Decepción, falencias, frustración

Estamos llegando a etapas de definición en la Copa del Mundo Rusia 2018 y ya vamos conociendo los primeros equipos que abandonan la competencia. Quedar eliminados de un Mundial genera la frustración de ver como otra selección que aprendiste a odiar en 90 minutos disfruta de tu sueño y también el pánico de no tener revancha. Se juega cada cuatro años, no todos tienen la chance de repetir; por eso hay que enfrentar el fracaso mundialista como se debe: ejerciendo la mayor cantidad de violencia posible. En un estado de emoción violenta podés atacar a tu grupo de amigos, a tu familia y ¿por qué no? a los culpables de tu mal momento; en este ranking de represalias vamos a por las víctimas de los hinchas que eligieron la última opción.

5) Selección Argentina -1958

Mas conocido como El Desastre de Suecia, fue hasta la eliminación a manos del Loco Bielsa en 2002 la mayor vergüenza del fútbol argentino. La participación de Argentina en ese Mundial fue el retorno a la competencia después de la Copa del Mundo 1934 y según los periosidas de la época, el equipo iba a traer el trofeo. La excursión no salió como preveían y tuvieron que conformarse con jugar solamente los tres partidos de la Primera Fase. La selección debutó con la casaca del Malmo IK contra Alemania Federal ganandJAJAJA SE LO CREYERON, obvio que ganó Alemania como casi siempre pero enseguida llegó la recuperación contra Irlanda del Norte, ambos partidos terminaron 3 a 1 y eso le dio la chance a los albicelestes de llegar a la última fecha en segundo lugar. El rival era Checoslovaquia, que no perdonó ni el lumbago de Pipo Rossi: 6 a 1 y a casa.

Guillermo Stábile que dirigía desde 1939 y había ganado 6 Copas América (incluso la de 1957), se tuvo que ir, Ángel Labruna que había sido convocado de apuro se retiró de la selección, Amadeo Carrizo renunció a la selección hasta 1964 y el presidente de AFA zafó porque era amigo de Frondizi. Lo mejor estuvo a cargo de los periodistas deportivos que al igual que hoy, le dieron manija a su público y lograron que 10 mil personas fueran a Ezeiza el 22 de junio de 1958 a esperar al plantel con palos, piedras y monedazos. Según el propio Carrizo, estaba todo tan armado por la prensa que el avión aterrizó más lejos de lo debido y los obligaron a caminar hasta la terminal quedando a disposición de la turba iracunda. ¿Vieron que decirle inglés a Verón no es para tanto?

4) Joseph Antoine Bell -1994

Camerún venía de ser sensación en 1990 con Roger Milla, Makanaki, Omam-Biyik y demás jugadores de moda. En la Copa del Mundo USA 1994 todos pensábamos que iban a seguir en gráfica ascendente luego de un digno 1982 y un maravilloso 1990; menos de semifinales era FRACASO. Empezaron bastante bien ya que consiguieron un empate 2 a 2 contra la Suecia de Larsson y Brolin, en la segunda fecha perdieron 3 a 0 con Brasil y quedaron en la cornisa hasta que la Rusia de Oleg Salenko (6 a 1) ofició de Nancy Herrera (?).

Post-eliminación no tardó en salir a la luz el desastre organizativo que era la federación y el clima de mierda que había en el plantel; el apuntado por la prensa y compañeros era el arquero Joseph Antoine Bell que había rosqueado para que llegara Henri Michel al banco camerunés a cambio de garantizarle la titularidad y ya en Estados Unidos no paró de pedirle guita a los dirigentes y de manejar la alineación a su antojo. No se bancó la derrota frente a Brasil y se retiró del fútbol después del partido, así que zafó de sufrir la goleada de los rusos. De lo que no zafó fue de la bronca de los hinchas cameruneses que lejos de hacer un poquito de quilombo sin romper nada (?), lo responsabilizaron del fracaso y le prendieron fuego la casa que tenía en la ciudad de Duala.

