Cacchione Ricardo

cacchionericardo1991

Ricardo Roberto Cacchione 

En los primeros días de 1991 estalló la Guerra del Golfo. El conflico frenó el proceso de paz entre Israel y Palestina y tuvo como excusa la invasión de Kuwait por parte de Irak. Los Estados Unidos organizaron rápidamente una coalición internacional para responder a los ataques, uno de los cuales fue una escalofriante lluvia de misiles tierra-aire sobre el territorio israelí que dejó al mundo boquiabierto. Ah, Ricardo Roberto Cacchione, clase 58, dijo basta, armó los bolsos y se volvió a la Argentina.

“Me asustaron los atentados de los palestinos…”, declaró escuetamente nuestro homenajeado, que se debe haber despedido a los pedos, dándole un fuerte abrazo a Claudio Dykstra y dejando al Hapoel Beer Sheva de Israel con un delantero menos. Nada que no se pueda solucionar.

Antes de esa experiencia de vida, se dio el gusto de jugar 3 partidos en la máxima categoría del fútbol argentino. Fue en la temporada 1985/86 defendiendo los colores de Huracán. Su debut fue con derrota 3 a 0 ante Racing de Córdoba, el 11 de agosto de 1985, en Nueva Italia. Luego añadió veintipico de minutos, siete días más tarde, en la derrota 1 a 0 con Ñuls en Parque Patricios. Por último, agregó un segundo tiempo completito, una semana después, en un nuevo traspié, esta vez 2 a 0 con Vélez, en Liniers. Parejito.

Ese campeonato terminó mal a raíz del primero de los descensos del Globo. Pero semejante frustración deportiva tuvo como compensación el haber compartido vestuarios con tipos de fierro como?Torino, compañeros jodones que mandaban cualquier verdura como Eduardo Papa y gente que….. ehhh, bueno, un arquero de trayectoria como Carlitos Gay.

En sus comienzos se hizo un nombre luchándola en el ascenso con Deportivo Morón (1982) y All Boys (1983). Luego de que el tren le pasara sin siquiera amagar a parar, tuvo un toque y me voy en una especie de tour sudamericano que incluyó al Audaz Octubrino de Ecuador (1987) y al Cristal Caldas de Colombia (1988), lugar al que recaló junto a compatriotas como Alberto Hirschfeld y Nicolás Horacio Cuellos. Pero el último puesto debe haber sido una bisagra para tomar una decisión. Se volvió a la Argentina y vistió los colores de Douglas Haig de Pergamino (1988/89).

Tras ver la guerra en primera fila ni se debe haber mosqueado en seguir visitando las canchas del conurbano bonaerense con la camiseta de Talleres de Remedios de Escalada (1991/92).

Para el final no estaría de más preguntarnos si soldado que huyó sirvió para otra guerra. Pero eso mejor lo debería responder la gente de Penacho Azul, team del Torneo Máster de la Asociación de Fútbol Amateur. Por lo pronto, podemos repasar un poco las estadísticas finales del campeonato senior.

11 comentarios en “Cacchione Ricardo

  1. Impresionante las referencias históricas, se superan día a día.

    En a más tardar 2 comments entra alguno a pedir el indulto argumentando que era un jugador de técnica exquisita, notable definidor que le pegaba con las dos piernas y que se cansó de hacer goles en Kyrgystan.

    Me gusta

  2. EL PEOR JUGADOR QUE VI EN MI VIDA. Sin exagerar. Un milagro de la vida lo hizo futbolista.Una mutación genetica lo tiró a una cancha y jamás supo que hacer. No cabeceaba, no gambeteaba, no sabía tirar una pared, no sabía correr.NADA, NADA DE NADA.Lo sufrí esa temporada en Talleres. Yo, hincha de Talleres, hubiera dado la vida por sacar al menos un lateral con esa camiseta. Y este androide se la puso un año entero.Injusto e increíble.

    Me gusta

  3. Audaz Octubrino esta en la Segunda Categoria ecuatoriana, que es la tercera division del pais, y que es comparable a un TDI argentino. El equipo es el de mas tradicion de su provincia pero nunca gano nada y con suerte estuvo en la B algunos a~os, ahora creo que ni puede participar de torneo alguno por las deudas que tiene. Por algo estuvo este baldosero por alla.

    Saludos.

    Me gusta

  4. Iba yo al secundario en el Tomas Devoto de Villa Urquiza y gimnasia la haciamos hace mas de 20 años) en el Penacho, Creia que estaba cerrado

    Me gusta

  5. Definitivamente el Tronco mas grande y el menos conocido, sino no se entiende que comenten tan pocas personas. Era cosa de no creer, lo juro. Lo ví en un partido de Talleres-Instituto, en Escalada, por el reducido de la temporada 91-92 y les juro que parecia que tenía acero en los botines. Le tiraban centros y no podía levantarse cinco centimetros del suelo. Los centrales cordobeses le sacaban la pelota como a un chico.
    Para colmo en Talleres hizo solo un gol y fue en la revancha de ese partido, en Cordoba, y en el minuto 90. Lastima que no sirvió para nada. Talleres habia perdido de local 0-2 y repetía ese resultado cuando este “crack” descontó. Imagino que ni lo habrá gritado.Habrá tenido dignidad.

    Me gusta

  6. “Cachengue” No tenes la menor idea la amistad que existe en “Penacho Azul” desde hace 25 años, tanta cordialidad nunca vi en el fútbol mundial. Seguramente fuiste, sos y ceras una ojota. Antes de hacer un comentario fijate a quien te dirijis.

    Me gusta

  7. Lo ví en Huracán. Jugó algunos partidos más de los que relata la crónica porque entraba siempre en el segundo tiempo. Era espantoso. Indefinible. Con decir que medía más de 1,90 y lo ponían sobre la izquierda…..de wing!!!???. En aquel equipo ultradefensivo del globo, lo ponían a Cacho Córdoba CON LA DIEZ¡¡¡¡###

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s