Simone Fabricio

simonefabricio

Fabricio Antonio Simone

Delantero flaco, alto, errático, frío, sin carisma y con mala suerte para las lesiones. ¿Algo más? Sí, insinuó en Primera División, robó en el exterior y terminó tempranamente en el ascenso. Una delicia de baldosero.

Debutó con la camiseta de Estudiantes de La Plata en el Apertura ’98. Y no en cualquier partido: empate 2 a 2 en el clásico ante Gimnasia. Casi siempre alternativa para el segundo tiempo, recién empezó a ser titular en algunos encuentros del Clausura ’99. Y casualmente en ese torneo vivió su primer momento de gloria, cuando le convirtió 2 goles a Unión de Santa Fe.

Su explosión, sin embargo, nunca llegaría. Se quedó en el Pincha hasta fines de 2001 y pese a que tuvo oportunidades con Patricio Hernández, Eduardo Solari y Néstor Craviotto, no pudo hacer más que 3 tantos en 37 encuentros.

Su carrera quiso tomar vuelo internacional cuando pasó a Universitario de Perú (2001). Es más, muchos pensaron que en La Plata habían dejado escapar a un crack cuando se marchó a Europa y firmó con el Ciudad de Murcia (2001). Pero la aventura española junto Rodrigo Bilbao, Rodrigo Stalteri, Martín Bernachia y Roly Zárate, sólo le duró 3 meses. Resulta que la gente le bajó el pulgar rápidamente, pese a sus 3 goles en 8 encuentros, y entonces el empresario que financiaba al club le ofreció amablemente (?) bajarle el contrato al mínimo legal para un jugador de Segunda B. Simone, en todo su derecho, se negó y regresó a la ciudad de las diagonales.

Entrenó con el plantel de Estudiantes a fines de 2001 y mientras escuchaba el ruido a cacerolas planeó volver a Perú. Allí se puso la camiseta de Universitario (2002) otra vez pero no hizo gran cosa. Entonces pegó la vuelta al país y bajó al Nacional B para actuar en Instituto de Córdoba (2002/03), con el que llegó a hacer 3 goles en una goleada 6 a 0 ante Juventud Antoniana. Ojo, también mojaron Boyero, Barreto y Trullet. Debía ser el día del baldosero o algo por el estilo.

Tras una nueva experiencia en el exterior con el Ionikos de Grecia (2003/04), retornó al ascenso argento con Nueva Chicago (2004/05) y le fue medianamente bien, logrando 10 goles con aquel equipo que tenía a Islas, Nico Sánchez, Leone, Ortigoza, Benito, Pogonza, Cavallo, Carranza y Guevara, entre otros.

Envalentonado, pasó a Aldosivi de Mar del Plata (2005/06) para buscar el ansiado ascenso. Pero las cosas le irían mal. Convertido en el hombre de punta que arruinaba una y otra vez las jugadas colectivas del Tiburón, se fue ganando el odio de la hinchada y apenas pudo arrancarle algun que otro “Simooooo Simoooone” a la tribuna en el verano de 2006, cuando los resultados eran favorables. Después, siguió recolectando insultos.

Sin confianza, en la 2006/07 pasó a préstamo a Ferro Carril Oeste con el objetivo de encontrar mejor suerte. Pero le ocurriría todo lo contrario. A las pocas semanas de haber llegado a Caballito se rompió los ligamentos de la rodilla izquierda. El comienzo del fin.

Luego de 9 meses de recuperación, volvió a las canchas y en su primer partido como titular para el team dirigido por el Tata Brown, le hizo dos goles a Almagro, quebrando una racha de 817 minutos sin convertir que tenía el Verdolaga. Eso provocó que se ganara una fugaz idolatría y que los dirigentes pidieran una extensión del préstamo para que pudiera disputar la Promoción ante Estudiantes de Buenos Aires. Finalmente la jugó y Ferro se quedó en el Nacional B.

De nuevo en Aldosivi (2007/08), volvió a lesionarse en una de las primeras prácticas. “Era un fútbol reducido, nada exigente. Me lesioné solito. La pierna me hizo como patito (sic) y sentí dos ruidos. Pensé que eran las adherencias que suelen quedarte de las operaciones. Pero en los movimientos siguientes, la pierna se me iba para cualquier lado. Lamentablemente, me rompí los meniscos y casi seguro que los cruzados de nuevo. Estoy destrozado“, dijo al Diario Olé. Garrón.

Obstinado, inició una nueva recuperación y después de largos meses, cuando ya se había reintegrado a los entrenamientos, en junio de 2008 se rompió otra vez los ligamentos cruzados y decidió retirarse con apenas 30 años. A comienzos de 2010, en su rol de intermediario, acercó al volante Darío Stefanatto a Estudiantes de La Plata.

