Césaro Fabián

Fabián Césaro (La Mole)
Volante central. Hasta ahora, es el jugador menos virtuoso que he visto, pero con un enorme sacrificio, como pocas veces vi. Emociona ver como corre a todos. Pese a eso, no alcanzó para que Rafaela se quede en la A.
Muchos dicen que es uruguayo, pero es Argentino. Nació en Bs. As. y de chico se fue allá.
Jugó en: Progreso, Cerrito y Liverpool (Uruguay). Fue a una prueba en China, pero no se adaptó por la comida.
Hoy continúa en Peñarol, prácticamente su casa.

Cazador

Jaureguiberry Leonel

Leonel Omar Jaureguiberry (Pepe)
Volante uruguayo de Argentinos Juniors (2000/02) que no tuvo oportunidades de mostrarse con continuidad y tuvo que volver a su país.
Del otro lado del charco vistió los colores de Progreso (1998) y Cerro (2004/05). Todavía no alcanzamos a distinguir si en la foto tiene la barba teñida de rubio o si se vomitó encima.

En Una Baldosa

Lima Robert

limarobert

Robert Lima (El Bola)

Lateral o zaguero central uruguayo de gran trayectoria en el paisito, donde alcanzó mayor notoriedad. En el comienzo de su carrera integró el equipo de Peñarol que consiguió 5 campeonatos consecutivos promediando la década del ’90.

Tras haber conseguido volver a Primera División luego de 13 años, Chacarita Juniors contrató a los dos laterales del histórico quinquenio manya: Serafín García y Robert Lima.

En el Funebrero se encontraron con otro compatriota, Alex Rodríguez, y los experimentados en el ascenso, Jorge Vivaldo y Ricardo Pagés. También ese equipo contaba con Silvio Carrario y Rubén Capria como referentes, y un juvenil Diego Rivero.

Lima se presentó en el fútbol argentino en la cancha de Racing, con un empate 2 a 2, un sábado a la tarde. Tras 8 partidos en el Apertura 1999, 6 en el Clausura 2000 y 7 en el Apertura 2000, se despidió de la Primera División, casi en silencio.

Como el hondureño y compañero de zaga Arnold Cruz había llegado en 2000 a Chacarita, el uruguayo quiso conocer las raíces de Cruz, y se incorporó a Olimpia, donde consiguió otro título, el de campeón de clubes de la Concacaf, clasificándose al primer Mundialito de Clubes que se jugó en Brasil.

Poco duró su experiencia por Centroamérica, volviendo a lo seguro, su primer amor: Peñarol de Montevideo. Pero como se dice, las segundas partes nunca son buenas, Lima estuvo 2 años y medio en el Manya sin mucho éxito, para después ir a conocer la ciudad de su apellido (?), cuando se incorporó a Sporting Cristal. Jugando para el equipo peruano tuvo la suerte de marcarle un gol a Boca por la Libertadores de 2004, en la mismísima Bombonera.

El periplo internacional lo llevó a China cuando en 2005 se incorporó al Shanghai Shenhua, pero como no se pudo adaptar a unas costumbres totalmente distintas a las de tomar mate, decidió tomarse el primer avión rumbo a Montevideo.

Sobre el final de su carrera, vistió los colores de Liverpool (el negro y azul del barrio Belvedere, no el de Inglaterra), para terminar su carrera en el fútbol del ascenso. Primero en Durazno Fútbol Club para lograr el ascenso un año después con Cerro Largo, el equipo de su ciudad natal, Melo.

Tras 16 años en el fútbol profesional decidió colgar los botines en octubre de 2009, con un partido homenaje donde participaron los ídolos de Peñarol de los 90’s.

Diego Jolodovsky