TOP 10 de posts emotivos [#10AñosBaldoseros]

¿Cuál es la máxima finalidad de En Una Baldosa? Seguir con el choreo hasta donde se pueda. Narrativamente hablando, lo que buscamos en un baldosero es, más allá de su performance futbolística, alguna historia o dato que complemente lo que hizo en una cancha. Y, aunque este sitio esté relacionado muchas veces con el humor y la chispa (?), hubo varios casos de tipos que pasaron por algo peor que meter un gol en contra o irse al descenso. Sin embargo, decidimos homenajearlos, aunque la emotividad le gane a la risa. Por orden cronológico de publicación (nótese como en un principio éramos más fríos en nuestros relatos, con el tiempo nos fuimos ablandando y terminamos siendo unos sensibles), resaltamos los siguientes nombres:

Efford David Chabala
El 27 de abril de 1993, la selección de Zambia viajaba rumbo a Dakar, para enfrentar a Senegal, en un partido válido por las Eliminatorias del Mundial ’94. Tras una escala en Congo, el avión sufrió el incendio en uno de sus motores y se precipitó al mar. Sus 30 ocupantes murieron. Entre ellos se encontraba este arquero, que apenas jugó un partido en Argentinos Juniors.

Rubén Alejandro Bernuncio
Uno de los casos más recordados: el jugador de San Lorenzo quedó cuadripléjico a causa de un accidente automovilístico y atravesó una gran cantidad de operaciones. A pesar de su esfuerzo y de la ayuda brindada por Futbolistas Argentinos Agremiados, una insuficiencia renal le puso fin a su vida cuando sólo tenía 23 años.

Hernán Florentín
Los dramas no siempre se visten de luto, y hasta pueden ocurrir dentro de la cancha. Algo así es lo que vivió este defensor paraguayo que jugó en Boca y Ferro, entre otros. Sus horas más trágicas las pasó en All Boys: en un partido frente a Central Córdoba sufrió un golpe que derivó en un paro cardíaco. Estuvo una semana en coma, hasta que despertó. Salvo su vida de milagro. Y el fútbol quedó en un segundo plano.

campagnadario.jpg

Rubén Bihurriet y Darío Campagna
Uno, de Newell’s. El otro, de Central. Bihurriet, a punto de sumarse al Deportes Quindío, había sido acercado por Campagna, de recordado paso por el fútbol de Colombia. Un terremoto se los llevó para siempre cuando ambos estaban en aquel país. el 25 de enero de 1999.

logohastasiempredario.jpg

El fallecimiento de Darío Dubois
Una noticia que nos pegó fuerte: en un confuso episodio, nuestro amigo, con el que habíamos compartido un Encuentro Baldosero, había sido baleado y murió a los pocos días, golpeándonos a todos. Lo despedimos con un emotivo texto. No lo olvidaremos.

colombojuan1.jpg

Juan Colombo
Una historia fuerte. Para leer y releer. De Estudiantes de La Plata a las Islas Malvinas, sin escalas. En 1982 entrenaba con la Primera División del Pincha y, de un día para el otro, lo mandaron a una guerra cruel. Vio el drama y la muerte de cerca. Volvió para seguir viviendo. Y para contarlo.

bravoruben

René Bravo
No tuvo ni tiempo para demostrar sus cualidades antes de que un accidente automovilístico se lo lleve para siempre. Jugaba en Argentinos Juniors y solo tenía 20 años, cuando perdió la vida mientras viajaba para visitar a su familia en Añatuya, Santiago del Estero. El Nano Areán, técnico del Bicho, le comunicó lo ocurrido al plantel en la charla previa a un partido y, al borde del llanto, anunció que abandonaría su puesto al finalizar el mismo, sin importar el resultado.

Amílcar Moreno
Ex arquero de Vélez, volvió a nacer el 30 de diciembre de 2004. Sobreviviente del incendio en República Cromañón, nos contó su historia, y como pudo sobrellevar las consecuencias. Un relato en primera persona impactante. Pasen y lean.

