Ares Tomás

arestomas

Tomás Ezequiel Ares

No hay que ser demasiado despierto para darse cuenta de que la infancia de nuestro homenajeado no debe haber sido nada fácil. La infatigable burla de colegio primario debe haber tenido forma de pregunta: “¿Tomás Ades?“. No. “¿Tomás Ades?“. No. “¿Tomás Ades?“. No. Y a la decimoquinta vez que se lo preguntaron, piña al compañero, pase por la Dirección, firme. Y a la tercera se va.

De esa posible secuencia es probable que haya terminado odiando el Ades. Y por caracter transitivo, a Independiente de Avellaneda, equipo tradicionalmente sponsoreado por esa bebida en los 90’s. De ahí, a pretender jugar en Racing para vengar el honor herido, hay un solo paso.

Así fue cómo Tomás Ares llegó a las inferiores de La Academia, donde se destacó como lateral derecho en aquella Cuarta campeona de Claudio Cristofanelli, con baluartes como Waldo Brandán, Fernando De la Fuente, Diego Menghi, José Shaffer y Pablo González, entre otros. En 2005, el DT Teté Quiroz lo subió al plantel de Primera División y lo llevó a la pretemporada veraniega de 2006, donde pudo debutar en un encuentro ante San Lorenzo, en Salta. Ese día Racing formó con Romero; Ares, Cabral, Úbeda y Shaffer; Mirosevic, Torres, Simeone y Fileppi; Moralez y Malano.

Al poco tiempo, Quiroz dejó de ser el entrenador y a Tomasito se le complicó volver a tener chances. Solamente fue una vez al banco de suplentes bajo la dirección técnica de Alberto Fanesi. Y entonces, volvieron los recuerdos de la primaria. Y a la Tercera se va. Aunque, esta vez, sin firmar.

Sin oportunidades en Avellaneda, estuvo un tiempo con los libres del CEFAR y luego su carrera continuó en equipos chicos de la Provincia de Buenos Aires, como el mítico Deportivo Coreano de Lobos (2008/09) y Atlético Urdampilleta de Pehuajó (2010), donde sólo va a jugar los domingos y comentan que suele hacer la diferencia, algo bastante valorable si creemos en esa teoría de que simplemente se dedicó al fútbol para vengarse de aquel mal chiste de la primaria. Como futboleros y amantes de los jugadores fugaces, agradecemos que la infancia de Ares haya transcurrido en los 90’s y no en el 2000. Unos años después, con el auge del peer to peer, el revanchismo lo hubiese llevado a ser un simple usuario de eMule.

31 comentarios en “Ares Tomás

  1. Era un “Emule” Jugando!!!!! jijijijijiji, dicen que se fué a probar a Los Angeles “Galaxy” y no quedó!!!!!! CRI CRI CRI…….

    Me gusta

  2. Un lateral con buena “descarga” y gran aprovechamiento de la “Banda” (sin importar el “Ancho” de la misma). Lo echaron cuando arrinconó a un volante de la cuarta, desnudando su tendencia a la p2pfilia (?)

    Me gusta

  3. Este post y los subsiguientes comentarios son magia pura. Si habría que presentar a enunabaldosa.com, este post sería una buena carta de presentación.
    Como dijeron por ahí, le sacaste agua de las piedras Juan.

    Me gusta

  4. Pingback: Encuesta baldosera 2010 | En Una Baldosa

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s