González Raúl

Raúl Alberto González (Speedy)

Recuerden, chicos (?). Todos nos convertimos en sus tifosis cuando nos desayunamos con la hollywoodense historia de ese simpático chacarero campechano que, desde la góndola de segunda selección, llegaba al ultra competitivo Calcio de la noche a la mañana.

Segunda punta o wing por ambas bandas, la carrera de Raúl González comenzó, promediando los noventa, en Central Córdoba y allí su rapidez encandiló al relegado Víctor Bottaniz, quien convenció a Gustavo Alfaro para sumarlo a Atlético de Rafaela (1997/2000).

En poco tiempo Speedy se convirtió en la revelación de aquel conjunto al que nunca le alcanzó la nafta para llegar a la final del reducido. Sin embargo, esto no impidió que un grupo de empresarios italianos se enamoren de él y adquieran su ficha en un millón y medio de dólares.

Claro que siendo una cifra menor por tratarse de una jóven promesa de la Argentina del 1 a 1, los tanos le ofrecieron a La Crema costearle una pretemporada en la península, con la intención de que nadie los acuse de estar cometiendo un timo. Allá ellos (?)…


La Crema en Italia. El que encuentra a Pan Triste gana (?)

Y de esta manera fue como llegaron Huguito Barrientos, Iván Juárez y Marcelo Barovero a tirar facha por la Vía Veneto y a sacarse fotos con el Coliseo de fondo. Entre tanto glamour, los rafaelinos también dejaron lugar para el fútbol, con una victoria sobre la Reggina (1-0), una derrota ante el Avelino (1-2) y empates con el Skoda de Grecia (1-1) y con el flamante equipo del protagonista de este post.

Cuando llegó al Brescia, lo primero que hizo Speedy fue ir a rendirle respeto al capo de la comarca. O sea, a Roberto Baggio. Cuando Il Codino escuchó su acento pensó que se trataba del gaucho que cuidaba sus campos en Rivera, entonces no extrañó que se le escaparan unas cuantas carcajadas cuando Speedy le dijo que era su nuevo socio en el ataque.

En el momento en que el astro italiano escuchó que era este el Raúl González que le habían prometido y no el crack español del Real Madrid, emprendió tal ataque de risa que se desgarró los maxilares, el estómago y hasta las dos gambas y por eso se perdió de ir al Mundial de Corea y Japón. Pero esa es otra historia.

En principio, González deslumbró a sus nuevos compañeros marcando 11 segundos en los 100 metros llanos, aunque eso no bastó para engañar a Carlo Mazzone con quien, en el término de un año y medio, apenas jugó en 7 encuentros, casi todos como suplente y por las primeras fases de la Copa Italia. En enero de 2002 y ante la falta de oportunidades, tanto él como Andrés Yllana debieron buscarse un nuevo destino.

Tras préstamos semestrales en continuado por Crotone, Salernitana y Cosenza de la Serie B, Speedy regresó al Brescia, para meter otros 2 partidos a su currículum y convivir con El Chino Saja y Matías Almeyda. Luego el delantero recaló en el Martina de la Serie C1 durante seis meses más y entre medio la termeó cuando se boxeó con dos carabinieri que intentaron retenerle el (o la) Mercedes Benz por exceso de velocidad. Se ve que la rapidez la tenía en el instinto (?).

Gustavo Alfaro, haciendo uso de la impunidad que le dio acabar con la maldición de Quilmes, dispuso la llegada del delantero al Cervecero para la temporada 2004/2005. Bastaron apenas 8 partidos por campeonato y otros 3 por la Copa Libertadores para darse cuenta que Speedy no tenia la banda ancha prometida y el servicio era desastroso y limitado, además de caro. Una verdadera cagada

Claro, había una opinión de peso que le impidió rendir en su paso por el sur. Pero esta no era la de Aníbal Fernández, José Luis Meiszner ni la del Mono de Kapanga, sino la de Milena, su embarazada novia italiana, quien no estaba para nada contenta con la idea de traer cachorros al tercer mundo. De tan breve y fugaz, su paso por la elite de nuestro fútbol hizo honor a las condiciones que hicieron famoso a este jugador. Esperábamos algo rápido, pero tampoco tanto.

