Ojeda Gabriel

ojedagabriel.jpg

Gabriel Germán Ojeda
El puente viejo de San Antonio de Areco, construído en 1857, fue uno de los primeros lugares del país en donde se cobró derecho de peaje. Es extraño que habiendo nacido en esa ciudad, Gabriel Ojeda no se haya puesto pillo para atravesar filtros.
Volante por derecha con dinámica, hizo inferiores en Independiente de Avellaneda y tras quedar libre se incorporó a la Quinta División de Racing. Ahí se mostró como un interesante valor y después de ganarse la confianza del técnico de Primera, Roberto Perfumo, se topó con su primer gran impuesto para seguir escalando posiciones: un partido de verano. Su debut se produjo ante River, en Mar Del Plata, por la Copa de Oro de 1991, casualmente la misma noche en la que debutaba otro baldosero como Sebastián Ablín.
Ojeda cumplió y más allá de una aislada acción espectacular (en la foto, barriendo a la Bruja Berti) no llamó la atención como para ganarse un lugar en la consideración del Mariscal. Después del torneo veraniego no se lo volvió a ver en el plantel profesional y entonces entendimos que se trataba de otra criatura de su coterráneo Ricardo Güiraldes, el creador de Don Segundo Sombra.
Sin embargo, descubrimos con asombro que el ex Racing es una de las figuras del deporte en San Antonio de Areco, tal es así que está considerado como uno de los dos más grandes futbolistas de la zona. El otro se llama Walter Bay, un hombre que luego de 7 temporadas de inactividad, en 1999 volvió a vestir la camiseta del club Unidos, con 42 años, para ser compañero de Ojeda.
Un poco más tranquilos, sabiendo al menos que nuestro homenajeado siguió jugando cerca de su casa, nos queda saber por qué cuernos vendió su negocio hace 3 años:

BOLETIN OFICIAL
La Plata, jueves 14 de julio de 2005 Sección Oficial Transferencias

POR 5 DIAS – San Antonio de Areco. ROBERTO HEGUILLE, DNI 13.012.030 Y GABRIEL OJEDA, DNI 21.436.260 transfieren a Hernán Pablo Fraiese DNI 14.659.494 el fondo de comercio del Servicio de Provisión de Acceso a Internet sito en Arellano 258 S.A. de Areco, reclamos de ley en el mismo.
Mc. 67.166 – jul. 12 v. jul. 18

 

Latrechina Carlos

Carlos Alberto Latrechina
En su afán por ganar, algunos jugadores recurren a distintas artimañas con las que logran sacar ventaja. Están los que se apoyan en un rival, los que se apoyan en el travesaño y hasta los que se apoyan en un pibe indefenso. Carlos Latrechina, tal vez con la intención de inaugurar una nueva rama dentro del rubro, quiso apoyarse en las estadísticas pero se fue de jeta contra el piso. Los números indican que disputó 46 partidos con la camiseta de Quilmes y que sólo marcó 1 gol…siendo delantero.
Hizo su aparición en la temporada 1990/1991, la que desembocó en el regreso del Cervecero a Primera luego de 8 años. Su estreno fue en una derrota ante el Deportivo Italiano por 4 a 2 en la cancha de Español. Ese día ingresó por la tortuga Mario Gómez al inicio de la segunda etapa y se sacó las ganas de jugar su único partido en la campaña del ascenso que tuvo otros protagonistas como Alberto Rodríguez, Marcelo Ruffini, Alfredo Grelak, Martín Di Diego, Lalo Colombo, el Taca Escalante y Alejandro Mulet.
Ya en la máxima categoría, debutó como titular en la victoria 2 a 0 ante Independiente que será recordada por dos cosas: el golazo del Tatu Peralta y el susto de nuestro compañero Calala. En todo el Clausura ’92 Latregol (?) jugó 17 encuentros y sólo marcó el último tanto en un 3 a 0 ante Mandiyú. ¿Su víctima? El baldosero Mari Gauto.
De nuevo en el Nacional B, la temporada 1992/93 no fue nada fácil. Quilmes clasificó al reducido por el 2° ascenso pero quedó eliminado en 1° ronda por Dep. Italiano en cancha de Atlanta y nuestro homenajeado siguió estirando su sequía con otros 16 partidos innecesarios. Al menos compartió el espanto con Sergio Tahuichi Albornoz, Fabián Alegre, Pablo Rojas (hijo de Rojitas), Luis Marabotto y Sandro Andreani.
Su última temporada en el Cervecero fue la 1993/94, donde sólo jugó 12 encuentros y por supuesto no hizo goles. Siempre suplente y a veces ni convocado al banco, tuvo su despedida en la fecha 32, de local, con un empate 1 a 1 frente a Central Cordoba de Rosario. El equipo terminó segundo a tres puntos de Gimnasia de Jujuy pero se quedó afuera en el reducido en una recordada serie contra Instituto de Cordoba.
Otros equipos como Defensores de Belgrano (1995/96 y 1997/98), Berazategui (1996/97) y Argentino de Quilmes (1998/99), intentaron sacarle el fuego interior pero sólo consiguieron que vomitara pobres actuaciones.

(Gracias FdM)

Gatti Santos 1988

gatti-santos.jpg

Ya lo habíamos visto al Loco Gatti con un buzo correspondiente a otro club. En esta ocasión, se vistió con uno perteneciente al Santos de Brasil. Nos quedan, igualmente, varios interrogantes. ¿En el pantalón tiene el ‘1’ o el ‘0’? Terminado el partido, ¿iba a encabezar una rebelión carapintada? ¿Esa es su mejor cara para posar o un pelotazo en zonas pudendas puede lograrlo? ¿Quién le prestó la vincha? Reconocemos que combina con el buzo…