#11Baldoseros

S√≠, se√Īor. Estamos cumpliendo once a√Īos, pero esta vez no nos vamos a poner sensibles (?), por lo tanto decidimos armar nuestro 11 ideal, con jugadores que han hecho historia en este sitio.

Los amigos de Paladar Negro (muy recomendable, si es que ya no lo conocías) armaron esta gráfica con nuestra formación, que incluye suplentes, DT y ayudante. Un lujo.

Por supuesto que hay muchos más baldoseros, así que te invitamos a que nos des tu propio equipo. Pensamos robar con esto toda la semana, así que tenés tiempo. Te leémos, putito.

Duda existencial N¬ļ 210

¬ŅTodos los Schiavi salen a quebrar?

¬ŅC√≥mo te Dicen?: Eduardo “Mataputo” Berizzo

A comienzos del a√Īo 2000, s√≥lo una situaci√≥n nos sorprendi√≥ m√°s que la nunca aparici√≥n del Apocalipsis y el posterior final de la civilizaci√≥n tal cual la conocemos‚Ķ Y aquello fue el regreso de Eduardo Berizzo a River Plate -a pr√©stamo y con el pase en su poder- ya que el Olympique de Marsella franc√©s lo hab√≠a dejado en libertad de acci√≥n tan s√≥lo seis meses despu√©s de haber gastado millones para contratarlo. Extra√Īo‚Ķ

Zaguero central, lateral izquierdo y hasta volante central de jerarqu√≠a internacional, el cordob√©s fue parte importante tanto de aquel Newell¬īs de Marcelo Bielsa como del hist√≥rico Millonario de Ram√≥n D√≠az de mediados de los noventa. Tras haber jugado entremedio en M√©xico, su postergada venta a Europa ocurri√≥ a mediados de 1999, cuando firm√≥ para el conjunto marsell√©s en compa√Ī√≠a de sus compatriotas quemeros Daniel Montenegro y Pablo Calandria.

Una vez en Francia, El Toto fue titular indiscutido en un equipo donde tambi√©n estaban: William Gallas, Robert Pires, Iv√°n De La Pe√Īa, Stephane Dalmat, Fabrizio Ravanelli y Christophe Dugarry, entre otras figuras multi√©tnicas. Con la destituci√≥n de Roland Courbis -el t√©cnico que lo pidi√≥- y la llegada de Bernard Casoni nada cambi√≥ para Berizzo. Eso claro, hasta la jornada 19 cuando, tras una derrota por 5 a 1 ante Saint Ettiene, fue separado de la titularidad, del plantel y hasta se le dio el pase en su poder. Un despido como pocas veces se vio en la historia del f√ļtbol mundial.

Por aquellos d√≠as y ante lo extra√Īo de la situaci√≥n, Berizzo le dio algunas declaraciones al Topo L√≥pez que le sumaron bastante misterio al asunto: ‚ÄúPerd√≠ el puesto por cuestiones personales. Le expliqu√© algunas cosas al entrenador y no volv√≠ a jugar m√°s. Pero que quede claro que no tuvo nada que ver con mi nivel de juego ni con mi posici√≥n en la cancha. Nunca voy a divulgar nuestra charla, aunque ser√≠a muy conveniente para mi si contara lo que hablamos‚ÄĚ.

Algunas semanas despu√©s, el diario mexicano La Cr√≥nica de Hoy quiso esclarecer el panorama publicando en exclusiva unas pol√©micas declaraciones atribuidas al jugador, las cuales tuvieron un l√≥gico rebote en Europa: ‚ÄúMe march√© de Francia por que viv√≠a entre homosexuales. Lo mismo te tocan el muslo o una nalga para ver si les das una se√Īal. El f√ļtbol franc√©s est√° lleno de tipos rudos dentro del campo, pero que afuera se les cae la mano. Me causa repulsi√≥n que un homosexual se ba√Īe en tu ducha, que te vea las nalgas con deseo y que se emocione ¬°Qu√© asco! Prefiero jugar al lado de un drogadicto que de un homosexual porque las drogas te transforman pero no te degeneran‚ÄĚ.

Si bien la sociedad francesa fue rotulada por diversos soci√≥logos como la m√°s libertina del mundo en cuanto a lo sexual, es dif√≠cil creer que palabras tan crudas y poco inteligentes por tratarse de un personaje p√ļblico hayan salido de la boca de Berizzo, a quien las publicaciones de los noventa se√Īalaban como un ‚Äúintelectual‚ÄĚ por ser el √ļnico futbolista que le√≠a los diarios y sab√≠a usar la computadora.

