¡Maradona técnico!

updateandolalomaradona.jpg

Repasamos los hechos más importantes del mundo baldosero en los últimos días:

 

– Mucho Diego, mucho Diego, pero nadie dice nada de la verdadera noticia de la semana. Alvarado de Mar del Plata se quedó sin entrenador luego de la derrota ante Huracán de Tres Arroyos, y tuvo que recurrir a Lalo Maradona, que se hará cargo del equipo en dupla con el ex arquero Horacio Yonadis. A lo mejor no tiene mucha experiencia en eso de concentrar, pero estuvo encerrado varios días en la casa de Gran Hermano de España.

– Ya que la jornada de ayer daba para todo, El Porvenir no quiso ser menos y contrató al chimentero Luis Ventura como entrenador. Después que no se quejen si se arma cabaret entre Rubén Córdoba, Mauricio Medina Bello y los hijos del chirolita de Rial.

– Hace unas semanas hubo choque de baldoseros en el ascenso ibérico. Fernando Pierucci hizo el gol de Cerro Reyes en el empate 1 a 1 ante el Don Benito de Flavio Frangella y Martín Belforti.

– Hablando de Benito, Félix es el nuevo entrenador de Fénix. El juego de palabras no se detiene.

– Por último, encontramos unas declaraciones que si bien no pertenecen a un baldosero, fueron escupidas por la boca de un representante de Amor a la guita: Daniel Tilger. El ex Chicago ahora defiende los colores de Durazno de Uruguay y parece que la vida le sonríe. “Vivo en pleno centro, en un departamento con otros dos compañeros: Franco Calero y Diego Valdez. Somos tres argentinos y no puedo creer lo bien que vivimos los tres juntos. Nos desenvolvemos muy bien en muchas cosas. Uno limpia, el otro lava y el otro cocina. A mí por ejemplo me gusta limpiar, planchar y cocinar. En ese sentido mi mujer me tiene bien adiestrado. Je. Es más, yo tengo algo muy particular. Muchas veces, estando en Argentina, cuando llegaba a casa de los partidos planchaba un poco para desestresarme“, dijo en una entrevista al Diario El País.

 

Si tenés más información que creas merecedora de este espacio, dejala en los comentarios, comunicate por e-mail o a través de nuestro formulario de contacto.

Vélez Sportlandia/Topper 80’s

bujedo.jpg

Épocas duras en el Vélez Sársfield ochentoso. Durante esa década el club de Liniers fue vestido por Sportlandia y Topper. Pero curiosamente, en algún momento se dio el lujo de combinar la indumentaria.
En la foto, el Gato Bujedo muestra la diferencia de marcas entre la camiseta y el pantalón, que además estaba parchado.

Ramírez Denny

Denny Ernesto Ramírez

Delantero con nombre de cantante de reggaeton que vende 15 discos en Puerto Rico y después viene a la Argentina con un pañuelo en la cabeza y llena el Luna Park con 2 canciones conocidas. Diferencias de profesiones al margen, la historia de Ramírez estuvo bien lejos de emparentarse en cuanto a la popularidad, pero al menos dejó su huella.

Nacido el 14 de abril de 1966 en Laguna Blanca (Formosa), se convirtió en el debutante más joven de la historia de Boca Juniors cuando el 8 de abril de 1982 el técnico Vladislao Cap lo puso de titular en un encuentro ante Mariano Moreno de Junín.

Con menos de 16 años y sin experiencia en divisiones menores, resultó una sorpresa cuando reemplazó al lesionado Ricardo Gareca. “Jugaban Mouzo, Tesare, Córdoba, el Chino Benítez, el Colorado Suárez, Perotti, Trobbiani… Ganamos 2-0 y aguanté los 90 minutos. Me hicieron un penal y me sacaron un gol. Dentro de todo anduve bien, me parece. La camiseta de ese partido se la regalé a mi papá, es como una reliquia“, declaró años más tarde al Diario Olé.

A pesar de ser un atacante habilidoso, su suerte en el Xeneize no estuvo acompañada de buenos rendimientos y tras 9 partidos debió marchar a Estudiantes de Buenos Aires, en 1986, como vuelto del pase del Mosquito Monroig a Boca.