Especiales: Obligados a abandonar el fútbol por enfermedad
Hace poco realizamos un informe donde rescatamos jugadores que debieron colgar los botines a la fuerza, por razones de salud. Algunos terminaron mal, otros la siguen peleando y hasta hay un caso distinto a todos, el de Ariel Giaccone, que decidió abandonar el fútbol por una causa más que justa. Un ejemplo.

Gustavo Juárez

No hay muchos jugadores que se hayan suicidado estando en actividad. Y para que su nombre no quede en el olvido, incluimos en el listado a este futbolista que pasó por Instituto y Belgrano antes de dispararse en la cabeza y conmocionar al mundo del fútbol cordobés.

TOP 10 de Área Chicas [#10AñosBaldoseros]

Cuando me dijeron desde EUB: ¿te animás a participar de los festejos por los 10 años del sitio armando un ranking histórico y simbólico de Área Chicas? Sentí esa sensación de “pibe, prepará el bolso que hoy concentrás y jugás el domingo”. Es que nunca pensé que mis humildes comentarios pajeriles y mi improvisado ranking anual 2014 de chicas alcanzaran tanto éxito (?).

Luego de la emoción (?) inicial me puse a mirar tetas y culos por doquier en la web trabajar y me di cuenta de lo difícil que es elegir 10 minitas entre más de 300. Es como si te dijeran “elegí una para pasar una noche de desenfreno total con ella”. Parece una boludez, pero si están todas buenas, ¿con cuál te quedás? En fin, seguramente cada uno tiene sus fetiches y elegiría según sus preferencias (por algo las páginas porno tienen tantas secciones). En mi humilde saber y entender, estas son las 10 minitas elegidas como símbolo de la sección que tantas horas de paja reflexión nos ha brindado.

1 – Edurne (de De Gea)

Perfecta modelito. Todo en su justa medida, belleza, curvas y una actitud de: “no sabés lo que soy capaz de hacerte”. Además belleza 100% natural, que le da un plus sobre las tuneadas y la hace más alcanzable para los pobres giles que nos deleitamos con los posts de Area Chicas. Como estará de buena, que fue posteada dos veces en el sitio sin que se dieran cuenta. Lástima que el segundo post lo borraron. Ni olvido ni perdón, putitos (?)

2 – Silvina (de Mantilla)

La foto lo dice casi todo. Y si buscan el video en los viñedos les termina de completar la frase. En Silvina tenemos a la mejor de todas las botineras faranduleras que aparecen en el sitio, dejando atrás a pesos pesados como la Gianni, Karina, la Anderson, las Nara y la Guercio.

3 – Yanina (de Di Gregorio)

El homenaje a la belleza de barrio. A la que estaba más fuerte en la secundaria. A la minita alcanzable por cualquiera de nosotros. Casi todos los comentarios coincidieron: sin ser una de esas perras en celo, destila sensualidad y además es ideal para llevarla a casa el domingo a comer los ravioles. Alguien agregó: y seguro te cae con un kilo de helado de marca de regalo. Una de esas que si enganchas, te cortás de tus amigos y de tus vicios, hasta diría que vale la pena pasar por el Registro Civil.

4 – Cassie (de Essien)

Morocha terrible. Esa piel color café con leche, esa cara que derrocha actitud y esas dos enormes razones que te llaman, como diciendo: préndete a una buena turca con final feliz poneme en el ranking.

5 – Carolina (de Pavone)

Demasiado pan dulce para el muerto de Pavone. El mejor traste de Área Chicas (al menos el mejor fotografiado) le gana la pulseada a Luly (de Navarro) en un cacha a cacha apasionante. Además cuerpito y pechos que no desentonan. Como para darle hasta que Pavone sea ídolo en River.

areachicasvalentinadezambrotta.jpg

6 – Valentina (de Zambrotta)

Más tetas de la que cualquiera de nosotros puede soportar. Además tienen toda la pinta de ser naturales. A algunos les parecerá una desproporción y para otros será la número uno. Lo que nadie puede negar es lo mucho que nos entretendríamos entre esos dos enormes globos.

