors, y luego a Juventud Católica de Río II, y después estuve en MEDEA. Dejé de jugar cuando vi que los pibes venían con todo y yo ya no sentía las mismas ganas, pero me picó de nuevo el bichito.

    Periodista—¿Después qué te pasó?

    Bevilacqua—Me equivoqué feo al ir al Deportivo Español, porque Francisco Ríos Seoane (NdeR: presidente del club) me pasó una factura en la cual yo no tenía nada que ver. Estaba enojado con Settimio Aloisio, que era mi representante, por un pase frustrado del Puma Rodríguez a Europa. No sé qué habrá pasado, pero me la comí yo. Por suerte después volví a Talleres y ascendimos, así que de mi carrera no me puedo quejar.

    http://new.taringa.net/posts/deportes/7504719/El-goleador-olvidado-_mario-bevilacqua_.html

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.