Después de unos años en el Pincha de Caseros, con rotura de ligamentos cruzados incluida, el pibe que también pasó por la Selección juvenil comandada por Pachamé, decidió retornar a su tierra natal para defender los colores de Atlético Laguna Blanca.

Figura reconocible en la zona, seguramente debe asistir todos los años a la Fiesta Nacional del Pomelo, donde tradicionalmente se pueden encontrar chicas que tratan de estar a tono con el cítrico en cuestión.

(Gracias Willy)

Sosa Luis

sosaluis.jpg

Luis Alberto Sosa

Marcador de punta por izquierda que jugó bastante seguido en el Ferro Carril Oeste de mediados de la década pasada. Entre 1996 y 1998 disputó 37 partidos y marcó un gol, ante Huracán, que significó un triunfo para aquel equipo dirigido por Cacho Saccardi.
Contemporáneo de Ferro, Chaile, Sartori, Oviedo, Fossas, Mércuri y el Guapo Flores, no tuvo más remedio que baldosear, mimetizándose con el entorno.

En 1999 se marchó de Caballito y durante mucho tiempo fue una incógnita su paradero. Entre 2001 y 2002 hubo un Luis Sosa haciendo goles en Ferro pero, claro, no se trataba de él, sino de un volante homónimo que surgió del Deportivo Italiano.

Nuestro homenajeado siguió surcando laterales en canchas del under. La sede de San Martín de Burzaco (2002 a 2004 y 2006/07) fue su parada obligada durante varios años en la Primera C, compartiendo momentos con Sergio Sanfilippo y tratando de memorizar el apellido del arquero Cristian Alexis Guastalegname.
Hoy no sabemos dónde está y pensamos seriamente en que aquella foto junto al Panchito Guerrero lo mufó para toda la cosecha.

López Esteban

lopezesteban.jpg

Esteban Fabián López

Durante el Clausura 2003 el Palacio Tomás Adolfo Ducó bien podría haber cambiado su nombre al “Baldosódromo de Parque Patricios“. Y es que durante las 19 fechas de aquel campeonato en el que el Globo apenas ganó un partido, empató 4 y perdió 14, pasaron por el verde césped infinidad de jugadores que alimentan y alimentarán este sitio.

Baldoseros de la talla de Ramón Pedro Ortíz, Raúl Hernán Ariel Fernández, Carlos Camejo, Francisco López Rojas, Sebastián Lipo, Marcelo Da Silva Lima, Darío Pranich, Edson Uribe y Cristian Gabriel Fernández, entre otros, vistieron la casaca de Huracán y sellaron el certificado de la baldoseridad al instante.

Y Esteban Fabián López no podía ser menos, debutó en la cuarta fecha, ante Colón de Santa Fe, en la derrota por 3 a 2. Luego se perdió varios encuentros, y en la segunda mitad del torneo se convirtió en una de las figuritas repetidas, siempre ingresando desde el banco en el complemento. Su mejor recuerdo seguramente sea su participación en el triunfo (el único) ante Banfield, por 1 a 0 con gol de Emanuel “Tito” Villa. A los 33 minutos de la segunda etapa, justamente reemplazó al goleador.

A duras penas hilvanó 11 encuentros en la máxima categoria (8 desde el banco, 3 como titular, 2 partidos completos) antes de despedirse para siempre de los flashes.

Desde entonces, López no le pudo escapar a la trayectoria que el destino les tenía preparada a él y a la mayoría de sus compañeros. A mediados de 2004 se sumó a Huracán de Comodoro Rivadavia (2004 a 2007) donde logró el ascenso al Argentino A en la temporada 2004/2005 y el descenso al año siguiente.

Al parecer, en Racing de Trelew, donde juega desde 2007, se destapó y se convirtió en uno de los goleadores del Torneo Argentino B, convirtiendo 17 tantos la temporada pasada, y ya lleva 2 en 4 presencias en este campeonato.

En estas épocas de vacas flacas donde la selección no le hace un gol a nadie, ya se ven venir las banderas: “Bianchi/Russo/Batista/Diegote: Esteban López es argentino“.