Esto tampoco significa, claro, que de alguna manera el jugador no crea esas palabras ya que, as√≠ y todo, quien esto escribe recuerda que cuando se toc√≥ el tema en el programa ‚ÄúTribuna Caliente‚ÄĚ, El Toto manifest√≥ que en Francia hab√≠a ‚Äúunos cuantos raritos‚ÄĚ para delicia de Cherquis Bialo, El Chavo Fucks, Guillermo Nimo y El Nene Sanfilippo.

En fin, la o las causas por la cual el Olympique de Marsella le regaló el pase valuado en tres millones de dólares a uno de sus jugadores seis meses después de haberlo adquirido quedará, in eternum, en el salón de las leyendas urbanas.

Tras manifestar en varias ocasiones que nunca dijo aquellas palabras y despu√©s de una querella en contra del periodista de la cual nunca se supo m√°s nada, hoy, cuando su nombre suena para suceder a Marcelo Bielsa cuando √©ste deje al Olympique de Marsella, miles de fiesteros j√≥venes franceses aguardan la futura llegada de Eduardo Berizzo con un grito de guerra: ‚Äú¬°Droit Au But, Mataputo!‚Ä̂Ķ

Baldosa Vieja: Horacio Granero


Horacio Granero

Hay jugadores que nacieron antes de tiempo. En épocas de transferencias millonarias, hoy valdrían un dineral. Y podrían jugar en los mejores equipos del mundo. Por eso, es factible que se lamenten por no haber jugado en esta época. Pero también están los otros, los que por sus errores o records negativos serían objeto de burlas en todo el planeta, vía You Tube. Y las estadísticas, hoy en día tan en boga (?), se encargarían de destrozarlos. Ellos, probablemente, se alivien de haber pisado las canchas cuando las transmisiones televisivas no estaban debidamente desarrolladas.

El arquero uruguayo Horacio Granero hab√≠a jugado en su pa√≠s en Central Espa√Īol. Tambi√©n acreditaba un breve paso por su Selecci√≥n Nacional, siendo testigo directo del debut de un tal Obdulio Varela con la Celeste, en un partido frente a Chile por el Campeonato Sudamericano de 1939. Con esos antecedentes, lleg√≥ a Atlanta en 1941 junto a sus compatriotas Dalmiro Far√≠as y General Viana (s√≠, se llamaba General).

El tema es que Granero arranc√≥ como titular. Poco le durar√≠a ese privilegio: totaliz√≥ tres partidos y lo mandaron de vuelta al paisito. ¬ŅQu√© pas√≥? Que en esos 270 minutos recibi√≥‚Ķ ¬°18 goles! En la primera fecha, el Bohemio recibi√≥ a River, que ven√≠a de terminar tercero el a√Īo anterior. El Millonrio gan√≥ f√°cil, 5 a 0. En la segunda fecha, Atlanta visit√≥ al Boca (defensor del t√≠tulo) y volvi√≥ a perder por goleada, esta vez por 7 a 2. En la tercera fecha, ante Estudiantes, como local, sucedi√≥ un hecho hist√≥rico: el encuentro finaliz√≥ igualado 6 a 6, el empate m√°s abultado de la historia del profesionalismo.

Evidentemente, a Granero lo liquidó el promedio de un gol en contra cada 15 minutos. Los dirigentes se dieron cuenta que no cumplía con los expectativas y decidieron prescindir sus servicios. Muy perspicaces. Y eso que todavía no existía Mister Chip (?).

Liendo Luis

Luis Antonio Liendo Asb√ļn

Muestra testigo del semillero Xeneize de la d√©cada de los noventa -donde en el puesto de volante central no surg√≠a ni por casualidad un Andr√©s Cubas ni un Pichi Erbes y mucho menos un Gago, Banega o Battaglia- el boliviano Luis Liendo (25/02/1978) apareci√≥ en la Primera de Boca Juniors gracias al incansable motor de la solidaridad. Aqu√≠ su olvidado paso por nuestro f√ļtbol‚Ķ

Hijo de un ex futbolista argentino y de madre boliviana, con origen palestino, pero nacido en La Serena, Chile; la posibilidad de tener otro futbolista de origen inentendible a lo Trezeguet se cristaliz√≥ cuando Liendo se decant√≥ por la nacionalidad altipl√°nica. Con 18 a√Īos reci√©n cumplidos y tras hacer sus primeros palotes en Chaco Petrolero, su padre se lo trajo a probar suerte a la Argentina, donde ya ten√≠a todo cocinado para jugar en Platense pero, tras una prueba en Casa Amarilla, Jorge Griffa lo invit√≥ a sumarse a Boca Juniors, donde obviamente iba a sentirse como en su casa (?).

