Viera Ramón

 viera_ramon

Ramón Obdulio Viera

Si tomamos en cuenta el plantel que tenía Boca en 1984 y el rival con el que le tocó debutar, podemos estar seguros que el destino no sólo le guiñó un ojo a Ramón Obdulio Viera, sino que le guiñó los dos y hasta lo palmeó en la espalda mientras le decía “vamos pibe, vamos que podés”. ¿Por qué decimos ésto?

Porque nuestro homenajeado, delantero de 20 años, veloz y nacido en Misiones, cayó a prueba en el Boca del Zurdo López a principios de 1984. Y la noche del 14 de enero, su presentación en sociedad, fue en Mar del Plata por la Copa de Verano y ante un Racing que puso lo que tenía a mano mientras pensaba los refuerzos para encarar la tortura de la Primera B.

Como evidentemente los astros estaban alineados a favor del misionero, faltando algo así como 25 minutos para terminar el partido, Sergio Giachello sintió una molestia. Así que el combo se completó con su ingreso, un par de piques electrizantes y sobre la hora la frutilla: enorme gambeta al arquero de La Academia y pase gol para que el uruguayo Krasouski sentenciara el triunfo 4 a 2.

Con pasado de inferiores en Ferro y algo de rodaje en San Telmo, semejante estreno no sólo le hizo pasar la prueba sino que casi le abría las puertas de par en par para ganarse un lugar. Pero no, más bien todo lo contrario. Boca quedó eliminado en primera fase del Nacional, arrancó pésimo el Metro, el técnico renunció y la llegada de Dino Sani lo hizo retroceder a fojas cero.

Tan a fojas cero que en el resto de ese oscuro año y con un campeonato largo por delante apenas jugó 3 partidos oficiales. Cantó presente en el 2 a 2 con Platense en cancha de Vélez, el día que López Turitich le atajó un penal a Morena y luego en las pardas 0 a 0 con Racing de Córdoba y 1 a 1 con River haciendo de local en el Monumental. Esa lluviosa tarde y con Boca en ventaja 1 a 0, Dino Sani lo sacó en el entretiempo para meter a Stafuzza y reforzar la trinchera. Claro que la jugada no salió del todo bien si tenemos en cuenta que el 1 a 1 final llegó con gol de Stafuzza en contra.

Correteó en algunos amistosos de los muchos que jugó Boca en el interior y voló tras finalizar la temporada. Su trayectoria siguió hasta donde sabemos en Central Norte de Salta, Instituto y Bolívar de La Paz, en el fútbol boliviano.

(Publicado casi (?) en simultáneo con Imborrable Boca)

12 comentarios en “Viera Ramón

  1. Este muchacho integró el plantel de Barracas Central que, siendo dirigido por el gordo Rubén Moreno, ascendió a la Primera “C” en 1981. Allí compartió plantel junto a Moccia, Bressán, Asencio, Gismondi, Batista, Lemos, Ledesma, Zacarías, D’Alessandre (quien luego pasó por Villa Dálmine -donde fue compañero de Hugo Iervasi y José Horacio “Pepe” Basualdo- y Almagro), Capitani, Solórzano, López, Grosso (quien luego pasó por Dock Sud -donde fue compañero de Luis Ernesto Sosa-, Deportivo Morón y Deportivo Laferrere), Bartelemi (quien luego pasó por Defensa y Justicia), Luzny.
    En la temporada 1983 estuvo por San Telmo, donde compartió plantel con -entre otros- Morán, Rubén Mitchell, Alfredo Barrios, Gabriel Fratícola, Miguel Flores, Eduardo Ramírez ,Hugo Flores, Nicolás Tolentino Ramírez (estos tres jugadores pasaron luego por Defensa y Justicia), Olegario Alderete (quien previamente jugó en Platense y luego de su paso por el Candombero integró aquel equipazo de Deportivo Armenio que ascendió primero a la Primera “B”, luego al Nacional y llegó a la Primera División), Sergio González (un gran delantero que había llegado el año anterior a la institución de la Isla Maciel procedente de Deportivo Muñiz), José González, Pillani, Miguel Flores, Magide (un volante procedente de Deportivo Riestra), Rolando Turi, Carlos Berlingheri, Carlos Reynoso, Carlos Estigarribia, Calvanese (un delantero que se había desempeñado en Huracán), Capitani (con quien fue compañero en Barracas Central), Abadie y Portillo (jugadores traídos por Oscar Aldeco procedentes de Victoriano Arenas).

    Me gusta

  2. Llegó en una etapa donde Boca Juniors estaba desvastado en lo institucional, económico y deportivo. Institucionalmente estaba intervenido, económicamente quebrado y deportivamente se hacía lo que se podía y con ello mucho no se podía esperar (incluyendo el famoso fibronazo y una huelga de jugadores).

    Me gusta

  3. Viera, no tuvo suerte.En Boca llegó en un momento patético y aunque era buen jugador paso inadvertido.Enunabaldosa tampoco tuvo suerte, justo le hacen el post el dia en que el sistema colapsó y nadie se enteró de su presencia.

    Me gusta

  4. Soy sobrino de Carlos Magide que aparece mencionado en el comentario 1. Mi tío empezó como delantero en V. Arenas en la D (compañero de Outes) Pasó a Riestra donde enfrentó a Lanús, Deportivo Español (con Catalano y el Ruso Verea) y Chacarita en 1°C. Ascendió con Defensa y Justicia a la C y cerró su carrera en San Telmo como volante, después de una lesión en la rodilla. Me sorprendió encontrarlo aquí y quería ampliar la info. También jugó contra el Juvenil del 79 con Maradona cuando se fue a probar a Huracán.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s