Lázaro Ezequiel

Ezequiel Alejandro Lázaro

Esa construcción de carácter recreativo que consiste en una rampa que permite deslizarse hasta llegar al suelo o al agua bien podría definirse como tobogán. Aunque, en el ámbito futbolístico, también se podría utilizar el nombre y apellido de este mediocampista ofensivo como sinónimo. La típica promesa que quedó en la nada, una carrera que fue de mayor a menor. En definitiva, el Lázaro que no se pudo levantar y andar.

Más cordobés que la tonada de Chichilo Viale, su debut en Primera División fue con la camiseta de Talleres, en 2002. El destino no le había dado el mejor momento y lugar: por aquellos años, la T peleaba por permanecer en la máxima categoría, algo que perdería un tiempo después. Sin embargo, su actualidad no era tan traumática como la de su club, ya que era un habitué de las convocatorias para las selecciones juveniles. De esta manera, llegó a disputar los Juegos Panamericanos 2003, donde se colgó la medalla de oro junto a Jonathan Bottinelli,  Franco Cángele, Hugo Colace, Osmar Ferreyra, Maximiliano López y Jesús Méndez, entre otros. “Los brasileños estaban enfermos. Les dieron la medalla de plata y se la guardaron en el bolsillo”, recordó con picardía, a la vuelta del viaje.

Con el descenso al Nacional B consumado, continuó jugando con los colores albiazules hasta 2006, cuando, agobiado por las deudas, el club tuvo que desprenderse de una de sus máximas promesas. Su próximo destino fue Atlético Rafaela (2006/07). “La experiencia allí fue muy buena. Quedé marginado porque tuve diferencias con uno de los integrantes del plantel y también con el técnico (Juan Amador Sánchez).” Habilidoso pero díscolo, volvió a su provincia para jugar en el club de su corazón: Instituto (2008/10). Con un arranque que hizo ilusionar a los hinchas de la Gloria, la magia de su zurda se fue apagando con el correr de las fechas, hasta que dos expulsiones consecutivas sobre el final del campeonato lo pusieron en el centro de las críticas. El ansiado ascenso no se consiguió y hubo que remarla de vuelta.

En la siguiente temporada sus altibajos fueron más constantes. “Me lesioné antes de comenzar la pretemporada y eso me trajo graves consecuencias a la hora de empezar el torneo”, fue la excusa que empleó cuando las cosas no le salían bien. Con la llegada de Claudio Vivas al banco, su titularidad pasó a estar en duda. Y el jugador no lo pensó: armó el bolso y partió rumbo a Buenos Aires, para sumarse a Chacarita (2010), un club que tampoco le aseguraba estar desde el once inicial. Pero bueno, ya fue (?).

Tras un semestre de escasa participación en el Funebrero, intentó retornar a Instituto, aunque sus aires de divo no lo ayudaron: “Yo no tengo que pedirle perdón a nadie y tampoco voy a pedir una oportunidad. Me voy a presentar a entrenar, porque soy jugador del club.” Con el pulgar para abajo por parte del ex ayudante de Bielsa, no le quedó otra que emigrar.

La primera parte de 2011 lo encontró en Chile, donde jugó para el Ñublense. No le fue bien y así lo reconoció cuando dejó el club a los pocos meses: “La gente se esperaba mucho más de mí, y yo los entiendo porque siempre a un argentino, a un extranjero, le piden mucho más. Lamentablemente no les pude brindar lo que yo sé, todo el fútbol que puedo darle a un equipo, así que me voy con esa deuda pendiente. Le digo a la gente que me disculpe, que me hubiera gustado darle un poco más”. Aunque lo peor lo vivió afuera de las canchas, con la presencia del máximo enemigo de ese país: los terremotos. “Estaba viajando con el equipo y hubo un temblor de como 7 grados. Mi señora estaba en casa. Los teléfonos se bloquearon y no podía hablar. ¡Una desesperación! ¡No sabés como se movía el hotel! No dormí del cagazo, es una cosa de locos. Hay gente que está acostumbrada. Todos cargaban nafta y se iban a los cerros. Pero para uno es tremendo”.