3) Ernst Jean-Joseph -1974

Tres haitianos son famosos por sus hazañas en los mundiales: Joe Gaejtens por marcar el gol del triunfo estadounidense ante Inglaterra en la Brasil ’50 y Emmanuel Sanon, autor del 1 a 0 parcial contra Italia en Alemania ’74. El otro haitiano famoso es Ernst Jean-Joseph, un moreno elemento que integró el plantel durante la Copa del Mundo Alemania 1974 hasta que su examen antidóping dio positivo. Sin sanción por la FIFA ya que nunca antes habían tenido que actuar en un caso así, la propia delegación haitiana se encargó de castigarlo: expulsión del mundial, paliza de los encargados de la seguridad del plantel (que respondían al Ministro de Deportes) y regreso inmediato a Haití.

¿Ahí se acabó todo?

No, el gobierno de Baby Doc (Papá Doc había desaparecido al mencionado Gaejtens en 1964) no se bancó el papelón mundial y lo mandó dos años en cana, incluyendo en el combo el paquete all inclusive de trabajos forzados. Cumplió la condena y siguió jugando en la selección hasta la década del ’80, para que aprendan esos que renuncian ante la primera segunda derrota contra Chile.

2) Moacir Barbosa -1950

Que decir que no se haya dicho del arquero que defendió a Brasil en el Maracanazo. Nada (?). Pero sacando el detalle del gol al primer palo en la final del Mundial, es uno de los mejores arqueros de la historia de ese país. Ningún brasilero lo niega pero ninguno se arriesga a decirlo a los gritos, no sea cosa de que corran la misma suerte que el pobre Barbosa. Condenado por la sociedad, su vida después de ese gol fue un cúmulo de tristezas ya que era señalado en todas partes como el responsable del día mas triste de la historia brasilera (perdón Getulio).

Se refugió en su familia y en su trabajo como canchero del Maracaná, estadio que cuando modernizó sus arcos le regaló los viejos postes de madera al ex arquero que por supuesto los quemó. En 1993 antes del partido por Eliminatorias contra Uruguay, quiso pasar a saludar a los jugadores de la selección y el viejo forro de Zagallo no lo dejó: 43 años después seguía siendo un paria. Cuenta la leyenda que durante el funeral de su esposa Clotilde en 1997, lloró en el hombro de una amiga de la familia repitiendo que no fue él solo, que ese día jugaron y perdieron once jugadores. Murió en el año 2000, sin un mango y con su hija adoptiva haciéndole el aguante hasta el final.

1) Andrés Escobar -1994

Cerramos con el caso mas emblemático y que refiere al mundial mas mufa de la historia ¿No me creen? Lean:

Chocolatín Castillo se ahorcó en 1997, Marc Vivien Foe la quedó en el 2003 durante un partido de Copa Confederaciones, a Hernán Gaviria lo mató un rayo en el 2002 y el propio Andrés fue muerto a balazos poco después del mundial. Además de esos que murieron mientras todavía eran jugadores activos, hay otros 14 casos de futbolistas que jugaron ese mundial y aparecieron de manera temprana en los homenajes de fin de año.

Colombia llegaba a Estados Unidos con el culo a 220V. Habían cerrado la clasificación con un histórico 5 a 0 en el Monumental, el apoyo de los narcos a sus equipos los tenía siempre peleando arriba en la Copa Libertadores y tenían muy buenos jugadores que venían de hacer un gran mundial en Italia ¿Que podía salir mal? Spoiler: todo.

Entraron pensando que eran campeones del mundo y a los 30 minutos ya iban perdiendo 2 a 0 contra la Rumania de George Hagi. El marcador final fue de 3 a 1 pero el sopapo al ego fue similar a una piña de Tyson. Para la segunda fecha contra los locales estaban todos cagados y ese estado de ánimo se materializó a los 33 minutos con el gol en contra de Andrés Escobar; ahí dejó de ser partido y se transformó en una doma. Los nervios colombianos se veían desde acá (?) mientras el IUESEI IUESEI retumbaba en las tribunas. A los 7 minutos del complemento vino el segundo gol gringo y la eliminación ya estaba ahí, a tiro de sicario. Sobre la hora descontaron los colombianos pero no sirvió para nada, como tampoco sirvió la victoria contra Suiza en la última jornada.

 

En un país que estaba bajo dominio de la mafia y con la violencia a flor de piel, esto era mas que un fracaso; era mucha guita perdida en las apuestas y era quedarse sin excusas para pasar frula a Estados Unidos durante un mes (?), alguien tenía que pagar. El 2 de julio Andrés Escobar salió a bailar, en el estacionamiento del boliche se puteó con unos mafiosos y el chofer de éstos, como buen alcahuete, le metió seis balazos. En 1995 condenaron por el homicidio a Humberto Muñoz a 40 años de prisión que luego bajaron a 26 y terminaron siendo apenas once, mientras que los hermanos Gallón apenas recibieron 15 meses de condena.