Y así, a fines de abril de 1998, un Bambino Veira en la cuerda floja lo sumó a una delegación que viajó al Chaco para llevar donaciones ante las trágicas inundaciones que sufrió esa Provincia y para jugar dos partidos de medio tiempo contra Huracán Corrientes y contra Chaco For Ever. Liendo apareció en la delegación para suplir la ausencia de Riquelme quien, aunque pocos lo recuerden, ya estaba proscripto por el entrenador y apartado del plantel por temas contractuales. Además de tener en ese entonces poca onda con la gente, como para acabar con el chamuyo del Romance Eterno

En fin, volviendo a ese viaje, nuestro homenajeado particip√≥ del primer mini encuentro ‚Äďvictoria 2 a 0 sobre los correntinos- cuya formaci√≥n Xeneize fue con: C√≥rdoba; Solano, Berm√ļdez, Hern√°n Florent√≠n y Matell√°n; Fernando Navas, Liendo, Serna (de enganche) y Emanuel Ruiz, Caniggia y Guillermo Barros Schelotto. ¬ŅC√≥mo le fue? Ni idea, pero seg√ļn el Diario Clar√≠n, el pibe fue uno de los m√°s destacados de la jornada. Tras aquel, su gran momento de fama, el volante volvi√≥ a la Reserva y aguard√≥ a Carlos Bianchi, quien le dijo: ‚ÄúGracias, felicidades y hasta nunca‚ÄĚ.

Lo curioso del asunto por tratarse de un jugador desconocido y con escasa experiencia, es que el Bambino Veira lo apoy√≥ como hizo con tantos otros j√≥venes en el pasado y a mediados de 1999 lo incluy√≥ en la lista de Bolivia que particip√≥ de la Copa Am√©rica de Paraguay junto a exponentes de la generaci√≥n dorada de ese pa√≠s como: El Diablo Echeverry, Platini S√°nchez, Cristaldo, Pe√Īa y Quinteros. Liendo solo jug√≥ 8 minutos contra Per√ļ en el segundo encuentro, perdi√≥ una marca a los 42 minutos y permiti√≥ el gol de Ysrael Zu√Īiga que decret√≥ la victoria final de los incaicos por 1 a 0. Completito‚Ķ

Después de eso, el volante se sumó al Bolivar (1999/2000) y entre medio volvió a sentir todo el apoyo del Bambino, quien lo puso de titular en el Preolimpico de Londrina, donde Bolivia fue eliminada en Primera Ronda producto de 4 derrotas en igual cantidad de encuentros.

Tras un paso semestral por The Strongest (2001), Liendo inici√≥ un recorrido por la Segunda y la Tercera Divisi√≥n de Italia que lo llev√≥ por Ascoli (2001/02), Taranto (2002/03), Spezia (2003/04), Novara (2004/06) y Gela (2006/07). Despu√©s se fue a Estados Unidos para jugar para Atlanta Silverbacks (2007/08) de la NASL y finalmente regres√≥ a Bolivia para defender los colores de La Paz F.C (2008/09), Universitario de Sucre (2009/13) y Sport Boys Warnes (2013/14), donde fue compa√Īero y colg√≥ los botines junto al Bichi Fuertes, al Ogro Fabbiani (¬Ņo no?) y a Evo Morales.

Hoy, Luis Liendo est√° recientemente retirado, trabaja como representante en Bolivia de una empresa yankee que busca nuevos talentos y hace el curso de entrenador por Internet. Adem√°s, destaca en cuanta entrevista conceda unos ficticios 4 partidos jugados para Boca por el campeonato local junto a un supuesto paso por el Real Madrid Castilla o ‚ÄúReal Madrid B‚ÄĚ en alguna parte del a√Īo 2000, dato que -tras buscar en todos los registros, diarios y formaciones de los a√Īos 1999,2000 y 2001 y tras hablar e intercambiar material con historiadores y foreros espa√Īoles especializados en ese equipo- nos otorga el beneficio de la duda‚Ķ beneficio de la duda que vamos a utilizar a nuestro favor, a no ser que el aludido presente pruebas. Mentiros√≠n, mentiros√≠n‚Ķ

 Page 1 of 580  1  2  3  4  5 » ...  Last » 
Necesit√°s Flash Player 8
Necesit√°s Flash Player 8



Powered by Wordpress   |   Lunated es un diseño de ZenVerse