Un viejo conocido, Jorge Ghiso, se lo llevó a Independiente Rivadavia (2011). Jugó poco y solo se destacó por su participación fundamental ante Aldosivi, por la Copa Argentina: erró un penal en la definición desde los 11 metros y su equipo quedó eliminado.

A todo esto, su pase seguía perteneciendo a Instituto, adonde retornaba en el inicio de cada pretemporada aunque no pudiera formar parte del plantel. “Intenté hablar con Franco y no me contestó. Su hermano Hernán tampoco. Dijeron que no me iba a tener en cuenta”, dijo a principios de 2012. Así, tuvo que aceptar la oferta de Alumni de Villa María, que participaba del Torneo Argentino A. Solo un semestre le tomó bajar otra categoría: los últimos meses del año los pasó en General Paz Juniors, jugando el Torneo Argentino B y con Rodolfo Graieb como entrenador.

Sin chances reales de volver a la Gloria, quedó libre y, tras no quedar en una prueba en el Racing cordobés (el DT Luis Islas), se fue a Santiago del Estero para jugar en Atlético Mitre (2013-14). Reapareció en 2016: luego de meter un mal pase a Central Norte, se incorporó a Sportivo 9 de Julio de Río Tercero para jugar el Federal C. A pesar de quedar eliminado en su zona (el equipo jugó 4 partidos sin ganar ninguno, terminando último en su zona) siguió despuntando el vicio en la Liga Regional Riotercerense, con mejor suerte: fue campeón del Torneo Apertura. Y de esta manera, su deslizamiento por el tobogán del fútbol llegó, en teoría, a su fin.

23 comentarios en “Lázaro Ezequiel

  1. Uyyy me acuerdo de este Lazaro, pintaba bien , le había perdido el rastro mira donde termino, en cualquier momento me lo cruzo en la liga barrial de calamuchita a este muchacho, lo voy a reconocer porque le veo un aire al tano Piersimone es la jeta.

    Me gusta

  2. Un tobogán eterno, pero para ser justos (?) , entre todos los Dts que lo fueron empujando hacia abajo siempre… no hay uno que no sea un Dt Baldosero: Juan Amador, Luisito Islas, Graieb, Vivas, los Franco Bros…..y a Ghiso dejémoslo para otra ocasión.

    Que se yo, si lo hubiera colgado el Coco, Gallardo, Bianchi, Bielsa, Martino, etc sería un poco más serio el asunto.

    En realidad no sé si lo estoy defendiendo o tirando abajo de un Scania al Lázaro cordobés.

    Me gusta

    • Amigazo, Córdoba es la meca del técnico baldosero. Sólo en Racing contamos con luminarias como motta, ragusa, (“regalado es caro”, SIC peter marcheta), teglia, negro rodriguez, bonetto, islas.
      Belgrano; beto alonso, mcallister, giovanolli, zamora
      talleres; saporitti, cubilla (qepd), flaco comizzo, mamador sanchez, hoyos (justificación; conocía a messi, era el bufetero de barcelona)
      Pero los contratadores compulsivos de éstos técnicos son las chicas de instituto; ginarte, adorno, compagnucci, higuain, rivoira, vivas, los franco, delfino.

      Le gusta a 1 persona

      • Para agregar, de esos nombres varios estuvieron de paseo en Ecuador, dejaron sus frases célebres, “refuerzos” que a lo sumo eran parrilleros (Ragussa) y algunos se despidieron encendiendo el ventilador (Marchetta).

        Lo triste es que hasta hace poco giraban por muchos clubes ascensores y conseguían trabajo porque cobraban menos que los técnicos locales. Es de hacerles un seguimiento y darse cuenta que esta web debería ser consultada por los directivos de los clubes pequeños para evitar su llegada.

        Le gusta a 1 persona

    • ¿Graieb es técnico?
      A lo sumo es como Marge “Experto en Maquinitas” (?)
      En Guayaquil la parcialidad amarillenta lo recuerda como un espejismo; un hp que se mandó un partidazo el día de su debut, tras eso vivió la “vida suave” y se dedicó a visitar los casinos del puerto principal ecuatoriano.

