Etiquetas: América de Cali (1995 a 2000 y 2013)

Mucho antes de convertirse en el hazmerreír del fútbol colombiano, el América de Cali supo ser uno de los cucos del continente. Y no hablamos de Julio César Falcioni, su arquero durante casi toda la década del ochenta, cuando el cuadro caleño disputó (y perdió) tres finales de Copa Libertadores consecutivas.

En 1995, después de nueve temporadas con el sponsoreo de gaseosas Colombiana en el pecho, Cervecería Bavaria, la más importante del país, se hizo cargo del espacio principal en la casaca del América y estampó la marca de uno de sus productos estrella: la Cerveza Poker, que en apenas 18 meses desfiló por uniformes de proveedores tan disímiles como Umbro (que no se olvidaba de poner el escudo como pareciera en la imagen de arriba, sino que el diablo era considerado mufa por buena parte del plantel y lo sacaban a propósito), Torino, adidas y Nanque.

Sin embargo, fue Cerveza Águila, también del grupo Bavaria, la que se llevó todos los flashes cuando en 1996 los Rojos llegaron a su cuarto subcampeonato continental, el segundo frente a River Plate en 10 años. Ese logo lo vistieron, entre otros, viejos conocidos como Óscar Córdoba, Jorge Bermúdez, Arley Dinas, Wilmer Cabrera, Alfredo Berti, Giovanni Hernández y… el Pitufo Antony de Ávila. Eso explica todo.

En 1997, ya con Topper como proveedor de indumentaria, la Mechita utilizó una pilcha idéntica a la de Independiente, con un diablo de tamaño considerable sublimado en el centro de la camiseta, que generó cierto disgusto entre los hinchas. ¿El sponsor? Otra vez Cerveza Poker, que se mantuvo hasta fines de 1999, cuando los colombianos conquistaron la Copa Merconorte, vestidos por Fila.

Ya entrado el nuevo milenio, la desconocida Lusti Sports sorprendió a todos cuando confeccionó los uniformes de los dos equipos más grandes de la ciudad, América y el Deportivo. Sin embargo, fueron apenas unos pocos meses. Ese mismo año, el Rojo volvió a gritar campeón con el logo de Cerveza Águila, en un diseño de la italiana Kappa.

En 2013, después de que el conjunto caleño saliera de la Lista Clinton, Cervecería Bavaria, de la mano de Águila, regresó a la camiseta puntualmente para los cuadrangulares semifinales del Torneo Finalización de segunda división. Allí, América debió enfrentar en encuentros de ida y vuelta a Fortaleza, Universidad Autónoma y Real Cartagena. El acuerdo, además, estipulaba que se extendería automáticamente por todo 2014 si los escarlatas lograban el ascenso. Con 8 puntos (producto de dos victorias, dos empates y dos derrotas), quedaron en segundo lugar, sin chances de clasificar a la final del año. ¿Quién había vuelto algunos meses antes? Sí, sí, el diablo. Para el deleite de su gente…

8 comentarios en “Etiquetas: América de Cali (1995 a 2000 y 2013)

  1. Abérica está en la mierda nuevamente y lo más probable es que la temporada que viene vuelva al ascenso, pero no le echen la culpa al diablito, no sean malos

    Me gusta

  2. ¿Y…?.
    ¿Es el diablito?. ¿Es la cerveza?.

    ¿Qué onda con esta sección de mufas y gualichos, en los que siempre está metida la birra?.

    Si Cheneider está poniendo guita para promocionarse así, evidentemente el mundo está yendo demasiado rápido para mí, porque no entiendo nada.

    Porque no quisiera pensar que en las “Escuelas de Marketing” le roban el dinero a los pibes.

    Me gusta

  3. En 2014 el América corta la racha y vuelve a salir campeón, con la curiosidad que entre sus filas, como vemos en la foto contaba con un colorado, lo que demuestra la veracidad de la ley de cargas, donde dice que las fuerzas de igual signo se repelen, ergo, equipo mufercho + futbolista jettatore = chau malaria.

    Ahí esta la explicación del racing campeón 2001 después de 568 años…el planteo táctico del DT (?), los cuernitos de mostaza? no señor…la clave fue un defensor de la zaga central, mas claro echale agua oxigenada.

    Me gusta

  4. Si ya no era el Hazmerreír habiendo “gimnaseado” 3 finales de Libertadores seguidas……. Si en algún momento se hubiera desvirgado, bueno; pero pasaron 30 años y lo único que lograron fue repetir el hecho en 1996. ¿Lo habrá dirigido Béla Guttmann alguna vez hace algunas décadas????

    Me gusta

  5. Muy buena la avivada de Topper, esa de conseguirse el sponsoreo de dos equipos con iguales colores y apodos para no diseñar dos camisetas diferentes, o para mandar los remanentes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s