Molina José

molinajose.JPG

José Ezequiel Molina
Si algún día se dictara un curso intensivo de baldoseo, José Ezequiel Molina debería ser uno de los profesores, sin objeciones. Marcador lateral, aunque también pudiéndose desempeñar como carrilero por izquierda, se incorporó a Boca Juniors en el verano de 2002 y fue enviado a la cuarta división. Sus buenas actuaciones en las inferiores le abrieron las puertas de la Primera. En junio, debutó extraoficialmente, cuando viajó con el plantel profesional a Estados Unidos y disputó un amistoso contra el New York/New Jersey MetroStars, que terminó en derrota por 3 a 2. A la vuelta, fue de la partida en un recordado match contra Tristán Suárez que el Xeneize ganó por 1 a 0 con gol de Facundo Bonvín en la agonía del reloj.
A comienzos de 2003, con Carlos Bianchi en la dirección técnica, viajó a la pretemporada y se sacó el gusto de participar en prácticas contra equipos regionales de la costa compartiendo experiencias con jugadores a los que le quedaba poca vida en el club (como Esteban Herrera, Alfredo Moreno y Omar Pérez).
En marzo, el plantel del New York/New Jersey MetroStars se encontraba realizando una gira por Buenos Aires y decidieron hacer un partido informal contra Boca. Molina, al igual que Juan Marcos Forchetti y José Galván estuvo en el 11 inicial… pero del conjunto estadounidense. Promediando la segunda mitad fue reemplazado por el también xeneize Sergio Páez. El desempeño de Molina, Forchetti y Galván superó las expectativas del cuerpo técnico yanqui que, inmediatamente, pidió a los 3 jugadores argentinos como refuerzos. Sin embargo, Molina nunca viajó a Estados Unidos y, al no haberle sido ofrecida la firma del primer contrato, quedó libre de Boca.
Lejos de ser uno del montón, le surgió una posibilidad para continuar en Primera, defendiendo los colores de Atlético de Rafaela, equipo que recientemente había ascendido a la Primera A en la temporada 2003/2004.
De los 40 partidos que disputaron los rafaelinos en la primera categoría (los 38 de la temporada y 2 de la Promoción), Molina y el tercer arquero Barovero fueron los únicos que no jugaron ni un minuto.
Después de haber baldoseado por partida doble, aterrizó en el triste Chacarita de la temporada 2004/2005, rejunte de ex jugadores con pasado en La Boca (Herrera, Galván, Verón, Cepeda, Forchetti y Christovao) dirigidos por Ernesto Mastrángelo, que tenían como objetivo retornar rápidamente a Primera División.
En octubre de 2004, se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla derecha y nunca más volvió a defender la casaca del Funebrero.
En la temporada 2005/2006 vistió los colores de 9 de Julio de Rafaela en el Torneo Argentino A. A fines de 2006, se desvinculó y decidió cruzar el Río de la Plata para sumarse al plantel de Tacuarembó. En la tierra donde habría nacido Carlos Gardel duró poco y desde mediados de 2007 forma parte de la plantilla de Sportivo Italiano, en la Primera B Metropolitana.

KeyserSoze

11 comentarios en “Molina José

  1. error: 9 de Juli de Rafaela… no de Morteros, el jugador mas intrascendente que ví en mi vida… ni gol a favor, ni gol en contra, ni amarilla, ni roja, nunca figura, nunca desastre… una papa hervida!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s