      Le gusta a 1 persona

  3. Agregale al indescifrablemente fracasado Fuentes que lo llevó a Chaca y juntos partieron de Villa Dihel bajo un manto de ignominia (por llamar de alguna manera a los salivazos).
    En realidad -el cronista no es contundente al respecto- lo echaron de todos lados.
    Cuentan por Alta Córdoba que en uno de sus enésimos regresos ya no sabían como hacer para sacárselo de encima y por consejo de Kudelka le dejaron de pagar el sueldo dos meses para que quede libre. “Dénle la guita a los juveniles, que haga juicio y cobre en cómodas cuotas concursales” habría sido el certero consejo del eficaz Frank, (quién nunca jugó al fútbol).-

    Me gusta

  4. seeee, un grosso este muchacho, metiò selecciòn,metio futbol shileno, (puntos extra por jugar en un equipo que empieza con la Ñ) , tirò fruta, lo percharon en el club de sus amores, metiò Federal C, solo le faltò un equipo griego bien fulero para ser un rol model de la baldosa

    Me gusta

  5. Cómo será lo acostumbrados que estamos a los temblores que ni me acordaba de ese grado 7.

    Sí, para nosotros aquella magnitud es un “temblor fuerte”, que no deja de ser noticia hasta el otro día. Los respetamos: llamamos a nuestros cercanos, qué bueno que estén bien y no les haya pasado nada, sigo haciendo lo que estaba haciendo. Fin de la historia.

    A propósito, Chillán, ciudad donde es local Ñublense, no está en la costa. No hay necesidad de echar agua o bencina (nafta) en bidones ni arrancar para los cerros. O sea, no hay peligro de tsunamis. Da luces de su intrascendente paso por ahí, ya que pareciera que ni sabía dónde estaba parado.

    Me gusta

  6. acabo de leer lo de “grado 7″…sutil, ja
    pido un DTerror para Borghi en la selesion de Chile
    …y tenia otro mas en mente pero se me olvido…

    Me gusta

  7. Ufff me había olvidado de este muchacho.. De ese Talleres me vino a la mente el negro Piriz Alvez que esta en Tacuarembo ahora.. Marche un AALG para el

    Me gusta

  8. Si tenés el mote de promesa y tu primer pase es a Atlético Rafaela lo perdés automáticamente por mas que estén en una categoría superior… Los hinchas de la Crema no se pueden ilusionar: Claramente si fuera una promesa real no iría a Atlético (?). Lo tenía de nombre y de su paso por Instituto y Chaca mas que nada, pero nunca me había llamado la atención su carrera… Un jugador que no es baldosa porque nunca jugó en Primera, pero que salió de Instituto, jugó 4 años en la Gloria, quedó libre y empezó a jugar regionales, habiendo sido titular en Instituto es Facundo Agustinoy. Una figura en el FM 2011…

    Me gusta

    • A propósito de Agustinoy, ya alejado del profesionalismo, el año pasado jugaba un torneo de 7 en Córdoba donde trabajo, La “Liga Messirve”, donde Facundo fue campeón 4 veces seguidas y figura excluyente.

      Me gusta

      • Sabes porque no siguió una carrera profesional? O sea por ahi no era un crack, pero con un buen representante, Chile, Bolivia, alguna liga falopa europeo o la B Metro hubiera currado…

        Me gusta

  9. Como pusieron “ut supra” mezcla preocupante del tano Piersimone y Camilo Garcìa ¿què se tatuó en el brazo, “feromona”? (?)

    Me gusta

  10. Que horrible jugo en Chaca este comuñe. Nunca dio muestras de ser habilidoso. Igual, ese Chacarita de Fuentes daba MIEDO. Con Tito “triangulo” Celio de 0residente todo podia pasar.

    Me gusta

  11. 2da fecha del Nacional B 2012/2: Independiente Rivadavia vs. River.
    Pelota picando, la agarró este supuesto crack con todo el empeine…travesaño.
    Lo único que hizo en 6 meses en Mendoza, LITERAL.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s