[Baldosa Olímpica] Los indios sin Flecha (1948)

indiosenpatas1

“India renunció a participar porque no se les permitía jugar descalzos”, una referencia de Brasil 1950, es una de las curiosidades más extrañas de la historia de la Copa Mundial de la FIFA. Y aunque un mito vaya a caer (no fue ese el motivo de la renuncia india), sí había jugadores en patas y es parte de una historia olímpica.

Cuando India se independizó de Gran Bretaña en agosto de 1947 la All India Football Federation, que se había fundado 10 años antes, logró su afiliación a FIFA. Inmediatamente se conformó un equipo sin británicos, pero con experimentados jugadores nativos y se le envió una misiva a la FIFA mostrando interés en participar del torneo olímpico de fútbol de Londres 1948.

Para aquella competencia, la primera post Segunda Guerra Mundial, se inscribieron 23 seleccionados de los cuales 14 jugarían una eliminatoria directa para acceder a los octavos de final, donde esperaban los nueve equipos más poderosos y “constantes” en la historia del torneo. India había sido emparejada con Birmania para la ronda clasificatoria.

Pero los birmanos (como también Pakistán, Hungría, Polonia y Palestina) se bajaron a último momento del campeonato, lo que obligó a rearmar el fixture. Allí, los héroes indios, fueron sorteados para jugar ante Francia, que por supuesto no competía con su selección A, más sí contaba con un buen plantel juvenil.

En la soleada tarde del sábado 31 de julio de 1948, los 17.000 espectadores que poblaban las tribunas del Ilford Park, en la parte oriental de Londres, se sorprendieron en la salida de los equipos cuando notaron que los indios salían a la cancha sin zapatos. En realidad no todos, sólo tres de ellos usaron botines en aquel histórico partido, que comenzó con total normalidad y cerró la primera parte con los franceses ganando por 1 a 0.

indios1948entrenamiento

Los indios no tenían demasiado por perder, de hecho aquel era su primer encuentro en una competición oficial de FIFA y consideraban que haber llegado a participar de ella, era demasiado. Habían arribado a Londres una semana antes, donde habían tenido cinco partidos de entrenamiento ante clubes amateurs y con 39 goles convertidos y sólo 5 en contra, se daban por satisfechos.

En un “nada que perder” de esos, llegaron al arco francés y faltando 20 minutos para el final del partido su mejor jugador, Ahmed Khan, hizo una especie de pared con Sahu Mewalall, que derivó en Raman y definió ante el arquero francés. De manera increíble los indios dominaban el juego, los galos perdieron los estribos y lo impensado se hacía realidad.

Aprovechando robos y pelotas divididas, los indios empezaron a empujar a su rival contra su arco y las patadas francesas se repetían. Una de ellas fue en el área, obligando al sueco Gunnar Dahlner a cobrar penal. Sailendra Manna, defensor y capitán del equipo se hizo cargo del tiro, pero lo desvió.

Unos minutos después, nada cambiaba en el partido, el dominio de los seguidores de Ganesha se hacía más contundente y los “Blues” seguían pegando. Otra vez penal para India. Ahora sí, Manna se dispone a poner el 2-1. Pero decide no patearlo, ya que le quedaba la duda por haber errado el anterior y así fue que se lo cedió a Balaram Parab, quien también lo mandó a la tribuna.

Faltando 120 segundos para el final del encuentro, los franceses consiguieron el segundo tanto tras un contraataque que no tuvo oposición ni reacción de parte de los indios, ya que estaban agotadísimos porque en India, en aquel entonces, los partidos duraban 70 minutos.

No todos los indios jugaban sin botines (a los cuales reemplazaban con un fuerte vendaje), sino que quienes lo hacían descalzos, aprovechaban el confort que les daba la ausencia de calzados, sólo cuando el tiempo lo permitía. Si el terreno no estaba en condiciones ideales y el tiempo no se mostraba favorable, todo el equipo usaba botines.

