Cepeda Diego

Diego Rubén Cepeda
Volante central o por izquierda cordobés nacido el 30 de enero de 1982 y surgido de la inagotable cantera de Boca Juniors.
En 1999 como integrante de la selección nacional Sub 18 viajó a Holanda para hacer de sparring a la Selección Mayor que debía enfrentar al equipo naranja (aquel amistoso en el que Andrés Guglielminpietro entró en el segundo tiempo y se fue reemplazado). Además formaban parte de ese grupo: Julio Arca y José Belforti (Argentinos), Mauro Rosales y Daniel Orellana (Newells), Livio Prieto y Franco Beliggia (Independiente), Walter Zunino (Platense), Sergio Páez (Boca), Agustín Orión (San Lorenzo), Diego Velázquez (Ferro), Javier Becerra y Javier Muñoz Mustafá (Rosario Central). Muy pocos volvieron a ponerse la celeste y blanca, algunos continúan en Primera, un par en el ascenso, otros son baldoseros y más de uno desapareció del mapa.
El gran visionario Jorge Bernardo Griffa dijo sobre él: «Tiene una zurda buenísima. Aprendió a controlar su temperamento y a dosificar su esfuerzo. Además, le pega excelente a la pelota».
En 2001 Carlos Bianchi lo llevó a la pretemporada y hasta lo hizo jugar algunos minutos ante Independiente y River (siendo reemplazado por el Chicho Cortés).
No tuvo chances de jugar oficialmente y para colmo, a mediados de año, una rotura del ligamento lateral interno, menisco externo y ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda producto de un planchazo lo dejó inactivo por seis meses.
Una vez recuperado, durante el primer semestre de 2002 viajó a Suiza para incorporarse al Lugano junto a Roberto Colautti. El comienzo de la temporada 2002/2003 lo encontró jugando en la B Nacional para Belgrano de Córdoba. A principios de 2003 retornó a Boca, pero como era de esperarse, con Carlos Bianchi en el banco no jugó ni un segundo y quedó libre al igual que Mauro Astrada, Silvio Dulcich, Pedro Méndez, Julio Marchant, Matías Arce, Adrián Guillermo, Leonardo Verón, Esteban Cardinale, Esteban Herrera, Gabriel Christovao y Ezequiel Molina.
En 2004 estuvo en el Selangor de Malasia junto a Brian Fuentes. A mediados de ese año volvió al país y aceptó un ofrecimiento de Chacarita para ser dirigido por un conocido suyo como Ernesto Mastrangelo y jugar con varios ex Boca. Mastrangelo duró solo un par de fechas (lo reemplazó Clausen) y tras esta exótica experiencia que casi termina en la Primera B Metropolitana, Cepeda quedó libre.
En agosto de 2005 durante algunos días entrenó con el plantel de Atlético de Rafaela, pero no convenció al técnico. También sonó como posible refuerzo de Mitre para disputar el Torneo Argentino B. Días después fichó con Juventud de Pergamino en el galáctico Torneo Argentino A.
Fiel a su estilo nómade, a mediados de 2006 mudó sus devaluados servicios a Centenario de Neuquén, para jugar con glorias retiradas del fútbol argentino como Alfredo Cascini.
Pero en circunstancias extrañas, a los pocos días rompió el vínculo con el club neuquino para esconderse en el mayor de los anonimatos.

KeyserSoze

8 respuestas a “Cepeda Diego

  1. en Belgrano jugo algunos partido, muy malo era. jugo con Pepimo Turus, meta,Puerta, Uriel Perez, Otaño, entre otros

    Me gusta

  2. se nombra en el post a sergio paez, merece baldosa , en moron ni jugo creo, y segun bdfa despues paso por alguna division de españa y grecia

    Me gusta

  3. hola soy una vieja amiga de diego del barrio 1 de mayo… años que no sabemos de el, me gustaria ubicarlo ustedes me pueden ayudar.. desde ya muchas gracias

    Me gusta

  4. Le respondo a Flavia, su vieja amiga, Diego es una gran persona y un excelente jugado y hoy esta jugando en el Club Alteitco Carlos Casares, de la Pcia. de Buenos Aires

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.