Mundial Baldosero: Llegamos

Buenos Aires – Sao Paulo – Frankfurt – Moscú (se puede cantar como el jingle de Norbert Degoas); salida, escalas y destino. Tantas horas de viaje para encontrarnos con nuestra mufa intacta, cientos de peruanos y mexicanos, días que comienzan a las 2 de la madrugada y terminan con la última cerveza. Así empezamos este Mundial Baldosero 2018.

 

Luego de la adaptación y con el cuerpo todavía manejando horarios argentinos, nuestro anfitrión Galo Fernández nos llevó a recorrer parte de la ciudad y de paso nos enseñó un par de estaciones de metro, bien llamadas “El Teatro del Pueblo”. Le tocamos el hocico a Arbarello, vimos un chileno, Bollino nos llevó a un bar, nos patinamos el viático de 3 días y  pusimos a trabajar a Natalio. Otro día del #MundialBaldosero para regocijo del pueblo trabajador.

 

Hoy empieza el mundial, esta noche les contaremos como nos fue en el partido de inauguración.

El deporte y el hombre

Durante la cobertura de los Juegos Olímpicos de Río 2016 compartimos con ustedes la historia de Aleksandar Duric, el bosnio que fue remero en Barcelona 92 y terminó sus días deportivos como goleador histórico de Singapur. Ahora se viene el Mundial y les presentamos a cinco figuras que además de cumplir el sueño de todo futbolista, dejaron atrás el miedo y probaron suerte en otros deportes con desempeños que van desde la baldoseridad hasta la gloria.

5) Michael Owen (1998 – 2002 – 2006)

El mejor jugador joven de la Copa del Mundo Francia 1998 (gracias a Chamot) siempre fue un aficionado al turf (como la mayoría de los ingleses) y luego de su retiro del fútbol en el año 2013 se dedicó de lleno a Manor House Stables, su stud creado en 2007.

Córtame el ligamento, Mick.

Con la compañía de su esposa y de Andrew Black (Betfair), el proyecto hípico fue ganando terreno hasta llegar a su punto máximo en el año 2014, cuando Brown Panther ganó el St Leger (G1, 2800m) en Irlanda. Hasta ahí nada fuera de lo común, se podría decir que era el Coco San Esteban británico, pero en el año 2017 Owen incursionó como jockey y les mató el punto a todos los burreros. Una carrera de beneficencia exclusiva para jockeys amateurs, pactada para el 24 de noviembre en Ascot fue su primera experiencia en lomos de un pura sangre y para llegar en condiciones eso tuvo que entrenar mucho, superar alguna caída y bancarse la exigente dieta de los profesionales de la fusta. Leyendo el resultado podríamos decir no le fue tan mal ya que llegó segundo, pero observando la carrera en el video adjunto vemos que la pierde él: nunca exigió a su conducido y su mayor preocupación fue no caerse. No lo culpo porque no es una profesión fácil pero los boletos me los tuve que meter en el culo.

4) Paolo Maldini (1990 – 1994 – 1998 – 2002)

Subcampeón en la Copa del Mundo USA 1994, fachero y multicampeón con el Milan AC, se retiró de la selección antes del título de 2006 y del fútbol en el año 2009.

Paolo aprovechando los efectos de la localía.

Jubilado y aburrido (otra canción de Los Pericos), le dio por fundar el Miami FC en el año 2015 y contratar a Alessandro Nesta como entrenador. Como no hay ascensos ni descensos en el soccer gringo, siguen jugando en la NASL (segunda división) y tienen como arquero y referente al Indio Vega, el sin manos ese. No conforme con su faceta empresarial, Paolo anda militando en las redes contra el gobierno de Maduro y dos por tres se disfraza de jugador de tenis. El 18 de junio de 2017 junto a su entrenador Stefano Landonio ganaron la Aspria Tennis Cup y clasificaron al Challenger ATP de Milán, donde debutaron frente a la dupla Pel/Bednarek. Quedará marcado el 27 de junio de 2017 como el día en que Paolo Maldini debutó como tenista profesional sin importar que fue despachado en 42 minutos con un doble 6-1, mostrando un nivel mas digno del Tenis Por La Vida que protagonizaba Alberto Olmedo que del circuito ATP.

