Gustavo Giustozzi a Rayo Vallecano y Badajoz (1998/9)

Tras un par de años en buen nivel, a mediados de 1998 el volante central de Lanús, Gustavo Giustozzi, viajó a Europa para cumplir su sueño de mostrar todo su fútbol por el Viejo Continente. Del otro lado del charco lo esperaba un equipo de la Segunda División de España, el Rayo Vallecano, quien ya había acordado con El Granate los montos para la transferencia del querido Huevo

Una vez en La Madre Patria, Giustozzi se realizó los exámenes médicos de rigor y ahí la transferencia se vino abajo, tras detectársele una inusual anomalía en su torrente sanguíneo. Enfermo de bronca pero con la ilusión intacta, Giustozzi aceptó el convite de Marcelo Tinelli para sumarse al Badajoz, pero tras otro examen médico se le detectó una importante disminución en el número de plaquetas que obligó a la urgente extirpación del bazo del volante.

Un año después de aquellos acontecimientos y tras una dura rehabilitación en Lanús, El Huevo recibió una esperanzadora llamada de la dirigencia del Rayo Vallecano, quienes lo invitaban nuevamente a sumarse al primer equipo. De regreso en la capital española, Giustozzi arregló rápidamente sus números y hasta estuvo presente en el acto en que la Presidenta del Rayo, María Teresa Rivero, colocó por primera vez la popular Abeja de Rumasa en el centro de la camiseta del equipo de Vallecas. Todo muy lindo, pero…

A los pocos días, este nuevo pase también se vino abajo. Aunque en este caso por causas médicas desconocidas. De vuelta en la Argentina y mientras gastaba sus últimos cartuchos en equipos del ascenso, a Giustozzi se le manifestó el síndorme de Guillain Barré, que consiste en la autodestrucción del sistema inmunólogico, entre tantos otros síntomas.

Tras batallar cuatro años con esta cruel enfermedad, que hace perder la sensibilidad en todas las extremidades, Giustozzi se dio el gusto de volver a jugar al fútbol cuando en 2008 se unió a Almagro Florída de la Liga Marplatense. Hoy se encuentra totalmente recuperado y atiende una vinería en la popular calle Güemes de la Ciudad Feliz. ¡A escabiar, Huevo! ¡A escabiar!

6 respuestas a “Gustavo Giustozzi a Rayo Vallecano y Badajoz (1998/9)

  1. Giustozzi!!!Gustavo en el Tiburón todos te recordamos con cariño,de ese equipazo que se empezaba a formar para llegar al Nacional en el 96.Un día voy a pasar a comprarme un vinasi por ahí.

    Me gusta

  2. Muy buen reportaje a este pibe. Sin dudas un ganador nato, hay que tener pelotas para afrontar todo lo que pasó. Mis reverencias a este muchacho que es una mezcla de Andy Chango con Calamaro

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.