7 – Susana (de Goycoechea)

Para los que tienen 40 pirulos o alguito más, no hace falta dar explicaciones. Símbolo del destape de los ’80, la negra Romero con semejante foto (felpudo incluido) no podía quedar afuera. Para los más pibes que quizás no la conocen, al lado de la palabra MILF en el diccionario (?), debería ir esta foto.

8 – Daniella (de Ronaldo)

En realidad es un homenaje al gordo (crack adentro y afuera de la cancha), que aparece nada más y nada menos que cinco! Veces en el sitio (y todas con minitas de 7 para arriba). Daniella la mejor de todas, dejando atrás a Milene, Raica, María Beatriz y Paula. Nos quedaron un pasito atrás Jonathan Ferrari y Cobelli, que también repiten Área Chicas, pero al gordo no pueden ni atarle los cordones.

carlitadelaurito

9 – Carla (de Laurito)

Una mención especial a la buena onda. Si bien alguno puede opinar que está un poco excedida de postres y quedaron terribles perras afuera, hay que recordar que ella misma envió fotos para que el sitio las publicara, es seguidora de EUB y eso la hace acreedora de una mención en este ranking. Además de las generosas piernas y la actitud gauchita, no cualquier botinera nos sigue. Matate, Evangelina Anderson.

10 – Vanessa (de Alex Rossi)

El último puesto del ranking se entrega simbólicamente a la última entre las últimas. La más fiera de la historia. Mirá que es difícil ser más fea que Wahiba (de Ribery) –y que el propio Ribery. Difícil pero no imposible, sino pregúntenle a la señora de este baldosero brasileño que piso nuestra tierra jugando para Central y Bánfield. Con esta, el cuco toma la sopa, hace la tarea y se acuesta a las diez de la noche.

ALEMANN

En la Feria

Y llegamos a la Feria del Libro, nomás. Una gran tarde fue la que vivimos ayer en La Rural, compartiendo un rato con los lectores del sito y seguidores de Twitter, que compraron el El Veraz del Fútbol para que se lo arruinemos (?) con una dedicatoria.

Así fue como nos tocó conocer a flacos que venían desde bien lejos, comiéndose no sólo el largo viaje, sino también una cola interminable para poder ingresar al predio. También nos tocó hablar con madres que eran mandadas por sus hijos, bajo la consigna: “traeme el libro de esos vagos que escriben sobre fútbol”. Todos, pero absolutamente todos, con buena onda. Y eso es lo que valoramos.

A pocos metros de donde estábamos, por ejemplo, Alejandro Dolina firmaba ejemplares. Casualmente a él le atribuyen, aunque lo niegue sistemáticamente, aquello de que “todo lo que hace uno en la vida es para ganarse minas”. Bueno, En Una Baldosa es un poco eso. Y aunque todavía no logramos el objetivo, las ganas están intactas (?).

¡Gracias a todos!

El Veraz del Fútbol se consigue en

– Feria del Libro, La Rural, Pabellón azul, stand 415, Buenos Aires.

– Senillosa 6, Caballito, Buenos Aires.

– La Paz 3034, Rosario.

Consultas por envios a todo el país

Mail: enunabaldosa@digitoa.com.ar
TW: @DigitoA
FB: facebook.com/elverazdelfutbol

Diez años

Nano de Turdera: Conocí el sitio a través de una revista partidaria que me dieron en la cancha, allá por 2007. En una de las páginas interiores, se contaba la historia de un baldosero y, como fuente, aparecía: enunabaldosa.com. Entré, leí, me envicié con El Forito, envié material, escribí, gustó y me quedé. Hoy formo parte del staff, conocí gente copada, hice amigos y no podría imaginar ratos libres en el trabajo sin pasar por acá. Eso sí, de ponerla ni hablar.


