Maceira Ernesto

Ernesto Martín Maceira (Tibu)

Algunos jugadores logran tallar en piedra su lugar en este sitio a través de una situación en particular que supera incluso la calidad de su trayectoria: una acción graciosa o dramática, un gol significativo, una expulsión clave o una declaración fuera de lo común logran transformar a un futbolista del montón en un baldosero indiscutible. En este grupo entra Ernesto Maceira, el protagonista de esta historia.

Marcador de punta y volante por izquierda, hizo inferiores en Talleres de Córdoba pero se incorporó a las de Belgrano cuando tenía 16 años. Allí tendría que remarla bastante para ganarse un puesto en Primera División. Antes del debut tuvo que marcharse a Europa para tratar de hacerse unos mangos. Rovigo Calcio de Italia (2004) y Mallorca B de España (2005) le dieron algo de experiencia, con la que retornó para seguir engrosando las filas piratas.

Tras formar parte del plantel que logró el ascenso a la A en la temporada 2005/06, tuvo su momento de fama, ese que le dio su lugar en la Baldosa, en el recordado partido del Apertura 2006 en el que el Boca de La Volpe comenzó a perder el título. Ese día Maceira tuvo que marcar al siempre difícil Rodrigo Palacio, con el que mantuvo un entredicho genial.

El atacante Xeneize, a sabiendas de que el defensor de Belgrano estaba amonestado, en un momento del partido le pidió a Hugo Ibarra que le diera más seguido la pelota para hacerlo echar. La respuesta del pibe no se haría esperar:

– Jugá al fútbol, no con mi amarilla.

– Callate, que tenés 10 partidos en Primera.

– Te equivocás, tengo 2 nomás.

Con semejante personalidad, se auguraba un gran futuro para Ernestito, pero algo falló. Apenas completó 5 encuentros en la máxima categoría y luego siguió jugando de forma salteada con el cuadro cordobés en el ascenso. Ya para la 2008/09 lo prestaron a Defensa y Justicia, pero retornó a Alberdi al año siguiente para seguir sumando algunos pocos partidos.

En 2011 bajó al Argentino para ponerse la camiseta de Central Norte de Salta. En 2012, luego de algunas lesiones, lo hizo en Argentino de Marcos Juárez, y en 2013 en General Paz Juniors. Su carrera dejó bastante que desear, pero la contestación a Palacio le sumó varios puntos. Baldosero de los buenos.

24 comentarios en “Maceira Ernesto

  1. Crack total. A juzgar por los colores calculo que será la cancha de Defensa el fondo de esa foto. Pregunto: La foto en cuestión, será para el dni? para el pasaporte? Está de camisani el loco?

    Me gusta

  2. Ernesto Maceira fue eterna promesa de las inferiores de Belgrano. En su defensa hay que decir que cada vez que empezaba a consolidarse se lesionaba feo. Ahora la respuesta rápida del pibe se puede explicar: su viejo era un veterano periodista de la radio LV2 y a lo mejor heredó la labia.

    Me gusta

  3. Este mas que pinta de jugador,parece un concheto del orto de esos que aparecen en los realitis de ideas del sur,que no le laburan un dia a nadie, viven como duques, y la gente boluda los vota gastando guita en celular.

    Me gusta

  4. tuvo mil lesiones… para mi era algo psicologico… se lesionaba, se ganaba el puesto y apenas empezaba el partido se volvia a lesionar. esto paso mas o menos 10 veces creo jaja mucha mala suerte

    Me gusta

  5. # 13 franco, nadie discute lo excelente jugador que era y sigue siendo La joya Palacio, la idea del post es reirse de la contestacion “de tengo 2 partidos” y que despues como jugador nunca mas hizo pie, nada mas. EUB es para eso, cagarse de la risa y pasarla bien

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .