Especiales: árbitros “hijos de”

Aquellos boxeadores consagrados suelen afirmar que no desearían que sus hijos continúen con esa actividad. Justifican esa posición asegurando que se trata de un deporte muy duro, peligroso y de vida corta. Los futbolistas, en tanto, siempre insisten con que sus chicos tendrán la libertad de elegir.

Sin embargo, y como sucede a menudo, muchos niños y no tan niños buscan emular a sus padres, aún sin tomar consciencia de lo desgraciado que puede resultar cierto tipo de oficio.

En esta ocasión, el homenaje es para “los hijos de…”, pero no de futbolistas como Sebastián Fillol, Leonardo Más, el Chavito Anzarda y tanto otros. El capítulo que nos compete tiene que ver con personas a las que sí les importa un pito. No es secreto que los chicos pueden desplazar una parte de sus deseos tiernos y libidinosos del pecho de la madre al pito del padre.

Si ser árbitro puede ser desdichado, mucho peor ser árbitro hijo de árbitro, que aún teniendo buenas actuaciones, recibirá insultos y agravios por lo hecho por su progenitor.

lamolinanicolas.JPG

Nicolás Lamolina

Hijo de Francisco, o el hijo de un Pancho, se desempeña sin mucho éxito en Primera C y también lo ha hecho en partidos de Reserva de Primera División. Previamente, realizó el recorrido habitual con pasos por divisiones juveniles, infantiles, futsal. Con 27 años, es la tercera generación de árbitros de la familia. La actividad la arrancó su abuelo, la continuó su padre y la proyectó él. Los Lamolina esperan que la cadena no se corte y Siga Siga

A la hora de explicar el porqué de su pasión por el arbitraje, Nicolás le contó al Diario Olé que “existe una tendencia familiar, en mi caso doble, por mi abuelo y mi viejo. Me influyó. Yo jugaba al fútbol y llegó un momento en el que tuve que decidir qué hacía con mi vida

Justamente a la hora de evaluar las ventajas de desventajas de ser hijo de, señaló que “un amigo me dice que yo tengo la suerte y a la vez la desgracia de ser el hijo de Lamolina. Suerte, porque mi viejo me sigue, me da consejos hasta de cómo plantear un partido, se anticipa para que no tenga errores. Y la desventaja de que muchos piensen que soy como él en una cancha. Yo recién estoy aprendiendo y dirijo en las categorías más bajas. La gente pretende que sea un fenómeno, pero la mayoría se acuerda del mejor momento de mi viejo, no de sus primeros pasos“.

Por otra parte, a la hora de los insultos, reconoce que por ser el pibe de Lamolina “quizás la puteada sea más fácil porque el cantito ya lo saben. A mi viejo lo iba a ver siempre en su última etapa. A veces la pasaba bien y otras mal. Yo era muy chiquito y sufría porque no entendía cómo cien mil personas lo puteaban. Lo entendí tiempo después“.

mastrangelohernan.JPG

Hernán Mastrángelo

Hijo de Carlos, ahora actor, consideró que si su padre fue árbitro durante tantos años fue por la felicidad que le producía, y por ese motivo tomó la posta. “Si la carrera de mi viejo fue tan larga, es porque el arbitraje lo hizo feliz. Me inclinó hacia esta carrera y no me quedó otra que aceptar. Además me di cuenta que con los pies me iba a costar un poquito y terminé con el silbato“, dijo en la entrevista al diario Olé.

Consultado sobre las alegrías en el arbitraje, Hernán sostiene que “sólo nosotros entendemos por qué somos felices dentro de una cancha, aunque nos insulte mucha gente. Nos genera adrenalina, una sensación muy fuerte. A veces, no te das cuenta del sentido vocacional sino hasta que dirigís el primer partido. Hay veces que no dirijo algunas semanas y no sé que hacer“.
Por otra parte, asegura que no tiene condicionamientos por el lugar que ocupó su padre, de lo contrario, “no podría salir a la cancha“, asevera.

