[Baldosa Olímpica] Mal Pase: Julio Velasco al Milan (1996)

velascomilan01

Ya que estamos bien al pedo (?), hagamos el siguiente pasatiempo. Pensemos en las palabras: “Director + Técnico + Argentino + Prestigioso + Unánimemente + Incuestionable” y esperemos que nuestro cerebro envíe una orden en forma de nombre propio hacia nuestras cuerdas vocales, en primer término…

¿Sale alguno? ¡Ni en joda! Alguno va a argumentar que Bilardo es un esquizo, Menotti un chamuyero, Basile un choborra, Bielsa un enfermo, Pekerman un autista, Bianchi un abuelito y el resto unas mentiras… epíteto más, epíteto menos, tal el grado de inteligencia y tolerancia que gustamos manejar los futboleros. Al menos, los de estas tierras…

Sin embargo, existió y existe un Director Técnico Argentino Prestigioso Unánimemente Incuestionable, quien estuvo durante años escondido del gran público ya que trabajaba en un deporte mayormente periférico y por que -dato no menor- sus primeras demostraciones de capacidad en la Argentina las hizo hace aproximadamente 35 años, mucho antes de las trasmisiones de calidad, los canales deportivos, las redes sociales y el gusto por otra disciplina que no sea el fútbol ¿Su nombre? Julio Velasco, de profesión entrenador legendario de vóley…

velascoitalia

Resulta que el fulano éste (?), nacido en La Plata en 1952, fue entrenador de Ferrocarril Oeste entre 1979 y 1982 (ganó las cuatro ligas que disputó), estuvo como segundo entrenador de la Selección Argentina (1981/83) y luego se marchó a dirigir clubes de Italia, donde no solo duró mucho más tiempo que Menotti, Bianchi y Passarella, sino que además ganó sucesivas ligas y copas.

Estos éxitos deportivos sumados a un gran carisma personal, a su probada inteligencia, a una inquebrantable ética de trabajo y al lograr que uno vea al mundo como un lugar bello con tan solo decirte tres palabras (?) lo depositaron como cabeza de la archicompetitiva selección italiana, con la cual fue Medalla de Plata en Atlanta  ’96 y donde además ganó los Mundiales de 1990 y 1994, como para que Bilardo lo invite a su exclusiva mesa con Victorio Pozzo y Franz Beckenbauer…

Fue en ese momento -mediados de 1996- cuando ese señor que descubrió la joda de viejo, llamado Silvio Berlusconi, se vio en la encrucijada por la partida de Fabio Capello como entrenador de fútbol del AC Milan y no estaba convencido sobre el sucesor que le ofrecía el resto de la junta directa: El Maestro Oscar Washington Tabárez. Y ahí  en un yacuzzi con un par de gemelas suecas al Cavalieri se le ocurrió la extravagancia…

“Para suceder a Capello no hay nadie mejor que Julio Velasco… Él es el elegido. Es el mejor italiano (sic) para tal puesto. Y seguirá mejor que nadie con la filosofía que comenzó Arrigo Sacchi”. Por supuesto, la prensa futbolera se indignó de mala manera y lo consideró, entre otras cosas, “una broma de mal gusto”, tal el caso de La Gazzetta Dello Sport.

Pero además, Cesare Maldini, un símbolo del Milan quien siempre había aspirado a tal puesto sin conseguirlo hasta ese momento, puso su mejor cara de póker ante la insólita idea y murmuró: “Velasco es un gran personaje, pero los entrenadores de fútbol no se inventan. No basta ser un ganador para vencer en todas las disciplinas deportivas”.

Finalmente y luego de un par de semanas de rumores, fue el propio Julio Velasco quien tumbó la idea de dirigir a Roberto Baggio, Baresi, Maldini, Boban, Albertini, Weah, Desailly y Davids, entre otros, y de paso tranquilizó a los más puristas de la península: “Tengo otro concepto de las cosas. Berlusconi piensa que alguien capaz y con carisma -como él o como yo- puesto en determinadas condiciones, funciona. Yo creo en la especialización: si no sabés del asunto, el carisma se diluye”.

Velascointer

Ahí fue cuando murió el sueño que teníamos de ver a un argento dirigiendo por primera vez en la historia al AC Milan. Pese a eso, Julio Velasco se vincularía más adelante al fútbol siendo Director Deportivo del Inter y de la Lazio, donde ganaría varios títulos de fútbol. Después volvió al voley, claro, y nunca jamás se cayó su halo.

Sólo podemos concluir que debe ser muy lindo ser un Director Técnico Argentino Prestigioso Unánimemente Incuestionable… pero debe ser mucho más lindo llamarse Silvio Berlusconi.

14 comentarios en “[Baldosa Olímpica] Mal Pase: Julio Velasco al Milan (1996)

  1. Con diez “Julios Velascos” estratégicamente distribuidos en nuestras disciplinas deportivas seríamos potencias mundiales indiscutibles en muchas especialidades y sin necesidad de acudir a lo que necesitan las potencias mundiales para ser líderes de disciplinas.

    Me gusta

  2. Si es por carisma el tano hubiese llamado a Caruso, a los diez minutos de la primera charla el dt ya le estaba diciendo: “che Silvio, decile a la rubia que llame a una amiga y esta noche salimos de joda los cuatro”, por supuesto que los gatos (digo los gastos) van a cuenta del poderosísimo A. C. Milan.

    Me gusta

  3. Jajjj. Qué pecheada el último set. Somos los creadores del término y desde el ’30 para acá es un pecheo tras otro. Anoche Berlusconi, lo hacía tirar al Naviglio Grande con los piecitos en un enorme taco de cemento.

    Me gusta

  4. Velasco es el mejor técnico de un deporte por equipo que ha habido en la Argentina, así como la generación dorada ha armado el mejor equipo de todo los tiempos. De ahí a que pueda dirigir un equipo de otro deporte lo veo dificil solo el Gran Holan puede conseguir eso.

    Me gusta

  5. Genio Velasco…es increíble lo claro que transmite las cosas sin ponerse a gritar como un boludo o vender humo.
    Guardiola cuando jugaba en el Brescia lo conoció y ha reconocido que es una de las personas que más lo ha influido para lo que ha sido como técnico…

    Le gusta a 1 persona

  6. Velasco hace lo que puede con lo que tiene. Esto es como la máxima Homeriana (S): “Para una mentira hacen falta dos partes, una que la diga y otra que la crea” El Periodismo infla situaciones por necesidad y luego pasan las cosas que pasan. Por eso, en procesos donde se encuentran involucrados jugadores aún juveniles, es mejor ser prudente y no dejarse llevar. Y no quiero decir que los jugadores de volley de nuestro seleccionado masculino sean una mentira porque los Clásicos son un partido aparte siempre en cualquier disciplina y en ésta en particular Brasil siempre nos gana casi que con la camiseta, y es conocido que cuando ellos llegan mejor nosotros los eliminamos de algo y cuando nuestro equipo es algo superior cae derrotado por los “canarinhos”. Así las cosas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s