Impallari Emiliano

Emiliano Impallari

Dueño de un apellido que remonta irremediablemente al fútbol de los sábados al mediodía o en su defecto a los martes a la noche, ese que se disputa en canchas despojadas de todo lujo (y también de hinchas visitantes, claro), en alguno de los miles de puntos del Conurbano Bonaerense. Fue ahí que Emiliano Impallari se hizo fuerte, en medio de otros de su especie, antes de conocer las mieles del viejo continente.

Rosarino de nacimiento, surgido de las divisiones inferiores de Newell’s y Central, este delantero goleador mostró cosas interesantes en la categoría ’82 del Canalla que se quedó con el torneo Gobernador Molinas en 2003 al lado de Matías Escobar, Damián Ledesma y Matías Irace. Sin embargo, a los 21, cuando tenía que firmar el primer contrato, le dieron las gracias por los servicios prestados y no le quedó otra que partir.

En el verano de 2004, apareció en La Plata y se sumó a Gimnasia y Esgrima, porque ya lo conocía Carlos Timoteo Griguol de su paso por el conjunto rosarino. De la mano de Carlos Ischia tuvo su bautismo en Primera en la octava fecha del Apertura ante Vélez. Y también su despedida, en la novena jornada, casualmente contra Central, en su única presentación como titular. Antes había tenido una racha de seis goles en cinco partidos de Reserva que ilusionó al ex técnico de Boca y a los hinchas pero quedó todo ahí.

A comienzos de 2005 fue borrado por el ex presidente del Lobo, José José Muñoz, junto a Cristian Castillo, Enzo Noce, Gustavo Barros Schelotto, Andrés Yllana, Carlos Córdoba, Francisco Foronda, Martín Pautasso, Gonzalo Choy González, Hugo Gatti, Germán Castillo, Gustavo Bartelt, Federico Turienzo y Juan Di Bártolo.

A mediados de año armó el bolso de nuevo y retornó a Rosario. Descartados Central y la Lepra, tuvo que elegir entre Tiro Federal y Central Córdoba. El Charrúa fue el club que lo cobijó durante la temporada 2005/2006. Allí, según sus propios números, Impallari disputó 15 partidos y convirtió 4 goles.

En 2006 retornó a Buenos Aires para sumarse a Deportivo Morón. En el Gallito disputó 30 encuentros, marcó 7 tantos, y, como era de esperarse, se quedó en las puertas del ascenso. Al año siguiente se mudó de estación. Recaló en Temperley, donde convirtió 9 tantos en 26 cotejos, aunque su equipo deambuló por la mitad de la tabla.

A mediados de 2008 emigró a Europa para jugar en España. ¿Barcelona? ¿Real Madrid? ¿Rayo Vallecano? ¿Badajoz? No, más abajo. ¿Hay más abajo? Sí, hay. Fue así que Impallari firmó contrato con La Roda, donde marcó 10 goles en 23 fechas. De allí saltó al fútbol italiano. ¿Milan? ¿Inter? ¿Parma? ¿Bari? No, Sapri (2009) de la Serie D, en el que señaló 2 veces en 18 encuentros. Ahí se mantuvo hasta mediados de 2010, cuando se incorporó al Nissa, de la misma división, en donde lleva anotados 4 tantos en 8 jornadas. Nada mal para tratarse de un baldosero.

17 comentarios en “Impallari Emiliano

  1. Que bueeeenoooo… muy grande Impallari…. muy grande le quedaba la cancha al pobre. Que mambertuni. Ya en Gimnasia tenía fama de Betocarrancero y ahora con su informe se ratifica.
    Esa camada de Gimnasia tiene un amplísimo prontuario; creo que algunos ya han sido homenajeados en the baldost…

    Me gusta

  2. Un Muerto, en Morón hizo el segundo el gol con el que dejamos afuera de uno de los tantos reducidos al Albo en Ferro que casi mas los sacan a ellos que eran locales para que entremos nosotrosy este es el echo mas memorable que recuerdo de este personaje. Ni él lo podia creer.

    Me gusta

  3. ….creo que no es de Rosario…fuimos al secundario juntos, y cuando jugabamos, pintaba como tipico delantero “griguolista”…grandote, potente, y con los pies, sabía…en serio, no se que le pasó, pero he visto muchisimos peores en primera…(ejemplo; Zelaya, que vistió la gloriosa de central)…

    Me gusta

  4. Soy periodista rosarino, y trabajo en la Asoc. Rosarina de Fútbol. Les voy a tirar un dato que no tienen y les va a gustar: este pibe fue el goleador de esa primera local “canalla” que salió campeona en el 2003 y que muy bien mencionan en el post. Hizo 17 goles, muchos más que “el chino” José Vizcarra, que quedó segundo con 9. Y bastantes más que Alemanno (que hizo 3). En Central siempre pasó eso, los que meten muuuuchos goles en la 1ra local quedan libres, y los que no la meten ni con la mano llegan a primera. Lo digo con conocimiento de causa porque hace 12 años que laburo acá. Lo mismo pasó con Carlitos Belmonte (terrible goleador) que terminó en esas ligas regionales de Italia, y se cansaba de meterla en Rosarina, y jugaba junto al horrible de Zelaya (que sí llegó al profesionalismo). Eeeen fin.

    Me gusta

  5. La rompió en un CC 3 – Temperley 0 en el Gabino Sosa… Después no hizo más nada… Se perdió… Como se perdió Claudinho…

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s