El peregrinaje del Raúl González del subdesarrollo continúo por el Cagriese (2005-2007) y el Darfo Boario (2007-2008), ambos del under peninsular. Luego regresó al país para radicarse en la embolante apacible localidad santafesina de Alvear y jugó seis meses en su primer amor, Central Córdoba, donde pareció colgar los botines.

Algún tiempo después y a pedido del público, González  se unió al  Club Arteaga Mutual Social y Biblioteca Popular Sarmiento (2009) y luego al Club Atlético Alcorta Blanco y Negro (2011) de la Liga Interprovincial de Fútbol Dr. Ramón F. Pereyra, donde jugó «cuando tenía ganas» y de esa manera terminaron sus días como futbolista.

Punto final para la historia de un personaje con marcados estereotipos étnicos, que apareció con poco cartel, vio las luces del mundo y quedó olvidado y anticuado para las nuevas generaciones. Uno de los guiones más tristes y decepcionantes de la Warner Brothers (?).

49 respuestas a “González Raúl

  1. Hmmm, tercero de la fila de abajo contando desde la derecha?
    Arrancó muy bien 2014 con: Speedy no tenia la banda ancha prometida y el servicio era desastroso y limitado, además de caro.

    Me gusta

    • Recién lo acabo de ver a este exjugador y busque en Google para ver si aparecia algo reciente…..despies de leer este post, me digo que pensara de su vida ahora que se dedica a arreglar neumáticos de autos como trabajo

      Me gusta

  2. Pense q este muchacho habia tenido un paso mas trinfalista por el Calcio…..capaz se trajo alguna camiseta del Roby Baggio….o se la choreo…

    Me gusta

  3. en el PC Fútbol 2001 te rendía si tenías poca plata y necesitabas un punta. Hacía goles y tenía el pasaporte. Pregunto a los craneos de esta página, sale una sección «mentiras de Dinamic Multimedia?». Empezando con el siempre conocido Suligoy, Bilbao (hoy DT de escalada), Sabbag, Acosta, De Jesús, etc…

    Me gusta

  4. Lo mejor que me pasó con Dinamic Multimedia fue comprar un jugador por el nombre: «Kali Garrido» en el ascenso español.
    Goleador del Loja, nos llevó a la Segunda División y casi le habíamos hecho un altar (al lado del altar del Dios Tolagar, homenaje del Yoni a JR Fleita) cuando ponemos un partido de Copa del Rey y al toque gol del Kali Garrido al Barcelona.
    Nadie entendia el porque de los gritos que provenian del apartamento 303.
    Desde ese día Kali Garrido vive por siempre en nuestros corazones.

    Me gusta

  5. Perdon pero este pseudo peon de estancia jugo con el divino?…el mundo del futbol es muy generoso y todo depende de tener un buen representante, sino miremos a bravo de boca jrs, la unica forma de que este en la primera de boca es por ser representado por mauro bianchi, el fubol y sus manejos son cualquiera, eso incluye al obeso chiqui perez.

    Me gusta

  6. Su otra gran pasión, y lo digo en serio, era domar caballos. Cuando jugaba en Atletico lo hacía medio a escondidas. Dicen que practicaba con Bovaglio también.

    Me gusta

  7. El clásico velocista que corre mas rápido que la pelota, que de tanto vértigo le falta control y que se diluye tan rápido como corre. No se porque a esa cara le veo mas pinta de un cartel con la palabra BUSCADO abajo que de jugador de fútbol.