Entusiasmados con aquella primera competición, India se inscribió para participar de la Cuarta Copa Mundial de la FIFA, en Brasil. Las eliminatorias eran con Birmania, Filipinas e Indonesia, pero la renuncia de todos los rivales dejó a India clasificada directamente. Cuando llegó el momento del sorteo del Mundial, el 22 de mayo, había 15 seleccionados confirmados para la competencia. India cayó en el Grupo 3, con Suecia, Paraguay e Italia y el Grupo 4 era el único que quedaba con tres equipos: Uruguay, Bolivia y Francia.

Luego de una interminable lista de excusas con los organizadores, la selección del Presidente de la FIFA, Jules Rimet, decidió no ir a la competencia. India se preparaba para lo mismo. Desde la Federación llegaba a Brasil la excusa oficial para no jugar, aludiendo a que no había dinero para trasladar al equipo (aunque la FIFA se ofrecía a pagarles el viaje), que con la renovación del plantel no habían llegado a prepararse para competir y que reglamentariamente habría problemas porque sus players preferían jugar descalzos.

indios1948

En un reportaje antes de su muerte (jodido hacerlo después), en el libro “History of Indian Football (1975), Sailendra Manna, el capitán del equipo del 48 y que repetiría la cinta en el 50, aseguró que: “en aquel entonces no dimensionamos lo que era un Mundial. Estábamos muy contentos con la participación en los Juegos Olímpicos y era lo máximo para nosotros. Lo de no ir porque no nos permitían jugar descalzos fue una excusa por la falta de interés para ir a Brasil. Si teníamos que usar botines para jugar, los usábamos, sólo que nos resultaba más cómodo jugar descalzos”.

Dos años después de la renuncia mundialista, llegaba el Torneo olímpico de Helsinki 1952, donde India tuvo que enfrentarse en la Ronda Preliminar ante la subcampeona de 1948, Yugoslavia. Ahmed Khan, aquel que le hizo el gol a Francia, hizo el único de su equipo en el último minuto, para sellar el 1-10 final. La realidad del fútbol mundial les mostraba un panorama diferente a los asiáticos, que ya usaban botines.

Cuatro años más tarde llegaron a su cénit futbolístico, cuando en Melbourne 1956 eliminaron a los locales, derrotándolos por 4 a 2 y accediendo así a la semifinal. Es que apenas 11 seleccionados disputaron aquel torneo que era por eliminación directa y la renuncia(?) de su rival en Octavos, Hungría, les allanó el camino. Pero otra vez estaban los yugoslavos enfrente, que también habían sido subcampeones en 1952. Y aunque aguantaron lo máximo posible y estuvieron por 2 minutos ganando 1 a 0, el poderío europeo se impuso (terminaron 1-4) en la semi y en el partido por el tercer puesto, donde cayeron 0-3 ante Bulgaria.

La generación dorada India contaba con un triunfo y cuatro derrotas en 8 años. Aún así, llegaron a competir por una medalla, y para el cierre de aquella era faltaban los Juegos de Roma 1960, donde el definitivo uso de botines les dio derrotas más dignas (1-2 con Hungría y 1-3 con Perú). El corolario fue, ahora sí, aguantarle un empate a Francia.

Eduardo Cantaro

19 comentarios en “[Baldosa Olímpica] Los indios sin Flecha (1948)

  1. Amarga, abandónica y mentirosa la indiada. La controversia de jugar descalzado se remontaba a las décadas del ’20 y del ’30 y ya se encontraba agotada inclusive desde lo reglamentario.-
    Mucho antes, sin tanto lloriqueo y calzándose los botines el gran Leónidas Da Silva resignó su inigualable habilidad para jugar descalzo y marcó el único gol de Brasil en el mundial del ’34 y convirtió 8 en 5 partidos en el ’38…
    Por lo que ya dejó en claro la historia posterior al 48, los industánicos no tenían mucho para ofrecer en materia futbolística, ya fuere descalzos, con unos Nike de 10 lucas, o con los muñones….. “Omm Omm”

    Me gusta

  2. OjOta, jugar descalzo en un buen pastito esta buenisimo!!!!!!
    Lindo post!!!!!!

    Solo una correccion ortografica. Cuando el “mas” se usa en vez del “pero” no lleva acento

    Me gusta

  3. En los juegos del ’48 participó una selección aún mas rara: Afganistán. Mas de 50 años antes de empezar a jugar con alguna regularidad en Asia, viajaron a Londres para ser liquidados con un categórico 6-0 por Luxemburgo, que entonces como hoy no le ganaba a casi nadie. Si hubieran jugado contra un equipo fuerte la goleada hubiera sido récord.