Cucu: Cuando di con la página, sentí como que ya la conocía de antes. Y llegué justamente a ella buscando que había sido de la vida de… Siempre con amigos recordando viejos nombres, necesitaba un lugar donde volcar todo eso absorbido durante años. La consideré propia desde la primera vez, y más aún cuando empecé a mandar historias un poco más elaboradas. Ese fue mi gran aporte junto a Malvestitti. Fue un 2005 fatídico, las horas frente a la máquina o escaneando las colecciones de revistas empezaron a desviar el rumbo universitario. Y no me arrepiento.


Pastor: En una epoca me dedicaba a leer los comentarios de LR! y borrar a los giles que dejaban la publicidad de su blog, pero una vez no se muy bien porque, me meti al link, vi que habia un post de La Grotteria y no me fui mas. Bah, me fui y volví para irme definitivamente. Lo que mas me acuerdo eran las epocas de Football Manager: aparecia algun futbolista en el ascenso europeo, investigar a ver dónde jugó y la tarea mas dificil: encontrar una foto…tendriamos que haber inventado facebook para tener que buscar menos y hacernos billonarios, pero no se dio. Para terminar una confesion: siempre quise meterme en problemas legales para tener al Dr. Lucas Vivas de abogado defensor. No se olviden de pasar por El Forito.


El Mencho: No recuerdo la primera vez que entré, pero como fiel amante del cine de acción, mi primera búsqueda fue Abelardo Vallejos, injustamente olvidado por Stallone en Expendables. La Baldosa comenzó siendo una forma divertida de perder el tiempo en el trabajo y terminó siendo bastante más que eso: un vicio del que no me rescata ni el Dr. Miroli.


El Gonza Tricolor: Cuando comencé a leer la baldosa, me llevó a esa época en que me juntaba con mis amigos y recordábamos la vida de algunos jugadores que pasaron por tal o cual equipo. Me pareció una idea novedosa y de a poco se convirtió en algo habitual ingresar al sitio y leer las historias. Hoy, no hay día que no entre a leer los posts, las secciones, el foro. Cuando pasa algo que es sección en la web, lo primero que hago es subirlo al foro de la baldosa para que pueda ser posteado, de más esta decir que estas cosas que comento en estas líneas hacen que la baldosa y toda su gente sean considerados grandes amigos. Por eso, cómo no sentirme parte de estos 10 años del sitio.


Natalio: En una Baldosa para mi es algo impensado. Es la insistencia de mi amigo Roberto, desde el Distrito federal mexicano, para que viera el blog. Es la casualidad que una de sus últimas visitas al país coincidiera con el Primer Encuentro Baldosero, fuéramos para jugar un picado delante de Orestes Kastorosz (quien al terminar me dijo “vos en mi equipo serías titular” y no dirigió nunca más) y conocer al que hoy es un gran amigo que confió en mi para encargarme el documental del que va a ser el viaje de su (y la de Nico, Cabeza y yo) vida.
En una Baldosa es el partido que perdí por treinta y dos goles de diferencia. Aunque sigo creyendo que ese fue mi mejor partido (?) En una Baldosa es entender las cosas de otra manera y haber encontrado gente con la que hablamos el mismo idioma. Cuando hablo del blog, siempre arranco diciendo “ellos” y me como alguna que otra puteada por no decir “nosotros”. Pasa que el universo baldosero se hizo gigante en estos diez años y siento que, a pesar de tener la camiseta puesta y estar desde la primera hora, mi aporte es minúsculo. Pero sintetizando, En una Baldosa me sorprende. Y para mi, que lejos estoy de sabérmelas todas, pero pocas cosas me asombran hoy en día, es muchísimo.


Mero: La baldosa es un sentimiento, un grupo único de futboleros enfermos, gente que no solo se acuerda de lo que el mainstream quiere. Es amistad (llora) y conocimiento (?). La descubrí allá por el 2007, googleando y empeée a forear ese mismo año (con muchos errores hortograficos). Hay veces que te dicen “¿Vos escribis en EUB?” y te destacan la página, la buena onda…igual no me sirvió para ponerla putos. Por eso vamos por 10 años más.