3) Mariano Pernía (2006)

A pesar de la presión mediática para su inclusión en la lista definitiva de la selección española que disputó la Copa del Mundo Alemania 2006 (había jugado una temporada insólitamente brillante para los que lo teníamos de Independiente), Luis Aragonés se había decantado por Asier del Horno. Cuando faltaba nada para el comienzo de la competencia, el vasco se lesionó y Pernía entró por la ventana, pasando de no convocado a titular en un partido de Octavos de Final.

Hasta octavos, oé.

Después del Mundial su nivel decayó y metió un moonwalking que lo llevó del Atlético Madrid a Tigre en cuatro años. Tras su retiro en 2011, siguió la tradición familiar y se dedicó al automovilismo, empezando en la categoría promocional Fiat Línea Competizione. Debutó con triunfo, poco tiempo después hizo su primera pole position y redondeó un excelente 2011, lo que despertó el interés del presitigoso JP Racing con el que corrió el TC Mouras durante el 2012 hasta el exilio del equipo por sus quilombos con Oscar Aventín. Pasó a Donto Racing y cerró la temporada en el 7º lugar con dos victorias. Siguió la escalera a través del Turismo Nacional Clase 2 y Clase 3 hasta llegar al TC 2000 en el año 2016, categoría en la que compite actualmente (va 4º en el campeonato). Sin llegar al nivel de su padre o de su hermano Leonel, la carrera automovilística de Mariano ha sido muy buena y probablemente esté a un par de volantazos de ganar su primer título.

2) Ivan Perisic (2014)

La participación de Croacia en la Copa Mundial Brasil 2014 fue lamentable ya que quedó afuera en la primera ronda luego de perder con el local, golear a Camerún y perder con México en el partido decisivo. De los pocos que se salvó del escarnio fue el volante del Wolfsburgo, Iván Perisic, que anotó dos goles en tres partidos.

Cero punto y cero punto.

Como todos los nacidos detrás de la cortina de hierro su formación deportiva no estuvo exclusivamente dedicada a una disciplina, así fue que durante sus años mozos en Split, compartió los botines futboleros con las sungas del beach volley. Su ascenso futbolístico lo alejó del deporte de los culos pero en el verano boreal de 2017, mientras descansaba de su segunda temporada en el Internazionale, el futbolista cumplió su sueño de niño y defendió los colores de Croacia en el torneo Porec Major disputado en la costa croata.

Haciendo dupla con Niksa Dell Orco, fueron parte del Grupo A junto a dos equipos norteamericanos y una dupla brasilera que los atendió en la primera fecha: 21-10 y 21-10, en 28 minutos. El primer punto de Perisic fue el descuento 1-4 y quedó para la historia (?). El segundo partido lo perdieron 21-11 y 21-16, en 30 minutos; y cerraron su actuación con otra derrota frente a la dupla estadounidense mas floja: 21-8 y 21-14, en 24 minutos. Con esta actuación la dupla Perisic-Dell Orco ganó 4000 dólares y 180 puntos para el ranking internacional, aunque el futbolista no ha vuelto a probar suerte en las playas.

1) Lev Yashin (1958 – 1962 – 1966 – 1970) 

No descubrimos nada diciendo que fue uno de los arqueros mas grandes de todos los tiempos, tampoco si decimos que sus malas actuaciones en los mundiales privaron a la URSS de -por lo menos- jugar alguna final (su borrachera en el partido vs. Colombia en 1962 es el punto máximo) pero no estamos acá para hablar de fútbol. O sí, pero no tanto.

Nacido en Moscú en el año 1929, tuvo que ponerse a laburar en una fábrica de armas y herramientas a los 12 años, luego de que los nazis invadieran la Union Soviética y el gobierno stalinista creara el plan “Esfuerzo de Guerra” donde todos los aptos para trabajar debían suplir y respaldar a los hombres que marchaban al frente de batalla.

Trezeguet, Bou y Yashin pescando en el Paraná.