    Me gusta

  4. Empezando a desvirtuar temprano y a propósito de calzados: En una gira de 1973 Argentina (con Miguelito Brindisi, Avallay y el Beto Alonso entre otros) empató en Tel Aviv con Israel y para “asegurar” tan trascendente resultado -encima- Carnevalli le tuvo que atajar un penal a un moishe.
    El Cabezón Sívori que era el D. T. sentenciaría años después sobre aquel encuentro: “Dejame de joder, empatar con Israel, que verguenza tuve!!!!. parecía que jugaban en ojotas los hijos de puta!!!!

    Me gusta

  5. Turquía y Escocia también se bajaron de Brasil ’50 por diversos motivos. Y el Leònidas solo hizo un gol descalzo. Fue en 1938 contra Polonia (6-5 en tiempo extra) y el tamango se le salió porque se le quedó pegado en el barro.

    Me gusta

  6. Estos indios tienen que agradecerle al destino que no les tocó un Flaco Schiavi o un Patota Morquio, te llegan a pisar o comerte una patada en cuero…podemos decir que el fútbol del siglo XXI se mariconizó bastante. Mucho marketing, poco huevo.

    Me gusta

  7. La mayor mariconeada en cuanto a botineses es esa moda (?) de usar un tamango de un color distinto al otro, creo que idea de Puma, esos que se pone el kun para dar lastima en la selesio

    Me gusta

    • Para tiro loco que yo en las polvorientas canchas de calamuchita también usaba uno de cada color, claro que lo mio era porque de dos pares podía armar uno, solución provisoria hasta que el bolsillo posibilito la renovación.

      Me gusta

      • Ahí en ese caso se justifica, no es el caso del kun, que un billete no le falta para asesorase en cuanto a lo que debe ponerse, y a quien debería ponérsela (?)

        Me gusta

      • Me acuerdo de jugar en la canchita de mi barriocon un total 90 azul y un adida rojo con negro jaja

        Me gusta

  8. el mundete de los botines de fobal actual es una reverenda cagada, cuando era màs wacho cortaba las propa de pepos que venìan en el Gràfico o en la Solo Fùtbol, terrible colecciòn tenìa, toquè el cielo con las manos cuando liguè un poster tamaño casi real de Carucha Lagorio deliquiendo conos Mitre que despuès supe lucir.

    Me gusta

  9. Si todavia queda alguno vivo, podría decir tranquilamente ” Nosotros jugábamos descalzos, y ahora estos usan botines hasta de color rosado, por que les ponen la tarasca,.Putos y mercenarios!!!!!”

    Le gusta a 1 persona

  10. Buena historia. Qué hubiese pasado si convertían uno de esos dos penales? cómo sería el futbol actual?
    jugaría Messi descalzo?

    Me gusta

  11. Estos jugaban con vendas en los pies, yo conozco unos paraguayos que jugaban torneos en patas de verdad, en canchas de tierra y piedras, no se como mierda hacían. Yo lo hice una vez y me salieron dos ampollas de la concha de la lora

    Me gusta

  12. Venía a decir lo mismo que merluza, conozco varios Paraguas y Misioneros que aun hoy juegan descalzos, claro a nivel amateur, pero meten como loco en patas y todo.

    Me gusta

  13. Si hubieran ganado ese partido el futbol de hoy sería diferente. Todos jugadores jugarian en patas y nike,adidas,puma,etc. en vez de lanzar botines sacarían esmalte de uñas, para una mayor aerodinamicidad y uñaso

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s