Cazador: Diez años de En Una Baldosa. Todavía recuerdo cuando Juan me pasó un link por MSN con una foto de Maradona con la copa en México y una leyenda que prometía algo que cambiaría la historia pero no se sabía cómo. Así fue como molestando en Hattrick, Managerzone y algunas páginas más empezó a tener más lectores. Luego empezó la organización del primer encuentro, donde se me había ocurrido que Orestes Katorosz fuese el padrino, pero era una idea nada más, un deseo mío que se cumplió una semana antes al cruzármelo en San José y Alsina (Congreso), lo saludé y se prestó sin problemas a presenciar ese encuentro épico. La leyenda cuenta que a 5 minutos de empezar la hora de alquiler en esas canchitas de Papi Fútbol de Serrano y Muñecas, no había llegado nadie, ni siquiera quien suscribe (que por ese entonces, prácticamente era local), pero llegamos todos juntos, incluso Katorosz.
Después hubo un tiempo en el cual no pude colaborar por no tener PC ni internet, pero me las arreglaba para seguir buscando información. En ese crecimiento aparecieron los que le dieron el golpe de horno para que termine de despegar: Cucu, Keyser Soze, Pastor y Nano, con el aporte de más lectores enloquecidos con esta idea de seguir mejorando. Diez años geniales, con jugadores que putearon, jugadores que se alegraron, pero siempre con humor.


Doctor_JR: Entré al sitio hace unos siete años buscando material sobre trayectorias. Era una sensación ambigua, porque si bien era una maravilla desde lo histórico y estadístico, con escasos errores, los textos tenían ese toque de agresividad que hacía dudar de la veracidad de la información. Me sumé al foro a mediados de 2007 y me encontré con un grupo de personas que disfruta del fútbol y de su historia. Que no le falta el respeto a las personas sino que busca reirse de las situaciones que lo ameritan. El sitio mejoró notablemente. Desde la redacción hasta la presentación en la web. Desde el estilo hasta las secciones. Y demuestra día a día que el fútbol es una cantera inagotable de información. Lo importante es saber buscarla y reflejarla en un texto, adornado con una buena fotografía. El día que hagamos esto por guita la vamos a romper (?).


Germán: Soy lector de la Baldosa casi desde su inicio, y llevo unos cuatro años colaborando con el sitio. El cariño que le tengo es el mismo que tengo por el fútbol de mi infancia, por las viejas revistas hoy marchitas y las transmisiones radiales de 10 partidos simultáneos. Escribir en EuB me trajo la satisfacción de recordar, reír y disfrutar con historias que yo mismo creía perdidas en mi memoria. Enhorabuena (?).


Cabeza: No me acuerdo si fue a mediados de 2004 o un poco después cuando en un foro de Hattrick el usuario argentino “Cazador” posteó algo así: “entren a este sitio http://www.enunabaldosa.blogspot.com”. Como en esa época no creía en el spam y quería a toda costa alargar mi pene, le di click a ver si de una vez por todas se cumplían las promesas que llegaban a mi casilla de correo. Mi pene siguió igual pero pasó algo mejor: descubrí la página que me gustaría haber inventado. Los jugadores que recordábamos en cada asado tenían su lugar y quedarían homenajeados para siempre gracias al poder inescrupuloso de internet. Después creció, dejamos de ser un puñado para ser cientos de miles pero la Baldosa nunca cambió su esencia y mi amor a la página se mantiene, junto al orgullo de tío que vio al sobrino debutar con la Gorda Aguafanta y 10 años después lo ve haciendo el 69 con Karina Olga. Esta página me inspiró en mas de una vez, me permitió hacer amigos y me llevará a la Copa del Mundo ¿Cómo no la voy a querer? ¿Cómo no voy a festejar estos 10 años? Levanto mi vaso con whisky por En Una Baldosa, lectura diaria desde el año 2004. Festejen, putos, festejen.


Calala: No recuerdo cómo fue que llegué a En una Baldosa, si que rápidamente nos pusimos en contacto y de la nada estaba colaborando, en un principio con fotos para En el Placard (primer post Quilmes albiazul), como postero invitado (?). Hoy tengo mi propia sección en el sitio y la verdad es que lo disfruto muchísimo porque me dieron el lugar en lo que mas me gusta: el boxeo, algo que nada tiene que ver con el origen la pagina, pero si tiene mucho que ver con quienes las visitan.


Keyser Soze: Llegué a la baldosa en algún momento del segundo semestre de 2005. Para ese entonces, ya eran unos putos que salían en Olé y coqueteaban con la “F”ama, pero a mí me la presentó un pibe que conocía del Fotolog (sí, no se hagan los pelotudos, todos usaron esa mierda para ponerla), en la época pre Cumbio. Casualmente, antes de conocer la baldosa, siempre movilizado por el “¿Qué fue de la vida de?” y cuando en realidad tendría que haber estado estudiando para terminar el secundario, había empezado a rastrear a centenares de jugadores que habían pasado por las inferiores de Boca de 2000 en adelante. Había juntado muchísimo material y necesitaba hacer algo con eso. Creo que abrí un blog que no duró mucho más que 3 o 4… horas. Al principio, entraba una o dos veces por semana y leía todo de un saque. Me cagaba de risa con los textos y –fundamentalmente- con los comentarios. A mediados de 2006, y después de haberme registrado en lo que fue el embrión de #ElForito, me animé a mandar una de las historias que dormían en ese archivo .doc que había empezado un año antes. Un par de días después apareció publicada. Al poco tiempo mandé otra, y después otra, y después otra. Y así me sumé al staff. ¿Lo que más disfruté (?) hacer? Sin dudas fue la migración de Blogger a WordPress. Tres noches moviendo manualmente el contenido de tres años de laburo de una plataforma a la otra. Estaba enfermo y no podía salir de casa, sí. No, mentira, alguna vez enumeramos la lista de robos (?) / cosas que hicimos en EUB y participé en casi todos. Desde los encuentros baldoseros hasta viajar a un Mundial, publicar un libro (!) y un sinfín de choreos más que deben estar por venir.


Juan: Hace 10 años yo era un periodista poco feliz, debo reconocer. Me aburría casi todo lo que me ofrecía la profesión. Había cosas para hacer, por supuesto, pero todas me resultaban ajenas. Hacer una nota me aburría, desgrabar me aburría, sumar contactos a una agenda me aburría, laburar para otros me aburría. En definitiva, quería seguir siendo periodista pero no encontraba mi lugar. En Una Baldosa fue eso, ubicar un espacio propio en el que podía hacer lo que tuviera ganas, aunque solamente me gustara a mí. Por suerte le gustó a mucha gente, entonces eso con el tiempo me permitió encontrar algunas otras cosas: amigos, amores, trabajos, viajes, asados, partidos de fútbol y todo lo que hace feliz a cualquier persona, no solamente a un periodista. En Una Baldosa es eso que ocupa mi cabeza cada día, desde que me levanto hasta que me acuesto. Y créanme, hace 10 años que no me aburro.

El Padrino

El Veraz del Fútbol contiene, entre otras cosas, un prólogo de la pluma de Orestes Katorosz. Es buen momento, entonces, para compartir esta gema en video que ilustra la vida y obra de nuestro padrino.

El Veraz del Fútbol se consigue en:

DígitoA. Senillosa 6, Caballito, Capital Federal.

Digitoa.mercadoshops.com.ar (Envíos a todo el mundo)

Consultas

Mail: enunabaldosa@digitoa.com.ar
TW: @DigitoA
FB: facebook.com/elverazdelfutbol

El Dubois que conocimos

Al día de hoy, mucha gente que recién conoce el sitio o que no está muy relacionada con el mundo del ascenso, nos sigue preguntando quién fue Darío Dubois, ese tipo al que mencionamos en muchas oportunidades. Lo más simple, en esos casos, es recomendar el artículo que ilustra su historia, pero a veces eso termina siendo insuficiente.