Ahí entre hierros y balas, empezó a atajar en el equipo de fútbol de la fábrica y también en el equipo de hockey sobre hielo. Si los arqueros de fútbol son generalmente unos anormales, multipliquen eso por pararse en un arco de hockey sobre hielo: estábamos hablando de un loquito. Confirmando el prejuicio que tiene la sociedad occidental con los arqueros, a los 18 años tuvo que dejar el trabajo en la fábrica de armas por un ataque de nervios; esa deserción laboral lo obligó a alistarse en el ejército para que no lo denunciaran por anti ruso con los cabecillas del Partido Comunista. Un año después, en 1949, los cazatalentos del Dynamo de Moscú que lo habían relojeado cuando atajaba en la fábrica, llamaron al joven para integrarlo al plantel del equipo de fútbol.

Crack en todas las canchas.

Debutó en 1950 a los 21 años, pero los nervios otra vez le jugaron una mala pasada y después de dos partidos calamitosos quedó relegado, io penso positivo perché son vivo perché son vivo cantaba Lev y aprovechó su mal momento futbolístico para despuntar el vicio del hockey. En el equipo de hockey de Dynamo la rompió toda, fue uno de los mejores arqueros de la liga, incluso ganó la Copa Soviética 1953 con su equipo y era uno de los candidatos para atajar en el Mundial de Suecia en 1954 pero ese mismo año se retiraron los dos arqueros titulares de Dynamo y eligió tener su revancha con el fútbol. Mal no le fue (?) ya que además de lograr numerosos títulos, cambió la forma de juego de los arqueros, se transformó en leyenda y su apellido aún perdura en las tribunas cuando algún hincha sorprendido por la actuación del arquero rival suelta “este muerto contra nosotros parece Yashin”. La cara bonita de la televisión rusa (?), nos acercó este video que compartimos con ustedes:

Especiales: El Falso Cavani

En Uruguay si nacés en el departamento de Salto y te dedicás al fútbol profesional, inevitablemente te van a comparar con Suárez y Cavani. Si a todo eso le sumás una promisoria carrera en inferiores y un parecido físico increíble con el Edinson, todo lo que no logres de los 20 años en adelante se verá como un fracaso.

No debe ser para cualquiera cargar con esa cruz y si no que le pregunten a Ruben Daniel Bentancourt Morales, delantero nacido en 1993 en la misma ciudad que El Pistolero y el amigo de Jesú, que a los 20 años ya jugaba en el PSV Eindhoven y apuntaba a consolidarse en la elite europea.

No le fue bien en Holanda al socías de Cavani, que también empezó en las inferiores de Danubio como el original y sin debutar en Primera División armó las valijas en el invierno de 2011 para acoplarse a la reserva del PSV. En Eindhoven jugó el torneo sub21 de la temporada 2012/13, culminando con 4 goles en 44 partidos.

A pesar de la magra cosecha, en 2013 fue citado para defender a la celeste en el Sudamericano sub 20 disputado en Argentina, donde anotó un gol y luego integró el plantel que perdió la final contra Francia en el mundial de Turquía. En tierras otomanas anotó 1 gol en los 23 minutos que ingresó contra Uzbekistán.


Luego de la experiencia mundialista, siguió por 6 meses mas en el Jong PSV Eindhoven donde la metió apenas una vez en los 19 partidos que disputó en la Segunda División de la Jupiler League. A mitad de temporada, cambió de aires y fichó por el Atalanta que pagó 1.5 millones de euros para tener al “Clon de Cavani”, porque además de su parecido físico también tenían los mismos movimientos, la misma melena y la misma puntería las mismas ilusiones. En el primer semestre de 2014 solo vio el verde césped en 3 oportunidades (todas saliendo desde la banca) antes de ser enviado a préstamo al Bologna que en la temporada 2014/2015 deambulaba en la Serie B.

En la ciudad universitaria no le fue mucho mejor, ya que jugó un puñado de minutos entre liga y Coppa Italia por lo que al finalizar la temporada emprendió el regreso al paisito, buscando continuidad y goles, esos que no convertía en sus clubes desde mediados de 2013. Defensor Sporting fue el equipo que lo acogió a mediados de 2015 y en los 8 partidos que disputó en el Torneo Apertura pudo recuperar el ritmo futbolístico pero no los goles; así que finalizada la campaña con los Tuertos volvió a Bérgamo a negociar otro préstamo con los dirigentes de Atalanta.