32 comentarios en “Simone Fabricio

  1. Ja ja y pensar que yo vivia a la vuelta de este muerto. Se hacia el agrandado en un plantel llenos de muertos (Tagliani, Tauber,Testa,Furiga e/ otros) en la epoca horrible de tudion, esa en la que llevaban 20 tipos a la cancha. Despues que debuto en la primera me entere por las viejas del barrio que se habia levantado a una ex compañera mia de la primaria (la 42, la misma que curso Varallo ejem) Despues que se fue del club de calle uno se que jugo siempre en el ascenso, me lo cruce un par de veces los fines de año en la quema de muñecos de la esquina de 25 y 64. Se pensaba que era la estrella del barrio el pobrecito. Y ahora me vengo a enterar que la esta robando de intermediario…que pais generoso. un saludo para vos Simooooo, en el bosque no Simooo, en el bosque noooooo!!!!!!!!!!

    Me gusta

  2. un amigo fanatico de instituto me regalo la camieseta de la gloria porque yo colecciono…y en el hombro iquierdo tenia un tachon hecho en fibron y le digo “que onda fede eso que esta ahi?”
    a lo cual me contesto: “era la firma de un muerto…me la autografio en un entrenamiento…
    apenas llego aca…el finde semana jugo y se erro como 3 goles..y la tachonee toda..”
    el muerto en cuestion era este Simone

    Me gusta

  3. ja ja ja . impresionante la anecdota del fibron y el autografo. jajaaj imaginate si los hinchas de river tienen que hacer eso con los autografos de Fabbiani

    Me gusta

  4. “Tú no podrás faltarme cuando falte todo a mi alrededor,
    tú, aire que respiro en aquel paisaje “tonte” “bibo” yyyo…”

    Ah, ¿Fabricio? Pensé que Franco.

    Me gusta

  5. Simone es baldosa, mas alla de lo comico leyendo esto uno se pone a pensar un poco en la vida de laburantes que le toco a una mayoria silenciosa de jugadores. Igual muy buen post, abrazo

    PD: Jajajajajaj, muy comico lo de Simone y Piersimone

    Me gusta

  6. simplemente horrible era este pibe …corria como delorte y era durisimo no le hacia un gol ni a monasterio…cero control de la bocha

    Me gusta

  7. Ahora le dicen Señor tecnico?? bue… respecto del homenajeado, lo único que recuerdo es ese debut. Ese día perdíamos 2 a 0 con los muertos en el primer tiempo y nos gritaban ole, ole en el entretiempo (?). Luego, ingresó Tagliani y Simone, y empatamos 2 a 2, gracias a el impresentable de San Esteban que hizo un penal sin pelota (la misma estaba en mitad de cancha y el boludo le pegó una piña a un delantero pincha que ahora no recuerdo en su área). Después del empate, a nuestro baldosero le anularon mal un gol… tal vez si se lo hubieran cobrado otra hubiese sido su historia… baldoseando con la chapa de haberle convertido a su eterno rival para un 3-2.

    Me gusta

  8. uh, aquel 2 a 2 tan festejado por las diagonales.. qué épocas pobres de imaginación.. bossio agarrandose las bolas de cara a la tribuna tripa.. qué haaambre! lo de san esteban.. si, impresentable, representa todo lo q es ginasia.

    Me gusta

  9. EN CHICAGO TUVO UNA PRIMERA RUEDA BRILLANTE, DONDE EL EQUIPO SE QUEDO A LAS PUERTAS DEL CAMPEONATO.
    SIN DUDAS, UN GRAN DELANTERO, LA GENTE DE CHICAGO LO QUIRE MUCHO

    Me gusta

  10. yo lo vi en plaza moreno el dia de los festejos del campeonato apertura que le ganamos la final a boca… en el clasico q debuto le anularon un gol, iba perdiendo el pincha 2 a 0 y lo empato y el q le anularon a este muerto seria el q daba vuelta la historia… y como decian por ahi, efectivamente, hacia dupla con piersimone

    Me gusta

  11. “llegó a hacer 3 goles en una goleada 6 a 0 ante Juventud Antoniana. Ojo, también mojaron Boyero, Barreto y Trullet. Debía ser el día del baldosero o algo por el estilo”

    Jajaja excelente xD

    Me gusta

  12. En Chicago no le fue tan mal, hizo unos cuantos goles y se perdió un campeonato por culpa de Daniel Islas que se morfó dos goles contra Godoy Cruz una noche de Jueves que Chicago ganaba 2 a 0 y terminó perdiendo 3 a 2.
    Igualmente robó lindo por varios clubes…

    Me gusta

  13. Fabricio Simone solo jugó en el 2002 en la U de Perú, no en el 2001. Lo trajo Ángel Cappa, cuando campeonó el Apertura de ese año.

    Me gusta

  14. Pobre chabon no tubo suerte para nada y mas ahora que representa jugadores parecidos a el como stefanatto de all boys el de la foto el otro es el fracasado de diego cocca!!!

    Me gusta

  15. Terminó jugando el año pasado un torneo de exalumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús en La Plata a lo Martín Palermo. Salvo que no lo junaba nadie y solo jugó un par de partidos.

    Me gusta

  16. Pingback: Encuesta baldosera 2010 | En Una Baldosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .