Luque Gustavo

Gustavo Jorge Luque

Defensor con pinta de empleado bancario que con mucho esmero logró disputar algunos minutos en Primera División gracias a la generosidad de Carlos Babington y Alberto Fanesi, los técnicos que le tuvieron algo de confianza.

Bajo el mando del actual Presidente de Huracán le tocó debutar oficialmente en el Globo, cuando ingresó por Sergio Saturno en la victoria ante Ferro por 2 a 0, correspondiente al Apertura ’90. Su segundo y último partido en la elite recién le llegaría en el Clausura ’92, con un triunfo por igual marcador ante el Quilmes de Trullet. En total jugó 20 minutos, cosechó 4 puntos y a su equipo nunca le hicieron un gol. Lo que se dice una planilla brillante.

El Porvenir lo tuvo en sus filas entre 1993 y 1995. Ese período en la Primera B le sirvió para hacerle un gol a Atlanta y asegurarse la contratación en la temporada siguiente. Llegó al Bohemio para la 1995/96 y enseguida se relacionó con Alcami, Marabotto y José Luis “comíamos en un Mc Donalds a tres dólares por cabeza” Campi, entre otros.

Se comenta que los directivos de La Salteña lo vieron lucir tan bien su marca que lo convencieron para que se disfrace de empanada y desde ese entonces está haciendo promociones por la calle. No sabemos si es de carne o de pollo.

Insúa a River 2002

insuaariver.jpg

El rumor se había hecho tan fuerte que Federico Insúa tuvo que salir a hablar de su pase a River Plate en el verano de 2002:

-¿Cómo creés que te vas a adaptar a River?

-Se me hace difícil hablar de eso porque como te decía antes aún no firmé nada. Y por respeto a mis compañeros actuales y a los hinchas de Argentinos no me quiero apresurar. Aunque pienso que mi manera de jugar se asemeja a la de River. Siempre intento jugar y ser el creador de mi equipo. La continuidad que tuve me ayudó para que se esté dando esto.

-Al final de cada campeonato siempre se hablaba de que te ibas. Porqué no fuiste antes a otro club.

-Siempre se habló pero al final se caían los pases. De River también, pero eran rumores. Por suerte ahora es distinto. Creo que es un buen momento para pasar a River.

Los que si se apresuraron fueron los del Diario Olé, que no dudaron en confirmar la noticia en la tapa del 11 de enero de ese año. La transacción, que también contemplaba el pase de Damián Álvarez a Argentinos Juniors, quedó en la nada porque D’Alessandro no fue transferido a Europa. Y el Pocho terminó jugando en Boca luego de su paso por Independiente.

Irazoqui José Luis

José Luis Irazoqui

Sinónimo de promesa incumplida en los 80’s, arrancó jugando en un grande de la Argentina y luego, como muchos otros, volvió a su pago al no superar el filtro de la fama y todas las exigencias del profesionalismo.

Nacido en Mar del Plata el 3 de diciembre de 1963, fue creciendo futbolísticamente hasta llegar a la Primera División de Boca Juniors, equipo con el que debutó el 17 de febrero de 1985 en la derrota 1 a 0 frente a Altos Hornos Zapla de Jujuy.

Tras 29 partidos oficiales (5 goles) y otros 4 cotejos como suplente en torneos internacionales, en 1988 armó el bolso y se despidió de los íconos xeneizes, como La Bombonera, La Raulito, Bosterix y Cacho “por seis meses no voy a tomar alcohol” Laudonio.

Ni oliendo las prendas con olor a barro y Fate O los sabuesos del ambiente pudieron seguirle el rastro con exactitud. Aunque supimos que pasó por Tigre (26 partidos y 3 goles en la 1988/89), Villa Dálmine (30 y 4 en la 1989/90) y Colón de Santa Fe (21 y 1 en la 1990/91).

Luego regresó a tierras marplatenses para cerrar con dignidad su trayectoria en Alvarado. Allí estuvo durante los 90’s, haciendo goles y participando de buenas campañas acompañadas con grandes frustraciones, como el negado ascenso de 1992 al perder la final ante Arsenal de Sarandí.

(Gracias Daniel)

Maciel 2000

voyalarcomaciel.jpg

El reino del revés. El arquero Darío Sala le hizo un gol de penal al mediocampista Francisco Maciel. Sucedió el 25 de junio de 2000, cuando se enfrentaron Los Andes y Almagro en el partido de vuelta por los cuartos de final del torneo reducido que otorgaba el segundo ascenso a Primera.

Sobre el final del match, el portero Martín Bernacchia se fue expulsado tras cometerle infracción a Caiafa y el multifacético Panchito Maciel tuvo que ponerse el buzo de arquero. Al 1 del Milrayitas , Darío Sala, no le importó el cambio de protagonistas y la mandó a guardar de penal para asegurar la clasificación a la semifinal.

(Gracias Gonzatricolor)

Alessi Leonardo

Leonardo Juan Alessi (El Gordo)

Para las nuevas generaciones acostumbradas a los blogs, el chat, facebook y effeos por reverse, Alesi es el posteador de LR! que tiene la embarazosa tarea de escoger jugadores para las selecciones del Eje del mal y el Eje del bien. Para las viejas camadas de Solo Fútbol, Crucigol y mate amargo (?), en cambio, Alessi es uno que jugaba en Quilmes aunque no se sepa bien de qué ni por qué.

Pasando en limpio, nuestro homenajeado fue un volante central con llegada al gol que tuvo una pasantía en la Primera División gracias a ese experimento cervecero que tuvo resultados fallidos a comienzos de la década pasada. En la A registró 6 presentaciones y marcó un tanto en su debut, ante Talleres de Córdoba, por la cuarta fecha del Clausura ’92. Ese día también hicieron su estreno Mauricio Lescano y Leo Mara Vujacich. El otro gol quilmeño lo hizo el Tatu Peralta. Baldosa al por mayor.

Luego pasó a Defensa y Justicia en el Nacional B (1992/93) y disputó otros 15 encuentros que le sirvieron para confirmar su olfato goleador, ya que marcó en 3 oportunidades. ¿Volvió a la máxima categoría? Ni a palos. Apenas si se movió unas cuadras y en la 1993/94 dejó su huella en la Primera B con los colores de Argentino de Quilmes.

Quisimos saber que había sido de su vida a través de las revistas noventosas pero nos resultó más cómodo rendirnos ante las herramientas de las nuevas generaciones. Utilizando Google, por ejemplo, uno puede darse cuenta de que el Gordo Alessi sigue viviendo en Quilmes y es fanático de Dolina:

Nombre: leonardo Alessi | Ciudad: quilmes | Enviado el: 09/03/2008
no solo alegran enormemente mi alma, sino que cada dia la enriquecen con conocimientos propios de grandes maestros como ALEJANDRO. Lamento mucho no haber descubierto el programa mucho antes.

(Gracias FdM)