El equipo elegido para empezar el 2016 fue el Arezzo de la Serie C (Lega Pro como se llamaba en esa época) y ahí, casi 3 años después de su último grito de gol, se volvió a encontrar con el arco. En el equipo de Toscana jugó 31 partidos entre liga y copa, anotando 4 goles todos por el torneo de ascenso; un número de mierda a simple vista pero si lo comparamos con los 11 goles que hizo el 5to goleador del torneo y los 33 que anotó su equipo en 34 fechas, no está tan mal.

Terminado su contrato con Atalanta y sin clubes europeos interesados por su ficha, Bentancourt armó las valijas a mediados de 2016, compró un pasaje para Argentina y se incorporó a Defensa y Justicia que tenía a Besacheque Beccacece como entrenador. La noticia fue furor en los medios chilenos que estaban en pleno efecto Jara, pero no fue furor en Florencio Varela ya que no logró jugar ni un minuto con el Halcón.

En diciembre del mismo año, rescindió el contrato y armó las valijas para mudarse a la ciudad de Paraná en Brasil. En el Paraná Clube jugó muy pocos partidos, así que en el invierno de 2017 regresó a su patria para vestir la camiseta del equipo gerenciado por Vicente Celio (sí, el mismo): el casi descendido Sud América.

Durante el Clausura 2017 se reencontró con la titularidad y con el arco ya que la metió 5 veces en 9 partidos, duplicando la cantidad de goles convertidos por Lucas Viatri en Peñarol. El club, popularmente conocido como LA IASA, es su octava estación futbolística en 24 años de vida; así que podemos deducir que al no igualar la carrera del Cavani original, su objetivo será comerle el récord al Loco Abreu.

Bonus track:

Etiquetas: Peñarol con Doble Uruguaya

A comienzos de 2001, el Club Atlético Peñarol estaba en reconstrucción después de haber conseguido el segundo quinquenio de su historia entre 1993 y 1997. La transición venía siendo dura en cuanto a resultados (un título en cuatro temporadas) y también en el tema comercial.

Parmalat, su sponsor durante los años dorados, estaba en pleno declive y no había renovado su contrato después del título de 1999.  SportsYa, auspiciante en 2000, había entrado en la crisis irreversible de los .com que terminó con varios sitios pioneros de la web en la bancarrota. Por ese motivo, Peñarol regresó al signo de interrogación que había aparecido en la camiseta luego de la rescisión de Parmalat.

La original estratagema (?) dio sus frutos cuando, en mayo de ese mismo año, Fábrica Nacional de Cervezas firmó un contrato por tres temporadas para que una de sus marcas apareciera en la casaca manya. De esa manera, se pretendía darle un salto de popularidad a uno de sus productos más antiguos: la Doble Uruguaya.

Whilem Sommers, el alemán cliente de Cervecería Uruguaya que terminó siendo marca registrada.

Esta cerveza era una de las más añejas, ya que su primera producción data de la segunda mitad del siglo XIX, cuando la Cervecería Uruguaya (fundada en 1866) lanzó la Uruguaya (cruda) y la Doble Uruguaya (fermentada). La Doble fue líder del mercado durante la existencia de la cervecería e incluso siguió siendo el estandarte cuando pasó a ser parte de Fábrica Nacional de Cervezas, en 1932.

En la década del 50 se dejó de producir la cruda, afirmándose el liderazgo de su hermana, pero a fines de la década del 60 y a principios de los 70, todo cambiaría. La necesidad de renovación en un mundo que estaba cambiando social y políticamente (aunque no se pueda creer, también llegó a un Uruguay que ya estaba dominado por el Plan Cóndor), facilitó la desaparición de la Doble Uruguaya como marca insignia de FNC y la irrupción de Pilsen en el mercado masivo.

La cerveza empezó un declive interminable que terminó casi en la interrupción de la marca, hasta que en 1995 la fábrica decidió que era tiempo de revivir su primer éxito, pero el intento fue un fracaso que duró apenas dos años.

Hubo otro re lanzamiento de la Doble en 2001, acompañado por un contrato de tres años con Peñarol. El resultado no fue el esperado: a pesar de que Doble Uruguaya prometía regalar 1000 camisetas aurinegras y era la birra más barata del mercado, también es cierto que era horrible, así que no sumó nuevos adeptos como para prolongar su estancia en las góndolas.