Y a la hora de las comparaciones, señala que “es difícil marcar la diferencia porque cada uno que te observa en una cancha, piensa inmediatamente en ellos y supone que somos iguales o mejores. Pero nosotros somos nosotros. El era más de la palabra que de la tarjeta, le gustaba ponerse a los jugadores de su lado. Tenía claro quienes eran los verdaderos protagonistas. Se les acercaba al oído y les decía: ‘la concha de tu hermana, quedate tranquilo porque te rajo a la mierda’. Hoy sería muy complicado, hay muchas cámaras“.

Por último, sobre su paso por la escuela, reconoció que “fue terrible, en pleno auge de mi viejo, comencé la secundaria. Y si él se confundía en contra de un equipo, algunos compañeros me venían a apurar a mí con críticas y cargadas. Me agarré a trompadas un millón de veces. No quería que me hicieran cargo de algo que había hecho mi viejo. Me sirvió para formar temple“.

Los Vigliano

Hijos de Jorge, se mataron en la originalidad. Eligieron la misma profesión y compiten entre ellos, al menos para lograr el reconocimiento de su padre, hoy columnista radial.

viglianomauro.JPG

Mauro Vigliano

Previo a volcarse por el arbitraje, Mauro (5/08/75, ahora en Primera B) pasó por el fútbol, el rugby y la natación, pero aclara que el ser juez “no vino a reemplazar otra vocación frustrada“.

viglianopaulo.jpg

Paulo Vigliano

Jugó de volante en la Reserva de un club del Ascenso y al mismo tiempo estudiaba arquitectura pero “llegó un momento en que no hacía una cosa ni la otra. Entonces me metí de lleno en la facu y comencé a dirigir, como un hobbie“.

Ante la pregunta reiterada, sobre beneficios y contras de haber tenido un padre árbitro, para Paulo “es un plus respecto de otros colegas porque desde chicos mamamos cosas propias del ambiente. Y para Mauro, “está claro que nos gustaría llegar a ese lugar, pero si sólo nos fijáramos ese objetivo, perderíamos de vista el partido del próximo sábado. Y si luego no llegáramos a Primera, sentiríamos un vacío enorme“.

Al ser tantos los Vigliano dentro de la actividad, concluye Mauro que las cosas pasan “por triplicado porque me putean por mi hermano, por mi viejo y por mí“.

lousteaupatricio.jpg

Patricio Lousteau

Hijo de Juan Carlos, la tiene más difícil porque fue un groso en serio, aunque viene por el buen camino con reconocimientos en sus pasos por las categorías de ascenso y hoy dirigiendo la B Nacional.

26 comentarios en “Especiales: árbitros “hijos de”

  1. Excelente post…. Muy pero muy completo…. De los “hijos de”, no mucho más que agregar, salvo que son más “baldosa” que sus antecesores… Al menos la generación anterior llegó a primera…. muy bizarros son… los “hijos de”…. Puta¡¡¡

    Me gusta

  2. no se porque mierda todos dicen como que no les quedo otra que ser arbitros pero que son muy felices. parecen super frustrados.
    esta buenisimo el post.

    ojo que tambien existen hijos de arbitros futbolistas…… calabria por ejemplo…. que mas que una baldosa es el patio entero

    adiosin!

    Me gusta

  3. Te olvidaste de Alejandro Sabino.

    El viejo es ex arbitro y es el editor de la Revistita que hace la Triple A.