No es que nos interese el golpe bajo ni mucho menos, pero a 6 años de su muerte, bien vale entonces un homenaje para recordar cómo era Darío, el Loco, aquel que nos tocó conocer.

Nuestro primer contacto con él fue en abril de 2007. Le queríamos hacer una nota, pero no sabíamos cómo ubicarlo. Finalmente lo conseguimos por intermedio de Daniel Console, periodista e integrante del Forito de En Una Baldosa. Encontrarlo a Darío, de todas maneras, no fue fácil. Algunas veces nos atendía la madre y nos pedía que llamáramos más tarde o al día siguiente. Otras veces nos atendía él, pero la comunicación se cortaba. Así estuvimos algunos días, hasta que finalmente pudimos coordinar una entrevista telefónica en la Rock & Pop Beach de Mar del Plata. ¿El resultado? Lo que escuchan acá:

[audio:http://www.enunabaldosa.com/audios/notadubois.mp3%5D

Unos meses después lo volvimos a contactar porque se nos ocurrió que podía ser una buena idea tenerlo de invitado en el 3º Encuentro Baldosero. Claro que arreglar tampoco fue sencillo. De nuevo tuvimos que llamar varias veces, hasta finalmente encontrarlo y explicarle qué carajo era lo que queríamos hacer. “¿Jugar al fútbol? Mirá que estoy lesonado, eh, pero voy igual”, nos dijo, sin entender demasiado de qué se trataba En Una Baldosa.

No podríamos describir hoy lo entusiasmados que estábamos en la previa a ese encuentro del 1º de diciembre de 2007. Pensábamos hasta en pintarnos la cara al mejor estilo Dubois, pero finalmente decidimos hacer unas remeras con su imagen. Y fue un acierto.

Ni bien llegó al Complejo Catalinas, en Buenos Aires, preguntó: “¿Acá es la Rock & Pop Beach?”, desatando los primeros aplausos, risas y caras de incredulidad entre los presentes. Al toque, nos presentamos y se dio cuenta de que su imagen aparecía en nuestras remeras. Ahí nomás se emocionó: ¡¿Ese soy yo?!, sin comprender demasiado el por qué tanta admiración.

Una vez en la cancha, fue figura junto al otro gran invitado de la jornada, el Flaco Lamadrid. Ambos marcaron la diferencia por ser jugadores profesionales (y sobre todo porque nosotros éramos unos muertos), pero además dejaron todo lo que tenían. Sobre todo Darío, que cargaba por entonces con una lesión de ligamentos y no dudó en tirarse al piso (alfombra) cada vez que la situación lo requería. De hecho, sintió un dolor en la rodilla y tuvo que salir, porque aún esperaba recuperarse para volver al fútbol de los sábados.

Después del partido vino lo mejor. El post-encuentro en el buffet, donde Darío habló de política, de fútbol (ni sabía que Olimpo estaba en Primera División) y de la vida en general. Fue un grato momento en el que fue uno más de nosotros y eso quizás era lo que lo hacía más querible.

Unos meses más tarde nos desayunamos con la terrible noticia de que el Loco había sido baleado en un episodio no demasiado claro. Intentamos comunicarnos con él, dimos con la familia y con algunos allegados, pero la cosa no era sencilla. Darío estaba en grave estado, internado en el hospital Paroissien.

Una noche, casi sin imaginarlo, sonó el teléfono. Era una persona que nos decía que Darío quería hablar con nosotros. Fue así que después de algunos llamados, pudimos dar con él. Todavía estaba internado, pero un poco mejor. Se lo notaba herido, con pocas fuerzas físicas, pero mentalmente fuerte. Nos dijo que estaba mal, pero que se iba a recuperar. Y nos pidió, sobre todas las cosas, que difundiéramos su estado, él quería que se supiese que lo habían querido matar y que estaba grave. Preguntamos las razones, queríamos saber detalles de aquel episodio violento en el que había resultado baleado, pero nos contestó que no podía, que otro día nos iba a contar la historia. No pudo.

Hoy la historia, su historia, la contamos nosotros. La del Dubois que conocimos, El Loco.