Fillol Sebastián

Sebastián Fillol
No hace falta aclarar demasiado que se trata del hijo del Pato, arquero de la selección argentina campeona mundial en 1978 que seguramente habrá querido para su primogénito un futuro en el fútbol. Sin embargo, luego de haberlo intentado, se decidió por otro camino.
Si bien no se trata de alguien que haya llegado a primera, es una historia que merece ser contada. A los 19 años se probó como volante central en Almagro y quedó fichado, pero se cansó y a los seis meses decidió irse. “El fútbol no es lo mío, pero me sirvió para sacarme la espina. Con este apellido tenía que pasar en algún momento por una cancha, aunque ni loco por el arco, ese va a ser siempre el lugar de mi viejo”.
Sus características como jugador se desconocen, pero se especula con un volante de poco sacrificio, esquivo a los roces y volcado totalmente hacia un fútbol fino. “Del uno al diez, yo era un siete”, aseguró Sebastián.
Consultado sobre la opinión de su padre cuando dejó de patearla, supone que efectivamente se habrá desilusionado pero que jamás le dijo nada para no meterle presión.
Se volcó a la educación física y si bien se desconoce si finalizó la carrera, hoy en día trabaja como personal trainer en el Faena Hotel.
Pero eso no es todo. Un día una importante oferta le tocó la puerta y no pudo desecharla. De la mano del Grupo Col Entertainment, cuyo principal objetivo es suministrar soluciones para los nuevos talentos y caras nuevas del mundo del espectáculo, comenzó a modelar y a principios del 2006 llegó a pasar ropa de Roberto Piazza en un desfile en Pinamar.
“La verdad es que yo lo ví y me pareció un chico muy buen mozo, con buena percha, pero me enteré de quién era cuando el desfile ya había terminado. Es más, cuando un colaborador me dijo que el chico era el hijo de Fillol me sorprendió que no se hubiera acercado en ningún momento para presentarse y decirme quién era”, comentó el diseñador.
Padre de un varoncito llamado Valentín y con un aire al actor mexicano Gael García Bernal, sostiene que se debe cuidar de las tentaciones. “En el modelaje estás en contacto con muchas chicas y yo tengo mujer y un nene de 2 años”.
Ah, para las chicas y porque no para los chicos que se preguntan por sus características, mide 1,80 metros, pesa 75 kilos, tiene cabello castaño y posee ojos verdes. Y al igual que su papá, también tiene que ver con la “Passarella”.
Ahora además estudia teatro y cuenta con propuestas para subirse a las tablas en la temporada de Buenos Aires.
Como dijo una desprestigiosa revista de espectáculos, este es el Patito ¿lindo?

Contacto: grupocol@contratacionesonline.com

Cucu

11 comentarios en “Fillol Sebastián

  1. Que cara de bala que tiene, pero por lo menos reconocio que el futbol no era lo suyo, no como “pintita” Gago, que va a comer banco en el REal por una temporada mas, depues va a fichar para un club de garcha de Alemania como el muerto de Insua, y volvera a Boca despues de un par de anos para ponerse la 5 otra vez.

    Me gusta

  2. que bueno que esta el patito! me encantan sus labios, sus ojos, su nariz! es un bombon! tiene pinta de tenerla grande! alguien lo puede negar? besotessss

    Me gusta

  3. El Seba es un fenòmeno.
    Si bien el declaro que el arco era el lugar de su viejo, hoy entrò en el segundo tiempo en el lugar de su padre, en cancha de ferro, a beneficio de los chicos con problemas de obesidad.
    En realidad, habia muchos ex jugadores con problemas de obesidad..

    Me gusta

  4. Este post es re viejo. Ahora, según tengo entendido, tiene una nena y está casado! Es un bombón y buena persona. Creo que sigue como modelo, pero no lo ví más en ningun lado

    Me gusta

  5. Todo el sacrificio que realizo su padre a lo largo de toda su carrera, su surgimiento desde abajo en los potreros, el sacrificio en los entrenamientos no puede heredarse en sus genes. Para eso Sebastian tendria que haberse formado de igual manera que su papa, bien desde abajo y no sobre-llevar el peso de tan alto apellido en el Futbol. Al “Turco” y “lalo”, (Y en menor medida al sobrino), les sucedio cargar con el peso de un apellido, el cual generaba mucha expectative mediatica, sobretodo cuando el 10 empezaba a hacer agua.

    Sebastian se califica en performance del 1 al 10 como un “7”, en un futbol que el practicaba por inercia mas que por ganas y necesidades. Ahora si Sebastian no habria tenido ese apellido y ni la calidad de vida que la fama de su padre le dio’ Entonces teniendo talento y necesidades habria tenido que romperse todo como lo hizo su Viejo para llegar.

    Me gusta

  6. Pingback: TOP 10 de baldoseros con apellido [#10AñosBaldoseros] | En Una Baldosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.