    No se como dirigen Lamolina y Paulo Vigliano pero Mauro Vigliano, Patricio Lousteau y en especial Sabino son horribles, pero algo me dice que van a llegar lejos por portacion de apellido

    Me gusta

  4. Digan la posssssta, de “lustó” tenían mucho más para decir pero se hincharon las bolas de escribir o una diarrea galopante los hizo abandonar el post con un final apurado…

    Me gusta

  5. No hay uno que no haga referencia a las puteadas. Hay que vender libros de autoayuda para referíes, che, del tipo “Como ser feliz a pesar de que te manden todos los sábados a la reconcha de tu madre”
    Hay que hacer negocio, che

    Me gusta

  6. AAAAAAAAAAAAAJAJAJA!!!!
    “Los Lamolina esperan que la cadena no se corte y Siga Siga…” SOLAMENTE ESO VALE LA ENTRADA, SEÑORES. GRACIAS

    Me gusta

  7. el chozno del papa de lamolina (P) esta arbitrando mas o menos bien ultimamente

    logicamente mucho mejor que fernando velarde
    QUE LES FALTO PONER
    un pedazo de hijo de puta

    Me gusta

  8. Quiero a un hijo de Castrilli dirigiendo duro como marmol y con gesto de Mr Burns con los ojos vidriosos.Que mamarracho ese tipo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

  9. Y hay unos cuantos y otros por salir del horno… Gonzalo López Aldazábal (Severo López), Rodrigo Abeledo (Casimiro Abeledo), Mauro Rúas (Juan Carlos Rúas), Jorge Velarde y hay más.

    Me gusta

  10. Hace un tiempo dirigía Alejandro Busca, hijo de Caludio y los hinchas de San Telmo esperaban que llegara a la B para que los mas jóvenes, que no habían podido putear al viejo (autor de una de las mayores bombeadas de la historia en un Huracan-SAan Telmo del 76) lograran resarcirse con el pendejo. Pero me parece que desapareció del árbitraje.
    Un hijo de árbitro malísimo fue Humberto Dellacasa (h). Y otros árbitros hereditarios fueron Javier Ruiz, Barraza hijo, los hermanos De Gennaro, Alberto Rojo y el recordado Carlos Nai Foino, el del penal Roma-Delem de 1962, hijo de Consolatto Nai Foino, que dirigió en el amateurismo

    Me gusta

  11. Hola…hoy vi algo de la historia de en tyc sports de Biblioteca Ameghino y es digna de esta pagina,no se para que sección pero es imperdible!!! Saludos

    Me gusta

  12. sabino escrive revista del sadra…. y todos hablan de q este dirije mal este horrible,,, pero nosotros al ser espectadores miramos por nuestra camiseta q tenemos en el corazon… la otra vez fui a ver argentinos y banfield la reserva y me encanto el arbitro… ojala q llegue a 1ra ese arbitro

    Me gusta

  13. Lamolina como nos cagas siempre que bronca me da, la vez pasada viniste nos expulsaste a dos jugadores, nos dejaste sin el 10 que la estaba rompiendo, viste una falta inexistente y nos cagaste el partido contra los amargos de JJ. Encima de todo vos hiciste las inferiores jugando en El Porve que bronca me dió que nos bombees asi.
    Y por ultimo el detalle final: Fuiste a la confiteria antes del partido compraste una Coca de 600cc y dijiste que ibas a pagarla despues, Y NUNCA LA PAGASTE
    PAGA LA COCA LAMOLINA PAGALA YA

    Me gusta

  14. CREO QUE LOS ESCRIBAS DE ESTAS PÁGINAS SON UNOS FORROS QUE JAMÁS VAN A PISAR UN CAMPO DE JUEGO COMO LOS HIJOS DE LOS ÁRBITROS…
    SIGAN EN LAS TRIBUNAS FORRROS…
    LOS TENEMOS VESTUARIO Y HEREDAMOS A NUESTROS PADRES NO PODEMOS IR A LA TRIBUNA CON LO BOLUDOS ÚTILES !!!

    Me gusta

  15. Che Sergio, si los informes los escribís tan como el culo como tu comentario, dentro de poco vos también vas a estar sentadito en la tribuna, añorando las épocas en las que dirigías partidos de novena división.

    Me gusta

  16. Pingback: “Señor Dellacasa, lo esperamos en el Templo” | Ferropedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.