    Me gusta

  8. santiturdera, yo compraba a unzurrunzaga , el 10 de chicago y la rompia. despues estaba platt un ingles de la segunda division de alla que tenia de media 87 y valia 2 mangos

    Me gusta

  9. A Speedy lo hacia mas contemporáneo , en Rafaela la rompió después le perdi el rastro gracias EUB por reconstruir la carrera de un autentico baldosa jugar en esos equipos de barrio en Italia no es para cualquiera q haya pisado una Primera División aunq sea de Andorra.

    Me gusta

  10. En el amistoso con el Brescia se dió el momento cumbre de la carrera del baldosero Andrés Noguera: le atajó un penal a Darío Hubner (una suerte de Bazán Vera, o Delorte del ascenso tano)

    Me gusta

  11. Que grande Speedy, símbolo del Nacional B donde José Jozami era un grandísimo relator y Quilmes no paraba de pechear…que vuelvan esos tiempos (?)
    #7 y #14: habían dos jugadores del Kilmarnock (Durrant y Cockard) muy baratos y que siempre me salvaban las papas…sin contar al gran Uwe Rosler (una especie de Suligoy europeo, aunque no tan baldosero) que tenía media 91 y valía dos mangos comprárselo al Southampton…eso sí, era muy propenso a sufrir tríada (nunca supe que carajo era), y quedarse 40 semanas parado…

    Me gusta

  12. nombro un futuro baldosa: cañete ( boca siempre se encargo de agrandar pendejos antes q sean realidad), este pibe cuando debuto ya decian q era el reemplazante de roman…

    Me gusta

  13. «Speedy no tenia la banda ancha prometida y el servicio era desastroso y limitado, además de caro. Una verdadera cagada…». ¡EXCELENTE! Coincido con los comentarios anteriores, arrancó bien el 2014.

    Me gusta

  14. En atletico la rompia … bueno para nuestros ojos benacionalistas de finales de los 90 y principio del 2000 era un buen jugador , buenos recuerdos la verdad

    Me gusta

  15. Buenas Tardes. Esta historia debería darse a conocer en las escuelas de football, para demostrar que hasta el más ignoto (sin faltar el respeto), puede llegar bien lejos. No hay más información de Milena. Quizás después tuvo una novia argentina llamada Wanda que le pidio ir al Primer Mundo, aunque sea el ascenso italiano. El ratoncito Speedy Gonzalez siempre me cayó mal, al igual que otros personajes animados como Tweety, el Correcaminos y Marley.

    Me gusta

  16. Eeeeehhh!!! yo lo vi correr sobre jugadores rivales que se caían ante sus amagues… generalmente en el 2do tiempo, ya cansado de esquivarlos.

    Me gusta

  17. en Rafaela: estadísticas finales (promedio por partido) decían:
    Raúl González:
    huevo:100 %
    velocidad: 63 km/h
    asistencias a Marcelo Rosín: 86
    Marcelo Rosín:
    huevo: 100 %
    km recorridos en 90 min: 114 ( 112 al pedo)
    goles errados: 94

    cuanto huevo!!! no podías putearlos!!! idolos!!!!!!!!

    Me gusta

  18. Porteños tenían que ser los de esta página para ningunear a una localidad del interior como Alvear. Por lo menos no hay afano, cortes de luz, de rutas, de calles, villas miserias como en su mugrosa ciudad.

    Me gusta

  19. Lo de la banda ancha apunta a top ten 2014, y eso que recién empieza… Y lo de la confusión de Baggio con el Raúl madrileño es m-o-n-u-m-e-n-t-a-l, o mejor, «chiche bombón(era)». Aaaahhh, coincido con el cachi zelaya: Pan triste es ése, sí, ése!!! el cuarto parado desde la derecha. Saluti ragazzi!

    Me gusta

  20. Este tío, hoy está haciendo destrozos jugando para Los Leones de Alcorta. En un campeonato de la Liga deportiva del Sur, en una división llamada «Senior» con jugadores de 35 años para adelante. Un genio!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.