A tono con el sabor de su auspiciante, Peñarol perdió el título del 2001 por razones futbolísticas y el título del 2002 por culpa de su hinchada, ya que arrastró 3 puntos de descuento por incidentes que le hubieran permitido ganar el Clausura.

Vale destacar que ese año se dio el único gran triunfo de Doble Uruguaya en la camiseta del manya: su logo quedó inmortalizado en los únicos 3 goles hechos por Joseph Akongo, el camerunés que nadie supo de donde salió ni adonde se fue.

Para hacer el golpe mas doloroso aún, en ambas temporadas fue campeón su clásico rival, el Club Nacional de Football.

Al término del Apertura 2003 y luego de otro fracaso deportivo, el acuerdo llegó a su fin cuando habían pasado 2 de los 3 años de contrato. Para el Clausura de ese año, llegaron los dólares de Pirelli (con José Luis Chilavert) y el carbonero logró romper la racha adversa.

Para finalizar, debemos señalar que después de pasar dos años en el pecho de los aurinegros, Doble Uruguaya dejó de existir como marca, sufriendo el mismo camino que sus antecesores: Parmalat y Sports Ya! ¿Camiseta mufa? Para pensar.

Especiales: Las piernas de Maradona

Una medianoche, en el extinto Mar de Fondo, entrevistaron a Diego Maradona y posteriormente Alejandro Fantino confesó que no logró concentrarse durante el programa porque quedó hipnotizado con la pierna izquierda del Dié y no dejó de mirarla ni diez segundos.

Las Piernas de Maradona, al igual que las de María Concepción César (?), son patrimonio cultural argentino y en 1994 representaron el dolor de toda una nación cuando el hermano de Lalo inmortalizó la frase “Me cortaron las piernas” luego del positivo en el Mundial de Estados Unidos.

Quince años después en un bosque de Canals, provincia de Córdoba, unos flacos que estaban recreando “Secreto en la Montaña” de campamento encontraron Las Piernas de Maradona tiradas entre unos troncos y por asociación directa se las ofrecieron a Cristian Nasutti con la promesa de ponerlo en El Gran DT.

Este aviso tuvo dos futbolistas como protagonistas: Cristian Nasutti y Damián Giménez. Al ídolo de River (?) se lo puede ver claramente colgando del ángulo un tiro libre. Al otro encarnando el papel mas importante del comercial: Las Piernas de Maradona.

Damián Corto Giménez es un volante central que nació en 1984 y, al igual que el Diego de la gente, hizo las inferiores en Argentinos Juniors, club en el que se mantuvo hasta el año 2005, cuando pasó a Comunicaciones, que en esa época peleaba el descenso en la B Metropolitana.

En el año 2007 bajó una categoría para defender los colores de General Lamadrid, donde los hinchas después de ver el aviso de El Gran DT flashearon al ver a Las Piernas de Maradona repartiendo mil murras en el mediocampo y esperaron en vano que Las Piernas de Giménez justificaran el nombre artístico.

El Corto se quedó hasta el 2010 en el Carcelero,  que en la temporada siguiente lograría el último ascenso de su historia a Primera B, confirmando la teoría de Humberto Grondona.

En La Matanza suena como el sucesor de Verónica Magario (?)

El doppelgänger maradoneano pasó a Ferrocarril Midland, club que defendió con entrega y violencia bien entendida hasta la temporada 2012/13. Luego se unió a Juventud Unida, que estaba en el último escalón de AFA.

En el Lobo Rojo fue capitán y figura fundamental del histórico ascenso a Primera C, categoría que parece ser su lugar en el mundo y donde Las Piernas de Giménez destacan por su juego áspero y rudo.

Desde 2015, es una de las figuras mas destacadas de Deportivo Laferrere y según sus propias palabras intentó corregir su pasión por los roces y el juego físico. Este año, el Villero hizo una temporada para el olvido y el Corto es de los pocos que se salva del incendio, frase que conociendo a la barra del equipo puede dejar el sentido figurado en cualquier momento.

Bonus Track:
No conforme con hacer de Maradona en el año 2009, tres años después hizo del Chelo Delgado (?) en este aviso de Nutregal donde le pone un centro de película a Martín Palermo, que define el partido sobre la hora.